México I Puebla regulariza tarifas de plataformas de transporte

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) estatal publicó un acuerdo que estará vigente hasta el 15 de enero de 2022 para regular las tarifas que ofrecen plataformas de transporte privado como Uber, DiDi y Cabify, ante el incremento “excesivo y desproporcionado” que ofrecen a los usuarios en el costo de sus viajes.

Según el “Acuerdo por el que se determinan tarifas máximas para el servicio de transporte en su modalidad de servicio ejecutivo en el estado de Puebla”, publicado este martes en el Periódico Oficial del Estado, las empresas de redes de transporte “operan en un contexto de marco desregulado”, en el que “las tarifas son determinadas en función de la lógica del mercado; esto es, la concurrencia entre oferta y demanda”.

La dependencia consideró que “es necesario” aplicar la medida porque la demanda del servicio ejecutivo aumenta particularmente en diciembre y así evitará “el cobro excesivo y desproporcionado de las tarifas en perjuicio de la sociedad poblana”.

La Secretaría acompañó el acuerdo con una lista que establece las tarifas máximas según el kilometraje recorrido y el momento del día en que los usuarios soliciten el servicio, aclarando que el costo por kilómetro recorrido se sumará a la tarifa base, de 17.5 pesos, a partir del primer kilómetro de recorrido.

Para trayectos de hasta 5 kilómetros de origen a destino, las plataformas podrán cobrar por viaje como mínimo 52 pesos durante el día y 68 pesos por la noche. Para trayectos de hasta 10 kilómetros de origen a destino, el cobro máximo por viaje será de 87 pesos en el día y 113 pesos en la noche.

Para trayectos entre 11 y 15 kilómetros de origen a destino, el cobro máximo por viaje será de 122 pesos en el día y de 158 pesos en la noche. Para trayectos entre 16 y 20 kilómetros el cobro máximo por viaje será de 157 pesos en el día y de 204 pesos en la noche.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Trabajo en plataformas multiplicó los ingresos y el número de repartidores en México

Con casi una década de presencia en México, las plataformas digitales de movilidad y entrega de comida son las responsables de al menos el 60% del crecimiento del trabajo por cuenta propia y, al mismo tiempo, de un incremento en las ganancias de los repartidores cuatro veces superior al crecimiento de los ingresos del promedio de todos los ocupados del país.

De acuerdo con el informe Las plataformas de entrega a domicilio en la economía mexicana, realizado por el Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE y la Asociación de Internet MX, desde el 2012, cuando empezó a operar en el país la primera plataforma digital, el trabajo por cuenta propia ha incrementado en 150 por ciento. De esta manera, se estima que actualmente 243,794 personas trabajan como repartidores en aplicaciones y para 2025 se podrían sumar 85,000 más a esta ocupación.

“Uno de los grupos de actores más importantes, cuya participación es vital para el éxito de las plataformas de reparto, es el conformado por las personas repartidoras. Éste es un grupo de agentes económicos que elige esta ocupación, sea como su única ocupación o como una secundaria. La flexibilidad que ofrece este tipo de plataformas la hace atractiva para ambos grupos de repartidores”, destaca el estudio.

Pero el incremento en el número de trabajadores por cuenta propia es sólo una parte del impacto de las plataformas digitales. En materia de ingresos, desde 2012 el trabajo por aplicación presenta un crecimiento de 117% en las ganancias de los repartidores, el cual contrasta con el 25% del aumento que han tenido las percepciones de todos los ocupados del país.

“El ingreso de los repartidores tiene una fluctuación mayor y eso es gracias a la flexibilidad, esa flexibilidad que los repartidores valoran en extremo y que les permite decidir cuántas horas conectarse al día, a cuántas plataformas conectarse y cuántos días conectarse, genera esta fluctuación que no se observa en el resto de los ocupados que deben cumplir con una jornada establecida”, expuso Víctor Carreón, investigador del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas.

En 2005 las percepciones de toda la fuerza laboral eran el doble de las que tenía un repartidor. Con la operación de las plataformas, la brecha se fue cerrando y en 2019 los ingresos de las personas que trabajan en aplicaciones superaron el salario promedio de los ocupados en México.

Hasta el 2020, el ingreso promedio mensual de los repartidores era de 3,901 pesos, ligeramente superior al salario mínimo vigente en ese período y comparable con los 4,658 pesos que percibían en promedio los ocupados. Esta diferencia se debe a una caída en las percepciones de los repartidores debido al impacto de la pandemia, que generó un crecimiento de esta condición de ocupación y, en consecuencia, mayor competencia.

“Para 2019, el ingreso promedio de los repartidores fue superior al ingreso promedio del total de ocupados. Esta tendencia se modificó ligeramente en 2020 debido a la pandemia. La caída de la actividad económica generó despidos en prácticamente todas las ocupaciones. Muchas de estas personas se ocuparon como repartidores, generando una competencia entre ellos, lo que ocasionó una caída moderada en el ingreso promedio de los repartidores, pero con un nivel mayor de ocupación”, destaca el informe.

En términos generales, los repartidores de tiempo completo que participaron en el estudio destacaron que la actividad les ayuda a generar los ingresos suficientes para cubrir sus necesidades, mientras que los que trabajan a tiempo parcial, indicaron como principal beneficio la generación de ganancias complementarias a los sueldos en sus empleos principales.

En ese sentido, Víctor Carreón apuntó que uno de los argumentos dominantes en torno a las ventajas de trabajar mediante aplicaciones es la flexibilidad. Sin embargo, existen preocupaciones en torno a la transparencia.

“Les preocupa que no hay información disponible en cuanto a cómo se distribuye toda esta ganancia que se está generando en la economía y todos ellos reflejan que lo único que tienen son percepciones y son percepciones que no necesariamente reflejan lo que está ocurriendo en la realidad. También señalan un tema técnico, les gustaría conocer el funcionamiento del algoritmo para saber cómo se asignan los pedidos y las rutas”, señaló el investigador.

Con información de El Economista

TENDENCIAS_ ‘Los cursos en línea me rescataron del desempleo’: crece la cifra de mujeres que estudian online

Covid-19 golpeó con fuerza a las mujeres en todos los ámbitos de su vida, desde la intimidad de sus hogares hasta en niveles laborales. Liliana Arreola, de 40 años y madre de dos niños de 10 y 14 años, se quedó sin empleo en noviembre de 2020, después de trabajar una década en Aeroméxico.

Aunque sabía que la liquidación era una posibilidad, tenía la esperanza de que no le tocara a ella. No tenía un plan B. Sin empleo y con tiempo libre, en enero de 2021 comenzó a tomar cursos en línea. “Desde entonces me he dedicado a reinventarme y a prepararme con cursos de todo. Pasé de ser godín a estar en casa y buscar qué estudiar y qué hacer”, recuerda. No te pierdas: Atender desigualdades y reducir brechas de género es imperativo para la economía: Inmujeres

En la pandemia, las mujeres vieron en la educación online una alternativa para prepararse. Así lo demuestra el Informe sobre Mujeres y Habilidades, de la plataforma global de aprendizaje Coursera, que indica que las mujeres en México están aprendiendo en línea a tasas más altas que antes de la emergencia sanitaria. En 2021 representaron el 56% de los nuevos estudiantes, cifra mayor a la registrada en 2019, cuando el porcentaje fue de 52%.

“Las mujeres, en general, tienen vidas complicadas con hijos, responsabilidades en casa, labores y múltiples cosas que deben realizar al mismo tiempo. La pandemia ha influenciado negativamente, por lo que muchas se han visto en la necesidad de mejorar sus habilidades y seguir adelante, encontraron en la educación en línea una muy buena opción”, dice Betty Vandenbosch, directora de contenido en Coursera, en entrevista exclusiva para La-Lista.

 ‘Ya no pude parar’

Para Arreola, la experiencia de aprender en línea fue satisfactoria, porque podía estar en la comodidad de su casa con sus hijos. Desde la primera clase en línea ya no se detuvo.  

Hasta ahora ha tomado seis cursos de distintos temas, como marketing digital, reiki, numerología y tarot terapéutico.No te pierdas: La-Lista de recomendaciones de grupos civiles contra el impacto de la pandemia en mujeres

“Pensaba en tomar cursos para trabajar y ganar dinero, después llegó la idea de emprender, pero encontré que mi mejor arma iban a ser los conocimientos que pudiera darle a las personas a través de mis servicios”, afirma Arreola. 

Vandenbosch explica que la tendencia a interesarse cada vez más en la educación en línea generará un círculo positivo: traerá como consecuencia mayor preparación, mayores posibilidades de insertarse en el mercado laboral y autonomía económica. 

Antes de la pandemia, Arreola no hubiera podido tomar estos cursos por su ritmo de trabajo, no le daba espacio ni energía para hacerlo. “Tomarlos en línea se me hacía algo impersonal, hasta que nos alcanzó la pandemia y no hubo otra opción. Estos cursos me rescataron”, señala. Hoy le dedica de dos a cuatro horas diarias por las mañanas para prepararse. “Mi mejor momento para estudiar es cuando ellos (sus hijos) están en clases; a veces es un poco volverte loco pero lo importante es hacer equipo con tu familia”.

De acuerdo con el informe de Coursera, hay una tendencia por aprender habilidades de comunicación, emprendimiento, liderazgo y gestión, además de técnicas empresariales como probabilidad, estadística, finanzas y contabilidad.   No te pierdas: Reducir la brecha digital es clave para empoderar a las mujeres, señala la ONU

“Necesitan un empujoncito para ir hacia adelante, muestra de ello es que las mujeres están tomando certificaciones a nivel básico para trabajos digitales a una mayor tasa que antes de la pandemia, lo que les permite entrar a puestos y participar en la economía sin tener un título universitario o experiencia”, dice Vandenbosch, quien prevé que esta tendencia no será pasajera.

Para la directora de Coursera, el futuro está lleno de oportunidades. “Entre más personas, especialmente mujeres, estén interesadas en prepararse podrán recomendar a otras y, aunque apenas comiencen su carrera o se encuentren al cuidado de las familias, deben tomar el tiempo para sí mismas, porque cuando tienen aprendizaje además de apoyarse a sí mismas también lo hacen a las personas que las rodean”.No te pierdas: La brecha salarial de género: la constante que pone en desventaja a las mujeres mexicanas

Lo que Arreola ha aprendido en los cursos le ha generado ingresos durante el desempleo, pero no deja de pensar en volver al trabajo formal y continuar con su preparación. “A veces es muy difícil buscarnos un tiempo por todas las responsabilidades que tenemos, pero si nos tomamos un espacio para algo que alimenta el alma y el corazón, no solo nos enriquece, sino también a los que están a nuestro alrededor. Fácil no es, pero la vida nos pone estos retos para transformarnos de una forma inesperada”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA LISTA/THE GUARDIAN

Netflix perderá concentración de mercado en México por más plataformas de streaming

En el transcurso del año, los lanzamientos de nuevos servicios de video streaming en México no han parado. Cada vez se suman más plataformas con diferentes modelos de negocios al mercado que ha estado liderado por Netflix desde que llegó al país en 2011.

Durante estos casi nueve meses se han anunciado tres nuevos servicios: Pluto TV el 26 de marzo, Tubi el 18 de junio y Paramount Plus el 7 de julio. Mientras que está por sumarse Disney Plus el próximo 17 de noviembre.

Radamés Camargo, gerente de investigación para The CIU, considera que la oferta sí se está reconfigurando debido a que han entradonuevos jugadores en los últimos meses.

Comienzan a desconcentrar esa posición predominante de Netflix. No he visto en ningún mercado donde deje de ser le primero, pero sí se ha balanceado el mercado hacia otros jugadores

 Radamés Camargo

La reconfiguración no solo es respecto a nuevas ofertas de plataformas o servicios, sino también a los modelos de negocios mediante los cuales se ofrece el contenido de video streaming.

De acuerdo con Camargo, se están generando nuevas alternativas no solo en el segmento de paga. Hay jugadores incursionando en el segmento publicitario, es decir, de acceso gratuito al contenido pero con inserciones publicitarias.

Así como las de un modelo híbrido, donde las plataformas ven la oportunidad de atraer usuarios con publicidad y acceso gratuito para que se conozcan los contenidos, pero también cuenta con la modalidad de suscripción.

Por ejemplo, en el modelo Advertising Video on Demand (AVOD), el usuario obtiene de manera “gratuita” el acceso a los contenidos, pero estos contienen inserciones de publicidad. 

Es este modelo, según Camargo, hay empresas de medios o generadores de contenidos de reciente incursión al mercado como es el caso de Pluto TV (ViacomCBS), Tubi (Fox Corporation y TV Azteca), así como MiPocket (AMC Networks).

“Veremos una reconfiguración interesante del mercado a partir de adición de más ofertas”, dijo Camargo. 

Ante la llegada de Disney Plus a México, en cuanto a competencia, la plataforma mostrará su músculo de contenido el cual ya sido mostrado en Estados Unidos y Europa. 

El fin de semana del exclusivo estreno de la película Mulan, las descargas de la aplicación Disney Plis aumentaron 68%, de acuerdo con Bloomberg.

Además del incremento de las descargas, el gasto de los consumidores casi se triplicó, pues creció 193%, comparado con la semana anterior, según información preliminar de la herramienta para monitorear información Sensor Tower.

Con información de El CEO Marisol Morelos