IFT debe interponer controversia constitucional contra padrón de celulares: Consejo Consultivo

El Consejo Consultivo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) recomendó al regulador que promueva una controversia constitucional contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

“Este Consejo Consultivo considera que el decreto genera una afectación a la esfera competencial del IFT al obstaculizarle la promoción del desarrollo eficiente del sector de radiodifusión y telecomunicaciones garantizando los derechos de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones”, indica el documento.

El Consejo agrega que el decreto que modifica la Ley federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión impide que el instituto ejerza de manera adecuada sus atribuciones para garantizar el derecho de acceso a las telecomunicaciones.

“Condicionando el ejercicio de éste y otros derechos humanos interdependientes a la entrega de datos personales y biométricos con fines de una política de seguridad pública”, subraya.

Además, menciona que se violan otros derechos fundamentales como el de la presunción de inocencia.

Los consejeros que votaron a favor de la recomendación fueron: Sara Gabriela Castellanos Pascacio, Isabel Clavijo Mostajo, Ernesto M. Flores-Roux, Gerardo Francisco González Abarca, Erik Huesca Morales, Luis Miguel Martínez Cervantes, Jorge Fernando Negrete Pacheco, Lucía Ojeda Cárdenas, Euridice Palma Salas, Fabiola Alicia Peña Ahumada y Salomón Woldenberg Esperón.

Se abstuvieron de votar Mario de la Cruz Sarabia, Salvador Landeros Ayala, María Catalina Ovando Chico y Armida Sánchez Arellano.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL

Inai protegió a telefónicas, no la seguridad: SSPC

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), “atendió intereses de las telefónicas y no la seguridad con su decisión de impugnar la ley”, señaló el subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Ricardo Mejía Berdeja.

La dependencia difundió un mensaje del funcionario en el que señala: “la decisión del Inai de impugnar la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil obedece a intereses de las empresas, pues el registro busca combatir los delitos de extorsión, secuestro, trata y en general todas las actividades de operación de los grupos criminales”.

Explicó que cada persona tendrá el control de su identidad y los archivos serán responsabilidad del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la protección de datos estará a cargo del Inai.

“La resolución del Inai sólo acredita la decisión de este órgano por ajustarse a los intereses de las telefónicas, favorecer un modelo favorable a los delincuentes.

“Este órgano debe actuar con responsabilidad, asumir su función, dejar la indolencia y trabajar para proteger los datos personales en posesión de particulares y los sujetos obligados”, insistió.

Mejía Berdeja aseveró que existe confianza en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que, en beneficio de las víctimas del delito y la seguridad de la población, confirme la constitucionalidad del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Agregó que detrás del rechazo están involucradas las empresas telefónicas cuando actualmente solicitan los datos a quienes adquieren una línea de renta fija piden los datos personales.

“El problema de fondo son los modelos de telefonía de prepago por medio de los cuales nadie sabe quién los está comprando, por lo que ha permitido que los delincuentes se dediquen a hacer llamadas de extorsión, entre otras conductas criminales”, expuso Mejía Berdeja.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Seis meses, para crear padrón de telefonía

Una vez que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) emita las reglas, los concesionarios de telecomunicaciones tendrán seis meses para integrar el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el cual deberá incluir los datos de usuarios de telefonía celular, entre ellos los biométricos como huellas dactilares y de reconocimiento facial e iris.

Las personas físicas y morales, usuarias de telefonía móvil, deberán entregar su información personal para mantener activas sus líneas y de no hacerlo, éstas serán suspendidas.

El sábado fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el decreto aprobado por el Congreso por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El IFT deberá de expedir las disposiciones administrativas para la debida operación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el cual es una base de datos con información de las personas físicas o morales titulares de cada línea telefónica móvil que cuenten con número del Plan Técnico Fundamental de Numeración, “y cuyo único fin es el de colaborar con las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia en asuntos relacionados con la comisión de delitos en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables”, señaló el decreto.

Asimismo, el instituto tendrá a su cargo el Registro Público de Telecomunicaciones, el cual estará integrado por el Registro Público de Concesiones, el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil y el Sistema Nacional de Información de Infraestructura.

Para integrar el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, los concesionarios deberán identificar el nombre, nacionalidad, domicilio, número de identificación (INE o CURP) y número de línea telefónica móvil de cada usuario; fecha y hora de la activación de la línea telefónica móvil adquirida en la tarjeta SIM, así como los datos biométricos del usuario. También deberán identificar si la línea es de pospago o prepago.

Los concesionarios de telecomunicaciones registrarán la información relativa a altas, bajas, y demás movimientos asociados a la línea telefónica móvil, que permitan mantener actualizado el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

“El usuario titular del servicio que no reconozca como propio un número de línea telefónica móvil vinculado a su nombre o denominación social, podrá solicitar al Instituto, al concesionario de telefonía o, en su caso, al autorizado, la actualización de la información correspondiente o su baja del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil de conformidad con lo establecido en las disposiciones administrativas aplicables”, detalló.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Alerta CDHCM sobre riesgos del padrón de celulares

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México alertó sobre las implicaciones de privacidad y datos personales del padrón nacional de usuarios de telefonía móvil, aprobado recientemente en el Senado de la República.

En la presente reforma no sólo no existe un nexo causal entre el registro de información y la reducción del delito que justifique la medida, sino que además se está poniendo en riesgo la democratización de la telefonía para las poblaciones más aisladas, advirtió.

Consideró que es grave el fijar una obligación de proveer estos datos con actores privados como las compañías telefónicas, como intermediarias y sin controles, en vista de la sensibilidad previamente establecida.

El Estado, señaló, debe proteger la privacidad de una población que de por sí se encuentra inmersa en un contexto de digitalización en el que sus datos personales son perseguidos como uno de los bienes más valiosos comercialmente.

La CDHCM consideró que la tendencia percibida desprotege y amplía las posibilidades de uso incorrecto de los datos por parte de particulares, por lo que hace un llamado a repensar la pertinencia de esta clase de acciones y a exigir a las autoridades correspondientes la emisión de normatividad e implementación de políticas respetuosas de los derechos humanos de todas y todos.

Recientemente se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, mediante el cual se crea el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

El proyecto se aprobó en el Senado con 54 votos a favor, 49 en contra y 10 abstenciones, con el fin de reducir las tasas de delitos que se cometen con la utilización de teléfonos celulares, tales como extorsión y secuestro.

La base de datos de las personas físicas; sin embargo, incluirá número de línea telefónica móvil, fecha y hora de la activación, nombre completo del usuario, nacionalidad, número de identificación oficial con fotografía y Clave Única de Registro de Población de la persona titular de la línea, y datos biométricos.

De manera particular, puntualizó, preocupa que el catálogo de datos, cuyo acceso se discute en el foro público, va en aumento, para abarcar información biométrica y de geolocalización, y las implicaciones no son menores, al ser algunos de estos datos personalísimos, tal como la huella digital y los rasgos faciales.

Mencionó que, ha identificado desde el inicio del presente año un patrón normativo claro de recolectar datos personales sin consideraciones de razonabilidad y proporcionalidad.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

“Registro no es suficiente para enfrentar al crimen”

Tras la aprobación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil en el Senado de la República, especialistas advirtieron riesgos en el tema de la privacidad y la seguridad, pues se trata de una base de datos más grande que el padrón electoral a partir de información recabada por empresas privadas y a cargo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Consideraron que el padrón podría no ser suficiente para enfrentar al crimen organizado, pues dijeron que la delincuencia organizada tiene múltiples alternativas para eludir esta base de datos, avalada por el Congreso de la Unión en sus dos cámaras.

Luis Fernando García, director de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), mencionó que la delincuencia organizada tiene múltiples alternativas para eludir el padrón aprobado por el Senado.

“Puede usar chips de telefonía de Estados Unidos, usar sistemas de voz sobre protocolo de internet (VoIP) similares a Skype, desde donde se pueden hacer llamadas y modificar el número que aparece en el identificador, clonar tarjetas SIM, robar teléfonos, obligar a personas a registrar teléfonos a su nombre y entregarlos”, dice García.

Advierte que este padrón es riesgoso, pues la iniciativa menciona que se presumirá que las llamadas salidas de un número celular son de la persona registrada, por lo que se tendrán presuntos culpables acusados y desperdiciando recursos de investigación que no son reales.

El mayor riesgo son los temas de la privacidad y la seguridad: “El padrón, por ser una base de datos gigantesca, centralizada, la más grande de la historia del país, un padrón biométrico más grande que el electoral, significará grandes riesgos a la seguridad y a la privacidad”, destaca el director de R3D.

En México hay 126 millones de líneas de telefonía móvil frente a 93.9 millones de personas que están registradas ante el INE,  lo que significa un padrón con datos personales y biométricos de prácticamente toda la población.

Jorge Fernando Negrete, presidente de Digital Policy and Law, coincidió en que esta iniciativa invita a la creación de un mercado negro de SIM en México y de evasión masiva y sistemática a la ley, el cual pondrá en vulnerabilidad a
las políticas públicas del Estado mexicano.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL

Supeditan telefonía a dar biométricos; Senado discute la minuta en comisiones

Las personas que tengan un teléfono celular estarán obligadas a registrar sus datos biométricos, incluso los representantes legales de las empresas que utilizan estos aparatos de comunicación para sus empleados, pues junto con el domicilio y la credencial para votar serán requisitos ineludibles para el uso de las 119 millones 179 mil 221 líneas que existen en todo el territorio nacional.

Los usuarios de esas 119 millones 179 mil 221 líneas estarán obligados a acudir ante las empresas de telefonía que les dan el servicio, con la tarjeta SIM y toda la documentación solicitada; de no hacerlo, se les cancelará el servicio totalmente.

Con el “único fin” de combatir el crimen, el Senado se alista a concretar la creación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, en medio de la polémica que registró hace sólo tres meses la Cámara de Diputados, cuando avaló el nacimiento de este padrón, que de acuerdo con especialistas, atenta contra la presunción de inocencia y los datos privados de los mexicanos.

Las comisiones unidas de Comunicaciones y Transportes y de Estudios Legislativos del Senado se alistan para discutirlo y avalarlo, después de realizar una sesión de trabajo con los representantes de las compañías telefónicas que operan en México; con integrantes del Instituto Federal de Telecomunicaciones y con el Subsecretario de Seguridad Pública del gobierno federal, Ricardo Mejía.

De acuerdo con la información del Instituto Federal de Telecomunicaciones, en México existen 119 millones 179 mil 221 líneas de teléfono celular; de ellas, 99 millones 248 mil 945 son de prepago, lo que representa el 83.3%, mientras que 19 millones 930 mil 276 son de contrato anual o de pospago, lo que implica sólo 16.7%, por lo que diversos expertos consideran que el registro de las líneas es inoperante, como lo demostró la experiencia fallida del ahora inexistente Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Celular (Renaut), creado durante el gobierno de Felipe Calderón.

La minuta de la Cámara de Diputados deja en claro que el nuevo padrón tiene “el único fin” de ayudar en el combate al crimen.

“El Instituto expedirá las disposiciones administrativas de carácter general para la debida operación del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, el cual es una base de datos con información de las personas físicas o morales titulares de cada línea telefónica móvil que cuenten con número del Plan Técnico Fundamental de Numeración y cuyo único fin es el de colaborar con las autoridades competentes en materia de seguridad y justicia en asuntos relacionados con la comisión de delitos en los términos de las disposiciones jurídicas aplicables”, dice la minuta.

Así, el IFT asumirá la autoridad de crear este registro, que “será obligatorio para el usuario, quien deberá proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y datos biométricos, para la activación del servicio de la línea telefónica móvil, en términos de lo establecido en la presente Ley y en las disposiciones administrativas de carácter general que al efecto emita el Instituto.

Con información vía Excélsior