“Acuerdo en outsourcing incluye pago de utilidades”

El acuerdo en el contexto de la reciente reforma en materia de subcontratación laboral incluye el pago de utilidades de manera proporcional a las ganancias de las empresas, particularmente en el sector minero, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador. Pueden decir que proporcionalmente es menos, pero que cuantitativamente es lo mismo. No, no pueden recibir menos proporcionalmente; es decir, si es más la utilidad, tienen que recibir más, por eso es reparto de utilidades, puntualizó. Interrogado en su conferencia de prensa sobre las negociaciones contractuales en Cananea, el mandatario encargó a la Secretaría del Trabajo abordar el caso para aclararlo, y confió en que la empresa entienda de qué se trata, ya que si sube el precio de los minerales, también deben incrementar los pagos a trabajadores.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA DIGITAL

AMLO anuncia “importante acuerdo” sobre outsourcing y reparto de utilidades

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que esta mañana se reunió con dirigentes empresariales, sindicales y con funcionarios federales, con quienes se “logró un importante acuerdo” en materia de subcontratación u outsourcing y en el reparto de utilidades.

En su cuenta de Twitter, el titular del Ejecutivo federal difundió una fotografía en donde se observa a Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); Francisco Cervantes, presidente de Concamin y de Concanaco, José Manuel López Campos.

También asistió a la reunión en Palacio Nacional, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS); Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); y el procurador fiscal, Carlos Romero Aranda.

Por parte del sector sindical acudió el dirigente minero y senador Napoleón Gómez Urrutia; de la CATEM, Pedro Haces y de la UNT, Francisco Hernández Juárez.

También acudió el senador y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal.

Con información vía El Universal

Preocupante, el acuerdo entre gobierno e IP para limitar utilidades: expertos

El acuerdo entre el gobierno federal y la iniciativa privada para limitar a tres meses la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas (PTU) es una “señal preocupante y desfavorable” para los trabajadores. Incluso sería “violatorio de la Constitución si se rompe el criterio básico”, que es repartirla en función de las ganancias obtenidas por las empresas y no “como un bono o prestación anual más”, advirtieron especialistas laborales.

Por su parte, Isaías González Cuevas, líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), confirmó que el acuerdo mencionado “se concretó” y hay condiciones para que la iniciativa sobre outsourcing avance, aunque la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se negó a lo propio o desmentirlo, “porque es un proceso de negociación que aún no termina”.

“Se abordó este tema con el sector empresarial y se aceptó por parte de ellos. Esto viene a resolver el asunto, por lo tanto ya va a transitar la iniciativa del Ejecutivo federal sobre subcontratación”, aseguró el dirigente de la CROC.

Añadió que con dicho “arreglo, los trabajadores que no recibían reparto de utilidades, que eran miles, pues ahora van a recibirlo”.

Héctor de la Cueva, coordinador del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (Cilas), afirmó que de poner un tope a las utilidades “se estaría rompiendo el criterio” de ese derecho constitucional, ya que este se crea en función de las ganancias de una empresa a fin de repartirlas a sus trabajadores.

Al respecto, Alberto Ramírez García, especialista el derecho laboral en la Universidad Obrera de México, aseveró que la PTU “tiene su base en la Constitución”, en su artículo 123, apartado A, fracción IX, por lo que topar las utilidades no sólo implica una modificación a la Ley Federal del Trabajo, sino también a la Carta Magna.

Ambos especialistas coincidieron en que si se aplica el mismo criterio del acuerdo de topar la PTU sería “desproporcional”, debido a que no es el mismo porcentaje de ganancias el que tendría una empresa trasnacional a una pequeña o mediana “que apenas si sobrevivió en esta época de pandemia”.

Señalaron que el hecho de no fijar una postura oficial sobre el tema, la STPS está “teniendo una omisión, un default”, y, por el contrario, debería “salir al paso y tener una comunicación más efectiva con la sociedad”.

Con información vía La Jornada

Sólo 38.7% de los trabajadores en México recibe pago de utilidades

El reparto de utilidades se ha convertido en una utopía para la mayoría de los trabajadores. Sólo el 38.7% de la fuerza laboral de nuestro país participa en las ganancias anuales de las empresas, revelan datos del Censo de Población y Vivienda 2020.

La Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) es un derecho protegido por la Constitución y regulado por la Ley Federal del Trabajo (LFT), sin embargo, de acuerdo con la información presentada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es la prestación laboral que menos cobertura tiene entre la población asalariada del país.

Según el Censo, el PTU tiene un alcance casi 10 puntos porcentuales por debajo de los créditos a la vivienda —penúltima prestación que mayor cobertura tiene— al que tiene acceso el 47.5% de la fuerza de trabajo y 22.9 puntos porcentuales por debajo del aguinaldo, la prestación que más reciben los asalariados.

Autoridades federales, empresarios y representantes de trabajadores acordaron topar el monto del PTU a tres meses de salario para avanzar con la reforma que cerrará la llave a la subcontratación laboral, únicamente permitiendo la tercerización de servicios especializados. Se espera que con esta medida se incremente también la proporción de participación de los trabajadores en las ganancias anuales de las empresas.

Actualmente, de acuerdo con el Inegi, los trabajadores reciben en promedio 22 días de salario por concepto de PTU, lo que equivale a 7,301 pesos. El tope propuesto, el cual será incluido en un proyecto de cambios al artículo 127 de la LFT para discutirse junto con la reforma de subcontratación, elevaría el promedio a 57 días pagados, equivalente a 18,557 pesos.

El reparto de utilidades es un tema que el sector empresarial solicitó que se revisara a fondo, reconociendo que el crecimiento en el uso del outsourcing estaba ligado a controlar el pago del PTU para evitar “distorsiones”, como repartir ganancias que no están ligadas al trabajo de las personas. Algunos ejemplos son las utilidades generadas por ventas de activos, fluctuación cambiaria, intereses de préstamos otorgados, regalías, estímulos fiscales, entre otros.

En ese sentido, líderes empresariales argumentaron que prohibir la subcontratación laboral sin topar el reparto de utilidades le restaría competitividad a las organizaciones y generaría más distorsiones en el mercado.

La baja cobertura del PTU no está ligada en su totalidad a los esquemas de outsourcing¸ la Ley Federal del Trabajo excluye a directores, administradores y gerentes generales de la participación de las utilidades y además algunas empresas están exentas de repartir sus ganancias entre la fuerza laboral, por ejemplo, las organizaciones de nueva creación.

Después de varias mesas de diálogo tripartito, se alcanzó el acuerdo para que exista un tope en la PTU de tres meses del salario del trabajador o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años, el monto que resulte más alto entre las dos alternativas.

Mismo derecho, diferentes realidades

Mientras el 61.7% de los trabajadores no recibe utilidades y, en promedio, se pagan 22 días por este concepto, hay sectores como el acerero, donde el PTU llega a representar hasta ocho meses de sueldo del trabajador, o el minero, con pagos de hasta 300,000 pesos, debido a la fluctuación en el precio de los metales.

De esta manera, incorporar un pago con base en el promedio de la participación recibida en los últimos tres años es una manera de proteger los derechos de los trabajadores de esas industrias que reparten más de tres meses de salario, afirmó Rodolfo González Guzmán, secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM).

“Lo que más favorezca al trabajador, así está el proyecto de ley”, puntualizó el líder sindical.

Para González Guzmán, la reforma de subcontratación y el tope al PTU son un intento de poner un piso parejo entre todos los trabajadores, considerando que hay una parte de la fuerza laboral que no participa en las ganancias de las empresas.

“Aparentemente era una situación injusta”, pero tenía matices, porque algunos trabajadores que reciben un reparto de utilidades superiores a un año de salario, como los mineros, tienen salarios más bajos que los trabajadores más especializados”, expresó.

Por su parte, Alfonso Bouzas, coordinador del Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral, consideró que el acuerdo alcanzado en el marco de la discusión de la reforma de subcontratación es un avance. “Antes no se otorgaba el reparto de utilidades, ahora se pretende que sí se otorgue”.

El planteamiento en materia de PTU será un beneficio generalizado, especialmente para los trabajadores que menos ganan, acotó el especialista.

Solución práctica

Óscar de la Vega, socio de la firma D&M Abogados, calificó el acuerdo como una medida práctica, porque desaparecer la subcontratación laboral sin topar el PTU hubiese incrementado el impuesto corporativo para las empresas de alta rentabilidad.

“El 10% al PTU sin tope alguno sí era lapidario para algunas organizaciones, porque si se sumaba al 30% del ISR, más el 5% de dividendos, dejaba a las empresas en total desventaja. Es una medida práctica y acertada dentro de lo que cabe”, afirmó el abogado laboralista.

En el sector financiero, por ejemplo, la desaparición del outsourcing sin un tope al reparto de utilidades hubiese implicado repartir hasta 24 meses de utilidades, comentó el especialista. “Por ello es una medida práctica, positiva”.

Sin embargo, el porcentaje de ganancias que se reparte entre los trabajadores, igual al de la década de los ochenta, continúa siendo desproporcionado a la realidad de la economía en la actualidad, opinó Óscar de la Vega.

Por ahora, concluyó, el acuerdo es una solución que ayuda al sector empresarial, pero el fondo del problema es el porcentaje. “Es una solución parcial al problema”.

Con información vía El Economista/Factor Capital Humano

Empleados que menos ganan deben recibir más utilidades: ANTAD a STPS

En la última mesa para definir los posibles ajustes sobre la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas (PTU) que realizó la secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) la iniciativa privada propuso establecer un esquema diferenciado para el pago de utilidades que reconozca a los trabajadores que menos ganan, así como eliminar a quienes tienen salarios altos.

Durante su participación Vicente Yáñez, presidente de de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), dijo que se debe establecer una tabla diferenciada “en donde los que reciban más sean los trabajadores que tienen de 1 a 5 salarios mínimos y que quienes desempeñen niveles altos como trabajadores de confianza no participen en el reparto, ya que en la actualidad reciben bonos de desempeño”.

Asimismo, añadió que el límite para el pago del PTU debe fijarse a 30 días, “desaparecería el incentivo para el insourcing y el outsourcing, promovería el reparto de utilidades, a los trabajadores, a inversión y la competitividad”, lo que llevaría a generar más empleos, incentivar la formalización de las empresas y en síntesis ampliará el tamaño del mercado laboral.

Yáñez sostuvo que incluir en la fórmula actual para el pago del PTU, además del salario devengado y días laborados, se agreguen los conceptos de productividad, “es evidente que la suma de esfuerzos, en la adopción de políticas consensuadas, impulsarán la reactivación económica de México y el bienestar de sus trabajadores”.

En su turno José Manuel López Campos, presidente de Concanaco-Servytur, reiteró que es indispensable contar con una fórmula del reparto de utilidades, “por ello vemos interesante la propuesta de poner un tope de 30 días de salario y también hacer una separación de los que han participado en los esquemas de outsourcing que son los empleados de confianza y empleados de mayores ingreso en las empresas que pudieran no estar considerados con la misma fórmula, ya que ellos tienen accesos bonos de productividad  y de desempeño y en función de los resultados de las empresas”.

Nathan Poplawsky Berry, de la Concanaco-CDMX, aprovechó para destacar que para las micro, pequeñas y medianas empresas es importante contar con la capacidad de tener liquidez y poder reinvertir sus utilidades, además de defendió la existencia de la subcontratación, pues “en empresas de capital intensivo como infraestructura carretera, producción petrolera y minera, al verse obligadas de dejar de utilizar la figura de subcontratación, integrar a los trabajadores que desarrollan sus actividades en las prestadoras de servicios de personal, tendrán que pagar utilidades que en muchos casos implican un desbalance en la economía de las empresas, todo ello derivado de la fórmula fiscal”.

En su participación, Alfonso Bouzas, acádemico de la UNAM, expuso que es fundamental que desaparezcan las empresas tercerizadoras pero con excepciones “es decir, aquellas empresas de capital intensivo en donde el factor trabajo es muy bajo numéricamente y el monto de utilidades puede resultar desproporcionado, en caso de aplicarse la misma regla que para los otros sectores. Las soluciones son topes máximos, no reglas duras que obligan a todos”.

Con información vía El Economista

STPS pide claridad a la IP sobre propuestas en el pago de utilidades a trabajadores

La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a los empresarios para que presenten propuestas concretas sobre la manera que podrían eliminar las distorsiones en el pago de las utilidades a los trabajadores; toda vez que en breve habrá cambios importantes en materia de subcontratación (insourcing y outsourcing) y cuya iniciativa de reforma prohíbe tal actividad para el pago de nóminas.

En el segundo día del Foro que, a petición de los empresarios, realiza la Secretaría del Trabajo, Alcalde Luján expuso que “una parte importante de la iniciativa presentada por el Presidente para limitar los abusos y la creciente figura de subcontratación en nuestro país implica el no poder transferir a los trabajadores de una empresa a otra, es decir insourcing”.

Detalló que se ha detectado que a través del insourcing se crea una empresa distinta a la que genera el capital. En este sentido, “si bien es cierto y claramente se ha dicho, se paga reparto de utilidades, se ha venido haciendo muchas veces por la vía de los bonos de productividad”.

Añadió que cuando esto -insourcing- se limita, “entonces todos los trabajadores pasarían a la empresa que genera toda la utilidad. De ahí la preocupación y que algunos sectores, como es el caso del sector financiero, consideran que pudiera existir cierta distorsión porque hay la posibilidad de que cierta utilidad no sea producto de la productividad de los trabajadores, sino de otras circunstancias y eso es lo que queremos ir entendiendo, ese es el objetivo de estos diálogos para poder tener claridad”, destacó.

La secretaría del Trabajo expuso que sería importante conocer, por sectores, los datos del impacto que trae la PTU; “en el sector financiero se informó que según la utilidad de la empresas puede ser el reparto de entre seis días hasta 26, aunque hay sectores que reparten utilidades muy altas, tenemos el sector del acero donde puede llegar a repartir seis, siete y hasta ocho meses de salario y eso sucede hoy en día en nuestro país”.

Expuso que para “ir entendiendo los sectores y cómo puede esto generar una problemática, es el objetivo de estas mesas de diálogo. Vamos a entrar en un esquema nuevo de desarrollo de herramientas en el mercado laboral con esta nueva norma en materia de subcontratación”, indicó.

Recordó que el sector financiero y de seguros, representan el 4.8% del PIB y generan más de 600,000 empleos; y según datos de la Asociación de Bancos, 250,000 están en insourcing.

La secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, recalcó que el derecho a recibir utilidades de la empresa no está a discusión, ni tampoco el porcentaje de 10% que ya se acordó en septiembre de 2020.

Con información vía El Economista

STPS asegura que utilidades seguirán en 10%; IP pide toparlas a 30 días de salario

La Secretaría del Trabajo (STPS) inició el diálogo abierto con cámaras empresariales y sindicatos sobre la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa (PTU) en el marco de la reforma en materia de subcontratación. Autoridades subrayaron que el derecho al reparto de utilidades y su porcentaje no están a discusión, mientras que el sector patronal propuso topar esta prestación a 30 días de salario y vincularla a indicadores de productividad.

Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, afirmó que los foros para discutir un nuevo sistema para el pago del PTU, y que continuarán en cuatro jornadas más, no tienen la finalidad de exponer el derecho constitucional de los trabajadores al reparto de utilidades y tampoco el 10% que se fijó para el pago de esta prestación.

“De lo que se trata es de entender el problema de las distorsiones que pudiera crear el PTU en los sectores específicos antes mencionados y buscar cómo, sin mermar ningún derecho de los trabajadores, se pudiera, en su caso, reformar la Ley Federal del Trabajo para evitar la pérdida de competitividad de las empresas”, agregó.

Durante la inauguración de la primera mesa de análisis, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), puntualizó que el sector empresarial no está en contra del reparto de utilidades como un derecho constitucional de la fuerza laboral a recibir una parte de las ganancias generadas.

Sin embargo, expuso el líder empresarial, a lo largo de los años, el PTU ha perdido dos objetivos importantes: incrementar la productividad y la competitividad de las empresas. “Ahora la regla que se aplica son días trabajados y salario devengado. Nos parece que el PTU debe estar ligado a factores de desempeño. Debería haber factores de desempeño para realizar este reparto”.

El sistema actual para calcular el reparto de utilidades, agregó Carlos Salazar, no es acorde con la nueva realidad de las empresas en México que deben competir en cadenas de valor internacionales. “Nos obliga a buscar sistemas que sean flexibles y que sean competitivos. Incluir indicadores de desempeño en el PTU ayudaría a mejorar la competitividad y lo haría más justo, para que los colaboradores que aportan más tengan los beneficios de que la compañía incremente sus utilidades”.

IP propone tope de un mes

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), planteó un tope de 30 de salario para el reparto de utilidades para evitar que la eliminación de la subcontratación laboral afecte al sector manufacturero y automotriz y en ese mismo sentido, se fortalezcan otras remuneraciones como los bonos de productividad.

“El esquema actual del PTU no está vinculado a un esquema moderno que incentive la productividad y, por lo tanto, afecta la productividad”, dijo el representante empresarial.

Por su parte, Enoch Castellanos Pérez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) consideró que la modificación del sistema para el pago del PTU limitaría el uso del insourcing.

Tanto el presidente de la Concamin y Canacintra, afirmaron que el PTU, más el impuesto corporativo que deben cubrir, lleva a las empresas a pagar un porcentaje considerable de contribuciones en comparación con países como Estados Unidos, Dinamarca, Noruega o Suecia.

¿Por qué un tope de un mes? Carlos Salazar Lomelín explicó que la propuesta de la Iniciativa Privada (IP) es con base en los 22.5 días en promedio que se reparten en utilidades en todo el país, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“El reparto de utilidades ha ido creciendo constantemente, en cada censo vemos que el reparto ha ido creciendo. Hoy está en eso, 22 días y medio. Cuando se proponen los 30 días, es porque estamos conscientes de que eso daría un nivel más alto de lo que hoy se reparte, no buscaríamos en ningún caso perjudicar a ningún trabajador”, aseguró el presidente del CCE.

PTU, un derecho constitucional

Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), resaltó que el reparto de utilidades es un derecho constitucional y una obligación de los patrones; no es una prestación laboral, expuso.

“Sería verdaderamente triste que lo que quedara al final es que se disminuye al final el pago de las utilidades a los trabajadores. Hago un llamado sensato para que empecemos desde otro punto de vista. No podemos pensar en este momento en que se le deben quitar cosas a los trabajadores u obligarlos a que trabajen más, que sean más horas o que los estándares de producción sean mayores, porque eso sería un atraso en lo que se ha luchado durante tanto tiempo”, manifestó.

El líder sindical consideró que la discusión está partiendo con términos que apuntan a que los trabajadores “deben hacer más cosas”, cuando la legislación ya establece las horas que deben laborar las personas para tener sus prestaciones y, en consecuencia, el PTU.

“Estoy convencido de que en las utilidades algo tienen que ver los trabajadores para que se generen y ese algo son sus ocho horas diarias, su semana de siete días, y eso es histórico. Las empresas de ahora, de antes y de siempre se han hecho a base del dinero de los empresarios, pero también del esfuerzo de los trabajadores. Yo estoy seguro que vamos a llegar a acuerdos, que no se va a morir nadie por esto de las utilidades y que independientemente de que haya empresas que no lo han pagado y lo tengan que pagar, pues no estamos modificando la Ley. Pero si a eso se llegara, habría que analizar que fuera benéfica para las y los trabajadores”, expresó Aceves del Olmo.

Las mesas de diálogo continuarán por cuatro días más, abordando el análisis con otros sectores como el financiero y de seguros, el energético y el de las industrias extractivas, el de tecnologías de la información y el agropecuario, y también con la opinión de académicos.

Con información vía Factor Capital Humano/El Economista

Topar PTU a un mes de salario, propuesta de la IP

Como parte de las propuestas que se presentaron para establecer el pago de utilidades a los trabajadores fue establecer un tope a un mes, y que se privilegie el establecimiento de bonos de productividad.

Así lo manifestó Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Concamin y Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), quienes consideraron que no se debe dejar como actualmente se encuentra la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.

“El esquema actual del PTU no está vinculado a un esquema moderno de incentivo en la productividad y por lo tanto afecta a la competitividad resultando necesario acortar el pago del PTU hasta un mes de salario como ya se tiene establecido en la ley para ciertas actividades”, dijo Cervantes Díaz.

Para Miguel Elizalde, al tratar de incorporar a la plantilla laboral de manera directa en las empresas, en el caso de desaparecer outsourcing, representaría que el reparto de utilidades para los trabajadores del grupo automotriz se redujese, desmotivando a la plantilla de trabajadores. Y en el caso de eliminar el insourcing, “implica perder la economía de escala que se tiene como grupo automotriz; esto impacta la PTU al incrementar los costos y se reducen las utilidades; además de que se tendrán que solicitar de nuevo las certificaciones fiscales y autorizaciones de lo que puede tomar meses y obviamente costos adicionales”.

El presidente del Consejo Mexicano de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Manuel Hernández González, expresó que el camino son los bonos de productividad, si están bien definidos.

Con información vía El Economista

CCE propone 30 días de salario como tope a PTU en la reforma en outsourcing

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso poner un tope a la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) de 30 días de salario, como parte de los cambios a la iniciativa de subcontratación laboral, lo que representaría el doble de lo que actualmente reciben la mayoría de los trabajadores que reciben esta prestación.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, mencionó que una de las propuestas más importantes en la discusión del outsourcing es poner un tope a la PTU, a fin de atenuar el golpe a las finanzas de las empresas.

Sin embargo, la propuesta del gobierno federal es que el reparto de utilidades sea de 60 días por año, por lo que a principios de año se adherirá el sector obrero a las pláticas de negociación de la iniciativa de subcontratación para encontrar un equilibrio entre 30 y 60 días, sin que impacte a las grandes empresas.

El dirigente empresarial destacó que existe una actitud positiva del gobierno federal, en especial del presidente Andrés Manuel López para atacar un problema añejo de más de 50 años y “que nadie le había querido entrar”, el reparto de utilidades.

“En el caso mexicano es que se habla de 10% (de las ganancias de una empresa) pero sin tope y fue concebido para ayudar a las personas que tienen menos ingresos dentro de las empresas y al final estaba beneficiando a las que tenían mayor cantidad de ingresos en las empresas”, mencionó.

Lo que hemos propuesto y junto con la Secretaría del Trabajo, dijo Carlos Salazar, “es que beneficie a los trabajadores y lo que se reparte en promedio en las empresas industriales son 15 días de salario como reparto de utilidades y nosotros hemos propuesto poner un tope a 30 días”.

Aunque la industria automotriz planteó cambiar el reparto de utilidades por un bono de productividad, que dependa del rendimiento de los empleados, cuya fórmula será presentada en las mesas de análisis de la reforma de subcontratación.

A principios de diciembre se determinó que la discusión de la reforma se aplazaba hasta el periodo ordinario de sesiones del Congreso de febrero del 2021, de modo que a principios de enero se retomarán las negociaciones tripartitas.

En tanto, el presidente del CCE dijo: “lo que hay que hacer es que se empiece a discutir y a informar a las empresas sobre cuáles son las figuras de subcontratación que son legales, son la mayoría y sí atacar en modelos que se utilicen de manera inadecuada”.

Otro de los puntos que falta definir es qué pasará con las empresas exportadoras, en especial con las maquiladoras, “y, lo que estamos proponiendo que tengan tratamientos parecidos a los del programa Immex; esto está en la mesa y esperamos acuerdos”.

Salazar Lomelín recordó que la subcontratación se venía platicando con la Secretaría del Trabajo desde el año 2019 y se había llegado hasta el Congreso para atacar el problema de la subcontratación, pero la propuesta del Ejecutivo rompió el acuerdo, al grado de limitar la figura de la subcontratación.

Con información vía El Economista

Utilidades y subcontratación, temas pendientes: IP

El reparto de utilidades en las empresas y la subcontratación especializada están en vías de resolverse una vez que inicien las discusiones legislativas en materia de regulación del outsourcing, de acuerdo con el sector privado del país.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que por primera ocasión en más de 50 años se dará solución a un elemento estructural en el terreno laboral, pues los empresarios buscan topar el reparto de utilidades, ya que estos recursos han beneficiado a trabajadores con mayores ingresos, más no a los que menos perciben.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del organismo cúpula, comentó que la propuesta de la iniciativa privada es encontrar una fórmula que beneficie a los trabajadores, pues en promedio se reparte el equivalente al salario que perciben durante 15 días los trabajadores. Nosotros hemos propuesto en la negociación poner un tope a 30 días, lo cual le daría el doble de lo que hoy reciben ya los trabajadores como reparto de utilidades, dijo antes de acotar que el gobierno federal busca que sea un periodo mayor.

Comentó que ese límite es uno de los puntos que aún se discute con el gobierno, luego de que se logró un acuerdo a principios de diciembre para aplazar la discusión y en la que también estarán presentes los representantes de los trabajadores del país.

Con información vía La Jornada