‘Ok, boomer’: mayores de 40 años rechazan legalización de la mariguana

Los mexicanos de 40 años o más no está de acuerdo con que se legalice la mariguana para fines lúdicos y medicinales en el país, de acuerdo con la más reciente encuesta de El Financiero Bloomberg.

Solo el 29 por ciento de los entrevistados que pertenecen a ese rango de edad apoya el uso legal del cannabis.

Por el contrario, 51 por ciento de los adultos de entre 18 y 39 años de edad sí apoyan la legalización de la mariguana.

El jueves pasado, el Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la regulación integral tanto del consumo como del comercio de la mariguana para fines lúdicos y medicinales, por la que se reformará el Artículo 81 de la Ley Federal de Salud.

El proyecto de decreto -aprobado en lo general con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones, y en lo particular con 72 votos a favor, 13 en contra y dos abstenciones,- contempla un nuevo ordenamiento legal para regular y controlar el consumo, producción y comercio del cannabis; además, busca reformas y adiciones a la Ley General de Salud, al Código Penal Federal, a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, y a la Ley de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios.

El decreto también prevé la creación de la Ley para la Regulación del Cannabis, y el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis.

El Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis dará los permisos para todos aquellos que quieran poner vender productos relacionados con el cannabis.

La gente podrá portar hasta 28 gramos de mariguana para consumo personal, los cuales deberá comprar forzosamente en establecimientos con permiso.

El consumo será en privado o en lugares establecidos por ley. No se podrá fumar mariguana en los siguientes casos: si se está frente a menores de edad; si se está en lugares libres de humo de tabaco; si está en lugares con concentración masiva de personas; si otras personas no quieren oler el humo; entre otras disposiciones.

Metodología: Encuesta nacional realizada por vía telefónica a 410 mexicanos adultos el 10-11 de julio de 2020. Se hizo un muestreo probabilístico de teléfonos residenciales y celulares en las 32 entidades federativas. Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error de las estimaciones es de +/-4.8 por ciento.

Con información de Eduardo Ortega vía El Financiero

Integrantes del PJF piden cambios a reforma judicial

Integrantes del Poder Judicial de la Federación, principalmente magistrados, rechazaron y demandaron al Senado revisar a fondo la iniciativa de reforma judicial que elaboró la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que fue firmada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante el Parlamento Abierto convocado por la Cámara Alta para analizar dicha iniciativa, en el tema “Aspectos funcionales del poder Judicial”, los magistrados Ariel Alberto Rojas Caballero, Gonzalo Higinio de León y Carolina Isabel Alcalá Valenzuela, rechazaron —como plantea la iniciativa— que la Suprema Corte deje de ser instancia para revisar acuerdos del Consejo de la Judicatura Federal en cuestiones como adscripción y remoción de magistrados y jueces, así como la imposición de medidas cautelares y sanciones.

En ese rubro también coincidió Arturo Guerrero, secretario ejecutivo del pleno del Consejo de la Judicatura.

El magistrado Ariel Alberto Rojas Caballero sentenció que los jueces y magistrados “estamos viviendo un ambiente donde hay ataques persistentes a la independencia judicial, los juzgadores estamos viviendo momentos de inquietud. Es nuestra percepción. Yo vivo y atiendo las preocupaciones de muchos compañeros y hay esa inquietud porque no se está respetando su independencia subjetiva”.

Argumentó que México vive una pandemia de dimensiones catastróficas, lo que ha cambiado las prioridades presupuestales del gobierno, ya que la pobreza se va a incrementar a niveles nunca vistos.

Por ello indicó que la reforma propuesta requeriría de recursos para operar, porque de lo contrario será “letra muerta”. Consideró que si en verdad se quiere mejorar la administración de justicia para los más necesitados, se debe modificar o acelerar los mecanismos de solución pacífica de controversias y apostar por la digitalización.

“No estamos en contra, sino (que)… las cosas pueden mejorar. Estos puntos sí deben ser analizados con mayor profundidad en el Senado”, demandó en tanto la magistrada Carolina Isabel Alcalá.

Con información vía El Economista