Telmex logró utilidades por primera vez en varios trimestres, pero redujo en 45% su inversión a redes

Con información de Nicolás Lucas-El Economista

Teléfonos de México consiguió una utilidad neta de 3,532 millones de pesos en el cuarto trimestre de 2021, en contraste con la pérdida neta de 430 millones de pesos registrada en el mismo trimestre del año 2020.

Esta es la primera ocasión en alrededor de diez trimestres en que Telmex consigue una utilidad neta para su operación y estaría asociada a la venta de activos relacionados con infraestructura pasiva de torres y cobre.

La compañía ingresó 30,798 millones de pesos entre octubre y diciembre de 2021, 35.1% sobre el dato del mismo periodo de un año antes.

De no haber ocurrido la venta de activos, los ingresos trimestrales se habrían ubicado en 23,805 millones de pesos, apenas 1,012 millones de pesos, 4.4%, arriba de las entradas reportadas para el cuarto trimestre de 2020.

No está claro si la venta de activos no estratégicos le reportó a Telmex una entrada extraordinaria de 6,993 millones de pesos en el trimestre.

Las alzas en los ingresos obedecieron también por mayores ventas de servicios de Internet y soluciones de valor agregado, que compensaron los descensos en los servicios de voz tradicional.

Telmex tuvo un Ebitda de 13,422 millones de pesos en el trimestre, frente a los 5,830 millones del mismo trimestre de un año atrás.

“La utilidad de operación ascendió a 8,524 millones de pesos. Sin considerar la venta de activos, el Ebitda hubiera ascendido a 6,479 millones de pesos, un incremento de 11.1% con respecto al mismo periodo de 2020 y la utilidad de operación hubiera ascendido a 1,581 millones de pesos”, informó Telmex a sus inversionistas.

Telmex invirtió 2,998 millones de pesos entre octubre y diciembre de 2021, dinero que se dirigió al crecimiento y mantenimiento de su red transporte y de última milla.

La inversión trimestral de Telmex se ubicó en 45.40% por debajo de lo invertido por la compañía en el cuarto trimestre de 2020: 5,491 millones de pesos.

Al 31 de diciembre de 2021, la deuda total de Telmex ascendió al equivalente de 28,494 millones de pesos, un incremento del 3.2% con respecto al nivel observado del cierre de diciembre de 2020, dijo la empresa en su reporte financiero a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En el trimestre, Telmex registró 9.5 millones de suscriptores únicos. En la medición de usuarios únicos, reportó 21 millones 408,000 unidades generadoras de ingresos, de las que se desglosan 10 millones 37,000 cuentas de banda ancha y 11 millones 371,000 suscripciones de voz.

México | Redes de 400G, infraestructuras de red que envían información a 400 Gigabits

América Latina y desde luego México presentan una necesidad imperante de infraestructura de telecomunicaciones, después de que el confinamiento sanitario provocado por la pandemia de coronavirus duplicó en 2020 la demanda del servicio de Internet de banda ancha fija, presionando todavía más las redes, ahora para el uso aplicaciones productivas o educativas y en segundo plano para aquellas del entretenimiento.

Esto quedó demostrado cuando la demanda de infraestructura para aplicaciones de teletrabajo saturó la capacidad de las redes ya instaladas, provocando a su vez disminuciones de velocidad en la banda ancha fija de varios países latinoamericanos, por ejemplo, de Chile y Ecuador, donde la velocidad de navegación se redujo hasta en 19.6% por la presión que sufrieron las redes, de acuerdo con un informe del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

La pandemia también desveló que el 38% de los latinoamericanos no tienen un acceso real al servicio de Internet y esto es por la escasez de infraestructura instalada en toda la región, de Chile a México. Más crítico, según un informe del Banco Mundial para el año 2021, sólo el 9.9% de los hogares latinoamericanos cuentan con un acceso a Internet a través de una conexión por fibra óptica de alta calidad.

Furukawa Electric LatAm ve en este diagnóstico la posibilidad de crecer ese 68% de penetración de Internet que presenta la región de América Latina al inicio del año 2022, con la disposición de una amplia cartera de soluciones de infraestructura para aumentar la conectividad en toda la región y, además, con soluciones desarrolladas en tecnología amigable con el ambiente.

Furukawa 400G Ready es parte de la estrategia de esta compañía japonesa con más 130 años de historia y casi una década en México para apoyar a los operadores de telecomunicaciones y gobiernos a mejorar la penetración de Internet, aquí con consultoría y soluciones de cableado estructurado, de cobre o fibra óptica de alta capacidad; con componentes para data centers y además con insumos que respetan el ambiente y con una vida útil de hasta 25 años.

La compañía advierte desde ahora que la demanda por la banda ancha fija seguirá en aumento y evolucionando, hacia nuevas redes más robustas, más veloces y amigables.

Hoy, las redes de 400G son aquellas infraestructuras de red que envían información a 400 Gigabits por segundo (400G). Estas son redes que pueden enrutar y transportar de mejor manera la información y gestionarla en todo su trayecto, en contraste con otras infraestructuras anteriores. Algunas de estas redes son evoluciones desde otras anteriores que corrían a diez, cuarenta y cien gigabits apenas hacía un lustro, porque la alta demanda de capacidad ha obligado a la industria a pensar pronto en redes más potentes y es por eso que algunas de las redes 400G ya empiezan a ser una realidad en el mercado de la mano de Furukawa Electric.

“HAY MUCHA NECESIDAD DE TELECOMUNICACIONES DE LO QUE FUE EL INICIO DE LA PANDEMIA AL DÍA DE HOY Y TODAVÍA NO SE HAN CONECTADO TODOS LOS QUE SE DEBEN CONECTAR. HA IDO CRECIENDO LA COBERTURA, PERO TAMBIÉN MUCHO MÁS LAS EXIGENCIAS, POR ELLO DEBEMOS ESTAR PREPARADOS PARA LAS REDES DE 400G DIJO RAFAEL GOES DE LA INGENIERÍA DE PRODUCTO Y APLICACIONES, DE FURUKAWA ELECTRIC LATAM “LA CONECTIVIDAD CON 400G SE HABLA AHORA PARA DATA CENTERS YA INSTALADOS, PERO DEBEMOS SOLVENTAR EL FUTURO CON LAS TASAS DE TRASFERENCIA PARA LAS SOLUCIONES QUE VIENEN; YA QUE, POR EJEMPLO, LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL REQUERIRÁ DE MUCHO ANCHO DE BANDA PARA PODER TRABAJAR (…) TENEMOS TAMBIÉN QUE VISUALIZAR EL FUTURO EN SOLUCIONES MODULARES”.

Con esto, Goes que las necesidades de los usuarios, empresas, órganos de gobierno o consumidores finales, pasa porque todos ellos requieren de soluciones particulares, con infraestructuras específicas y escalables.

Furukawa Electric quiere llevar a los operadores y gobiernos por la mejor ruta en la construcción de infraestructuras de telecomunicaciones, para que así más pronto pueda abatirse la brecha digital en América Latina.

“Es importante que visualicemos soluciones modulares cuando utilizamos soluciones de impacto, que nos ayuden a poder trabajar en interior y en campo, por eso es importante identificar los medios para trabajar y el mercado, para llevar cableado estructurado y sus componentes y hacer nueva infraestructura”, dijo Rafael Goes.

“El tema de hoy es conectar soluciones que nos apoyen a ser más rápidos y precisos, superando la calidad de lo tradicional con paneles que son totalmente armables (…) Es muy importante que podamos visualizar lo que tenemos instalado para poder estructurar nuestro crecimiento acorde a las demandas que los clientes exigen, para eso es necesario conocer la evolución del cableado y de la tecnología”.

Furukawa Electric cuenta así con el programa 400G Ready de innovación, robustez y respeto a la ecología, pero con también consultoría de preventa y posventa, pero sobre todo con un apoyo apegado a la necesidad particular de cada cliente.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

México | Podcast 2022: 34 millones de usuarios escucharán un podcast al mes

Lejos ha quedado el tiempo en el que El podcast de Olallo Rubio era el único podcast en México. Desde entonces (2005) y sobre todo en años recientes, cada vez más personas escuchan podcast producidos por casas productoras, grupos de medios y productores independientes que en 2022 alcanzarán a una audiencia de 34 millones de mexicanos.       

En 2020, 22 millones de personas en México escucharon un podcast mensualmente. Esta cifra aumentó a 28 millones de personas en 2021 y de acuerdo con el Global Entertainment & Media Outlook 2021–2025 de PwC, en 2022 se estima que este tipo de contenido alcance a 34 millones de personas. Para 2025, la consultora proyecta que un tercio de la población mexicana (40 millones) escuche al menos un podcast al mes.

El aumento en el consumo de podcast en México también se evidencia con el incremento en el gasto en publicidad en podcast que hacen las marcas. Según el reporte de PwC, el gasto en publicidad para podcast en 2022 será de 21 millones de dólares y proyecta que para 2025, esta cifra crezca hasta los 44 millones de dólares.

Para eMarketer, sin embargo, si bien la velocidad de crecimiento del número de oyentes de podcast en México será de doble dígito, con 13.5%, el total de la audiencia de podcast en el país será 25.8% de los usuarios de internet en México, es decir, casi 22 millones de personas, lo que dista de los 34 millones proyectados por PwC.   

Oyente hispano   

En América Latina, España y Estados Unidos, una de cada cinco personas que escuchan podcast en español frecuentemente es mexicana, según los resultados de la Encuesta Pod 2021, que se ha convertido en un referente entre las fuentes de información sobre las audiencias de podcast en español y que fue realizada a partir de la información provista por 2,051 personas que se consideran oyentes activos de podcast.

El perfil del oyente de podcast en América Latina, de acuerdo con la Encuesta Pod 2021, está integrado en su mayoría por hombres (53.68% frente a 43.78% de mujeres), de entre 25 y 44 años de edad, que son empleados a tiempo completo y que tienen un nivel educativo alto, pues siete de cada 10 tiene estudios universitarios.

La mayoría de la audiencia de podcast en español usa el teléfono (smartphone) para acceder a este tipo de contenido, el cual suele escuchar mientras realiza alguna tarea del hogar, mientras cocina, camina, trabaja o descansa. Los oyentes escuchan podcast principalmente porque quieren aprender algo nuevo, pero también para entretenerse y para distraerse.  

Narración y conversación seducen a la audiencia     

Dado que Spotify es la plataforma que domina, de forma avasalladora, el mercado del contenido de audio en streaming, es posible tomar  la lista de podcast más escuchados en México a través de esta aplicación como un retrato de las preferencias de la audiencia de podcast en el país.

Según los primeros 10 lugares de este ránking para 2021, los podcast narrativos y los de entretenimiento están entre los más escuchados de las audiencias mexicanas. El podcast conversacional (chatcast) de comedia La cotorrisa, que también se transmite en video a través de YouTube y Facebook, fue el más escuchado por los mexicanos en 2021. 

Le sigue Leyendas Legendarias, un podcast que mezcla la narración y la conversación y que es producido por Sonoro, una de las casas productoras de México que ha apostado con fuerza por la narración, con series como Toxicomanía, que fue producido y protagonizado por el actor Luis Gerardo Méndez, o Sed, que protagoniza Tenoch Huerta. En tercer lugar quedó un podcast de historias de terror: Relatos de la noche.

Podcast más escuchados en México en 2021:

  • La Cotorrisa
  • Leyendas Legendarias
  • Relatos de la noche
  • Creativo
  • Se regalan dudas
  • Horóscopo de hoy
  • Caso 63
  • Enciende tu mente
  • Martha Debayle
  • Te vas a morir      

Esta lista muestra cierta diversidad entre los contenidos de ficción, aquellos dedicados al entretenimiento y los que se orientan a la superación personal, al mismo tiempo que varios de estos podcast son producidos de forma independiente o desde casas productoras nacionales, como Sonoro. 

Todo esto se concentra en una plataforma como Spotify que tiene una participación del mercado de acceso a contenidos digitales de audio de 85.8% en México, según The Ciu, y que es la aplicación utilizada por 75% de quienes respondieron la Encuesta Pod 2021 en América Latina, España y Estados Unidos. En 2005 había un solo podcast en México y en 2022 hay una sola plataforma.

Con información El Economista

CFE Telecomunicaciones abre vacante para su dirección sin exigir experiencia en el sector

Para asumir el cargo de director de CFE Telecom e Internet para Todos ya no será necesario tener experiencia en el sector, capacidad ni prestigio profesional.

Esto, luego de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) eliminara los criterios para ocupar el puesto de director general al eliminar el último párrafo del artículo 18 del Acuerdo por el que se crea la subisidiaria de CFE publicado en agosto de 2019.

El párrafo eliminado refiere que el director general deberá reunir los requisitos señalados en el artículo 19 de la Ley Federal de Electricidad, el cual a su vez señala que “los consejeros (…) deberán ser designados en razón de su experiencia, capacidad y prestigio profesional”.

Además, deben reunir varios requisitos, entre ellos, contar con título profesional en las áreas afines, haberse desempeñado durante al menos 10 años en actividades que proporcionen experiencia para el cargo, no estar habilitado o ser motivo de investigación.

Dirección lleva sin titular desde 2021

Desde junio de 2021, la dirección general de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos está acéfala tras la muerte de Raymundo Artis Espriú, quien fuera el titular de la subsidiaria desde su creación en 2019.

En abril del año pasado, casi dos años después de su creación, CFE Telecom emitió sus lineamientos, entre los cuales destaca que ejercerá sus recursos de forma directa e independiente, además de cumplir con mecanismos de rendición de cuentas.

Para 2022, el presupuesto para CFE Telecoumunicaciones e Internet para Todos es de 6,227.2 millones de pesos, un monto 202.1% superior al presupuesto asignado en 2021.

La primera licitación 5G de México se llamará IFT-12, aceptaría postores de otras industrias y arranca en septiembre

Con información de El Economista

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ya organiza la primera licitación mexicana de bandas radioeléctricas que son idóneas para la prestación de servicios de quinta generación o 5G, una tecnología que puede redefinir la experiencia de comunicación de los 90 millones de clientes celulares que atiende el mercado masivo de este país y que también puede propulsar la planta industrial y el intercambio comercial de México con el mundo, valorado en 2,000 millones de dólares por cada día del 2021.

La venidera subasta de 5G se trata de un proceso identificado como “Licitación IFT-12” e iniciará su primera etapa en septiembre con la presentación de una propuesta de bases de licitación que irá a consulta pública, para que la industria y otros actores interesados hagan allí retroalimentación con el IFT y entonces la subasta salga bien pulida semanas después.

Las bandas ya consideradas de manera oficial para este concurso son aquellas de los 600 MHz, de los 800 y 850 MHz; de los 1.5 Gigahertz (GHz), también llamada “Banda L”, y de los 3.5 GHz; todo un paquete heterogéneo de frecuencias con distinta naturaleza técnica para llevar capacidad y cobertura de 5G por todo México, basado en lo que el mercado demande de esa tecnología en cada región en particular.

Una de las novedades de este concurso de bandas para servicios de telecomunicaciones de nueva generación como es la 5G está en que se perfila aceptar a concursantes que no sean operadores del servicio como son Telcel, AT&T, Movistar u otros; pero que su objeto de negocio sí pueda estar relacionado o necesitado de alguna manera de una banda o bandas anteriormente mencionadas.

Alejandro Navarrete Torres, director general de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, defiende que México es puntero en el despeje y disponibilidad de bandas radioeléctricas para la composición de productos 5G, después de que Brasil, Chile, Uruguay, la República Dominicana y Puerto Rico ya hicieron sus primeras demostraciones con esa tecnología, y por lo que se acusa al IFT de rezagos. “México será pionero de 5G en América Latina y a los hechos, el IFT se remite”, dice Navarrete en esta entrevista, la primera que concede en 2022.

Los operadores y los vendors nos vienen ilusionando con los despliegues de 5G desde el 2017, pero aún no hay algo masivo. ¿Cree usted que México tendrá mejor suerte con esa tecnología en 2022?

—Este 2022 será, indiscutiblemente el año de 5G para México. No sólo por la madurez de la tecnología y por las condiciones y anuncios que se están dando, como el que hizo AT&T. En términos de 5G, traemos buenas noticias para próximas semanas y meses:

Ya estamos trabajando en lo que llamaremos la licitación IFT-12. En este proceso tenemos pensado poner a disposición del mercado varias bandas que claramente son susceptibles para el despliegue de servicios de 5G. Nosotros somos neutrales y no obligamos a que se preste un servicio con una tecnología en particular. Pero sí, como se va desarrollando el mercado, vemos que estas bandas irán para esos servicios.

Las bandas L, de 3.5 GHz y de los 600 MHz… se sabía ya que iban para concurso de 5G. ¿Qué podría agregar sobre la explotación de esos espectros?

—La banda de los 600 MHz ya se licitó en Estados Unidos y Canadá, y por supuesto que para servicios de 5G en esos países, por lo que se prevé que también se ofrezcan con ella servicios de 5G en México. Allí, en los 600 MHz, estamos con un bloque de 35 más 35 Megahertz, un total de 70 MHz. Es una banda de espectro bajo que significa que puede cubrir grandes regiones geográficas, pero no necesariamente con altas tasas de transmisión.

Vamos a incluir además otras dos bandas de espectro bajo, que son las 800 MHz y de 850 MHz. La de 800 MHz la pusimos a disposición del mercado en las regiones celulares 5 a 9 en la licitación IFT-10, y vamos a volver a someterlas a consideración del mercado, pero con mejores condiciones para que haya más interesados. Y para las regiones 1 a 4, vamos incluir el espectro de los 850 MHz. Con todo eso vamos a tener espectro a nivel nacional en espectro bajo, a través de las bandas de los 800 y 850 MHz.

Para que funcione mejor, la idea es colocarlo a nivel de Área Básica de Servicio (ABS), para que puedan haber muchos más operadores, digamos, no sólo los grandes y que entonces puedan entrar al mercado los operadores medianos y especialmente los chicos o locales. No queremos más como IFT-10, donde la única ABS que se asignó fue la 9.01 de la Ciudad de México.

En cuanto las bandas medias, vamos con la Banda L, que va de los 1427 a los 1518 Megahertz. Es un espectro que generalmente se utiliza para aquello que se conoce en la industria como servicio descendiente complementario. Esta banda se puede vincular bien con la banda que va de los 3.33 a los 3.80 GHz.

Traemos entonces una combinación de espectro muy interesante para el mercado. Tenemos así: dos bloques muy importantes de espectro radioeléctrico, considerando lo que tenemos en los 600 MHz y los 800 y 850 MHz, más las porciones de bandas medias en 1.5 GHz y de 3.5 GHz. Esta es la oferta que pondremos a disposición del mercado. Nuestra idea es sacarlo a mediados de este año en su etapa de consulta pública, para que la industria y el Comité de 5G nos ayuden a dar luz, y salgamos con un concurso que atienda las necesidades y naturalezas del mercado y las propias bandas. Por eso este sería el año de 5G para nuestro país e independientemente de los esfuerzos que están haciendo y seguirán haciendo los operadores con el espectro que ya tienen.

¿Podría detallar un poco más la manera en que se concursaría la banda de los 600 MHz? ¿Cuántos operadores pueden caber en esa banda?

—Aún estamos previendo cómo segmentarla, tanto el tamaño de los bloques y cuántas áreas geográficas para ponerla a disposición del mercado. No quiere decir que habrá sólo bloques nacionales o bloques regionales. Aún hay margen para que pueda haber una combinación de algunos bloques nacionales con algunos bloques regionales. Los bloques nacionales tendrían un tamaño y los regionales, otros.

Pensando en voz alta… Los operadores podrían tener allí bloques de 5 más 5 MHz o de 10 más 10 MHz, o combinaciones de bloques de hasta 15 más 15 MHz. Si tenemos un total de 35 más 35, se pueden segmentar de la manera más eficiente para tanto la provisión de los servicios, como la promoción de la competencia a nivel nacional con operadores grandes, medianos y los locales. Queremos abrir la puerta para todos.

¿Sigue viendo entonces el IFT que la entrada de un nuevo gran actor al mercado es posible?

—Nuestra misión es promover la máxima concurrencia. Esperamos que los grandes estén presentes en esta licitación, pero queremos promover también la oferta de estas frecuencias entre operadores que no necesariamente tengan cobertura nacional. ¿Se ve más difícil que entre un nuevo proveedor nacional? Sí, pero no imposible y mientras sí vemos muy factible que entren no uno, sino varios tiradores locales que tengan mucho interés por atender su propio mercado. Varios ya nos han manifestado su interés propio. Hay empresas que quieren dejar de depender del espectro libre o del arrendamiento con terceros.

En la industria hay quien dice que las inversiones para 5G son tan intensivas y tan abultadas, que llegará un momento en que los promotores de esa tecnología serán empresas que no tienen nada que ver con telecomunicaciones… Entonces, ¿aceptaría el IFT que en esta subasta entren consorcios partiendo de esa premisa?

—Sí. En la licitación se contempla tres figuras: que se pueda participar por persona física, por persona moral o por consorcio. Ya tuvimos un ejemplo con una licitación de radio. Ahora, abriremos oportunidad a que empresas que tengan un interés común en participar, que pueda participar y que nos entreguen toda la información que quiénes son los que integran ese consorcio y si ganan las bandas, que demuestren la conformación y explotación como consorcio. Este es un esquema y legalmente podrían funcionar sin ningún problema.

Está claro que esto de 5G no es solamente un Internet ultrarrápido para ver YouTube… Cada banda puede ser más idónea para un sector productivo o el mercado masivo. Por ejemplo, una banda más apta para la minería, otra en el sector automotriz y una más para las comunicaciones celulares… ¿Podría entonces el IFT en esta licitación determinar frecuencias muy precisas para cada caso en particular?

—Esto es un nuevo ecosistema, es más que un Internet rápido. 5G es cobertura, capacidad, penetración; es mercado, región, industria… Es naturaleza técnica de las bandas.

Entonces, una de las ideas que tenemos en la mesa es poner a disposición del mercado todo el espectro disponible para los servicios de los operadores comunes. Pero estamos evaluando como posibilidad si partes de todos esos bloques se pueden reservar para lo que se llaman verticales y que se puedan asignar por procesos de asignación pública u otro proceso que permita la ley, a empresas de sectores industriales en lo particular.

Sobre las empresas… Telcel y AT&T, según sus reportes a Bolsa, tienen el recurso para comprar bandas, y Movistar ya dijo que usará las bandas de la segunda. ¿Creen en el IFT que Altán se interesará por la subasta 5G, aun viviendo un atribulado momento financiero?

—Dependerá de la propia empresa y por las circunstancias en la que se encuentra. Pero cierto es que una empresa que tenga una combinación más rica de espectro podrá tener una mejor oferta, un portafolio más robusto y atractivo para sus clientes. En ese sentido, sí pudiera ser atractivo entrar al concurso si están en posibilidades. Eso hay que preguntárselos a ellos por la circunstancia que atraviesan.

Hace un año, el IFT preveía que al final del 2021 saldría la licitación 5G de México, ahora dice que va a septiembre. ¿Qué diría a quienes alegan que el país ya se rezagó y que se durmió otros seis meses?

—Esto no es un concurso y si fuera, traemos un buen juego. México será pionero en 5G en toda América Latina, sin lugar a dudas. A los hechos, el IFT se remite:

México es el único país de Latinoamérica que ya tiene completamente liberada la banda de los 600 MHz y ahora vamos a concursarla para 5G; hay que recordarlo, nadie más la tiene libre y nadie más la puede licitar; sí, Colombia está en eso, pero todavía no puede. Y los otros países ni siquiera han terminado el apagón analógico. Muchos todavía tienen espectro ocupado en la banda de los 700 MHz y algunos ha liberado esa banda parcialmente.  

Entonces es que allí, México va muy adelante. ¿Por qué alguien diría que México va atrasado? No hay que ver lo que se va licitar, sino lo que ya está asignado y construido. Los que dicen que ya nos ganaron porque otros ya asignaron espectro, perdón, pero ese mismo espectro México lo asignó hace varios años, pues, insisto, no es lo mismo asignar espectro, que construir una red nacional con ese espectro. Hay que ver las señales, como lo que hizo AT&T y lo que está por venir: que México será claramente un líder de la región en los despliegues de 5G.

”El proyecto de Aldeas Inteligentes tiene un sesgo”, advierten especialistas

La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) creó el proyecto Aldeas Inteligentes, Bienestar Sostenible con el que busca brindar conectividad satelital gratuita a sitios públicos en localidades rurales para que puedan aprovechar las posibilidades y los recursos de internet.

De acuerdo con el plan, para poder participar en el proyecto, las zonas deberán tener una vocación económica agrícola o pesquera, con potencial de turismo sostenible, que se ubiquen en áreas protegidas, o que el 50% de la población productiva sea femenina o indígena, y que tenga una matrícula escolar mayor al 20%.

Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), explicó que el diseño de Aldeas Inteligentes para conectar pueblos es interesante, sin embargo al delimitar sólo a zonas con potencial económico, discrimina a sitios que quizá no tiene esa vocación pero que requieren de conectividad para su desarrollo no sólo monetario, también educativo.

“Este plan sólo vincula pueblos que tienen algún potencial de desarrollo económico a través de una actividad primaria como la agricultora, pero la conectividad es universal y un derecho fundamental, tú tendrías (gobierno) que conectar a todos y hacer inteligentes a todos los pueblos no sólo con el enfoque económico. Lo que te permite la conectividad es llevar el desarrollo en donde lo no hay.”, expresó.

Por su parte, Michel Hernández Tafoya, director del Observatorio de las Telecomunicaciones de México (Observatel), aseguró que la SICT no debe delimitar criterios económicos para determinar qué pueblos deben ser conectados.

“Una zona vulnerable no es necesariamente aquella que tenga una vocación económica, sea lo que eso signifique, porque puede ser una que por condiciones orográficas requieran de acceso a concetividad como Creel, en Chihuahua, en donde hay un sector industrial y agrícola muy intenso, pero apenas tienen 3G y muchos 2G”, aseguró.}

La dependencia a cargo de Jorge Arganis Díaz Leal precisó que al 30 de noviembre de 2021, se instalaron 50 Aldeas Inteligentes en 11 estados de la república, en donde Chiapas contó con 18, seguido de Oaxaca con 8. Sin embargo, no precisó los pueblos que conectó ni cuántas personas han sido beneficiadas por este proyecto.

Los retos que implica desarrollar Aldeas Inteligentes

Actualmente el programa se vale de la tecnología satelital, obtenida como contraprestación de la Capacidad Satelital Reservada del Estado Mexicano.

Para los expertos el uso de la tecnología satelital en un principio puede ser funcional, pero para llegar a los objetivos que busca una Aldea Digital se requiere de mayores conexiones y enlaces más desarrollados. También se necesitan dispositivos y un trabajo conjunto con servicios educativos y de salud para que los pobladores desarrollen habilidades tecnológicas.

De acuerdo con la SICT una vez que los pueblos se convierten en Aldeas Inteligentes y utilizan la tecnología y consolidan su apropiación, se reducen las brechas sociales, la inclusión financiera, el desarrollo de habilidades digitales, el intercambio de conocimiento con otras comunidades, así como la telemedicina o el teletrabajo.

Experiencias en otros países

La creación de Aldeas Inteligentes, diseño creado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo especializado en telecomunicaciones de la Organización de las Naciones Unidas, ha sido un intento interesante para conectar e impulsar el desarrollo económico de pueblos en África y Filipinas y Perú en América Latina, sin embargo, aún no hay resultado palpables de su funcionamiento.

Con información de CNNexpansión

México tiene, todavía, un as para adelantarse a Brasil y Chile en los desarrollos de 5G

México ha quedado rezagado en los desarrollos de aplicaciones productivas, para el consumo masivo o para servicios sociales utilizando como insumo esencial a la tecnología de quinta generación o 5G.

Esta es la posición que han tomado diversos actores de la industria de telecomunicaciones entre operadores, vendors, cabilderos y algunos medios de comunicación a los que éstos últimos han trasminado su visión después de que Brasil y Chile comenzaron a encender sus primeras redes de comunicación basadas en 5G desde noviembre pasado. Incluso, la República Dominicana, con un PIB quince veces menor al de México, también ya superó a este país en redes de quinta generación, porque la suya se pendió el 2 de diciembre. Quien celebra el empuje de esos tres países sobre México, olvida que Uruguay fue el primer país en prender una red 5G comercial en el subcontinente.

A contrasentido se escuchan otras posiciones de que México, como economía y como industria de telecomunicaciones, todavía es puntero en la adopción tecnológica. México fue el país en avanzar más rápidamente con los despliegues de 4G en la región y en 2020 registró la velocidad de navegación más rápida con esa tecnología en toda de América Latina.

En cuanto a 5G, la industria local destaca con los esfuerzos y experimentos que han venido realizando, por su lado y por la propia naturaleza de sus planes y negocios, las empresas TV Azteca, Telcel, AT&T y Megacable. Inclusive, la financieramente atribulada Movistar también anunció hace tres años sus experimentaciones con 5G.

El esfuerzo más reciente es el piloto anunciado por AT&T para cubrir con 5G el corazón de la Ciudad de México, en tanto que Telcel, con todo el músculo financiero que le permite su Ebitda del 40.5% al tercer trimestre de 2021, ya ha instalado redes de celdas para ofrecer 5G en la frontera y la capital.

Esas empresas también se han hecho de espectro para encender pronto sus redes comerciales de 5G. Como recordatorio, Telcel compró o atrajo las bandas radioeléctricas de 3.5 GHz que fueron de Axtel y Telmex; cien Megahertz de frecuencias en total, que ahora mismo pudieran funcionarle a esa compañía para vender un servicio de Internet inalámbrico fijo y ya solicitó a la autoridad reguladora la habilitación para usar esas bandas en servicios móviles. AT&T también refrendó sus concesiones de 3.5 GHz y sus ejecutivos dijeron recientemente en conferencia que comprarían más frecuencias de 3.5 GHz y lotes en los 600 MHz en la venidera subasta del 2022.

Por el lado del gobierno, México tiene en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a una de las autoridades más prestigiosas de América Latina en la administración del espectro radioeléctrico y dedicado siempre a la búsqueda de coincidencias con los operadores por una gestión más apropiada de las bandas.

Y México, desde el gobierno federal, también ofrece el incentivo a los operadores de abonar los pagos anuales de derechos por bandas hasta el 2024, si compran espectro y construyen redes de 5G en muy determinados periodos de tiempo.

Pero todo ello no es la ventaja de México para ponerse al día y luego aventajar a Brasil o Chile en la explotación de 5G. Tampoco es una carrera entre países, sino una identificación de naturalezas y objetivos que cada nación pueda advertir y lograr para mejorar la vida de sus ciudadanos con una herramienta tecnológica como es 5G.

El as de México bajo la manga es todavía la disponibilidad inmediata que tiene el país para adjudicar las bandas de los 600 MHz, de 1.5 GHz y de 3.5 GHz, todas ellas entre las más idóneas para desarrollar aplicaciones para la industria, para el bienestar social y también para el consumo masivo, pero sobre todo para exprimir inversiones y llevar más prontamente cobertura y capacidad de servicios de 5G a la industria y a la sociedad.

Ni Brasil, ni Chile, y tampoco la República Dominicana han liberado, por ejemplo, la banda de los 600 MHz. Además, uno de esos países se da un plazo de hasta diez años para liberarla toda en su territorio. México, gracias al trabajo de la extinta Cofetel, del IFT y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), liberó esos 70 MHz de frecuencias identificadas como “el segundo dividendo digital”.

Con la banda de los 600 MHz, los operadores podrían empujar más rápidamente una red de cobertura 5G sobre el territorio mexicano y por su fuerza para penetrar naves industriales, también sería potente para desarrollar aplicaciones productivas en industrias como los sectores automotriz, aeronáutico, aeroespacial, maquilador y minero en los que México es líder mundial, más allá de sólo vender paquetes de Internet ultrarrápido para mirar YouTube.

Queda también por conocer qué hará el gobierno mexicano en cuanto el aprovechamiento de la banda de los 800 MHz con la que también se podría construir una red de 5G de cobertura a través de una estatal de alcance nacional y por separado, si la parte de la industria que ataca a Altán Redes por supuestamente subutilizar la banda de 700 MHz, dejaría de hacerlo al contar con un espectro tan idóneo como ese otro, como es la banda de los 600 MHz.

Más trascendente todavía, qué productos y servicio podría construir en la industria tras la posibilidad de comprar y combinar bandas disponibles hoy en México como son las bandas de 600 MHz, la banda L (1.5 GHz) y de 3.5 GHz.

“México tiene una posición envidiable en América Latina para el desarrollo de 5G. Primero, tiene la mejor banda de frecuencia disponible: los 600 MHz, como para extender la cobertura a las zonas rurales. Aunque otros países han iniciado primero con 5G, no cuentan con esta posibilidad y México también dispone de bandas medias, como son las de 3.5 GHz. Y mejor aún, el IFT ya tienen entre sus planes incorporar la banda L, de los 1500 MHz”, platicó Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting.

Al combinarse o conjugarse las bandas más idóneas para 5G y que ya están disponibles en México, como no en Chile, Brasil o la República Dominicana, la industria podrá maximizar inversiones, necesitando un menor número de estaciones base y construir también aplicaciones más apegadas a la realidad económica y social de México, coincidió Mantilla.

Un solo ejemplo, México es el séptimo agroexportador mundial, por lo que las llamadas bandas bajas de 600 MHz funcionan para potenciar los sectores de la agricultura y la ganadería. En industria, el comercio de México con Estados Unidos se acerca a los 2,000 millones de dólares por día; allí, la banda de 600 MHz en conjugación con la banda L hará realidad promesas de crecimiento en sectores económicos terciarios.

“Está oportunidad que tiene México, por la excelente gestión del espectro que realiza el IFT, no está disponible en Brasil o Chile, quienes sí iniciaron primero su 5G, pero que no cuentan, por ejemplo, con las bondades de disponer de las bandas de 600 MHz y 1500 MHz. Esa banda es para llevar cobertura en las zonas rurales y también en las grandes ciudades porque permite la cobertura dentro de edificios, que no es posible con las bandas medias. (…) Brasil, Chile y República Dominicana no tienen disponibilidad de la banda de 1500 MHz. Chile y Brasil no cuentan aún con la banda de 600 MHz. Esa banda la tiene la televisión y es un proceso bastante retador volver a realizar un despeje de las frecuencias de las televisoras digitales”.

Más allá de Brasil o Chile, en América Central están por asignar la banda de los 700 MHz tras la reciente liberación que se logró allí de ella. La banda de los 600 MHz tampoco allí está disponible hoy.

Si México, principalmente el Legislativo y la Secretaría de Hacienda que por sus políticas públicas hicieron naufragar la reciente subasta de espectro para 4G-LTE, identifica que en las bandas bajas de los 600 MHz tiene un as bajo la manga para llevar cobertura y capacidad de 5G a la población, el país podría estar claramente en el liderazgo de 5G en América Latina, planteó Gerardo Mantilla, de Artifex Consulting.

“Los 600 MHz y 1500 MHz son el as bajo la manga, porque aún arrancado México después de Brasil y Chile, puede cubrir más rápidamente todo el país y con mejor cobertura y velocidad disponible. Primera ventaja: por una estación en la banda de 600 MHz, se requieren 20 a 25 estaciones en la banda de 3.5 GHz (la banda de Chile y Brasil) para cubrir la misma zona de cobertura. Y si utiliza la banda 1500 MHz, conjuntamente con la banda de 3.5 GHz. Se puede reducir a la mitad ese número, es decir a 10 o 12 estaciones para cubrir la misma zona que la estación en la banda de 600 MHz”.

Con información de El Economista

Habrá 10 veces más dispositivos conectados que personas

Aunque en la actualidad el número de dispositivos conectados ya supera a la cantidad de personas que hay en el mundo en una proporción de 5 a 1, esta cifra crecerán mucho más con la integración de las redes 5G, el Internet de las Cosas (Iot) y las comunicaciones máquina a máquina (M2M), lo que traerá diversos desafíos como los relacionados con la seguridad.

“Hoy en día, los dispositivos conectados superan en número a las personas 5:1. Durante los próximos tres años, habrá 10 veces más dispositivos conectados en comparación con personas, lo que hará que la conectividad segura automatizada de IoT sea de suma importancia”, aseguró David Hughes, director de Tecnología y Productos de Aruba.

Otra de las predicciones de la empresa de Hewlett Packard Enterprise, es la que estima que la transición a Wi-Fi 6E despegará en el 2022, con una alta capacidad con 1200 MHz adicionales de nuevo espectro, al tiempo que conservará la compatibilidad con versiones anteriores. 

Así, se espera un crecimiento unitario de más del 200 por ciento de los puntos de acceso empresariales Wi-Fi 6E el próximo año, lo que indica que las organizaciones empresariales reconocen el potencial de 6E, especialmente con la continua dependencia de actividades como videoconferencias, telemedicina y aprendizaje a distancia.

En materia de continuidad del trabajo híbrido, otra de las revelaciones será el surgimiento de “micro sucursales” sobrealimentadas con automatización de Inteligencia Artificial (IA), ya que el trabajo a distancia llegó para quedarse.

En los primeros días de la pandemia, recordó el directivo, las organizaciones se apresuraron a expandir las VPN e implementar puntos de acceso remoto (RAP) para conectar su fuerza de trabajo bloqueada e implementar quioscos de prueba emergentes. 

“En 2022, veremos un enorme crecimiento para las ofertas de micro sucursales diseñadas específicamente que combinan el acceso Wi-Fi de clase empresarial con una sofisticada conectividad WAN de múltiples rutas y AIOps avanzados para brindar confiabilidad y una experiencia de usuario constante”.

Por la misma ruta, Hughes consideró que el próximo año el aumento del valor de los servicios impulsará un crecimiento de la función escalonada en la demanda de modelos de consumo de infraestructura flexibles como Network-as-a-Service (NaaS), que brindan la opción de “probar antes de comprar”.

“Este mismo cambio comenzará a manifestarse también en el ambiente laboral el próximo año, con las organizaciones menos enfocadas en los dispositivos y el gasto de capital y más enfocadas en los resultados comerciales de sus inversiones en tecnología. Las organizaciones desean una mayor flexibilidad financiera y previsibilidad de costos, al mismo tiempo que pueden aumentar la eficiencia de TI y mantenerse al día con la innovación”.

También se prevé que en el 2022 surgirán dos caminos claros hacia SASE: que las pequeñas y medianas empresas se sientan atraídas por las ofertas “todo en uno”, donde la simplicidad será prioritaria sobre las capacidades avanzadas.

Por otro lado, las grandes empresas seguirán sin estar dispuestas a comprometer la seguridad, la confiabilidad o la calidad de la experiencia del usuario y buscarán un enfoque de proveedor dual.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Altán nos ha dado la cara y no ha escondido sus deudas: acreedor

José Alberto López-Torres es uno de los socios en la firma GLZ Abogados y su representada es uno de los múltiples acreedores a los que Altán Redes, un operador mayorista de servicios de telecomunicaciones con alcance nacional en México, les debe dinero: unos 40 millones de pesos más intereses a su cliente en particular.

Este abogado, con especialidad en procedimientos de insolvencia y litigios concursales, espera que el Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom) designe en muy pocos días al conciliador que será parte del procedimiento de concurso mercantil en el que ahora se encuentra la empresa Altán Redes.

Ese conciliador tendrá después tres días para rendir protesta del cargo e inmediatamente deberá publicar un extracto de la sentencia de concurso mercantil para que los acreedores que se asuman así presenten una solicitud de reconocimiento como tales, que luego serán conocidos públicamente en un listado de carácter legal y respecto en qué grado y monto deberá primero Altán pagarles lo adeudado. 

Todo aquello respecto a quiénes son los acreedores, los montos que reclaman y cómo se les debe pagar, debería conocerse entre los últimos días de diciembre de 2021 y los primeros de enero de 2022. Pero mientras, José Alberto López-Torres, anteriormente coordinador jurídico en Grupo Modelo y socio en White & Case, S.C. y Grepe, Lavín & Zavaleta, S.C., cuenta que Altán Redes ha sido “transparente” con sus acreedores y ha tomado una postura de apertura y escucha desde que anunció su plan de acogerse a la figura del concurso mercantil para reestructurar sus pasivos y poder financiar así los despliegues de la llamada Red Compartida de telecomunicaciones móviles e inalámbricas fijas por todo México.

— De la última vez que usted habló en prensa, hará cuatro meses, su cliente habrá aumentado su volumen de negocios con Altán, por el crecimiento de usuarios o marcas que a su vez esa compañía ha anunciado en recientes semanas…

— Así es, el volumen ha aumentado un poco y el negocio igualmente. Con todo eso, la intención nuestra, la de nuestra representada, es apoyar a Altán. Esto, porque los proveedores podrán cobrar su dinero con el concurso mercantil y podrán continuar creciendo sus negocios también por la creciente demanda de servicio que hagan los usuarios. Pero lo más importante es que Altán pueda cumplir con su misión de dotar de conectividad. Por eso apoyamos el concurso mercantil de Altán.

Con la finalidad de seguir apoyando a Altán, hemos venido prestando todavía otros servicios y la deuda se ha ido incrementando relativamente poco. Es importante decir también que al día de hoy no hemos determinado los intereses correspondientes. Pero sí se han venido prestando los servicios nuestros para que Altán pueda seguir prestando sus servicios y obligaciones a sus propios clientes.

¿Creen ustedes, su representada, en la palabra de Altán de que les pagará? ¿Hay alguna promesa de esa compañía para con su cliente?

— Si bien todavía no ha habido ningún pago, las negociaciones han sido muy intensas y siempre en terreno positivo.  Y conforme ha ido avanzando el procedimiento concursal de Altán, esas negociaciones se han ido intensificando. Confiamos en ellos.

¿Qué podría contar del procedimiento de concurso mercantil de Altán que de alguna manera impacta a su cliente? ¿Qué etapa estamos viendo o qué es lo que viene por delante?

—Se ha publicado ya la sentencia que declara el concurso mercantil de Altán y en cuanto el Ifecom designe al conciliador, ese conciliador va publicar en el Diario Oficial de la Federación un extracto de la sentencia del juez, con la finalidad de que inicia el procedimiento de reconocimiento de créditos.

En ese sentido, Altán se va a apegar con todos los acreedores para que presenten ante el propio conciliador su solicitud de reconocimiento de créditos, y para que el conciliador emita una lista provisional y posteriormente una lista definitiva y con base en ello, el juez concursal emita una sentencia de reconocimiento y prelación de créditos. Una vez que los acreedores estén reconocidos, el conciliador va a elaborar, en conjunto con Altán, una propuesta de convenio de pago a los acreedores. Hasta en tanto, el conciliador haga estas propuestas, vamos a estar en posibilidad de conocer cuál va ser la forma y la manera de pago.

En términos de la Ley de Concursos Mercantiles, la forma en que se debe de pagar o el mecanismo permitido es a través de una quita a la deuda o una espera, que la deuda se pague a ciertos años. O una combinación de quita y espera, es decir que exista la posibilidad de una quita de determinado porcentaje y pagadero a tres, cuatro o cinco años, dependiendo de lo que vayan a proponer.

Entonces, es indispensable conocer cuál será la forma en que proponen el conciliador y Altán reconocer el pago a sus acreedores, para poder finalmente determinar la viabilidad o no de su propuesta de pago.

— ¿Qué postura tomaría su cliente, si de pronto el conciliador y Altán le dicen que le pagarán sus 40 millones de pesos en cinco años, y a otros acreedores cientos de millones de pesos en menos tiempo?

— Una vez que podamos analizar en conjunto esta propuesta que llegase a resultar, con el conciliador y con Altán, vamos a poder conocer si es viable o no, o si la propuesta conviene o no a nuestros intereses y adherirnos entonces a ese convenio de pago.

Pueden haber todavía muchas opciones que pueden proponer tanto el conciliador como Altán, las cuales nos pueden convenir o no; inclusive podemos objetar ese convenio y no sumarnos a él. Todo va a depender del mecanismo y la forma en la cual propongan ellos a los acreedores sus respectivos pagos.

En el estira y afloja con Altán y el conciliador, ¿qué sería más importante en este sentido para su cliente?

— Para nosotros va depender mucho del proyecto de viabilidad que le permita a Altán continuar con la marcha de su negocio y generar ingresos.

La base fundamental que nosotros necesitamos para podernos adherir a ese, en su caso, convenio con acreedores, es la viabilidad o no de su operación, y eso una vez que sea declarada fuera de concurso mercantil.

Estamos convencidos por las comunicaciones que hemos tenido con la propia Altán, de que van a elaborar un convenio que va a ser viable tanto para Altán, como para sus acreedores.  Entonces, ¿qué es lo que necesitamos para aceptar esto? Pues analizar lo que sea propuesto por el propio conciliador y la viabilidad o no de los propios negocios de Altán y en conjunto con la propia propuesta de convenio concursal.

Hay gente en México que abiertamente no quiere a la Red Compartida y sus ataques no se dirigen contra Altán, por lo que escuchar la palabra concurso mercantil es melodía para sus oídos. ¿Qué piensa usted de ello?

— Para nuestro cliente es positivo que Altán haya iniciado un procedimiento concursal y eso no quiere decir que Altán se vaya ir a la quiebra. Un concurso mercantil es todo un mecanismo legal que permite reestructurar sus deudas, todas las que tiene Altán, con cada uno de sus acreedores. Nosotros vemos muy positivo que quiera Altán reestructurar sus deudas, porque a nadie conviene y menos a sus creedores, que ellos sean declarados en quiebra, porque en una quiebra lo único que resulta es vender los activos de Altán y tratar de pagar a los acreedores en la mayor medida posible.

En esta figura a la que se adhirió Altán es para reestructurar su deuda y para que Altán continúe brindando sus servicios y que además pueda dar viabilidad a un proyecto que fue constituido desde el sexenio anterior y que es muy ambicioso, y nosotros, como mexicanos, debemos tener el interés de que siga adelante, porque su finalidad es dotar de conectividad a la mayor parte de la República. Esos mensajes negativos no ayudan a estos procesos. Desde nuestra perspectiva, sí estamos interesados que Altán proponga un plan muy viable tanto para ellos como sus acreedores y que logre prestar el servicio, que es para lo que fue constituida Altán.

Ustedes son acreedores, pero se escuchan con mucha confianza en que Altán les pagará. ¿Tanta confianza le tienen?

Altán nos ha estado dando la cara directamente. No se ha escondido. Cada vez que teníamos una duda sobre su concurso mercantil y hasta que fue finalmente aprobado, no hubo ocasión en la que Altán se escondiera o que no se pusiera al teléfono para alguna comunicación. Oportunamente nos fueron informando  del proceso concursal, desde que lo iniciaron y ahora que lo aprobaron y que acaban de publicar la declaración de sentencia de concurso mercantil. En ese sentido, las comunicaciones que ha tenido mi cliente de manera directa con Altán han sido muy positivas.

Como usted, al parecer, el gobierno federal y en particular el presidente Andrés Manuel López Obrador también empuja un respaldo para esa compañía…

— Nosotros partimos de la base de que el Poder Judicial es totalmente independiente del Poder Ejecutivo. Si bien es cierto, el Presidente ha emitido diversas declaraciones en las cuales manifiesta apoyar que Altán siga operando de manera formal, es totalmente ajeno lo que manifiesta la intención del presidente a lo que en realidad suceda durante el trámite judicial del procedimiento concursal de Altán. ¿Por qué digo esto? Porque si bien es cierto que la intención del presidente es apoyar, también puede ser el caso que durante el procedimiento existan factores que impidan que Altán siga con la marcha de sus negocios.

La realidad se va a ver reflejada durante el desarrollo del propio procedimiento concursal. En ese sentido, nosotros estimamos que será un proceso bastante abierto, que va a permitir a los acreedores opinar respecto la propuesta de convenio y su viabilidad, y sobre todo si se adhieren a esa propuesta de convenio concursal.

Disculpe la burda expresión: ¿Pueden ustedes coordinarse con otros equipos legales para apoyar o echarle montón a Altán Redes?

— En términos de la propia Ley de los Concursos Mercantiles, una vez que el conciliador emita una lista definitiva, vamos a conocer quiénes son los acreedores de Altán, por qué monto y que a su vez serán aprobados por el juez. Y, en su caso, allí sí podremos tener comunicaciones porque no hay impedimento legal de tener comunicación los abogados de los otros acreedores para platicar respecto de la viabilidad del convenio.

Inclusive podemos formar un grupo de acreedores que apoye a la propia empresa Altán a salir adelante con la reestructura. Nuestra intención, la de mi representada, es apoyar a la empresa para que sí salga adelante, porque a nadie nos conviene que vaya a la quiebra. Esperemos que los otros acreedores estén en la misma sintonía.

Laboratorio de Nokia en Guadalajara probará nuevos casos de uso 5G

Esta semana, Nokia anunció la ampliación de su laboratorio 5G ubicado en Guadalajara, México, para habilitar las pruebas de nuevos productos, casos de uso y brindar soporte a las operaciones de ventas y abastecimiento en la región. 

El laboratorio de Nokia inició operaciones en 2017 y actualmente ejecuta una amplia gama de pruebas de equipos Nokia, tales como radio frecuencia (3G, 4G y 5G), de notificación de cambios de productos, de cámaras térmicas, de análisis mecánico, de FAI, de datos digitales, de abastecimiento de energía y de monitoreo de desempeño realista. 

El laboratorio ha recibido una importante inversión durante el último lustro y trabaja en conjunto con las instalaciones de diseño de productos de Nokia ubicadas en Dallas, Texas y Naperville, Illinois, en Estados Unidos.

“Después de excelentes resultados en cuatro años de operación, hemos decidido incrementar nuestra inversión en Guadalajara. El laboratorio se ubica en un punto geográfico ideal para proporcionar servicios tanto a América Latina como a Norteamérica. Adicionalmente, nuestros próximos despliegues 5G en México y América Latina serán soportados por nuestras operaciones regionales ypor el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canada (T-MEC), aseguró Raúl Romero, director para la Región Norte de Latinoamérica y director de Nokia México.

“Nuestro laboratorio ejecuta pruebas que aseguran que nuestros productos cumplen una amplia gama de estándares nacionales e internacionales”, declaró, por su parte, Pedro Rayas, gerente de Mantenimiento de Portafolio y Abastecimiento para México de Nokia.

“Estas operaciones requieren profesionales muy capacitados, por lo que la posición de Guadalajara como el Silicon Valley mexicano asegura que tendremos acceso a profesionales de tecnología y telecomunicaciones altamente especializados para el laboratorio. Estamos muy contentos de incrementar nuestra inversión en México, de mostrar nuestro compromiso con nuestros clientes y de ampliar el impacto de México en 5G”. concluyó.

Actualmente, Nokia tiene una presencia importante en la región de América Latina, con más de 3 mil 700 empleados en 14 países. 

Con información de DPLnews