Por un periodismo que nos ayude a construir la paz en México

En el primer día del foro internacional de periodismo y Construcción de Paz en México sirvió de como una catarsis llena de preguntas acerca del quehacer periodístico. Un diálogo en torno a la vulnerabilidad de periodistas al ejercer su labor, su protección y cómo garantizar la libertad de prensa.

En la reunión a la que acudieron también periodistas desplazados por su trabajo, el coordinador de Programas de acogidas temporales de la Asociación Taula Per Mèxic, Arturo Landero, destacó que el encuentro celebrado en el Centro Cultural Bella Época de Fondo de Cultura Económica se hace en México con el propósito de analizar los avances en el acompañamiento de periodistas desplazados. 

Landero explicó en entrevista con Pie de Página que el encuentro servirá para entender el contexto de violencia en que trabajan los periodistas mexicanos:

“Vemos avances en el proceso de acompañamiento de los compañeros, comparado a cuando llegan al programa de acogida temporal de Taula Per Mèxic”. 

A través de un mensaje vía digital, el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas Para los Derechos Humanos en México, Guillermo Fernández Maldonado, destacó el incentivo que representa la impunidad para que no se cumplan las leyes y continúen las agresiones hacia periodistas.

El derecho a guardar silencio

Después vendrían las palabras de Daniela Rea, una de las fundadoras de la Red de Periodistas de a Pie e integrante de Pie de Página. 

Daniela Rea. Foto: Daliri Oropeza

Daniela Rea narró que el proceso del libro La tropa (Random House Mondadori, 2020) del que es coautora, así como el MeToo, condensaron sus dudas, miedos y contradicciones como persona y periodista y pudo articular su derecho a dudar y guardar silencio, más allá de la expectativa que pesa sobre ella en su oficio. 

“¿Podemos los periodistas darnos el lujo del silencio, de decir no lo sé? ¿Podemos apelar al silencio cuando nuestro oficio es informar, hablar, lograr, denunciar? ¿Podemos darnos la posibilidad de dudar o tartamudear? ¿Podemos hacerlo sin que sea leído como un gesto de tibieza o de cobardía? ¿Podemos hacerlo cuando en este mundo es urgente plantarse firme y decir ‘no, no, no’… ante tantas violencias contra nuestros compañeros y compañeras?”.

Daniela Rea.

Pero no un silencio mudo, dijo, sino un espacio abierto, como un lugar donde pueden suceder cosas, “un paisaje donde podamos transitar con nuestras contradicciones”.

La periodista propuso hablar desde la incomodidad, la contradicción y la falibilidad que nos habitan como periodistas y desde los términos de las comunidades y su imaginación. Sin intención de domesticar esos relatos para que quepan en el marco de lo nombrable o políticamente correcto.

“Esquivar las disputas polarizantes que buscan imponer una única palabra definitiva”, y pensar la verdad como algo que se encuentra y se va y se vuelve a encontrar.

¿Por qué es tan difícil crear redes de periodistas?

La mesa trabajo Amenazas, agresiones, precariedad e intentos de deslegitimación en el ejercicio periodismo de investigación en México fue coordinada por Miriam Ramírez, becaria del programa de protección en Barcelona y contó con la participación de la directora de Pie de Página, Daniela Pastrana; el coordinador de documentación de Área de Protección de y Defensa de Artículo 19, Pedro Cárdenas; la directora de Comunicación e Información de la Mujer, Cimac, Lucía Lagunes; así como de Clemencia Correa y Jéssica Arellano, de Aluna acompañamiento Psicosocial.

Daniela Pastrana, cofundadora de la Red de Periodistas de a Pie, habló de la precarización y otras condiciones que vulneran al gremio periodístico. 

La precarización avanza. Una señal, dijo, es que una década atrás cuando inició la Red, nueve integrantes trabajaban en un medio de los llamados tradicionales y una era freelancer; la proporción ahora es al revés, con sólo una ligada a uno de esos medios.

Pastrana recordó que las personas que ejercen el periodismo enfrentan la impunidad que atraviesa a toda la población mexicana. Pero hay dos condiciones muy particulares de este gremio. Una de ellas es la relación perversa de los dueños de los medios con los distintos poderes (económicos, criminales, gubernamentales). Dueños de medios que paralelamente ejercen otro tipo de poder o tienen acuerdos con sus representantes.

Y así, todo lo que no puede publicar un periodista los pone en vulnerabilidad, destacó. 

“No se dan cuenta que están poniendo en enorme vulnerabilidad a sus reporteros y reporteras, que ya después aunque los pongan en la portada de su medio con una esquela cuando los matan pues no ayuda mucho… El chiste es que no lo pusieran en esa vulnerabilidad”.

Daniela Pastrana.

El otro elemento que pone en riesgo al gremio, destacó la periodista, es la falta de organización y tejer redes que permitan luchar contra la vulnerabilidad. 

“Tenemos que dejar el tema de la denuncia, estar permanentemente siendo víctimas, sí somos y es muy duro, y sí sigue siendo una situación grave, pero debemos empezar a ver cuál es el camino que vamos hacia delante en este diagnóstico que ya tenemos súper repetido”.

Daniela Pastrana

Daniela Pastrana. Foto: Daliri Oropeza

Pedro Cárdenas de Artículo 19 dijo, destacó el crecimiento constante de las agresiones contra periodistas. “Cada 14 horas una agresión hacia una persona periodista. “Estamos hablando de números francamente escalofriantes que se aúnan al tema de impunidad”  

Además, dijo, dos de cada cinco agresiones en contra de periodistas vienen de alguna autoridad del Estado.

En su intervención, Lucía Lagunes de Cimac, remarcó la violencia que se ejerce en contra de las mujeres periodistas y el menosprecio acerca de lo que les sucede.

Lagunes explicó que se trata la violencia contra las mujeres periodistas como si fuera un problema de ellas y no un problema social, de democracia, de libertad de expresión y de justicia. 

“Es un problema social, político, cultural y de desprotección. ¿Por qué el Mecanismo de Protección tiene apenas el 9 por ciento de mujeres periodistas cuando vemos que en este país hay al menos 23 mujeres periodistas que han sido obligadas a salir de su lugar de origen para salvar la vida y tenemos tres mujeres periodistas exiliadas?”, cuestionó.

«El silencio, el miedo, el exilio son los conflictos que enfrentan los periodistas en México y América latina» Clemencia Correa de Aluna  y acompañamiento psicosocial.

En la sesión de preguntas y respuestas el exbecario de Taula Per Mèxic, Alí Pacheco señaló que la primera agresión a un periodista empieza en la redacción de los periódicos por la precarización laboral. “Cuando negocian las notas y censuran a los reporteros, ahí está la primera agresión”. 

Las palabras que cimbraron a los peristas que se reunieron en el Foro Internacional de Periodismo y Construcción de Paz en México fueron las de la locutora Ñomndaa de Xochistlahuaca Marcela de Jesús:

«Toqué temas que lastimaron a las autoridades, porque soy defensora de los derechos humanos. Aprendí a hablar para hacer periodismo radiofónico”. 

Marcela De Jesús, locutora Ñomdaa. Foto: Daliri Oropeza.

Luego congeló a todos cuando soltó: “Fui la primera mujer locutora de radio del ex Instituto Nacional Indigenista, era locutora de Radio y Televisión de Guerrero cuando intentaron asesinarme hace cinco años, el día de mi cumpleaños. Pero no me callarán porque tengo muchas ganas de regresar al micrófono y a Guerrero”. 

El foro continúa este martes. Es organizado por la Asociación Taula Per Mèxic; Ayuntamiento de Barcelona, España; Instituto Catalán Internacional para la Paz (ICIP); SERAPAZ; Cimac; Artículo 19; Aluna acompañamiento psicosocial; la Red de Periodistas de a Pie; así como el Comité de Protección a Periodistas (CPJ) por su sigla en inglés. 

CON INFORMACIÓN VÍA PIE DE PÁGINA

Anuncian creación de fiscalía para delitos contra periodistas en BC

La gobernadora Marina del Pilar Ávila anunció la creación de una Fiscalía Especializada en Delitos cometidos contra Periodistas y el envío al Congreso local de una iniciativa para reformar el Código Penal de Baja California con el propósito que se considere agravante los delitos en contra de periodistas.

Al frente de la fiscalía fue designado Atalo Machado, un agente del Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Regional de Tijuana, especializado en el Sistema Penal Acusatorio.

En conferencia de prensa, la morenista dijo que hizo contacto con los familiares de los periodistas Margarito Martínez Esquivel y Lourdes Maldonado López, para darles el pésame y brindarles su apoyo.

Por su parte, el fiscal General del Estado Ricardo Iván Carpio, reiteró que hasta el momento no existen indicios científicos para relacionar el asesinato de Maldonado López con su ejercicio periodístico o con el litigio laboral con el exgobernador Jaime Bonilla.

No obstante, advirtió que serán agotadas todas las líneas de investigación para esclarecer el homicidio y que, en caso de requerirse, conforme a la investigación “esta persona (Bonilla Valdez) podría ser llamado a la FGE. No vamos a descartar ninguna hipótesis”, comentó.

La periodista Lourdes Maldonado López contaba con vigilancia de la policía municipal y estaba inscrita en el Sistema Estatal de Protección y Atención a Periodistas y Personas Defensoras de Derechos Humanos de Baja California, con vigencia a febrero de 2022.

Sobre el mecanismo de protección a la comunicadora, el secretario General de Gobierno Catalino Zavala Márquez, dijo que sí existía, pero fue insuficiente.

En entrevista, el funcionario estatal explicó que la periodista tenía vigilancia policiaca en su domicilio, pero no fue suficiente por lo que ahora se revisan los protocolos de atención y protección de un mecanismo que está en marcha y en proceso de armonización.

La corporación policiaca responsable de brindarle seguridad a Maldonado López era la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana.

Al respecto, la alcaldesa Monserrat Caballero precisó que se trataba de una orden de «restricción» que consistía que los policías se comunicaban tres veces al día, durante la mañana al inicio de su jornada laboral, en la tarde y en la noche cuando llegaba a su casa.

«Seguramente alguien sabía su rutina», dijo la morenista, al tiempo de señalar que su administración hizo lo que estaba en sus manos, y no hubo omisiones pues se cuenta con los reportes policiacos.

Mientras, una decena de regidores de Tijuana pidieron transparencia y resultados a la Fiscalía General del Estado y a las secretarias de Seguridad y Protección Ciudadana estatal y municipal.

En los últimos tres años, la periodista fue víctima de agresiones a su patrimonio y a su ejercicio periodístico, lo que la ubicaba en riesgo y estaba en peligro su vida, advirtieron.

En tanto, el director de Seguridad Pública de Mexicali, Pedro Ariel Mendívil, anunció la activación de protocolos y mecanismos administrativos y de gestión para la protección de periodistas para evitar situaciones de riesgo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Condena ONU-DH asesinato de dos periodistas de Veracruz y BC

Tras condenar “enérgicamente” los asesinatos recientes de los periodistas Alfonso Margarito Martínez Esquivel y José Luis Gamboa Arenas, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) informó que durante 2021 documentó al menos 8 homicidios y 2 desapariciones de comunicadores que pudieron derivar o estar relacionados con su actividad laboral y las condiciones en las que la ejercen.

Asimismo, el año pasado registró el asesinato de dos guardias de seguridad mientras custodiaban las instalaciones de una entidad de comunicación.

La ONU-DH México llamó a garantizar una investigación “pronta y exhaustiva” que agote la posibilidad de que los crímenes de Martínez Esquivel y Gamboa Arenas estén vinculados con su actividad periodística.

Guillermo Fernández-Maldonado, representante en el país de la ONU-DH, expuso que los recientes asesinatos “son un doloroso recordatorio de la alarmante violencia dirigida contra la prensa en México. La difamación, las amenazas, las agresiones y los ataques más graves en contra de personas periodistas, como la desaparición y el asesinato, constituyen dramáticas violaciones no solo en contra de las víctimas directas, sino también contra el derecho a la información, la libertad de expresión y el pluralismo de toda la sociedad democrática”.

Alfonso Margarito Martínez Esquivel “era un periodista con una larga trayectoria en la cubertura de notas relacionadas con temas de seguridad y violencia para diversos medios nacionales e internacionales en Tijuana”, Baja California. Fue asesinado afuera de su domicilio en esa entidad el 17 de enero de 2022.

El periodista José Luis Gamboa Arenas era director del medio digital Inforegio y en su trabajo también daba difusión a problemas de inseguridad y temas políticos. Fue asesinado en el Puerto de Veracruz, el 10 de enero pasado.

La ONU-DH alentó a las autoridades a desarrollar una investigación efectiva y exhaustiva de estos graves ataques, considerando todas las líneas de investigación relevantes, incluyendo la hipótesis de un vínculo entre los asesinatos y la labor periodística realizada por las víctimas, de acuerdo con los estándares internacionales y el Protocolo Homologado de Investigación de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, adoptado por la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia en octubre de 2018.

Recordó que la investigación debe permitir esclarecer no sólo a los autores materiales, sino las razones de los mismos y, en su caso, las personas responsables intelectualmente de estos ataques. Finalmente, expresó sus condolencias a las familias, colegas y amistades de los dos periodistas y llamó a las autoridades a garantizar la atención efectiva a sus familiares.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

ACTUALIDAD_ Periodistas en México, de la violencia criminal a la precariedad laboral

El 21 de febrero de 2020, 80 empleados de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (Notimex), entre ellos Luis Galindo, iniciaron una huelga –aún sin resolver– «por abuso de poder» y violaciones a sus derechos laborales. Desde entonces mantienen guardias, noche y día, fuera de sus instalaciones.

En este lapso, dice Galindo a DW con tristeza, «mi padre fue hospitalizado y tuvo una cirugía, luego falleció y uno sin dinero. En octubre me dio COVID y fueron muchos gastos. Temía por mi familia. Hemos sobrevivido con la ayuda de amigos y colegas o de los ingresos de mi esposa. Ha sido una amarga experiencia, sin apoyo del gobierno».

Si hacer periodismo de investigación en México, era una labor difícil o mortal, la pandemia sacó a relucir e incrementó la vulnerabilidad de esta profesión en general, fundamental para la democracia. Cifras presentadas en enero de 2020 por el Instituto Mexicano del Seguro Social indicaron que en México «22.000 periodistas carecen de seguridad social», mientras que 93 han muerto por el virus, anunció en abril pasado la ONG Campaña Emblema de Prensa. 

«Con el COVID aumentaron los recortes, los despidos en medios. Pocos periodistas tienen empleo fijo, muchos realizan coberturas sin protección o con muy poca, sin horarios específicos ni vacaciones», explica Balbina Flores, representante de Reporteros sin Fronteras (RSF) en México, quien considera que el Estado tiene una corresponsabilidad en esta situación.

Tras declararse la pandemia, a Elena [nombre ficticio] y a sus compañeros de El Universal, uno de los grandes consorcios mediáticos del país, se les redujo 30 por ciento del sueldo, aplicable de abril a junio de 2020. «Con una promesa retroactiva que nunca llegó» y por «finanzas en números rojos».

Aunque hoy en día perciben el salario establecido en sus contratos, la situación es alarmante: «el trabajo en casa aumentó, hay peticiones fuera de horario. Si vas a la oficina recibes pago completo, si haces home office recibes 30 por ciento menos, por eso mucha gente con riesgo de la enfermedad se calla. La responsabilidad de la salud pública es decisión de cada quien».

En su informe de marzo de 2021, Distorsión: discurso contra la realidad, la organización pro libertad de expresión Artículo 19 indicó que al 62,7 por ciento (de 67 periodistas mexicanos encuestados) les fue reducido el salario por la pandemia.     

Aunque la precarización de este sector es multifactorial, RSF percibe que los cambios políticos inciden en la violencia laboral y la desprotección hacia este gremio. «Muchos grandes medios se han alineado al nuevo contexto político del gobierno (de Andrés Manuel López Obrador) y a las condiciones económicas porque finalmente son empresas privadas. Más allá de la información, tienen otros intereses donde los periodistas no toman decisiones o son afectados», indica Balbina Flores.

Crisis, despidos y violencia laboral

Pese a que algunas grandes corporaciones mediáticas de México tienden a reestructurarse cada año, a partir de 2018 hubo cuantiosos despidos e incluso redacciones enteras desaparecieron del mapa informativo, de lo que se dio buena cuenta en redes sociales.

El servicio en español de la Agencia Alemana de Prensa (dpa) y del New York Times -con presencia en territorio mexicano- anunciaron su cierre por no ser financieramente exitosos. A esta crisis económica y de lectores, se sumó la extinción de la versión mexicana del Huffington Post, con 14 empleados. Pertenecían a Grupo Imagen que en diciembre de 2020 despidió a 200 personas más de sus filiales en radio, TV y el diario Excélsior.

Entre 2019 y 2020, los ajustes de personal en Milenio diario, El financiero, Mural, el periódico NTR Guadalajara, Código CDMX Radio y Grupo Radio Centro se tradujeron en el desempleo para más de 200 trabajadores entre fotógrafos, camarógrafos, editores, reporteros y otros. A decir de varios entrevistados, las liquidaciones ofrecidas por algunas empresas mediáticas oscilaban desde el 10 al 50 por ciento de lo que les correspondía por ley.

Con la aparición del SARS-CoV-2 también se esfumaron radios comunitarias, pequeños portales de internet y otros modestos medios de comunicación, sin que nadie tenga cifras del impacto nacional de este triste panorama.

Publicidad oficial: censura o control editorial

Miguel Pérez [nombre ficticio] tenía más de dos décadas la sección de Economía cuando la revista donde laboraba le notificó su baja. «Durante la administración de Enrique Peña Nieto teníamos fuertes ingresos de publicidad, pero con la llegada de López Obrador disminuyó considerablemente y con ello las finanzas», relata.

López Obrador, durante una de sus habituales ruedas de prensa matutinas.

La compra de publicidad de distintos niveles de gobierno ha sido una polémica práctica mexicana por su uso político para censurar o controlar editorialmente a los medios. En abril de 2019, Artículo 19 denunció en un informe que el gobierno de Peña Nieto (2012-2018) gastó en publicidad 60.237 millones de pesos (unos 3.000 millones de dólares). De este monto subsistieron muchos medios, un asunto ya conocido por la sociedad.

«En 2017 la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó al Congreso regular la publicidad oficial para dejar de usarse como ley mordaza, pero no ha sucedido», explica a DW Leopoldo Maldonado, director regional de Artículo 19 para México y Centroamérica. «No obstante, un 54 por ciento del gasto público de comunicación social (unos 2.000 millones de pesos) de esta administración se ha concentrado en 10 medios y el resto se repartió entre 387».

«Dejé el periodismo por los sustos»

A diferencia de otros entrevistados, a Mario no le da miedo dar su nombre real por temor a represalias, a pesar de vivir en Guanajuato, unos de los estados más violentos del país ante el arribo de grupos criminales y del narcotráfico.

Por 35 años fotografió la realidad política, social y artística de Guanajuato. Uno de los eventos que más captó su lente fue el Festival Internacional Cervantino, pero ante la fatal combinación pandemia-crimen su única opción fue hacer pan para sostener a su familia.

«Encima el narco ha comenzado a infiltrarse en todo», narra. «Hay mucho peligro, acoso. Te piden piso [pago obligatorio], por eso suben los precios. Como han matado a muchos compañeros, yo dejé [la información de] seguridad y política. Dejé el periodismo por los sustos».

Casos como el suyo, en que los comunicadores se autocensuran, conforman a lo largo del territorio mexicano las «zonas de silencio», donde ya no se reporta la información o los periodistas han huido por la violencia. Estos puntos rojos se reparten en estados como Chihuahua, Coahuila, Veracruz, Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Sinaloa, Sonora y otros.

Estigmatización desde la cúpula

2020 fue el periodo con mayor número de agresiones contra periodistas, 692 entre amenazas, hostigamiento judicial, acoso, privación de libertad y otras. Cada 13 horas se realizó una de ellas, reportó Artículo 19. La mitad de ellas provinieron de autoridades, el resto fue obra del crimen.

A la violencia que ha dejado 159 periodistas muertos en México desde el 2000, según Human Rights Watch, se suma la estigmatización que hace de ellos el actual mandatario López Obrador.

«El discurso descalificador y estigmatizador que hace el presidente de periodistas y medios críticos, en su conferencia de prensa matutina, se percibe como un permiso para agredir a los periodistas; esta narrativa desde el poder avala la violencia contra ellos. Los medios critican y cuestionan, no al revés», asegura Leopoldo Maldonado, representante de Artículo 19.

El detrimento del periodismo también es parte de la visión social, tangible en redes sociales, donde a diario llueven descalificaciones contra comunicadores de todo tipo. «Una parte de la sociedad nos ve a los periodistas como generadores de fake news, chismosos o aliados del poder. Puede que algunos sean así, pero otros no obedecemos a ningún poder excepto al de la verdad», lamenta Carmen, periodista de temas de género.

Notimex, el Estado contra la prensa

La periodista Sanjuana Martínez se convirtió en marzo de 2019 en la primera mujer en ocupar la dirección general de Notimex y sus 328 empleados. Su lema fue la lucha anticorrupción y la austeridad republicana.

Poco después de su arribo, la agencia estatal comenzó un «golpeteo informativo» contra escritores, funcionarios, políticos y otros blancos. Luego instruyó a personal para atacar a otros comunicadores desde cuentas de Twitter oficiales y falsas; era la primera vez que periodistas atacaban periodistas. Todo con dinero público.

Sanjuana Martínez, directora de Notimez, en julio de 2019.

«Con la austeridad como justificación, empezaron a recortar personal y prestaciones, inició el hostigamiento laboral. Nuestros ingresos disminuyeron un 40 por ciento. Derogaron el contrato colectivo de trabajo e intervinieron en las decisiones sindicales, lo cual es anticonstitucional», relata Adriana Urrea, reportera de finanzas y a quien despidieron al ser nombrada nueva secretaria general del sindicato de Notimex.

Tal como esta periodista, hoy transformada en portavoz de los afectados, Fabiola pasó del reporteo a la comercialización de tamales gourmet; otros, de los ya 90 trabajadores en paro, venden dulces, cigarros, cubrebocas o productos por catálogo. Muchos han perdido a familiares; subsisten de ayuda en especie de otros sindicatos, de vecinos y amigos. Algunos caminan desde sus hogares hasta el campamento huelguista porque «no hay dinero ni para el transporte público».

El 80 por ciento de ellos son mujeres. Diana tenía ocho meses de embarazo cuando la despidieron. Junto con ellos, 20 corresponsales quedaron en el limbo, sin liquidación ni retorno a México. Tienen 15 meses de una lucha -en medio del COVID- en la que van ganando legalmente. No obstante, nada ha pasado, debido a «la falta de voluntad política» o «por impunidad y amiguismo».

«Somos periodistas y sabemos cómo obtener pruebas. Todo es legal y está comprobado», dice su lideresa sindical, antes de conducir otra protesta más al Palacio Nacional, sede del poder.

CON INFORMACIÓN VÍA DEUTSCHE WELLE

Organización internacional expresa preocupación por «intolerancia» del presidente mexicano

Ciudad de México, 1 abr (Sputnik).- La organización internacional Artículo 19 (A-19) observa con preocupación «la fuerte intolerancia a la crítica» de parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el miércoles a Sputnik un responsable de su equipo regional, Vladimir Cortés, ante las descalificaciones expresadas por el jefe de Estado sobre el trabajo de los defensores de la libertad de prensa.

«Nos preocupan los señalamientos que hace el presidente, demostrando una fuerte intolerancia a la crítica y al trabajo que hace la organización por la defensa de la libertad de expresión en México», dijo a esta agencia vía telefónica el responsable del Programa de Derechos Digitales de Artículo 19.

Cortés agregó que la institución lamenta, por ejemplo, que «las declaraciones del presidente López Obrador desvían la atención sobre la impunidad en el caso Notimex», la agencia estatal de noticias, donde la directora Sanjuana Martínez supuestamente orquestó ataques en Internet contra periodistas críticos de las autoridades mexicanas.

El integrante del equipo encargado de las investigaciones en México y Centroamérica afirma que las expresiones negativas del gobernante «buscan centrar la atención en el mensajero, atacándolo y obstaculizando el acceso a la justicia».

El presidente criticó a Artículo 19 porque el Departamento de Estado estadounidense, encargado de la diplomacia de Washington, citó a la organización en un reporte anual sobre derechos humanos, para señalar que la directora de Notimex «ordenó a periodistas eliminar o no publicar contenido sobre ciertas instituciones gubernamentales y funcionarios».

López Obrador preguntó: «¿por qué el Gobierno de EEUU opina sobre cuestiones que solo competen a los mexicanos?», y respaldó a Martínez, a quien considera como una «periodista consecuente».

La organización que lleva el nombre del capítulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos dedicada a la defensa de la libertad de expresión, fue fundada en 1987 en el Reino Unido, y el capítulo mexicano fue creado en 2007, con un equipo desplegado en el terreno para documentar decenas de asesinatos de periodistas, en uno de los países más peligrosos para la prensa.

LA INVESTIGACIÓN

El mandatario cuestionó las fuentes utilizadas en el informe de la Casa Blanca firmado por el secretario de Estado, Antony Blinken: los portales de noticias Aristegui Noticias, Signa Lab y la organización internacional Artículo 19.

López Obrador aseguró: «toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra».

Cortés dijo a esta agencia que «como lo señalamos en el informe titulado ‘Distorsión, el discurso contra la realidad’, la estigmatización desde las conferencias de prensa cotidianas del presidente, llamadas ‘Mañaneras’, contribuyen a crear un clima de hostilidad», contra los periodistas que cuestionan al Gobierno.

Por otra parte, los mensajes desde el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo, incentivan «la permisividad para agredir a las y los periodistas, y también a las personas defensoras de derechos humanos», que documentan abusos o violaciones de derechos cometidas por autoridades.

El responsable de vigilar campañas de violencia e intimidación en las redes sociales afirma que «mientras continúe la impunidad y complacencia del Estado, continuarán los ataques como ocurre en el contexto del caso Notimex».

Entre sus principales acciones, A-19 destaca la tarea de «documentar los ataques a la prensa, vigilar el gasto de publicidad gubernamental, y defender el derecho a la verdad en casos de violaciones graves de derechos humanos».

Muchos casos de violaciones graves han sido investigados con «postura crítica», como la masacre de 72 migrantes centroamericanos en Tamaulipas (noeste) perpetrada en 2010, ante tres gobiernos de distinto signo: las administraciones de Felipe Calderón (2006-2012), de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y de López Obrador (2012-2024), agregó.

La organización lamenta también recientes señalamientos del gobernante mexicano al Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos y a la Comisión Interamericana de esa misma materia.

A-19 denunció el 23 de marzo pasado que el año 2020 estuvo marcado por «la distorsión del discurso oficial» que alteró la percepción de la realidad sobre los derechos humanos en México, país que registró una agresión contra la prensa cada 13 horas.

«En 2020 ocurrieron 692 ataques contra medios de comunicación y periodistas; seis fueron asesinados, y continúa la concentración publicitaria oficial en diez empresas de información», dice el informe.

Según ese documento, en poco más de dos años de la presente administración, 17 periodistas han sido asesinados por motivos posiblemente vinculados a su labor, seis de ellos el año pasado. (Sputnik)

Destinará Segob 227 mdp para seguridad de periodistas en 2021

Aunque el gobierno federal desapareció el fideicomiso del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, la Secretaría de Gobernación (Segob) ejercerá este 2021 recursos por 227 millones de pesos para esa función.

El año pasado, por iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Congreso aprobó la desaparición de 109 fideicomisos, entre ellos el mecanismo. No obstante, la Segob informó que “para el ejercicio 2021 se tienen presupuestados un total de 227 millones 600,000 pesos (para operar el Mecanismo de Protección)”.

En una respuesta a una solicitud de información hecha por El Economista, con folio 0000400044321, la dependencia informó que se mantendrá la protección a las 218 personas que hasta diciembre pasado tenía bajo algún tipo de protección.

Del 2012, cuando surgió el mecanismo, hasta principios de este año el mecanismo ha brindado seguridad a un total de 1,342 periodistas o defensores de derechos humanos.

La semana pasada la organización Artículo 19 presentó un informe donde reveló que a poco más de dos años de la presente administración, 17 periodistas han sido asesinados por motivos posiblemente vinculados a su labor, principalmente en Ciudad de México, Puebla, Quintana Roo, Veracruz y Oaxaca.

La organización afirmó que a dos años del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador persisten dinámicas de estigmatización de la prensa, censura, violación de los derechos humanos y debilitamiento o abandono de las instituciones creadas para hacer contrapeso al poder.

Un diagnóstico realizado por la ONU sobre el mecanismo identificó que al menos para el 2019 sus recursos económicos y humanos fueron insuficientes para dar respuesta a los requisitos legales y las necesidades reales de protección.

También identificó que los funcionarios del mecanismo no cuentan con todas las herramientas ni las capacitaciones necesarias para realizar sus funciones con la eficacia requerida, y se prevé que esa insuficiencia se agudice por la creciente tendencia de solicitudes de incorporación.

Con información vía El Economista

TENDENCIAS. Facebook está desarrollando una herramienta de boletines de noticias

De acuerdo con personas familiarizadas con el tema, Facebook está trabajando en el desarrollo de una herramienta de boletines enfocada en periodistas y escritores.

El producto, que aún se encuentra en sus primeras etapas, podría ser similar a la de otras compañías de boletines, comentaron las fuentes bajo condición de anonimato al New York Times.

Los boletines han cobrado una mayor popularidad debido a que los editores y las empresas emergentes buscan nuevas maneras de atraer y apoyar a los escritores independientes, el modelo de negocio funciona como en otras plataformas, donde la compañía se queda con una parte nominal de las ventas de suscripción.

“Estamos explorando formas de ayudarlos a beneficiarse de los productos de noticias que hemos creado, como Facebook News y suscripciones, al mismo tiempo que creamos nuevas herramientas para complementar lo que los periodistas ya encuentran útil”, sostuvo Campbell Brown, vicepresidente de asociaciones de noticias globales en Facebook.

El proyecto de Facebook es parte de un plan de la compañía para proporcionar noticias más legítimas, asimismo, se ha enfocado en los grandes medios como el Wall Street Journal y el New York Timesdonando 100 millones de dólares a los editores. Su proyecto ahora volverá a ver a los editores y escritores independientes que buscan atraer y monetizar a sus lectores.

Hace unos días, en un movimiento similar, Twitter anunció la adquisición de Revue, un servicio de boletines que pondrá a disposición de sus usuarios.

Con información vía DPL News