STPS pide claridad a la IP sobre propuestas en el pago de utilidades a trabajadores

La secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a los empresarios para que presenten propuestas concretas sobre la manera que podrían eliminar las distorsiones en el pago de las utilidades a los trabajadores; toda vez que en breve habrá cambios importantes en materia de subcontratación (insourcing y outsourcing) y cuya iniciativa de reforma prohíbe tal actividad para el pago de nóminas.

En el segundo día del Foro que, a petición de los empresarios, realiza la Secretaría del Trabajo, Alcalde Luján expuso que “una parte importante de la iniciativa presentada por el Presidente para limitar los abusos y la creciente figura de subcontratación en nuestro país implica el no poder transferir a los trabajadores de una empresa a otra, es decir insourcing”.

Detalló que se ha detectado que a través del insourcing se crea una empresa distinta a la que genera el capital. En este sentido, “si bien es cierto y claramente se ha dicho, se paga reparto de utilidades, se ha venido haciendo muchas veces por la vía de los bonos de productividad”.

Añadió que cuando esto -insourcing- se limita, “entonces todos los trabajadores pasarían a la empresa que genera toda la utilidad. De ahí la preocupación y que algunos sectores, como es el caso del sector financiero, consideran que pudiera existir cierta distorsión porque hay la posibilidad de que cierta utilidad no sea producto de la productividad de los trabajadores, sino de otras circunstancias y eso es lo que queremos ir entendiendo, ese es el objetivo de estos diálogos para poder tener claridad”, destacó.

La secretaría del Trabajo expuso que sería importante conocer, por sectores, los datos del impacto que trae la PTU; “en el sector financiero se informó que según la utilidad de la empresas puede ser el reparto de entre seis días hasta 26, aunque hay sectores que reparten utilidades muy altas, tenemos el sector del acero donde puede llegar a repartir seis, siete y hasta ocho meses de salario y eso sucede hoy en día en nuestro país”.

Expuso que para “ir entendiendo los sectores y cómo puede esto generar una problemática, es el objetivo de estas mesas de diálogo. Vamos a entrar en un esquema nuevo de desarrollo de herramientas en el mercado laboral con esta nueva norma en materia de subcontratación”, indicó.

Recordó que el sector financiero y de seguros, representan el 4.8% del PIB y generan más de 600,000 empleos; y según datos de la Asociación de Bancos, 250,000 están en insourcing.

La secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, recalcó que el derecho a recibir utilidades de la empresa no está a discusión, ni tampoco el porcentaje de 10% que ya se acordó en septiembre de 2020.

Con información vía El Economista

STPS asegura que utilidades seguirán en 10%; IP pide toparlas a 30 días de salario

La Secretaría del Trabajo (STPS) inició el diálogo abierto con cámaras empresariales y sindicatos sobre la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de la Empresa (PTU) en el marco de la reforma en materia de subcontratación. Autoridades subrayaron que el derecho al reparto de utilidades y su porcentaje no están a discusión, mientras que el sector patronal propuso topar esta prestación a 30 días de salario y vincularla a indicadores de productividad.

Luisa María Alcalde Luján, titular de la STPS, afirmó que los foros para discutir un nuevo sistema para el pago del PTU, y que continuarán en cuatro jornadas más, no tienen la finalidad de exponer el derecho constitucional de los trabajadores al reparto de utilidades y tampoco el 10% que se fijó para el pago de esta prestación.

“De lo que se trata es de entender el problema de las distorsiones que pudiera crear el PTU en los sectores específicos antes mencionados y buscar cómo, sin mermar ningún derecho de los trabajadores, se pudiera, en su caso, reformar la Ley Federal del Trabajo para evitar la pérdida de competitividad de las empresas”, agregó.

Durante la inauguración de la primera mesa de análisis, Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), puntualizó que el sector empresarial no está en contra del reparto de utilidades como un derecho constitucional de la fuerza laboral a recibir una parte de las ganancias generadas.

Sin embargo, expuso el líder empresarial, a lo largo de los años, el PTU ha perdido dos objetivos importantes: incrementar la productividad y la competitividad de las empresas. “Ahora la regla que se aplica son días trabajados y salario devengado. Nos parece que el PTU debe estar ligado a factores de desempeño. Debería haber factores de desempeño para realizar este reparto”.

El sistema actual para calcular el reparto de utilidades, agregó Carlos Salazar, no es acorde con la nueva realidad de las empresas en México que deben competir en cadenas de valor internacionales. “Nos obliga a buscar sistemas que sean flexibles y que sean competitivos. Incluir indicadores de desempeño en el PTU ayudaría a mejorar la competitividad y lo haría más justo, para que los colaboradores que aportan más tengan los beneficios de que la compañía incremente sus utilidades”.

IP propone tope de un mes

Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), planteó un tope de 30 de salario para el reparto de utilidades para evitar que la eliminación de la subcontratación laboral afecte al sector manufacturero y automotriz y en ese mismo sentido, se fortalezcan otras remuneraciones como los bonos de productividad.

“El esquema actual del PTU no está vinculado a un esquema moderno que incentive la productividad y, por lo tanto, afecta la productividad”, dijo el representante empresarial.

Por su parte, Enoch Castellanos Pérez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) consideró que la modificación del sistema para el pago del PTU limitaría el uso del insourcing.

Tanto el presidente de la Concamin y Canacintra, afirmaron que el PTU, más el impuesto corporativo que deben cubrir, lleva a las empresas a pagar un porcentaje considerable de contribuciones en comparación con países como Estados Unidos, Dinamarca, Noruega o Suecia.

¿Por qué un tope de un mes? Carlos Salazar Lomelín explicó que la propuesta de la Iniciativa Privada (IP) es con base en los 22.5 días en promedio que se reparten en utilidades en todo el país, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“El reparto de utilidades ha ido creciendo constantemente, en cada censo vemos que el reparto ha ido creciendo. Hoy está en eso, 22 días y medio. Cuando se proponen los 30 días, es porque estamos conscientes de que eso daría un nivel más alto de lo que hoy se reparte, no buscaríamos en ningún caso perjudicar a ningún trabajador”, aseguró el presidente del CCE.

PTU, un derecho constitucional

Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), resaltó que el reparto de utilidades es un derecho constitucional y una obligación de los patrones; no es una prestación laboral, expuso.

“Sería verdaderamente triste que lo que quedara al final es que se disminuye al final el pago de las utilidades a los trabajadores. Hago un llamado sensato para que empecemos desde otro punto de vista. No podemos pensar en este momento en que se le deben quitar cosas a los trabajadores u obligarlos a que trabajen más, que sean más horas o que los estándares de producción sean mayores, porque eso sería un atraso en lo que se ha luchado durante tanto tiempo”, manifestó.

El líder sindical consideró que la discusión está partiendo con términos que apuntan a que los trabajadores “deben hacer más cosas”, cuando la legislación ya establece las horas que deben laborar las personas para tener sus prestaciones y, en consecuencia, el PTU.

“Estoy convencido de que en las utilidades algo tienen que ver los trabajadores para que se generen y ese algo son sus ocho horas diarias, su semana de siete días, y eso es histórico. Las empresas de ahora, de antes y de siempre se han hecho a base del dinero de los empresarios, pero también del esfuerzo de los trabajadores. Yo estoy seguro que vamos a llegar a acuerdos, que no se va a morir nadie por esto de las utilidades y que independientemente de que haya empresas que no lo han pagado y lo tengan que pagar, pues no estamos modificando la Ley. Pero si a eso se llegara, habría que analizar que fuera benéfica para las y los trabajadores”, expresó Aceves del Olmo.

Las mesas de diálogo continuarán por cuatro días más, abordando el análisis con otros sectores como el financiero y de seguros, el energético y el de las industrias extractivas, el de tecnologías de la información y el agropecuario, y también con la opinión de académicos.

Con información vía Factor Capital Humano/El Economista

Topar PTU a un mes de salario, propuesta de la IP

Como parte de las propuestas que se presentaron para establecer el pago de utilidades a los trabajadores fue establecer un tope a un mes, y que se privilegie el establecimiento de bonos de productividad.

Así lo manifestó Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Concamin y Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), quienes consideraron que no se debe dejar como actualmente se encuentra la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.

“El esquema actual del PTU no está vinculado a un esquema moderno de incentivo en la productividad y por lo tanto afecta a la competitividad resultando necesario acortar el pago del PTU hasta un mes de salario como ya se tiene establecido en la ley para ciertas actividades”, dijo Cervantes Díaz.

Para Miguel Elizalde, al tratar de incorporar a la plantilla laboral de manera directa en las empresas, en el caso de desaparecer outsourcing, representaría que el reparto de utilidades para los trabajadores del grupo automotriz se redujese, desmotivando a la plantilla de trabajadores. Y en el caso de eliminar el insourcing, “implica perder la economía de escala que se tiene como grupo automotriz; esto impacta la PTU al incrementar los costos y se reducen las utilidades; además de que se tendrán que solicitar de nuevo las certificaciones fiscales y autorizaciones de lo que puede tomar meses y obviamente costos adicionales”.

El presidente del Consejo Mexicano de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), Luis Manuel Hernández González, expresó que el camino son los bonos de productividad, si están bien definidos.

Con información vía El Economista

CCE propone 30 días de salario como tope a PTU en la reforma en outsourcing

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso poner un tope a la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) de 30 días de salario, como parte de los cambios a la iniciativa de subcontratación laboral, lo que representaría el doble de lo que actualmente reciben la mayoría de los trabajadores que reciben esta prestación.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del CCE, mencionó que una de las propuestas más importantes en la discusión del outsourcing es poner un tope a la PTU, a fin de atenuar el golpe a las finanzas de las empresas.

Sin embargo, la propuesta del gobierno federal es que el reparto de utilidades sea de 60 días por año, por lo que a principios de año se adherirá el sector obrero a las pláticas de negociación de la iniciativa de subcontratación para encontrar un equilibrio entre 30 y 60 días, sin que impacte a las grandes empresas.

El dirigente empresarial destacó que existe una actitud positiva del gobierno federal, en especial del presidente Andrés Manuel López para atacar un problema añejo de más de 50 años y “que nadie le había querido entrar”, el reparto de utilidades.

“En el caso mexicano es que se habla de 10% (de las ganancias de una empresa) pero sin tope y fue concebido para ayudar a las personas que tienen menos ingresos dentro de las empresas y al final estaba beneficiando a las que tenían mayor cantidad de ingresos en las empresas”, mencionó.

Lo que hemos propuesto y junto con la Secretaría del Trabajo, dijo Carlos Salazar, “es que beneficie a los trabajadores y lo que se reparte en promedio en las empresas industriales son 15 días de salario como reparto de utilidades y nosotros hemos propuesto poner un tope a 30 días”.

Aunque la industria automotriz planteó cambiar el reparto de utilidades por un bono de productividad, que dependa del rendimiento de los empleados, cuya fórmula será presentada en las mesas de análisis de la reforma de subcontratación.

A principios de diciembre se determinó que la discusión de la reforma se aplazaba hasta el periodo ordinario de sesiones del Congreso de febrero del 2021, de modo que a principios de enero se retomarán las negociaciones tripartitas.

En tanto, el presidente del CCE dijo: “lo que hay que hacer es que se empiece a discutir y a informar a las empresas sobre cuáles son las figuras de subcontratación que son legales, son la mayoría y sí atacar en modelos que se utilicen de manera inadecuada”.

Otro de los puntos que falta definir es qué pasará con las empresas exportadoras, en especial con las maquiladoras, “y, lo que estamos proponiendo que tengan tratamientos parecidos a los del programa Immex; esto está en la mesa y esperamos acuerdos”.

Salazar Lomelín recordó que la subcontratación se venía platicando con la Secretaría del Trabajo desde el año 2019 y se había llegado hasta el Congreso para atacar el problema de la subcontratación, pero la propuesta del Ejecutivo rompió el acuerdo, al grado de limitar la figura de la subcontratación.

Con información vía El Economista

Utilidades y subcontratación, temas pendientes: IP

El reparto de utilidades en las empresas y la subcontratación especializada están en vías de resolverse una vez que inicien las discusiones legislativas en materia de regulación del outsourcing, de acuerdo con el sector privado del país.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) consideró que por primera ocasión en más de 50 años se dará solución a un elemento estructural en el terreno laboral, pues los empresarios buscan topar el reparto de utilidades, ya que estos recursos han beneficiado a trabajadores con mayores ingresos, más no a los que menos perciben.

Carlos Salazar Lomelín, presidente del organismo cúpula, comentó que la propuesta de la iniciativa privada es encontrar una fórmula que beneficie a los trabajadores, pues en promedio se reparte el equivalente al salario que perciben durante 15 días los trabajadores. Nosotros hemos propuesto en la negociación poner un tope a 30 días, lo cual le daría el doble de lo que hoy reciben ya los trabajadores como reparto de utilidades, dijo antes de acotar que el gobierno federal busca que sea un periodo mayor.

Comentó que ese límite es uno de los puntos que aún se discute con el gobierno, luego de que se logró un acuerdo a principios de diciembre para aplazar la discusión y en la que también estarán presentes los representantes de los trabajadores del país.

Con información vía La Jornada

Reparto de utilidades, la discusión laboral de 2021

La Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas  (PTU) se convertirá en la discusión de mayor trascendencia en 2021 en materia laboral, no sólo porque podría modificar la iniciativa de ley sobre subcontratación (outsourcing-insourcing), si no porque después de cuatro décadas se ajustará una obligación patronal a las condiciones de mercado.

Lo anterior, debido a que, entre el gobierno federal, el sector patronal (concretamente el Consejo Coordinador Empresarial) y los trabajadores firmaron un Acuerdo el 9 de diciembre para abrir la discusión y definir “un sistema de reparto de utilidades justo”.

Consultados por separado, especialistas consideran que “desde el año pasado cuando se convocó a conformar la Sexta Comisión con la representación tripartita para discutir el porcentaje que se debía otorgar a los trabajadores como utilidades, debió darse una profunda discusión y no dejar en 10% el porcentaje, mismo que ya se tenía”, expuso Óscar de la Vega, socio de la firma D&M Abogados.

El proceso para fijar el nuevo porcentaje del pago de PTU empezó en agosto de 2019 y concluyó en septiembre de 2020. Se realiza por ley una revisión cada 10 años y se hace una Convocatoria para que los sectores obrero y patronal elijan quién los representará en la revisión, y es el gobierno quien debe convocar a revisar este tipo de prestaciones que se otorgan a los trabajadores.

“No es tan sencillo empezar una nueva discusión sobre el tope de las utilidades, la Sexta Comisión PTU quedó disuelta desde el 9 de septiembre. La están resucitando fuera del marco legal”, afirmó Pablo Franco, presidente de la Unión de Juristas de México.

Explicó que si la intención de todos los sectores es realizar modificaciones, entonces se tendrá que volver a convocar a un nuevo Consejo de Representantes para la Séptima Comisión Nacional para la Participación de las Utilidades de las Empresas, “pero ahí existe el problema de legalidad porque ya es un derecho adquirido por los trabajadores y se estaría revocando, lo cual resultaría violatorio de derechos humanos laborales”, apuntó Franco.

PTU, llevó a crear insourcing en las empresas

Por otra parte, De la Vega explicó que las empresas insourcing (razón social distinta al nombre de la empresa que realiza la contratación de personal) nació como una estrategia para competir en el mercado laboral, pues “el 10% de las utilidades que deben otorgar las empresas sigue siendo altísimo para la economía mexicana, y tiene más de 35 años”.

Agregó que el objetivo de esta subcontratación laboral, bajo esa figura, es eficientar las actividades de las empresas atendiendo a que el socio comercial americano está bajo un ISR del 20%, y en México seguimos en el 35%, más 5% de dividendos, sumando de forma piramidal el PTU.

En días pasados el sector patronal presentó una propuesta para modificar el PTU que consiste en establecer, según el rango salarial, el monto máximo en el reparto de utilidades el cual estará topado hasta 60 días para quienes perciban entre uno y 5 salarios mínimos y quienes tengan como salario 42 salarios mínimos, sólo recibirán 1.5 días, como parte de la prestación.

Para el abogado Pablo Franco, esta propuesta requiere de modificaciones constitucionales, lo cual llevaría más tiempo en la discusión.

¿Cómo funciona actualmente?

  • El reparto de utilidades es un derecho constitucional que tienen los trabajadores para recibir una parte de las ganancias que obtiene una empresa
  • Las utilidades se fijan según el porcentaje que determine la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas (el cual a la fecha asciende al 10% de las utilidades netas).
  • La utilidad repartible se dividirá en dos partes iguales. La primera parte se repartirá por igual entre todos los trabajadores, tomando en consideración el número de días trabajados. La segunda se repartirá en proporción al monto de los salarios devengados por el trabajo prestado durante el año
  • Se debe considerar exclusivamente el salario por cuota diaria.
  • No aplica para trabajadores domésticos; directores, administradores y gerentes generales; profesionistas, artesanos, técnicos y otros que, mediante el pago de honorarios, presten sus servicios.
  • Quedan exentas las empresas de nueva creación durante su primer año de funcionamiento

Con información vía El Economista