Estados Unidos busca ponerle el sello ‘americano’ a la tecnología 5G

La doctrina Monroe que señala “América para los americanos”, buscaba que Estados Unidos se quedara con el control del nuevo continente y parece que el país quiere seguir ganando terreno, esta vez, con la tecnología 5G.

El control que ese país ha ejercido en el continente es parte de su política exterior. Una forma de mantener a salvo sus intereses. En cuanto a la tecnología, eso explica el porqué se opone abiertamente a la llegada de equipos innovadores y más baratos. Tal es el caso de equipos chinos.

Un cerco a 5G

La carrera por el despliegue de la red móvil de quinta generación no es nueva. Al menos, así lo señala Mike Rogers, ex legislador republicano de Michigan, Estados Unidos. Rogers alega que empresas chinas son subsidiadas por el gobierno chino debilitan a su competencia y buscan acaparar el mercado de 5G.

¿Por qué es tan importante esta tecnología móvil?

En el mundo de las telecomunicaciones, 5G significa mayor velocidad, calidad y respuesta inmediata. “No solo es conectividad, la quinta generación va innovar en todas las áreas, incluidas sociedad e industria. Asimismo, la 5G puede incrementar la seguridad”, señala Jin-Hyo Park, director de tecnología y vicepresidente ejecutivo de SK Telecom.

También, en el desarrollo y despliegue de esta tecnología hay mucho dinero involucrado. Entre 2024 y 2034, 5G contribuirá con 2.2 billones de dólares a la economía global, de acuerdo con estimaciones de GSMA, organización que representa a más de 750 operadores de telecomunicaciones de todo el mundo.

Para Rogers y el gobierno estadounidense, las cifras no pasan desapercibidas. El presidente Donald Trump ha acusado a las empresas chinas de espionaje sin que esto se haya confirmado.

“Las intenciones de Trump han sido muy claras desde el principio. Quiere lograr un nuevo acuerdo comercial a través de una guerra comercial”, señala Efrén Páez, economista y analista independiente de telecomunicaciones.

Se resisten al control

Aunque el poder económico de Estados Unidos es innegable, algunos países han logrado mantener sus decisiones comerciales. En junio, la finlandesa Nokia informó que ganó un contrato con Taiwan Mobile para migrar sus servicios a la red 5G. El monto fue de casi 450 millones de dólares (mdd) a completarse en tres años.

Nokia declinó hacer declaraciones inmediatamente debido a que se encuentra en quiet period previo a su reporte trimestral.

Incluso en México, donde todavía no se encienden redes de 5G, su potencial es enorme. Un estudio de Nokia y Omdia señala que el despliegue, en el largo plazo, generarán un impacto económico y social de 730,000 mdd en México para el año 2035.

“La seguridad de las redes depende de los proveedores y no de quienes fabrican los equipos o desarrollan el software. El trasfondo es una guerra tecnología por el liderazgo de 5G. Estados Unidos quiere desarrollar los nuevos modelos de negocio y su único adversario serio es China”, asegura Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi).

Algunos países que mantienen sus alianzas comerciales con proveedores chinos, pese a la oposición de Estados Unidos son:

Noruega

Portugal

Perú

En estos momentos, el gobierno brasileño analiza si cerrar la participación de la china Huawei para la construcción de la red 5G.

Que países como Noruega lograran desmarcarse del asedio estadounidense solo responde a la búsqueda de mejores oportunidades de proveedores para sus redes de telecomunicaciones.

“El gobierno mantiene un diálogo abierto y productivo sobre los requisitos de seguridad. Es responsabilidad directa de las empresas del sector de las telecomunicaciones realizar sus propias evaluaciones de riesgos al seleccionar proveedores de equipos”, dijo a Reuters Nikolai Astrup, ministro de gobierno local y modernización del país nórdico, a principios de este mes.

Quitar y dar

Más que un tema de seguridad, los analistas señalan que las trabas al despliegue de tecnología china sirven para que Estados Unidos gane tiempo.

“Al prohibir (a compañías como) Huawei, Estados Unidos quiere que regiones como Europa y Asia Pacífico se retrasen uno o dos años. (Si gana) ese tiempo, harían inalcanzable a la Unión Americana”, comenta Bravo.

Mientras el país americano va presionando a otros de no usar tecnología china en sus despliegues de redes 5G, también ofrece sus alternativas de adopción para países en vías de desarrollo.

Apenas este miércoles, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) firmaron un memorando de entendimiento para “promover redes seguras de 5G y abiertas en el mundo en desarrollo”.

“Estados Unidos podría aportar recursos para ‘desarrollar 5G’ sin emplear tecnologías de estos fabricantes (chinos). Pero no queda claro el alcance de esa intención ni los mecanismos para distribuir esos recursos. Tampoco se sabe si serán suficientes. Es una intención muy ambigua”, señala Jesús Romo, director de Telconomia.

Más que dinero

Con más que solo dinero y empleos en juego, el cerco de Estados Unidos a la tecnología china también está en el manejo de información. “Parecería menos dañina una guerra en la que no se utilicen armas sino datos. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad. Para muestra tenemos la gran batalla que está librando la adopción mundial hacia el 5G”, señala Ingrid Motta, directora de BrainGame Central.

5G no solo se trata de una tecnología innovadora “es el arma más poderosa para ganar esta guerra geopolítica. Las grandes batallas se dan en los datos, los contenidos y en quién será la potencia mundial para revolucionar las relaciones económicas mundiales”, agrega Motta.

En tanto, empresas como Huawei solo buscan cumplir con sus compromisos.

“Desde las sanciones de Estados Unidos el año pasado, los fabricantes estadounidenses de semiconductores ya no pueden suministrarnos. Por lo que nuestros socios estadounidenses anteriores ya no pueden trabajar con nosotros. Desde agosto se ha vuelto aun más difícil”, dice a Tec Review, Kurier Abraham Liu, vicepresidente de Huawei para Europa.

Impulsar la competencia

La férrea competencia para alcanzar el desarrollo de tecnologías como 5G e inteligencia artificial será una situación que continuará. Germán Patiño, profesor del Tec de Monterrey especialista en geopolítica, considera que esta desde los gobiernos se seguirá impulsando la creación y desarrollo de empresas en estas áreas. “Quienes desarrollen de mejor manera la carrera en la inteligencia artificial serán los poseedores del poder en el siglo XXI”, señala.

Patiño explica que algunas empresas como Alibaba son mucho más eficientes y atractivas que las estadounidenses en el mercado asiático. “Pero, en México no entran, porque reconfigura un especie de modelo encabezado por Estados Unidos en todo el continente (americano). China simboliza una gran amenaza en ese sentido”, dice.

Incluso con estos obstáculos, empresas como Huawei no bajan los brazos. “Confiamos en que podemos continuar sirviendo a nuestros clientes europeos en el sector 5G debido a muchos preparativos e inversiones iniciales con la tecnología más avanzada”, opina Liu.

Slim pierde mercado de internet en México

Telefónos de México (Telmex) ha perdido clientes en el servicio de internet residencial y ahora cuenta con 46% de este negocio, de acuerdo con cifras del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a diciembre de 2019.

Este dato coloca a este segmento de negocio de la empresa que pertenece al grupo de América Móvil debajo del porcentaje para considerarla preponderante.

Sin embargo, la métrica sobre preponderancia en telecomunicaciones contempla los servicios del sector en su conjunto, lo que incluye telefonía fija y móvil, internet fijo, residencial y empresarial, e internet móvil.

Ahora, la empresa de Carlos Slim tiene 7.5 millones de usuarios de internet fijo residencial lo que significa que la empresa perdió 500 mil clientes en un año.

En tanto, su competencia ha ganado usuarios, de manera que Televisa pasó de 25% del mercado en 2018 a 27.2% al cierre del año, con lo que alcanzó 4.4 millones de clientes.

En tercer sitio se encuentra Megacable con 17.2% del negocio para llegar a 2.7 millones de usuarios, seguido por Totalplay con 8.7%, es decir un millón de suscriptores en el servicio.

En cuanto al mercado total de internet fijo, Telmex ha perdido 21.4 puntos porcentuales al pasar de 71.4% de mercado a 50% en seis años, de acuerdo con datos del regulador.

11oct20-telmex.gif

A pesar de que el confinamiento por la pandemia del Covid-19 llevó a los mexicanos a trabajar y estudiar desde casa, en el segundo trimestre del año Telmex sumó sólo 64 mil adiciones netas de banda ancha.

Mientras que Televisa tuvo 252 mil adiciones netas de banda ancha entre abril y junio de este año, y Megacable, 206 mil.

Por otra parte, la concentración de mercado medida de acuerdo al Índice Herfindahl-Hirschman (IHH), en el que 10 mil representa un monopolio y uno significa un mercado en competencia; ha caído en el segmento de banda ancha fija.

Jorge Bravo, analista de Digital Policy and Law, comentó que el regulador debe ser más flexible y analizar mercado por mercado, en este caso, no sólo el residencial sino por estados.

“Estoy seguro que en varias entidades, sobre todo en la Ciudad de México, Telmex ya no es preponderante, por lo tanto debería de abrirse la competencia del servicio de manera local y no con criterios solamente nacionales”, opinó Bravo.

Destacó que es mérito de la competencia que logre atraer a clientes con ofertas, incluso, la pandemia debió ser una oportunidad para brindar internet más veloz mayor capacidad y le hizo, de alguna manera, perder participación de mercado a Telmex.

Datos del IFT señalan que en diciembre de 2013 la cifra era de 5 mil 168 puntos y para el cierre de 2019 el dato cayó a 3 mil 396 puntos.

El IFT tenía previsto dar a conocer la revisión bienal al agente económico preponderante, en este caso de telecomunicaciones que es América Móvil; sin embargo, aunque el proceso sigue su curso, el instituto regulador no ha informado sobre el resultado de este análisis.

En el mercado de telefonía fija, con el que generalmente se ofrece el servicio de banda ancha empaquetado, Telmex también ha perdido mercado, aunque a un ritmo menor.

En 2013, Telmex registró una cuota de mercado de 69.8% y para diciembre de 2019 la cifra era de 52.4%.

Con información de El Universal Carla Martínez

México ofrece dos años de gracia para construir redes de 5G, ¿es suficiente?

El Estado mexicano plantea una exención de dos años en el pago anual de derechos por la explotación de bandas radioeléctricas, para el operador que se aventure a construir redes de quinta generación (5G) sobre el espectro de los 600 MHz o de 1.5 GHz, y a través de una concesión comercial que le sea otorgada entre 2021 y 2022.

Los operadores que compren frecuencias en esas bandas comenzarían a presentar sus pagos anuales de derechos a la Tesorería de la Federación a partir del 1 de enero del 2024 y del 1 de enero del 2025, si las concesiones de espectro le son entregadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) antes del 30 de noviembre del 2021 o después del 1 de diciembre de ese mismo año, según cada concesión en particular.

De presentarse un escenario así y de que esta propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sea ratificada en la Cámara de Diputados en los siguientes días, los operadores podrían tener un pequeño respiro para configurar redes y productos de 5G en México durante los tres años más difíciles después de la pandemia de coronavirus, 2021, 2022 y 2023, pues la Covid-19 ya esfumó 20% de la inversión y 11% de los ingresos de la industria mexicana de telecomunicaciones en el primer semestre del 2020.

Este panorama igualmente ya puso al Instituto Federal de Telecomunicaciones a valorar la posibilidad de aplazar las venideras subastas de espectro en 1.7/2.1 GHz, 800 MHz y 2.5 GHz para robustecer coberturas 4G y banda en los 600 MHz y 3.5 GHz para próximos servicios de 5G.

El IFT también estaría presionado así para sacar a contrarreloj, entre 2021 y 2022, un concurso de espectro sobre los 600 MHz y para la llamada Banda L o de 1.5 GHz, y analizar además si existe algún interés de los operadores por comprar ese tipo de espectro ante los elevados cobros por pagos de derechos por otras bandas de cobertura y capacidad que se advierte que los diputados en San Lázaro votarán a favor antes del 15 de noviembre.

El valor de los incentivos por dos años para quienes compren espectro en los 600 MHz y en 1.5 GHz equivaldría a 326.73 millones de dólares o 6,951.6 millones de pesos mexicanos.

Esta cantidad de dinero resulta de calcular los 82.75 millones de dólares que la industria pagaría por explotar toda la banda de 600 MHz durante un año y los 80.64 millones de dólares que también realizaría como pagos de derechos por usar la Banda L durante un año; esto, multiplicado por dos en ambos casos, con el tipo de cambio peso-dólar para el último día de septiembre y con las referencias de cobro presentadas por la Secretaría de Hacienda al Poder Legislativo hace unas semanas.

Los cálculos, a un escenario de 20 años y con las mismas referencias de Hacienda, indican que el incentivo del Estado mexicano para que los operadores compren bandas de 600 MHz o de 1.5 GHz, equivalen al 10% de lo que invierte toda la industria durante un año regular en infraestructura de telecomunicaciones aquí. Pero muy importante también, equivaldría al 3.20% del pago total de derechos que el gobierno recibiría por todas las bandas en concesión en esos 20 años: alrededor de 10,200 millones de dólares.

Esa cifra asusta la industria, porque el gobierno, a través de la Secretaría de Hacienda, propuso incrementos para los pagos anuales de derechos por la explotación de bandas que se fijan cada año en la Ley Federal de Derechos (LFD).

Cálculos propios del Instituto Federal de Telecomunicaciones dicen que Hacienda incrementó en 48% los pagos de derechos por las bandas de 800 y 850 MHz y en 186% su propuesta para las bandas de 600 MHz, 1.5 GHz, 3.3 y 3.5 GHz, frecuencias no tasadas aún por ser espectro recuperado de otro tipo de servicios y para su vuelta a proceso de licitación.

La propuesta de la Secretaría de Hacienda a la Cámara de Diputados se desglosa en que todo el dinero que un operador pagará como gravamen por usar bandas de espectro será en 19.5% por la contraprestación que se entrega al momento del concurso licitatorio y 80.5% por los pagos anuales de derechos, que, argumenta el Estado, le permite un flujo constante de dinero al país.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones ha insistido en que México ya cobra un 60% más dinero por el uso de espectro, de una muestra de 40 países con mayor relevancia en la economía mundial. El IFT también recuerda que en otros mercados sólo el 30% del valor total de una banda de espectro corresponde a los pagos anuales y el 70% al monto por contraprestación, cuando se entrega la concesión al operador.

El regulador y la industria estiman que los cobros por pagos de derechos planteados por la Secretaría de Hacienda y que podrían ser ratificados por la Cámara de Diputados —controlado en mayoría absoluta por el partido en el gobierno—, frenará la inversión en redes de 5G.

La propuesta de exención fiscal planteada por Hacienda al Congreso para los 600 MHz y la Banda L, contrasta y parecerá un paliativo ante las determinaciones, por ejemplo, de los gobiernos de Colombia respecto a disminuir las cuotas por uso de espectro y de Perú de no cobrar impuesto por la asignación temporal de bandas durante la pandemia, países con realidad económica, social y política distinta a la de México, pero muy afectados también en su economía por la Covid-19.

“Con esta medida, se generarán mayores incentivos, para que en los primeros meses siguientes al otorgamiento de la concesión (en 600 MHz y Banda L), las empresas utilicen nuevas tecnologías y se acelere el despliegue de nuevas redes de telecomunicaciones, al tiempo que se fomente a que las empresas incrementen las inversiones que realicen en infraestructura, lo que permitirá que los usuarios reciban más y mejores servicios”, expone la Secretaría de Hacienda en su propuesta de vacatio legis para esas dos bandas.

La intención de incentivar la asignación de espectro en las bandas de cobertura como son las de 600 MHz, para construir redes de 5G puede resultar una acción acertada, pero que también puede perder eficacia cuando existe una política espectral  que incrementa los pagos de derechos de las bandas de 800 MHz y 850 MHz.

Con información de EL Economista

Tras pandemia, Facebook sugiere a IFT considerar el uso de la banda de 6 GHz para uso libre y WiFi 6

La pandemia de COVID-19 aumentó el sustancialmente el uso de redes WiFi por el confinamiento, escenario que -según Facebook- abre la puerta al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para revisar los usos que se pueden dar a la banda de 6 gigahertz (Ghz).

En el marco del foro ‘Perspectivas de los sectores de Telecomunicaciones y Radiodifusión en la reactivación económica de la nueva normalidad’, Facebook sugirió que la asignación de este espectro en México debe considerarse para uso libre y para poderla utilizar con WiFi 6.

El WiFi 6 podría ser el equivalente fijo a una red móvil como 5G, las cuales requieren tener alta capacidad para soportar la acelerada demanda.

Durante su participación en la mesa sobre la importancia de estos sectores en la economía y el desarrollo de México y su impacto en la pandemia, Sebastián Kaplan, gerente de políticas para la conectividad de Facebook para América Latina, apuntó que la pandemia puso en relevancia las redes de WiFi y el uso de espectro no licenciado.

Como sugerencia humilde, creemos que México puede revisar a futuro el uso de esta banda no licenciado para espectro, algo que entiendo, el IFT ya está revisando

Recomendó pensar en la banda de 6 Ghz para tener mas espectro no licenciado y conectar a los conectados, lo que tiene a su vez un gran impacto económico.

“no solamente en mejores índices y conectividad, sino también de manera directa e indirecta en la economía de los países en la región”, agregó Kaplan.

No es la primera vez que Facebook expone sus sugerencias respecto al uso de esta banda de frecuencia que reguladores de países como Estados Unidos, Brasil, Corea y Reino Unido ya se analizan.

El pasado 13 de agosto, Lester Benito García Olvera, director de Política Pública y Conectividad para América Latina de Facebook y Martha Suarez, presidenta de Dynamic Spectrum Alliance (DSA), se reunieron con comisionados del Instituto y representantes de diversas áreas.

Esta reunión tuvo como punto central discutir la banda de 6 GHz bajo un enfoque de uso libre y poder utilizarla con WiFi 6.

Kaplan reiteró la relevancia de analizar los usos del espectro ante el alto crecimiento en el consumo de WiFi, al considerarlo “una interesante oportunidad para México en el futuro, pero no sólo para el crecimiento del WiFi”.

Hay tecnología de WiFi 6 que se puede aplicar dentro de muy poquito para usar esta banda para WiFi; además, la pandemia puede ser un acelerador de proyectos y tecnologías futuras

Facebook considera que esta banda de frecuencia puede ser utilizada para proyectos de realidad aumentada o realidad virtual, por ejemplo; muy apropiada y utilizada para este tipo de tecnologías.

Al respecto, Mario Fromow, comisionado del IFT, señaló que el regulador trabaja desde hace varios años en la materia, por lo que contempla que en las próximas semanas salga a la luz una consulta pública al respecto.

Apuntó que si bien es polémico discutir y diferenciar el mundo de WiFi y el móvil, “México dará una muestra de liderazgo en este tema a nivel regional”, aseguró.

Con información de El CEO Itzel Castañares

Advierten riesgo de devoluciones de espectro por alza de derechos

El alza a los derechos anuales de espectro que propone la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México traerá como consecuencia más devolución de espectro al Estado y el aumento en precios a los consumidores, advirtieron especialistas.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), aseveró que actualmente México se encuentra casi 63 por ciento por encima de la media internacional en el pago de derechos, lo que ya ha hecho que empresas como AT&T y Telefónica hayan devuelto espectro al Estado.

“(El incremento a los derechos anuales) resulta en efectos contrarios al bienestar social, como barreras a la entrada para nuevos competidores en el mercado.

“Promueve la devolución del espectro radioeléctrico, eso ya lo vivimos tanto con AT&T como con Telefónica, las dos empresas ya devolvieron espectro para sanear sus finanzas porque tienen valores demasiados elevados y esto pone (…) también en riesgo el despliegue de infraestructura y las inversiones para nuevos servicios como 5G, incluso incrementos en precios de servicios móviles a los usuarios”, advirtió el funcionario federal.

Navarrete detalló que la propuesta de incremento de Hacienda coloca a las bandas AWS/PCS 120.20 por ciento por arriba de la media internacional; la banda de 800/850 MHz casi 2 por ciento por encima de la media, y la banda 2.5 GHz un 85.28 por ciento por encima del valor promedio mundial.

Recomendamos: Aumento a derechos de espectro condenará al atraso: Adolfo Cuevas

Maryleana Méndez, secretaria General de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET), aseveró que el aumento a la tasa de derechos tendrá como consecuencia peores condiciones para los ciudadanos.

Dijo que sería insostenible para los operadores de México, pues deben hacer mayores inversiones y las tarifas en el país han disminuido, por lo que no sería rentable para las empresas.

Por ello, aseguró, es necesario que las autoridades fiscales en México reconsideren y, en cambio, realicen proyectos de asociación público-privada para lograr reducir la brecha digital.

María Elena Estavillo, especialista en telecomunicaciones y excomisionada del IFT, coincidió en que el incremento a los derechos anuales será un retroceso que ampliará la brecha entre los desconectados y quienes tienen acceso a los servicios de banda ancha.

Afirmó que lejos de incrementar los costos del espectro, los gobiernos deberían trabajar en proyectos para subsidiar no sólo los servicios para las personas en zonas alejadas que no tienen acceso por falta de dinero, sino que también deben generar planes de subsidio de dispositivos por los cuales se conectarán.

Con información de DPLnews

Aumento a derechos de espectro condenará al atraso: Adolfo Cuevas

Adolfo Cuevas, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, aseveró que el aumento de derechos anuales a diversas bandas de espectro radioeléctrico que propone el Gobierno Federal es una condena al atraso de la presente y futuras generaciones.

El comisionado presidente del regulador de las telecomunicaciones de México aseveró que el IFT defenderá el desarrollo del país a través de las telecomunicaciones, ya que éstas deben ser “el nuevo sistema nervioso económico y de progreso”.

Cuevas aseguró que en México, autoridades, industria y gobiernos no pueden sentirse satisfechos con el avance que se ha hecho hasta ahora, por lo que afirmó que el IFT se compromete a impulsar a las telecomunicaciones como herramienta de progreso.

“Significan derechos que encarecen el servicio, desalientan el progreso del sector por la tardanza de su desarrollo. (El incremento a los derechos del espectro) sería una oportunidad perdida, una condena al atraso de la presente generación y las siguientes, y eso no lo podemos permitir.

“Abracemos a las telecomunicaciones como oportunidad de progreso y proyectarlo de una vez y para siempre a una senda de desarrollo inclusivo y permanente”, aseveró Adolfo Cuevas durante la inauguración del foro Perspectivas de los Sectores de Telecomunicaciones y Radiodifusión en la Reactivación Económica de la Nueva Normalidad, organizado por el propio regulador.

El presidente del IFT sostuvo que las telecomunicaciones son el espacio de inversión redituable, por lo que trabajarán para impulsarlas.

Agregó que en una época de crisis como la que se vive por la Covid-19, la inclusión es la clave y es la misión del IFT.

“Inclusión es la clave, inclusión es la misión, por eso la posición del IFT en temas de derechos. No es una posición del IFT del lado de la industria, sino con la industria y del lado de los consumidores”, afirmó.

Con información de DPLnews

Propuesta del cobro por derechos del uso del espectro impactará en conectividad: IFT

Lejos de representar un beneficio social, la propuesta de Hacienda sobre el incremento en el cobro por derechos del uso del espectro tendrá impactos negativos en la conectividad de los mexicanos, señala el IFT en un documento enviado este jueves al Congreso y a la SHCP.

“Desincentivaría las inversiones y la participación en futuros procesos licitatorios, incrementaría la posición asimétrica del AEPT (Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones), limitaría las posibilidades de que se ofrezcan en México servicios de última generación (5G)”, agrega el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En un comunicado, el instituto agrega que este incremento no garantiza que el Estado recibirá mayores ingresos por concepto de derechos derivado de la falta de interés en nuevas licitaciones de espectro y del posible regreso de mayores cantidades de espectro por parte de los actuales operadores.

Como parte de los cambios propuestos por Hacienda a la Ley Federal de Derechos se establecen incrementos en el cobro por el uso y aprovechamiento del espectro radioeléctrico.

“El IFT comprende la necesidad de financiar el gasto público. Sin embargo, expresa su respetuosa preocupación por los efectos de corto y largo plazo en consumidores y en el desarrollo de un sector que ha demostrado ser clave durante la pandemia y para la posterior recuperación económica”, señala el instituto.

El documento enviado por el regulador a legisladores y funcionarios indica que esta alza en el cobro de derechos representa barreras a la entrada a nuevos competidores, desincentivan la participación en nuevos procesos de licitación de espectro, promueven la devolución de espectro al Estado, como ya ocurrió con AT&T y con todo el espectro de Telefónica para servicios móviles.

Además, pone en riesgo el despliegue de infraestructura y las inversiones para servicios 5G, limita las mejoras en cobertura y calidad de los servicios y, “potencialmente, podrían implicar incrementos en los precios de los servicios para los usuarios finales”.

El IFT asegura que los montos actuales de los derechos por el uso del espectro son, en promedio, superiores en 60% a la media internacional y esta diferencia crecería a casi a 70% con los incrementos propuestos por Hacienda.

Al respecto, el instituto envió una propuesta a la dependencia para reducir los cobros anuales por el espectro y, en contraste, “la Secretaría incluyó incrementos de 48% en dos de las bandas móviles (800 y 850 MHz), mantuvo sin cambios (más allá de la inflación) tres de las bandas (AWS, PCS y 2.5 GHz) y propuso valores 186% superiores a los propuestos por el IFT para tres bandas hoy no tasadas en la LFD (600 MHz, Banda L y 3.3 a 3.6 GHz, las cuales son propicias para el despliegue de los nuevos servicios de quinta generación o 5G)”.

Con información de El Universal Carla Martínez

México, en el sótano de competitividad digital

México cayó cinco lugares en el ranking de competitividad digital 2020, lo que ubicó al país en los últimos 10 lugares de 63 países que evalúa el instituto suizo IMD.

Las deficiencias del marco regulatorio, la infraestructura tecnológica, los niveles de graduados en ciencias, las bajas inversiones en telecomunicaciones, problemas de educación y capacitación para utilizar los medios digitales fueron los principales factores del retroceso.

“México cayó a los 10 últimos lugares de la lista del ranking al retroceder del sitio 49 al 54 de la lista”, lo que lo ubicó en uno de los peores sitios en el último lustro.

La evolución del país ha sido intermitente. En 2016 se ubicó en la posición 52. Para 2017 escaló a la 49. Al año siguiente descendió a la 51. En 2019 recuperó el puesto 49, y finalmente en el presente ejercicio bajó al 54.

A diferencia de México, Brasil escaló en el ranking, al pasar del sitio 57 al 51, lo que lo convirtió en el único país de América Latina en mejorar su posición.

10ct20-posibilidadesdeproduccion.gif

Evaluación por factores
 

El ranking del IMD informó que el factor de Conocimiento se mantuvo en el sitio 52; en Tecnología bajó del 52 al 56, y en Preparación para el futuro pasó del 49 al 52.

El ranking del Centro de Competitividad Mundial del IMD explicó que en subfactores de Conocimiento, México tuvo mejor desempeño en los de concentración de científicos y talento.

En contraste, registró deficiencias en entrenamiento, capacitación y educación, al situarse en el lugar 57, es decir, sólo seis escaños por arriba del peor posicionado.

El IMD detalló que esto se debe a que hay un bajo gasto de gobierno en educación, por los bajos logros a nivel superior, el bajo porcentaje de mujeres con altos grados escolares, los malos resultados en las pruebas de matemáticas que realiza la OCDE (PISA), así como el manejo del talento.

En Tecnología, los subfactores con mayores problemas fueron tecnología de comunicación que se utiliza, en el sitio 57; el número de usuarios de internet, 57; el ancho de banda, 57; y la legislación para fomentar la investigación tecnológica, 58.

El Centro de Competitividad Mundial del IMD aseguró que “2020 ha sido un año de retos para el mundo. Cada aspecto de nuestras vidas ha sido afectado por el Covid-19 y la tecnología se ha incorporado en la agenda de la pandemia en diferentes dimensiones, desde la comunicación al monitoreo, deseablemente en un futuro no distante se encuentre la cura del virus”.

Con información de El Universal Ivette Saldaña

5G Americas recomienda licitar también en la IFT-10 a las bandas que Movistar retornó en 1.9 y 2.5 GHz

La organización 5G Americas presentó una serie de recomendaciones cuyo propósito es aumentar el atractivo de la Licitación IFT-10 de espectro para servicios móviles en México, un proceso que ahora se encuentra en etapa de consulta pública.

5G Americas es una asociación de la industria de telecomunicaciones que empuja el desarrollo de la conectividad en el continente americano y de entre sus sugerencias enviadas el 25 de septiembre, propuso al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) concursar en esta licitación los distintos paquetes de espectro que el operador Movistar ha devuelto al Estado en meses recientes por no empatar ya con su estrategia de negocios en el país.

Aparte, propuso ir a concurso de licitación con una subasta menos fragmentada en la banda de los 800 MHz y planteó la posibilidad de que el IFT descarte el requisito de que el operador ganador de una u otra banda, deba acreditar una cierta obligación de cobertura, en un tiempo específico y a través de determinada tecnología, como 3G o 4G, pues a parecer de la organización, esto lo definen las condiciones propias de cada mercado en particular.

La configuración de la Licitación IFT-10, en cuanto los tamaños de cobertura y ancho de banda de cada paquete de espectro, también pueden afectar de manera positiva o negativa el interés de ese concurso.

“El espectro disponible en México debe ser ofrecido preferentemente en bloques amplios, con divisiones territoriales razonables y en porciones del espectro para las que existan dispositivos compatibles (…) El espectro de servicios móviles debe ser asignado bajo criterios tecnológicamente agnósticos para permitir un desarrollo de los servicios acordes a las condiciones de cada mercado”, expuso José Otero, vicepresidente de 5G Americas para América Latina y el Caribe.

México está por licitar 41 bloques de espectro en bandas de cobertura y capacidad, que funcionarán a los operadores para reforzar sus redes existentes de 4G. Se trata de diversos paquetes nacionales y regionales de 5, 10 y 20 MHz de frecuencias ubicadas en las bandas de 800 MHz, otras en 1.7/2.1 GHz (AWS), también en 1.9 GHz (PCS) y en 2.5 GHz, que, en algunos casos, fueron señales poco atractivas en procesos pasados o recuperadas de concesionarios que nunca pudieron explotarlas en servicios móviles inalámbricos.

A detalle, el IFT concursará 38 bloques en la banda de 800 MHz, divididos entre un gran bloque regional ubicado básicamente en el norte de México y otros 37 bloques repartidos entre estados y municipios del resto del país, a través de las llamadas Áreas Básicas de Servicio (ABS) que se crearon en tiempos de la extinta Cofetel. Después se encuentran los bloques nacionales, de 10 MHz cada uno, en las bandas de PCS y AWS; y posteriormente, diversos segmentos de 60 MHz que pertenecen a la banda de los 2.5 Gigahercios que cubren áreas geográficas más definidas en alrededor de 23 estados de la República.

Todo eso y las obligaciones de cobertura que el IFT rescató de otro proceso licitatorio de espectro móvil es lo que provoca ruido en la industria de telecomunicaciones en general.

En otro apunte, el 1 de enero pasado se conoció que Telefónica Movistar ha comenzado a devolver diversas frecuencias de espectro en las bandas de 800 MHz y de 1.9 GHz (PCS) al Estado mexicano. También empezó a regresar su espectro nacional en 2.5 GHz, conseguido a través de la Licitación IFT-7, de ahí que existe espectro en esas bandas que pudieran ser de interés de otros operadores, ahora a través de la IFT-10.

5G Americas ve también aquí una oportunidad para dotar atractivo a la próxima subasta de bandas, en un año complicado para la industria por la pandemia de Covid-19 y ante la siguiente licitación, que será para servicios de 5G.

“Se recomienda que se incluya en la Licitación IFT-10 la máxima cantidad de espectro disponible, considerando los bloques devueltos a finales de diciembre de 2019 en las bandas de 2.5 GHz y 1.9 GHz(…) Para la banda de 800 MHz, se sugiere considerar al menos una etapa del concurso en la que se ofrezcan bloques de configuración regional más amplia en la forma de regiones celulares, si todas sus áreas básicas de servicio están disponibles para permitir una oferta de bloques de 800 MHz menos fragmentada y si existen manifestaciones de potenciales interesados a favor de esta fase”, dijo José Otero al IFT.

En cuanto a las obligaciones de cobertura propuestas para la Licitación IFT-10 se debe considerar que el ecosistema de terminales LTE compatibles con la banda 27 es menor comparado con casos como la banda 7 LTE (2.5 GHz). En este sentido, se sugiere que las obligaciones de cobertura asociadas a los bloques de 800 MHz contemplen plazos mayores a dos años para su cumplimiento, especialmente si se empleará la banda de 800 MHz (…) La ocupación del espectro por usuarios de servicios distintos puede generar dificultades para dar cumplimiento a las obligaciones de cobertura. Se recomienda eliminar de las bases de concurso requisitos que exijan utilizar tecnologías de alguna generación móvil en particular como requisito mínimo”. https://if-cdn.com/taJMLoJ?v=1&app=1

Con información de El Economista Nicolás Lucas

¿Un plan de datos más caro? Los 3 efectos si sube el costo del espectro

La propuesta de aumentar los precios de los derechos del espectro radioeléctrico ha generado preocupación. Empresas de telecomunicaciones, inversionistas, órganos reguladores y asociaciones civiles se han pronunciado en contra de la iniciativa hecha por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), dentro del Paquete Económico 2021.

Esto significaría “condenar a México a un mayor rezago en conectividad y desarrollo”, aseguran desde el Instituto del Derecho a las Telecomunicaciones (IDET). Mientras que a Mónica Aspe, CEO interina de AT&T México, le preocupa que la aprobación de la propuesta amplíe la brecha digital en plena pandemia.

Con la justificación de que el esquema de cobro actual ha quedado rezagado en comparación con 14 países del mundo, la SHCP propuso aumentar en 56.5% el cobro de las bandas de 800MHz, también busca elevar las de 600MHz, que serán utilizadas para prestar servicios móviles de la quinta generación (5G).

Pero, esto es “categóricamente falso y erróneo”, según la consultora The CIU, ya que en caso de aprobarse esta medida, los pagos por las bandas de 800MHz y de 600MHZ serían 5.6 y 13.6 veces más caras, respectivamente, que las de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esta medida generará un impacto importante en el sector. Los expertos consultados resaltan que son tres las principales consecuencias que traería el incremento del costo del espectro:

1. Impacto al consumidor final

Al tratarse de un insumo básico, el alza obligaría a las empresas de telecomunicaciones a evaluar la posibilidad de subir el precio de sus servicios móviles, generando así una afectación directa a los usuarios.

“Habrá empresas que no puedan absorber este costo y tendrán que trasladarlo a los usuarios incrementando el precio de los servicios, lo que se verá reflejado a corto plazo”, explica Gonzalo Rojón, director y senior partner de The CIU. “A lo mejor no en todos los niveles, pero aún hay un grupo de personas que prescindirá de los servicios si el precio crece, lo que además desencadenaría un retraso en la penetración del mercado”.

En el IDET coinciden en que la afectación será negativa para los consumidores. Pero Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), confía en que esto no suceda, pero sí habla de consecuencias sociales.

“No creo que los operadores sean tontos, no van a querer incrementar los precios porque les genera desconexiones y un malestar a los usuarios”, asegura. “Pero sí vamos a ver un retraso en los despliegues de infraestructura, la cobertura de los servicios móviles se va a demorar y no llegará a las zonas más rezagadas. El espectro caro trae consecuencias sociales e impide el beneficio digital”.

2. Retraso en la adopción de la red 5G

Debido a que la iniciativa de la SHCP también propone la creación de nuevas cuotas para el espectro que se destinará en el despliegue de la red 5G, el incremento en el costo se volverá una barrera en su adopción, mencionan desde el IDET.

“Si bien, esto no quiere decir que no suceda, sí estamos hablando de un retraso importante en el despliegue de la infraestructura 5G, lo que no solo afecta a los usuarios, sino al país entero, las industrias no podrán automatizar procesos ni ser digitalmente más eficientes porque el espectro es muy caro”, agrega Bravo.

Además, en el IDET consideran que afectarán los planes de las empresas que tienen la intención de participar en las licitaciones que próximamente llevará a cabo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), donde han declarado que la propuesta hecha por Hacienda difiere de la recomendación que ellos hicieron para disminuir las tarifas del espectro.

“La propuesta del Instituto fue a la baja en la parte de los derechos”, explicó Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT en una reunión con medios de comunicación. “Estamos en proceso de análisis de esa propuesta, y podemos ver con toda claridad que difiere en buena medida de lo que propusimos, pero tendremos que hacer revisión y análisis exhaustivo”.

3. Afectaciones en la competencia

Es de suma importancia que las compañías tengan suficiente espectro para prestar sus servicios. Por eso, incrementar su costo reduce su capacidad de competir en el mercado mexicano. Gonzalo Rojón dice que solo algunas empresas podrán hacerle frente al alza, como América Móvil, pues sus ingresos por usuarios son mayores a la del resto de compañías de telecomunicaciones, las cuales tendrán que recurrir a medidas drásticas como lo hizo Telefónica.

A inicios de 2020, la firma española anunció que devolvería diversas frecuencias de espectro, debido a los costosos pagos de derechos que pagaba por su uso. Datos proporcionados por The CIU indican que durante 2019, Telefónica destinó 14.7% de sus ingresos a este insumo en México –una cifra mayor al 4% que invirtió, en promedio, en los 17 mercados globales donde también presta sus servicios–.

Telcel solo destinó 3.1% de sus ingresos al uso del espectro y AT&T invirtió 11.5%. En promedio, según la consultora, el pago de las compañías creció cuatro veces respecto a 2018.

Esta situación, agrega Rojón, solo provocará una distribución inequitativa en el mercado. “En caso de encarecer el espectro sería el preponderante quién con su mayor capacidad financiera atenuaría los impactos en costos, frenando y revirtiendo los avances en competencia en este mercado”.

Finalmente, la CEO interina de AT&T, dijo durante su participación en el foro ‘Iberoamérica transformación digital NOW’ que le preocupa la propuesta de incrementar los derechos del espectro de manera notable, de un año a otro.

“La forma más rápida y eficiente de atraer mayor inversión y redes móviles es a través de reglas claras en lo fiscal, en lo regulatorio, en lo legal, así como en la promoción sostenida de la competencia efectiva. En este entorno (de crisis sanitaria) las empresas necesitamos invertir más”, aseguró.

Con información de Cnnexpansión Zyanya López