REFORMA LABORAL_ Contratos Colectivos que no se legitimicen antes del 1 de mayo del próximo año desaparecerán

A cinco meses de cumplirse el plazo para la legitimación de los contratos colectivos de trabajo (CCT), ya se realizaron 18 mil 962 consultas en el país. Y son poco más de 2 millones de personas trabajadoras las que acudieron a las urnas para expresar su voluntad respecto de 8 mil 797 contratos firmados entre organismos gremiales y empresas.

Esteban Martínez Mejía, titular de la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) así lo dijo durante la inauguración de la vigésima edición del Congreso de la Industria Automotriz de México.

Recordó que los sindicatos tienen hasta el 1 de mayo de 2023 para realizar este procedimiento. Los que no se legitimen en el plazo previsto, desaparecerán. Esto traerá consigo, la existencia de nuevas relaciones individuales de trabajo con el reconocimiento de los derechos y prestaciones adquiridas en el contrato colectivo.

Señaló que en las consultas sindicales para legitimar los CCT, ya participaron 87% de las y los trabajadores con derecho a voto.

En este Congreso dirigido a los empleadores de la industria automotriz, Martínez Mejía compartió aspectos generales sobre el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR) del Tratado de Libre Comercio entre MéxicoEstados Unidos y Canadá (T-MEC).

Cuyo propósito es atender y, en su caso, reparar las violaciones a los principios de libertad sindical y de negociación colectiva. Este mecanismo se caracteriza por tener plazos recortados para resolver los problemas esto en menos de cuatro meses.

Comentó que las quejas activadas en el MLRR, son principalmente en las empresas de la industria del sector automotriz y de autopartes.

Ante esto, el funcionario de la STPS les recomendó que “en tanto no exista un contrato colectivo avalado por las y los trabajadores, adopten una política de neutralidad absoluta, con trato igualitario a todas las corrientes sindicales existentes en la empresa”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

REFORMA LABORAL_ Piden a trabajadores de limpia de la CDMX realizar elecciones apegadas a la Reforma Laboral

Un llamado a realizar elecciones apegadas a las normas de la Reforma Laboral, hizo el magistrado presidente del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA), Plácido Morales Vázquez a los 23 mil trabajadores de la Sección 1 de Limpia y Transporte del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX).

En entrevista, refirió que la Sección 1 es importante porque es muy numerosa y sus trabajadores están distribuidos en las 16 alcaldías de la Ciudad de México “y concurren muchos intereses ahí”.

Precisó el magistrado presidente del TFCA que “tienen vencida la toma de nota de la dirigencia que encabeza Hugo Alfredo Alonso Ortiz. Ellos supuestamente hicieron una elección, pero el Tribunal no sabe nada y, consecuentemente, no tenemos expediente ni convocatoria. Y sí es verdad que hicieron una elección, no es válida”.

“Pero ofrecemos y pedimos que haya diálogo para que se encauce el proceso de renovación del Comité Ejecutivo de la Sección 1, que son los trabajadores de Limpia”, dijo a El Sol de México.

Para ubicar esta situación, refirió que “se renovó el Comité Ejecutivo del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México. Es de los sindicatos más grandes, más numerosos del Gobierno de la CDMX. Tiene 130 mil afiliados en 40 secciones”.

“Se eligió a Aarón Ortega Villa y se le dio la toma de nota en octubre del año pasado, posterior a la pandemia. Ha sido un procedimiento tortuoso. Primero, terminó su período el secretario anterior, Juan Ayala Rivero. Fue una persona que participó en una actividad política intensa en la elección del año 2018”, recordó.

Después, pretendió reelegirse y no se le permitió porque el Estatuto no dice que hay reelección.

Se integró un directorio interino que hizo las veces de comité ejecutivo y un organismo para convocar a elecciones, que culminaron con el triunfo de Ortega Villa. Fueron elecciones el año pasado.

Y ahora se renuevan los comités seccionales. Y hay una fuerte disputa en los comités seccionales. Particularmente, el más importante es el de los trabajadores de limpia.

¿Por qué?

-Porque es numeroso están distribuidos en todas las alcaldías y concurren muchos intereses ahí. Tienen vencida ya la toma de nota para la dirigencia actual. Ellos supuestamente hicieron una elección, pero el Tribunal no sabe nada y consecuentemente no tenemos un expediente, no tenemos una convocatoria. Y sí es verdad, lo que afirman que hicieron una elección, esa elección es inválida.

Pero ofrecemos y pedimos que haya diálogo para que se encauce el proceso de renovación del CEN de la Sección 1 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX porque son los trabajadores de limpia.

Es un sindicato y una agrupación muy importante para la vida de la ciudad; pero concurren allí muchos intereses y eso es lo que nosotros pretendemos y tratamos de que se hagan otras elecciones.

Hay un ejercicio democrático intenso en el SUTGCMX. Han ganado las oposiciones de trabajadores del Registro Civil entre otras secciones sindicales.

Entonces, en un ejercicio democrático, que los trabajadores se sujeten a las reglas y que gane quien obtenga la mayoría de votos, ya sea quienes tradicionalmente han controlado la sección o ya sea los adherentes.

Así es como lo hacen en todos los sindicatos: con democracia sindical. Hay que acostumbrarse a eso.

Está acéfala la Sección 1 del SUTGCDMX

¿En qué punto está la situación?

-En el punto de que no hay ningún Comité Ejecutivo reconocido ahorita en la Sección 1 del SUTGCDMX. No hay ninguno. Está acéfala y es necesario que se hagan elecciones.

Si dicen que ya hubo elección para nosotros es inválida, porque en el Tribunal no tenemos conocimiento.

¿Hay fecha perentoria?

-La fecha ya pasó, ya está vencida desde mayo pasado. Ya no tienen representante, ya no pueden cobrar cuotas. Desde mayo está vencida la toma de nota del comité ejecutivo actual. Y si convocaron a elecciones, el Tribunal no tuvo conocimiento y por tanto, es inválido.

No nos avisaron siquiera. Tienen que hacerlo 15 días antes. Hacer una convocatoria distribuirla entre toda la clase trabajadora. Nosotros no conocimos de nada, solo por periódicos.

¿Cuáles son los intereses en la Sección 1?

-Los propios de una agrupación tan numerosa en donde se manejan tantas cosas que son intereses que representan dinero como es la recolección de basura, el manejo de las propinas, del reciclado, del asunto de la pepena. Es una cadena que se convierte en un factor económico.

También las gratificaciones, los vínculos que se dan en la parte de los procesamientos de basura. Es toda una cadena de intereses.

¿Qué procede?

-Que hagan su elección, que el comité electoral convoque a la elección.

¿Sí se hace conforme a las reglas de la reforma laboral, todo correrá sobre rieles?

-Sí, pero tienen que hacerlo sobre las normas de la reforma laboral: hacer la convocatoria y 15 días antes publicarla, que se acatan las disposiciones legales; que el voto sea personal, libre, directo y secreto, que haya planillas.

Y si fuera necesario de nosotros del TFCA ver que se cumpla la secrecía y autenticidad del voto.

¿Cuántos trabajadores son en la sección 1 de Limpia?

-Son 23 mil. Es muy numeroso el gremio. Y pueden votar solo los que tienen base. Hay un padrón de los sindicalizados basificados, adscritos a los servicios de limpia, concluyó el magistrado Morales Vázquez.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Reforma laboral: 87 contratos colectivos se han cancelado por el voto de los trabajadores

Datos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) indican que los contratos rechazados representan apenas el 1.1% de los contratos que han pasado por un proceso de voto libre, secreto y directo de los trabajadores.

El acuerdo establecido en la reforma laboral y en el Capítulo 23 del T-MEC, indica que en cuatro años, a partir de 2019, todos los contratos colectivos de trabajo deben ser reconocidos por los trabajadores como existentes y vigentes, de lo contrato, estos deben desaparecer e iniciar uno nuevo; hasta ahora 87 contratos se han dado por terminados.

Datos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) indican que hasta la fecha se han realizado 7,908 procesos de legitimación de contratos, de los cuales 87 fueron cancelados, ya que la decisión de los trabajadores mostró que no conocían su contrato.

Los contratos rechazados representan apenas el 1.1% de los contratos que han pasado por un proceso de voto libre, secreto y directo de los trabajadores de empresas como Nueva Walmart de México, en donde el Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados «Joaquin Del Olmo» de las Actividades Administrativas, Fiduciarias y Prestadoras de Servicios de la República Mexicana, no logró la mayoría de los votos.

Lo mismo ocurrió con los trabajadores de Liverpool en Colima, el pasado 13 de octubre, pues no apoyaron el contrato que representa el Sindicato Nacional «Presidente Adolfo Lopez Mateos» de Trabajadores y Empleados del Comercio en General y Escuelas Particulares, Similares y Conexos de la República Mexicana.

Esta misma situación ocurrió en la planta de Panasonic Automotive Systems de México, en donde los trabajadores, afiliados al Sindicato de Trabajadores al Servicio de Panasonic Automotive Systems de México, en donde se emitieron 1,538 votos y hubo 643 a favor y 888 en contra, por lo que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral informó que este contrato fue dado por terminado.

Este lunes están programados 55 procesos de legitimación de contrato, por lo que trabajadores de empresas como Laboratorios Senosian, la Cementera Moctezuma o Nueva Walmart de México, deberán emitir su voto para decidir sobre el futuro de su contrato colectivo.

El proceso de legitimación termina el primero de mayo de 2023, y aquellos contratos que no se hayan legitimado se darán por terminados.

Hasta el último corte, se han realizado 7,908 legitimaciones en el país, con la participación de 2,079.477 trabajadores.

Depende de la legitimación la estrategia laboral de la empresa

Luis Manuel Guaida, abogado laboral de la firma Guaida y Asociados, destacó que “parecería que aún hay tiempo suficiente, pero la complicación que se puede experimentar es que hay un gran cúmulo de actividad en el Centro de Conciliación, el cual ya está saturado de procedimientos de validación. La decisión de cada empresa es validar o no el contrato colectivo, determinación dependiente de muchos factores y circunstancias, particulares de cada organización. Pero la toma de decisiones es necesaria realizarla ya, y es muy importante porque de ésta depende el futuro de la estrategia laboral de la empresa y de su seguridad legal y financiera”.

Guaida afirma que “es imperativo prevenir y evitar la discontinuidad de la actividad por un ataque externo sindical”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Atendió 2 mil 273 asuntos en la primera semana el Centro de Conciliación Laboral

En la primera semana de operación del Centro de Conciliación Laboral de la Ciudad de México, 2 mil 273 personas fueron atendidas bajo este modelo de justicia laboral, con el que se inicia una nueva etapa para las y los trabajadores de la capital del país.

Durante estos primeros días las actividades se centraron en asesorías, atención a solicitudes, convenios y ratificaciones, informó el secretario de Trabajo y Fomento al Empleo, José Luis Rodríguez Díaz de León.

Explicó que este espacio forma parte de la implementación de la tercera etapa de la reforma laboral y tiene la finalidad de generar un mecanismo de diálogo y de conciliación de los empleadores y los trabajadores de la Ciudad de México para alcanzar acuerdos –evitando conflictos que pueden durar 20 años– en menos de 45 días.

Serán 90 servidores

Detalló que el nuevo centro cuenta con 32 conciliadores certificados con conocimientos académicos y técnicos para recibir las demandas y priorizar la conciliación.

A partir de enero próximo se sumarán otros 60 conciliadores, con lo cual el centro va a funcionar con 90 en su etapa completa.

Por su parte, la directora general del Centro de Conciliación Laboral, Yaneli Cedillo Barrón, subrayó que la función más importante es establecer acuerdos justos entre ambas partes por medio del diálogo, de lo contrario, corresponderá al juez laboral la resolución de conflictos de trabajo que se susciten, teniendo como objetivo llegar a una justicia más cercana a las partes.

El Centro de Conciliación Laboral atenderá de manera virtual por medio de su plataforma www.ccl.cdmx.gob.mx o en las instalaciones ubicadas en la calle Doctor Andrade 45, colonia Doctores, alcaldía Cuauhtémoc, de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 3 de la tarde.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Mexicanos merecen una justicia laboral de alta calidad: Conatrib

Los mexicanos merecen el acceso a una justicia laboral de “alta calidad, sin formalismos procedimentales”, afirmó el presidente de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos (Conatrib), Rafael Guerra Álvarez.

Al participar en el foro de la implementación de la tercera y última etapa de la Reforma Laboral, que incluye a la Ciudad de México, destacó que todas las autoridades competentes deben cumplir con la “responsabilidad histórica” en beneficio de la sociedad.

“El esfuerzo que emprendemos hoy permite cumplir las obligaciones contraídas por el Estado Mexicano en el Tratado Comercial México-Estados Unidos y Canadá; y en los diez tratados fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, puntualizó.

Acompañado por la secretaria federal del Trabajo, Luisa Alcalde, señaló que los gobiernos estatales ya inauguraron sus Centros Locales de Conciliación para avenir los conflictos entre patrones y trabajadores por medio de medidas alternativas de solución de conflictos.

“Nuestro propósito común es fomentar que no se judicialicen las discusiones laborales, ni permitir a los trabajadores renunciar a los derechos contenidos en la Ley Federal del Trabajo”, sentenció.

Se trata, argumentó, de que los tribunales laborales privilegien la solución de conflictos sobre formalismos procedimentales, sin afectar el debido proceso y los fines del derecho del trabajo.

El también presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México destacó que los órganos judiciales continuarán con la promoción de ajustes necesarios a las leyes orgánicas en la implementación de la “preciada materia de trabajo”.

Así como los retos presupuestales que supone, la adopción de nuevas tecnologías; la capacitación de aspirantes a la investidura de jueces laborales, secretarios instructores y los distintos cargos que se requieren para el funcionamiento de cada Tribunal Laboral.

Dichos tribunales enmarcados en los poderes judiciales, recordó, tienen la responsabilidad de ventilar los conflictos individuales y colectivos que no se resuelvan en conciliación, como las huelgas y las disputas por la titularidad de los contratos colectivos.

Por su parte la secretaria Alcalde afirmó que con esta última etapa de implementación de la Reforma Laboral, “un nuevo sistema de justicia se hace realidad en todo el territorio nacional. La conciliación, la negociación colectiva, la libertad y democracia sindical como pilares de la transformación”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Reforma laboral: Secretaría del Trabajo busca eliminar el ‘coyotaje’ e impulsar salarios

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dio comenzó a la última fase de la reforma laboral, en la cual, permitirá a los empleadores y trabajadores el acceso de la justicia sin la necesidad recurrir al ´coyotaje’.

A partir de hoy, en los estados de Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Yucatán, comenzarán operaciones los centros de conciliación local y federal, así como los tribunales laborales federal y locales.

Alfredo Domínguez Marrufo, director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), comentó que con el arranque de este nuevo modelo que inicia su nueva etapa, “significa decir adiós al coyotaje y a la industria de litigio que igual desangra al trabajador y empleador, público y privado, e implica también, ejercer nuestro derecho para poner fin a un conflicto en menos de 45 días”.

Además, esta reforma implica poner fin a los juicios interminables plagados de trampas y chicanas, “pero dará la bienvenida a juicios breves en presencia de jueces laborales adscritos al poder judicial y se incorpora el uso de plataformas informáticas”.

Luisa María Alcalde Luján, Secretaria del Trabajo y Previsión Social, dijo en la presentación que al inicio de esta transición, “se pensaba, que la reforma laboral inhibiría la llegada de nueva inversión, que habría inestabilidad, la paz laboral y se perdería fuente de empleos, sin embargo no fue así”.

“México se encuentra en máximos históricos de inversión, máximos históricos de empleo y de salarios promedio registrados en IMSS, la absoluta certeza que hay un equilibrio entre empleos y empleadores, esto generará un terreno más fértil para las empresas trabajadores y el país entero”, consideró.

Añadió que “los contratos colectivos que se han legitimado ofrecen 5.67 por ciento mejores salarios que aquellos que no han sido legitimados en las mismas regiones geográficas y ramas de industria”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Dan banderazo a la última etapa de la reforma laboral

Ante representantes de las viejas centrales obreras, las autoridades laborales pusieron en marcha la última etapa de la reforma laboral, que deja en el Poder judicial la resolución de los conflictos obrero-patronales, y a la cual se han invertido 13 mil 500 millones de pesos para la creación de instituciones locales y federales de justicia.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral aseguró que con este sistema se dice adiós al coyotaje, a la industria del litigio, a los contratos de protección y a los juicios interminables en las Juntas de Conciliación y Arbitraje (JCA).

El propósito es impulsar la conciliación como pieza clave del modelo para resolver los conflictos mediante acuerdos, sin la necesidad de juicios laborales. Desde ayer, todas las JCA, federales y locales, dejaron de recibir nuevos juicios y deberán desahogar los expedientes en rezago.

En el nuevo modelo de justicia laboral, los casos se resuelven por la vía de la conciliación en menos de 45 días y en los tribunales tardan seis meses, afirmó la Secretaría del Trabajo en el acto de arranque de la tercera fase de la reforma, realizado en la SEP.

Desde la reforma a la Ley Federal del Trabajo en 2019 se han instalado 151 centros de conciliación, 44 federales y 109 locales a cargo de 802 conciliadores.

La dependencia indicó que también culmina la instalación de 148 sedes de tribunales laborales, de los cuales 41 son federales y 107 locales, que están a cargo de 317 juezas y jueces seleccionados mediante concursos públicos.

En 2021, las instituciones del nuevo modelo de justicia recuperaron 16 mil 712 millones de pesos, aseguró la STPS.

En su participación, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), explicó que el nuevo modelo de justicia laboral estará vigente en todo el territorio mexicano en 41 ciudades, con 125 juezas y jueces de distrito especializados en materia de trabajo y mil 795 operadores.

Afirmó que, desde ayer, el Tribunal Laboral Federal de Asuntos Colectivos, con sede en la Ciudad de México, tiene plena jurisdicción sobre los conflictos colectivos federales que se susciten en toda la República Mexicana.

Frente al sector patronal, titulares del trabajo estatales y magistrados, así como el director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba, Pedro Américo Furtado, el titular del Centro Federal de Conciliación, Alfredo Domínguez Marrufo, aseguró que con la reforma laboral se dice adiós a los contratos de protección y a la simulación en los procedimientos de negociación colectiva. Fue notoria la ausencia de representantes de sindicatos independientes.

Despidámonos del corporativismo y de los sindicatos de papel y abramos espacio a los sindicatos representativos, hagamos lo conducente para hacer efectivo el adiós a la opacidad y manejo abusivo de las cuotas sindicales y lograr darle la bienvenida a la transparencia y a la rendición de cuentas en todas las organizaciones sindicales, expresó en presencia de los dirigentes del sindicato petrolero, Ricardo Aldana; de la Confederación de Trabajadores y Campesinos, Abel Domínguez; de los electricistas, Martín Esparza, y de los telefonistas, Francisco Hernández Juárez, quien suma 46 años al frente de su sindicato.

En la tercera y última etapa de la reforma laboral se suman la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Chihuahua, Coahuila, Michoacán, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Yucatán, así como Baja California Sur y Guerrero a nivel local.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Tercera etapa de la reforma laboral arranca con 1.5 millones de litigios laborales pendientes

Hoy inicia la tercera etapa de la Reforma Laboral que se promulgó en 2019 como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, ahora conocido como T-MEC, con el cierre de las Juntas federal y locales de Conciliación y Arbitraje para dar paso a un nuevo modelo que acerque la justicia a los trabajadores y de certeza a las empresas, dijo Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

En entrevista con El Sol de México, Alcalde Luján señaló que la Reforma Laboral promulgada el 1 de mayo de 2019 busca sepultar un modelo opaco, corrompido y secuestrado por el litigio, coyotaje y la chicana, y acabar con el ambiente de impunidad que se respiró durante décadas.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) cierra sus puertas tras 95 años de ser el tribunal encargado de la justicia laboral y ahora tendrá que agotar el rezago de 1.5 millones de juicios atorados en todas las Juntas. A partir de hoy, 3 de octubre, entran en operación 151 Centros de Conciliación con 802 especialistas y 148 Tribunales Laborales con 317 jueces en total en todo el país.

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social adelantó que ya se legitimaron cerca de siete mil contratos colectivos de trabajo. “Esto significa que dos millones de trabajadores participaron ya en este proceso” de reforma laboral derivada del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

¿Cómo se va a enfrentar el reto de la tercera etapa de la implementación de la Reforma Laboral cuando son los estados más grandes y más complejos?

Sin lugar a dudas es lo más retador; pero tenemos la confianza de la primera y segunda etapas. Y también porque se evalúan los avances.

Con los estados, mensualmente estamos en reuniones con los responsables del Poder Judicial de las entidades y los secretarios de Trabajo y vemos que están listos para este lunes 3 de octubre, dar inicio a este nuevo modelo de justicia y dejar atrás, por lo menos para los nuevos conflictos laborales un modelo opaco, muy corrompido y secuestrado por el litigio, abogados, intermediarios, coyotaje y la chicana por delante.

Estamos muy contentos. Nos da mucho gusto. Finalmente, logramos después de tres años de esfuerzos y a pesar de la pandemia, consolidar y hacer realidad un sistema que acerca la justicia a los trabajadores pero que también a las empresas les da mucha mayor certeza, certidumbre y confianza.

¿Cómo superar las corruptelas entre empresas y las Juntas de Conciliación y Arbitraje?

Todos los días se escucha a conocidos, familiares, redes sociales, medios de comunicación, que se violentan los derechos laborales y que muchos trabajadores desconocen a dónde acudir o consideran que es caro el contratar abogado o verse involucrado en un juicio muy largo en lugar de conseguir otro trabajo. Son muchos obstáculos enfrente para no defender sus derechos.

Por eso se respiró un ambiente de impunidad durante las últimas décadas. Por eso, este nuevo sistema de justicia no es sólo un asunto de recortar tiempos sino de ejercer la defensa de derechos.

Y para las empresas considero que es fundamental, porque antes buscaban todos los medios para evadir su responsabilidad laboral. Por ejemplo, contratos por honorarios, por outsourcing, por cualquier vía que no reconociera la relación laboral, por el miedo de verse secuestrados por este “túnel sin salida” que eran los juicios en las Juntas de Conciliación. El hecho de que ahora exista la posibilidad de que en menos de 45 días, pones fin a un pleito, creo que le da mucho más certeza, confianza y más reconocimiento a las nuevas relaciones laborales.

¿En esta tercera fase que se inicia hoy, todos los Centros de Conciliación y los Tribunales Laborales van a estar en operación?

Sí. A partir del primero de octubre, absolutamente todas las Juntas de Conciliación federales y locales cerrarán sus puertas y los Tribunales Laborales y los Centros de Conciliación tanto a nivel federal como a nivel local en todo el país estarán operando. Para dar una idea de la dimensión: Serán en total en operación en todo el país 151 Centros de Conciliación, con 802 conciliadores y 148 Tribunales Laborales con 317 jueces en operación.

Esto da idea de la dimensión. Todos estarán en operación. Algunos ya operan. Esta es la magnitud del esfuerzo institucional que se hace para realmente tener un sistema de justicia laboral acorde con la realidad actual.

¿Se cierra este capítulo, con cuántos años de ejercicio?

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje cumplió 95 años. No es que vaya a extinguirse el lunes (hoy), pero habrá concluido la etapa de ser el tribunal encargado de la justicia laboral. Y ahora, tendrá que agotar el rezago que se mantiene tanto en la JFCA como en las Juntas locales.

¿Qué va a pasar con todo el rezago de juicios pendientes?

Se trata de 1.5 millones de juicios, es la dimensión de todo lo que quedó atorado en estas Juntas.

Trabajamos para que a la par que inicia esta nueva realidad laboral en materia de justicia, también se hagan esfuerzos institucionales para poder concluir con todos estos juicios en trámite. Promoviendo, porque hay grandes atorones en notificaciones, en exhortos y ahí mismo buscar la conciliación, pero ya con una visión de agotar todos estos juicios atorados.

¿Es un gran lastre?

Pues sí. Diría que es un modelo agotado que ya no tenía cabida en la nueva realidad laboral. Para poder construir un país más justo, con menos desigualdad, con menos pobreza, necesitamos dos cosas: que haya mejores salarios y que se respeten los derechos de los trabajadores. Que existan equilibrios.

Y estos equilibrios no nada más benefician a las mujeres y hombres que viven de su trabajo sino a las propias empresas que les dan certeza, certidumbre y en ese sentido sus inversiones pueden crecer y prosperar en el país.

Con certidumbre saben que a partir de ahora, estas son las reglas del juego, los derechos y las obligaciones que tienen y también en manera colectiva, porque no nada más es tema individual sino el respeto a la libertad sindical, a la posibilidad de que los trabajadores se organicen o también decidan no tener, no pertenecer a ningún sindicato, pero que no se impongan el corporativismo y los contratos de protección.

Sobre los señalamientos de Estados Unidos de supuestas violaciones en materia laboral de empresas asentadas en México ya van cinco y parece que otra viene en camino; pero no hemos visto la misma actividad de México, sólo el señalamiento de mejores condiciones para los trabajadores agrícolas en EU.

¿Cómo se percibe esto en la STPS?

En efecto, ha habido cinco quejas que hemos recibido hasta hoy. También recordar que fueron muchísimas las quejas que se supondría habrían de llegar, “Va a haber una avalancha de quejas”, dijeron.

Hasta la fecha hemos recibido cinco. En ninguno de los casos se han llegado a paneles, sino que se concluyeron a través de planes de reparación construidos con las propias empresas. La primera fue General Motors (GM) Silao; pero también Tridonex, Panasonic, Teksid y la última fue VU de Piedras Negras.

¿Al parecer hay una sexta en camino, por la AFL-CIO por presunta colusiones en la empresa Saint Gobain, en Cuautla?

Por lo pronto no tenemos información de que vaya a llegar una sexta. Esperemos que no, pero creo que da cuenta este tipo de quejas de que sí existen áreas de oportunidad para que las empresas adopten la Reforma Laboral, que no es nada más un punto normativo sino que tiene que haber una adopción de todos sus principios, en todas las cadenas y actuaciones de los directivos de las empresas.

Porque en estas quejas ubicamos que en un caso intervinieron y se robaron el material electoral para no permitir que los trabajadores eligieran sobre la legitimación de sus contratos.

En otros casos, identificamos prácticas como que la empresa había firmado un contrato federal como un local sobre los mismos trabajadores para impedir el reconocimiento del sindicato.

Ubicamos también, prácticas de preferencia de un sindicato sobre otro. A unos sí les permitían entrar a los trabajadores en horario de comida y a otros les impedían la entrada. Ubicamos también despidos de empleados cuando decidieron unirse a otra organización.

Esto da cuenta de que obviamente el reto de la Reforma Laboral implica un compromiso firme y también de capacitación de las propias empresas.

¿Los empresarios comprenden los alcances que tiene la Reforma Laboral y los beneficios para ellos?

Considero que sí. Que las empresas una vez que adoptan las nuevas reglas y modalidades se han visto fortalecidas, independientemente de que haya otro sindicato o sea el mismo, ahora tienen la certeza de que están frente a un sindicato con la legitimidad debida para llevar a cabo las revisiones. Considero que si todas las empresas tienen este mismo compromiso, no tendríamos porque estar recibiendo quejas internacionales. Esperamos no recibirlas. Y por supuesto, de nosotros ubicar alguna empresa en los EU que violente derechos de los trabajadores agrícolas, pues también, la posibilidad de armar nuestros casos y presentar las quejas. No se descarta esa posibilidad sí llegáramos a tener un caso que consideramos relevante.

¿Para eso está el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR)?

Para eso está el MLRR del T-MEC. Y por supuesto también siempre siendo muy celosos y vigilantes de que este mecanismo no sea mal utilizado y que se presente cuando realmente hay posibles violaciones de derechos, no como un mecanismo utilizado de mala fe. Si nosotros ubicáramos eso, por supuesto que no sólo lo denunciaríamos sino que no daríamos pie al inicio de la queja.

¿Cómo va la legitimación de los contratos?

Bien. Ya estamos cercanos a los siete mil contratos colectivos legitimados. Eso significa que más de dos millones de trabajadores han participado. Un elemento importante. Si se comparan los CCT que ya se legitimaron con los que no lo han hecho, en la misma industria y en el mismo estado, los legitimados lograron mejoras contractuales y salariales del seis por ciento. Esto da cuenta de este proceso y también significa limpiar, eliminar de una vez por todas los contratos de protección y los falsos sindicatos.

Y también el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), ahora que legitima los contratos colectivos, hace un nuevo diagnóstico de realmente cuántos existían en el país. Se había hablado de medio millón, era lo que reportaban las entidades federativas; pero ahora el CFCRL hace diagnóstico de que no haya duplicidad y saber realmente cuál era el bosque, el total de contratos.

¿Eso significa que para el 1 de mayo de 2023 se habrán legitimado la gran mayoría?

No, pero nuestra proyección es que para mayo del próximo año se estén legitimando entre 15 mil y 20 mil, muy probablemente 20 mil contratos colectivos. Esos son los que alcanzaron la mayoría y que habrán de subsistir el primero de mayo más los nuevos que se firmen bajo las nuevas reglas. Pero ya al conocer el total, podremos tener más certeza de qué porcentaje significa.

Lo que sí sabemos es que más del medio millón estaba plagado de datos equivocados proporcionados por las autoridades. Es muy anticipado poderte decir qué porcentaje (20 por ciento), pero ya lo deberemos de saber más adelante.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Teletrabajo infantil, ¿oportunidad o explotación?

En los últimos años se han adelantado nuevas formas de trabajo que, aunque se esperaban fueran desarrollándose a corto plazo, tuvieron necesidad de acelerarse debido al impacto de la pandemia de Covid-19 dado que muchos procesos industriales y de servicios fueron frenados de tajo. En ese sentido, la urgencia de reponer los procesos de producción, así como preservar empleos, trasladó miles de mecanismos productivo, rumbo a un desarrollo vía remota. Pero no todos los empleadores y trabajadores estaban preparados.

Sin embargo, la transformación laboral acelerada sólo fue posible para algunas empresas, para las que pudieron sostener dicho cambio, pues la transición necesitó un modelo de capacitación diferente y millones de dólares en infraestructura para un desarrollo óptimo en el campo de producción laboral.

Organizar, gestionar y capacitar en nuevas formas remotas de trabajo, o de adhesión de nueva infraestructura tecnológica, fue apenas una pequeña parte dentro de un todo, donde factores de capital humano debían ser conectados con tecnologías que cuidaran datos personales y previnieran fugas de información o mal uso de herramientas, paralelamente a las funciones que ya desarrollaban. Por último, se tuvo que reconfigurar el mapeo interno de producción, tanto de manufacturas como de servicios. Todo esto representó un camino cuesta arriba para muchos.

Estábamos tratando de adaptarnos a dichos procesos, cuando muchas empresas, nacionales e internacionales, se percataron que los más capacitados para el trabajo remoto no eran los adultos, sino los jóvenes, que con la destreza autodidacta, propia de su generación, tenían los conocimientos que requerían para hacer funcionar procesos debidamente protegidos.

Nos referimos a actividades relacionadas con el desarrollo de códigos, sistemas, nanotecnología, mecatrónica y muchas más, las cuales son relevantes en la transformación de procesos, ideas, soluciones e instrucciones en un lenguaje que las computadoras puedan entender. Es la forma en que los humanos establecen algoritmos de reconocimiento y comunicación con la inteligencia artificial por medio de las cuales se pueden realizar diferentes acciones. Aclarando el tema, no todos tienen dichas competencias, pero muchas personas jóvenes, especialmente adolescentes, pertenecen a estas élites de conocimientos exclusivos.

Muchas personas suelen pensar que manejar tecnología que se adquiere para uso personal, como computadoras y dispositivos digitales que ya vienen con procesos de codificación diseñados para su uso, es suficiente para la administración de la tecnología que necesita una empresa. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con la innovación que suelen requerir las compañías como factor de actualización, por ejemplo, el uso de la Inteligencia Artificial o el manejo del Big Data.

Se trata de cosas diferentes. En el caso de las empresas o empleadores, la adecuación de estos medios es mucho más lenta, debido a lo sofisticado del tema, ya que implica una conversión de procesos estandarizados e inversión económica. No se trata de comprar una computadora y usarla, sino de adaptar algoritmos para poder detectar compradores, líneas productivas, ensambles de semiconductores, manejar errores, producir la recolección de datos de calidad y evitar ineficiencias en el sistema para cada necesidad.

Teletrabajo y menores de edad

El trabajo de los menores de edad en México se permite a partir de los 15 años, excepciones tienen aquellos niños artesanos o los pequeños artistas de diversos géneros como el cine, el teatro y la televisión.

Pero con relación al teletrabajo y el desarrollo de programas para miles de actividades y demás cuestiones de formulación de algoritmos y manejo de códigos, resulta que la regulación del teletrabajo no los tiene en la mira, ni desde la perspectiva de la propia Ley Federal del Trabajo ni de la futura Norma Oficial Mexicana 037. Esto se debe al desconocimiento profundo en el tema. Tener ignorancia sobre el mismo, como ya he mencionado, no implica que no se esté desarrollando o que no se vaya a desarrollar.

Así que el tema amerita un análisis profundo, pues tiene perspectivas de diversos tipos. Es una élite la que tiene este tipo de conocimientos, que no necesariamente la han obtenido vía educación formal, sino por autoaprendizaje o a través comunidades dentro de internet que se enseñan unos a otros; a través de programas e intereses comunes sobre sistemas complejos que los han hecho llegar a conocimientos de alta competencia y que son reconocidos por las empresas al realizar actividades de intromisión dentro de los espacios de éstas (hackeo) o de creación, al modificar los juegos donde se conectan, generando mayores audiencias e intereses entre sus jugadores. No por certificaciones, pues siguen siendo menores de edad.

Así, estas personas jóvenes se han convertido en un factor diferencial, en donde se reconoce un talento que se debe reclutar.

En cuanto a los pagos, las alternativas son infinitas y alternas a lo que regularmente conocemos como salario monetario, ya que para muchos son más valiosas otras alternativas como retribución. Estamos hablando de pagos vía equipos, conductores, bitcoin, pagos de educación especializada, proyectos, estancias en otros países. Es decir, algunas cosas prohibidas por la Ley Federal del Trabajo, ya que sus Artículos 101 y 102 plantean que el salario deberá pagarse en moneda de curso legal, no siendo permitido hacerlo en mercancías, vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda substituir la moneda. En el caso de estos especialistas, no necesariamente será así.

Otros puntos a tener en cuenta son aquellos referidos a la materia impositiva dentro de la circunscripción mexicana, ya que se trata de menores de edad. También la protección mediante seguridad social que podría ser proporcionada en nuestro país como trabajador o el ahorro en moneda extranjera.

Hay que tener en cuenta que un padre, madre o tutor, quizá estén muy alejados del conocimiento de estos sistemas y que la protección vía policía cibernética tendría que ser una obligación del Estado, si la solicitan sus responsables legales.

Por supuesto, hablar del trabajo infantil de pronto resultaría en un rechazo unánime, pero me parece que debemos explorar y analizar nuevas circunstancias de vida que se presentan y serán futuro de nuestras sociedades; detectar si se trata o no de una oportunidad de vida y de trabajo o quizá de satisfacción. Hay que saber, por supuesto, que esto no se detendrá y que es mejor tener conocimiento para poder regular de una forma adecuada y no pretender anularlas mediante percepciones limitantes.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

STPS llama a terminar con rezago laboral en las juntas de conciliación, cerrarán sus puertas el 3 de octubre

Las Juntas de Conciliación y Arbitraje dejarán de recibir demandas y sólo funcionarán para terminar con el rezago existente, por lo que la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a realizar un trabajo que dé fin al rezago con apego a la justicia y el derecho.

Todavía quedará un tiempo para poder dar por concluido este trabajo de la Junta, por lo que vale la pena levantar la cabeza y demostrar el beneficio de esta Institución, que quede en alto el nombre de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y ese prestigio se tiene que ganar a pulso”, destacó.

Al participar en la Reunión Nacional de Presidentes de Juntas v2022, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reconoció el trabajo de la institución sobre todo ante la crisis por la pandemia de Covid-19, teniendo muy presente que no podía parar la impartición de justicia, mucho menos en un tema como el laboral.

A 95 años de vida esta institución, expuso, estamos viviendo tiempos inéditos para el mundo del trabajo, donde se pone en el centro a los trabajadores y esto debe ser un hecho en la nueva etapa para la Junta, que es atender todo el rezago que se presenta alrededor del país.

Añadió que “los ojos estarán puestos en lo nuevo, aunque lo nuevo es la esperanza, es la posibilidad de que la justicia laboral sea mucho más expedita, pero también los ojos estarán depositados en lo anterior, en lo que persiste todavía, que es la actuación de los Tribunales y de las Juntas Federales”.

Por ello, “tenemos una gran oportunidad de trabajar en equipo. Una vez cerradas las ventanillas, debemos adecuarnos y entender muy bien dónde están las necesidades para poder apoyar y desahogar más fácil, para enfocar, dirigir nuestro esfuerzo, alcanzar el objetivo que es concluir con todos los asuntos que tenemos en trámite”.

Por su parte, la presidenta de la Junta, María Eugenia Navarrete, destacó ante los presidentes de las 66 juntas especiales los 95 años de vida de la institución, “casi un siglo de ser para nuestro país un juez imparcial, conciliador, justo y agente activo del equilibrio entre capital y el trabajo, entre los empleadores y trabajadores, entre sindicatos y empresas, organismos de seguridad social y asegurados. Lo que los ha llevado a elegirse como un baluarte de prestigio de la paz social de nuestro país”.

El próximo 3 de octubre las Juntas de Conciliación y Arbitraje cierran sus puertas para recibir nuevos asuntos y “la mejor forma de honrar la vida en institucional, es lograr que su cierre sea digno y acorde a sus históricos metas conseguidas, por ello, este claroscuro que enfrentamos, de celebrar su existencia y preparar su cierre, implica que quienes trabajamos en ella, tengamos un compromiso que cumplir: actuar con la mayor de las diligencias para resolver en el menor tiempo posible, con absoluta imparcialidad y apego a derecho, en un ambiente y trato humano el rezago”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA