Reforma en pensiones, se aprobó en ambas cámaras

Habrá control de precios en las Administradoras de Fondo para el Retiro. Ayer 9 de diciembre, por la noche en el Senado se aprobó la reforma en materia de pensiones, por votación unánime y previa dispensa de todos los trámites y fue remitida al Ejecutivo para su publicación.

Horas antes, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 336 votos a favor, 123 en contra y tres abstenciones, la iniciativa de reforma a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro que el presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso a finales de septiembre.

Durante la discusión en el recinto de San Lázaro, se presentaron 41 reservas por el PAN, PRI, PRD y PT; sin embargo, todas fueron rechazadas por los morenistas y sus aliados.

El artículo 37 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro fue la manzana de la discordia entre opositores y la mayoríamorenosta que acusaban a las afores de tener comisiones altas que no benefician al trabajador. El bloque opositor dijo que no es recomendable homologar por decreto presidencial las comisiones de las administradoras.

Se aprobó un tope máximo de 0.54% a las comisiones que cobran las afores sobre el saldo del trabajador. Este porcentaje es un promedio de los sistemas de capitalización individual de Chile (0.54%), Colombia (0.62%) y Estados Unidos (0.45 por ciento).

Este punto ha generado tensión entre el gobierno y la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondo para el Retiro (Amafore) porque si bien se ha dado una reducción paulatina a lo largo de los años, en 1997 la comisión promedio fue de 14.95% y al 2020 es de 0.92 por ciento, bajarla 0.54%, generaría un impacto en la industria de las 10 afores con posibles quiebras o fusiones entre las mismas y por lo tanto perjudicarán al trabajador, argumentó.

En su momento la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) recomendó no aprobar un tope máximo en las comisiones que cobran las afores.

Más allá del valor del tope de las comisiones, la reforma generaría inflexibilidad para adaptar la regulación conforme el mercado vaya cambiando. En caso de requerirse un tope distinto se necesitaría una nueva reforma a la ley, expresó el pleno del órgano de competencia.

Vaticinan que habrá amparos.

En su participación, Antonio Ortega, diputado del PRD, argumentó que “al no quitar de la iniciativa el tope máximo a las comisiones, las afores se podrían amparar e inclusive recurrir a la Suprema Corte de Justicia y fallará en su favor”.

Por su parte, la reforma de la Ley del Seguro Social contará con el incremento de las cuotas para la seguridad social. Actualmente, la cuota que pagan trabajadores, empleadores y gobierno, corresponde a 6.5% del Salario Base de Cotización (SBC), mientras que con la reforma aumentaría gradualmente a 15% del SBC en un periodo de ocho años, del 2023 al 2030.

También se propone reducir el número de semanas de cotización para tener de 1,250 a 1,000; en este sentido, la reducción de las semanas iniciará con la entrada en vigor de la reforma y paulatinamente bajará hasta llegar a las 1,000 semanas en el 2031. En esta primera etapa, un trabajador que tenga 750 semanas cotizadas podrá tener derecho a una pensión mínima.

De tal manera y sin cambio alguno la aportación del trabajador se mantendrá en 1.13%; la aportación patronal se elevará gradualmente hasta llegar a 13.87 desde 5.15% en el periodo del 2023 al 2030; y el Estado reorientará su aportación para beneficiar sólo a los trabajadores de menores ingresos.

Otro de los objetivos de la reforma es aumentar a 4,345 pesos el monto de la Pensión Mínima Garantizada (PMG) que otorga el Gobierno a los trabajadores que no tienen los recursos suficientes en su cuenta individual. Actualmente la PMG es de 3,289 pesos.

Con información vía El Economista

Reforma a sistema de pensiones no incentiva el ahorro voluntario

La reforma al sistema de pensiones que se discute en la Cámara de Diputados –y cuyo dictamen fue aprobado ayer en la Comisión de Hacienda– ha sido bien recibida por la mayoría de los participantes del sistema, debido a que incrementará el ahorro obligatorio de los trabajadores; sin embargo, inquieta que no contemple ningún tipo de mecanismo para incentivar la aportación voluntaria de recursos para el retiro, según participantes del sector.

Desde el punto de vista de la iniciativa privada, encabezada por las 10 Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore), la propuesta de reforma es positiva para el sistema; sin embargo, han resaltado la falta de un esquema que invite a los trabajadores a que ahorren por su cuenta para tener mejor pensión.

La propuesta para reformar el sistema pensionario está en manos del Poder Legislativo y se espera sea aprobada esta semana, pues según el presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene prioridad, incluso por encima de las modificaciones al outsourcing.

Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), señaló que en la propuesta original de reforma pensionaria del sector privado había un esquema de enrolamiento automático para que los trabajadores ahorraran para su retiro, el cual fue eliminado por el gobierno.

La medida, que al final no fue tomada en cuenta por el gobierno, consistía en que las empresas descontarán de manera automática a los trabajadores con ingresos de más de tres salarios mínimos, entre 2 y 5 por ciento de su salario mensual para mandarlo directamente a su cuenta de ahorro para el retiro.

No obstante, esto no sería obligatorio, pues el trabajador tenía la posibilidad de pedir a su empleador ser excluido de dicho esquema y recibir su salario de forma íntegra.

Un esquema de este tipo, conocido como enrolamiento automático, explicó en su momento González Rosas, ha dado buenos frutos en países como Reino Unidos, donde más de 90 por ciento de los trabajadores que son incluidos optan por no salirse y ahorrar de manera voluntaria.

Con información vía La Jornada

Diputados avalan dictamen para poner tope a las comisiones que cobran Afore

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados avaló la iniciativa presidencial que reforma el sistema de pensiones, que reduce las semanas de cotización e incrementa las cuotas empresariales y del Estado, además de que define un tope a las comisiones que cobran las administradoras de fondos para el retiro (Afore) a los trabajadores.

En la discusión del dictamen, que se turnó a la mesa directiva de la cámara para que se discuta en la sesión ordinaria de este miércoles, el vicecoordinador de Morena, Pablo Gómez, cuestionó que el monto de las comisiones es inmoral.

Es un robo y sus operadores deberían estar sujetos a proceso penal. Es tan feo y crudo como esto: no hay mejor negocio que este, las Afore esquilman a la gente de la peor manera, agregó.

Inicialmente se acordó constituir una mesa de trabajo para negociar una redacción distinta a la iniciativa del Ejecutivo, que prevé definir un máximo de comisiones a partir de una media entre las que se cobran en Estados Unidos, Colombia y Chile. No obstante, la iniciativa se modificó sin cambios y la oposición anunció que presentará una reserva en este punto.

No obstante, Gómez insistió en que la reforma busca moderar el cobro por parte de las Afores y acotó que cualquier propuesta para cambiar la redacción se haga siempre y cuando detengamos este esquilmo gigantesco y escandaloso. Las tasas de ganancia de las Afore son las más altas del sistema financiero de gente que no hace nada. Tienen que bajar.

La votación

Con 22 votos en favor de Morena, PAN y Movimiento Ciudadano, y tres abstenciones de PRI y PRD, la comisión aprobó el dictamen donde se acepta la propuesta de incrementar las aportaciones patronales y del Estado para que los trabajadores de menos recursos puedan obtener una pensión mínima garantizada y reducir las semanas de cotización de mil 250 a mil.

A partir de la reforma a las leyes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), se prevé que la aportación patronal pase gradualmente de 5.15 por ciento en 2023, a 13.87 por ciento en 2030.

Al explicar el alcance de la reforma, el secretario de la Comisión de Hacienda, Carol Antonio Altamirano (Morena), indicó que los trabajadores ya no tendrán que esperar a que se cumplan mil 250 semanas de aportaciones, porque ahora se podrán pensionar con mil semanas, es decir casi cinco años antes.

Respecto de la aportación patronal, pasará gradualmente de 5.15 a 13.87 por ciento, y la aportación del Estado modificará su composición para beneficiar sólo a los trabajadores de menores ingresos, refirió.

En el dictamen se explica que con la reducción de semanas se enmendará el diseño de la Ley del Seguro Social en vigor desde julio de 1997, que deja sin acceso al derecho a una pensión a la mayoría de los trabajadores, ya que de seguir así, precisó, únicamente 34 por ciento de los afiliados al SAR tendrán derecho a recibir una pensión garantizada.

Explicó que si bien la Ley del Seguro Social estableció como un nuevo beneficio una pensión garantizada, la realidad del mercado laboral mostró que este beneficio sólo cubre a una minoría de trabajadores.

Con información vía La Jornada

Diputados aprueban en Comisión de Hacienda reforma en el sistema de pensiones

La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto que reforma el sistema de pensiones impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, las y los integrantes adelantaron que presentarán reservas para su discusión en el Pleno de San Lázaro.

El dictamen fue avalado con 22 votos a favor y tres abstenciones. Morena, Acción Nacional (PAN), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC), votaron a favor del dictamen, mientras que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) votaron en abstención.

La Comisión coincidió con la propuesta del Presidente de reducir el número de semanas de cotización que se requieren para gozar de las prestaciones de los seguros de cesantía en edad avanzada y vejez, de 1,250 a 1,000 semanas de cotización. Del mismo modo, se consideró acertada la propuesta del Ejecutivo de incrementar, a partir del 2023, la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores de 6.5% más cuota social, a 15% incluyendo la cuota social.

También, las y los legisladores coincidieron con la propuesta de modificación a los artículos 157 y 164 de la Ley del Seguro Social, para ampliar las opciones a las que pueden acceder los trabajadores para disponer de los recursos de su cuenta individual al momento de obtener una pensión, ya sea que elija entre contratar un seguro de renta vitalicia o mantener los recursos en una afore y con cargo al saldo efectuar retiros programados.

Aunque el dictamen de la Comisión de Hacienda no realizó cambios a la iniciativa presidencial, la diputada del PAN, Cecilia Patrón, afirmó que su bancada está a favor del dictamen, pero presentará una reserva al Artículo 37 de la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro. La legisladora justificó su reserva luego de que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) opinara que regular las comisiones de las afores debe ser en base a criterios técnicos y apoyada por las mejores prácticas regulatorias, Patrón señaló que el mecanismo para regular las comisiones propuestas en el dictamen no se considera flexible.

En ese sentido consideró necesario adoptar un sistema de regulación de comisiones basado en un criterio y procedimiento que permita responder a los cambios en el mercado a lo largo del tiempo evitando establecer topes máximos predefinidos.

“Mientras no exista un procedimiento que la Cofece considere que la autorización de cobro por parte de las afores garantiza una correcta competencia económica se propone eliminar la modificación del dictamen del artículo 37 de la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro para quedar en los términos de la ley vigente”.

En ese sentido, la presidenta del grupo legislativo, la diputada del PAN, Patricia Terrazas, sugirió generar una mesa de trabajo para analizar las reservas que puedan presentarse en el Pleno y tener una redacción definitiva del dictamen.

En su intervención, el secretario de la Comisión, Carol Altamirano destacó que con la propuesta del Presidente se busca mejorar el sistema de pensiones y beneficiar a las y los trabajadores.

“Sería conveniente que en el Pleno los grupos parlamentarios mantuviéramos la apertura para generar una redacción que evite conflictos adicionales y construir una reforma viable y sin impugnaciones. Hay una diversidad de temas que se deberán considerar para ampliar el beneficio social, entre ellos destacan los trabajadores independientes e informales y la desventaja de las mujeres en el área laboral”.

Con información vía El Economista

Nueva reforma no evitará que explote en 10 años el sistema de pensiones: experto

De aprobarse la reforma al sistema de pensiones tal y como se está discutiendo actualmente, sin cambios profundos, sólo se está pateando el bote, por lo que la bomba pensionaria explotará a más tardar en 10 años, desatando un problema social sin precedente en el país, advirtió Gustavo Leal Fernández, experto en temas de seguridad social de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Para el catedrático, la reforma impulsada por la iniciativa privada y el gobierno es una contradicción a los ideales de economía moral impulsados por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde su campaña, pues parece ser una oda al individualismo, que a lo largo de 23 años ha demostrado ser perversa y lesiva para la gran mayoría de los trabajadores.

Considera que la propuesta confirma que en el gobierno de la 4T persiste la tendencia neoliberal y prosigue desgravando la obligación patronal con sus trabajadores, vía la seguridad social redistributiva y generacionalmente intersolidaria, descargándola en un Estado que pagará crecientemente las obligaciones patronales con recursos fiscales puestos por todos para el beneficio exclusivo de unos cuantos.

La semana pasada se llevó a cabo en la Cámara de Diputados un parlamento abierto en el que representantes del gobierno, sector privado, académico y demás ofrecieron diversos puntos de vista sobre la iniciativa, como por ejemplo, Carlos Noriega, jefe de Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de Hacienda, quien calificó la iniciativa como política de Estado.

El Poder Legislativo tiene hasta el 15 de este mes para integrar esas aportaciones, dictaminar la propuesta y pasarla al Pleno para ser votada.

Para Leal Fernández el parlamento abierto fue una muestra clara de falta de visión, pues deliberadamente los participantes enfocaron el debate hacia el tema del tope a las comisiones que pueden cobrar las Afore, cuando el verdadero problema del sistema radica en el fracaso del sistema de cuentas individuales y en los bajos salarios que se pagan en México a los trabajadores.

No hay una propuesta para remodelar de fondo un sistema que no ha funcionado en 23 años, se trata sólo de medidas para posponer la bomba de tiempo. Además, el debate de las comisiones no es el centro del problema, sino los bajos salarios; con esto sigue la esencia del sistema neoliberal que no garantiza un buen retiro. La reforma va en contra de la economía moral, es neoliberalismo puro y duro, apuntó el investigador de la UAM.

A costa del Estado, releva a patrones de sus obligaciones

Según el análisis de Leal Fernández, los cambios que se proponen al régimen pensionario del país darán muy poco sólo a algunos cuantos mexicanos, pero a diferencia de lo que asegura el gobierno, con muchos más recursos fiscales, comprometiendo simultáneamente y de raíz el tripartismo que caracteriza a la seguridad social.

Con la iniciativa, el financiamiento de la seguridad social mexicana prosigue la ruta neoliberal de ir quedando crecientemente en la responsabilidad fiscal del Estado, relevando las obligaciones patronales con sus trabajadores, apuntó el también catedrático.

La reforma que está en la Cámara de Diputados a la espera de ser aprobada propone incrementar de 6.5 a 15 por ciento la aportación obligatoria de los trabajadores (incremento a cargo del patrón) y en reducir las semanas de cotización necesarias para acceder a una pensión de mil 250 a sólo 650.

Dichas medidas, aseguró Leal Fernández, no son suficientes, pues aunque es cierto que así una persona que gana entre uno o dos salarios mínimos se retira con una pensión igual a lo que percibía, sigue siendo un monto en el sótano, porque no se ataca el verdadero problema de los salarios: La aguja pensionaria real no se mueve ni un poco.

Con información vía La Jornada

Afores con menores incentivos para invertir

La rápida reducción en las comisiones de las afores, podría afectar su capacidad para implementar estrategias de inversión más sofisticadas de los recursos de los trabajadores.

De acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, la nueva estrategia podría llevar a la consolidación de afores y con eso la competencia disminuirá en detrimento de la capacidad de los administradores para encausar los recursos de los trabajadores.

El pasado 25 de septiembre, el Ejecutivo Federal, envió al Congreso de la Unión una propuesta para bajar las comisiones que cobran las afores a los afiliados al sistema de pensiones.

Se propone que las comisiones de las administradoras de fondos para el retiro estén topadas y se presente un decremento en las mismas del 40% para 2021.

La calificadora, en un análisis, destacó que lo anterior llevaría a que las afores tuvieran menores incentivos para buscar mejores instrumentos de inversión, lo que se traduciría en más recursos para los trabajadores a la hora de retirarse.

“Tendrían estrategias de inversión más pasivas”. Actualmente el 50% de los recursos de las afores, en promedio, están invertidos en bonos gubernamentales y existen cajones de inversión que no se aprovechan al máximo.

Mata la velocidad de la bala

El analista Juan Pablo Haro, destacó que las comisiones son un factor determinante para el resultado de las pensiones, ya que costos menores representarán rendimientos mayores, si se mantienen otros factores constantes.

“Sin embargo, la velocidad de la implementación, en conjunto con la magnitud de la reducción de comisiones propuestos en el proyecto de reforma, incrementa los incentivos para que las administradoras de pensiones, utilicen estrategias de inversión más pasivas si son forzados a adaptarse a comisiones menores en tan corto tiempo”.

Lo anterior, dijo el experto, puede resultar en menores rendimientos para los beneficiarios de las pensiones respecto al máximo potencial del sistema.

Enrique Solórzano, director de inversiones de Sura, que tiene una de las administradoras más grandes del sistema de pensiones en México, se mostró convencido de que las comisiones en México deben bajar.

Los recursos, de aprobarse esa propuesta, crecerán de manera paulatina y las comisiones tendrían que bajar.

El experto reconoció que la bala no es la que mata, sino la velocidad de la misma.

Por ello espera que se llegue a un acuerdo con el Congreso de la Unión, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Consar, para que se realicen las disminuciones en las comisiones, pero que no generen distorsiones en el mercado.

Juan Pablo Haro destacó que no se esperan cambios en las calificaciones de las administradoras en el corto plazo.

Con información vía El Economista

Reconocen urgencia de reforma de pensiones, pero oposición pide debate más amplio

Funcionarios del gobierno federal, representantes del sector empresarial y legisladores coincidieron en la urgencia de una reforma al sistema de pensiones, pero la oposición en la Cámara de Diputados pidió un debate más amplio de la iniciativa presidencial, al subrayar el impacto económico que puede significar para los empleadores y el riesgo de insostenibilidad financiera.

En el marco del parlamento abierto virtual convocado por la Comisión de Hacienda en el Palacio de San Lázaro para analizar la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, representantes de la Secretaría de Hacienda, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) sostuvieron que esta reforma es una de las más importantes en materia de justicia social.

Entre otros aspectos, la iniciativa plantea disminuir de mil 250 a 750 el umbral de semanas de cotización para el acceso a una pensión; incrementar a partir de 2023 la aportación total a la cuenta individual de los trabajadores de 6.5 a 15 por ciento, incluyendo la cuota social, además de topar las comisiones de las Afores al promedio de los cobros actuales en Chile, Colombia y Estados Unidos.

El presidente de la Consar, Abraham Vela, afirmó la reforma es urgente y no se puede postergar más, por lo que instó a los legisladores a dejar de lado sus diferencias y reconocer que existe una deuda pendiente con 36 millones de mexicanos sin seguridad social.

“No es la reforma que a cada uno de nosotros en lo particular nos gustaría ver, pero no se trata de ver de qué cuero salen más correas y qué chicharrones truenen más. Es la propuesta del Ejecutivo, y si bien el Ejecutivo propone, el Poder Legislativo dispone y a México le irá bien si y solo si al Presidente le va bien”, dijo.

En su turno, la directora general adjunta de Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda, Amelia Chávez, sostuvo que la iniciativa permitirá aumentar de 56 a 97 por ciento la pensión garantizada a los trabajadores.

Remarcó además que un beneficio adicional sería que, en caso de no cumplir con los requisitos de edad o semanas trabajadas, se podrán hacer retiros en parcialidades, lo que implica aun en esos casos contar con una pensión.

El presidente de la Comisión de Seguridad Social y Pensiones del Consejo Coordinador Empresarial, Pedro Sánchez Cuervo, coincidió en la necesidad de mejorar las condiciones de retiro de los trabajadores y admitió que la propuesta presidencial es un avance en la dirección correcta.

Se manifestó, sin embargo, porque los derechohabientes que no sumen las semanas mínimas de cotización y no accedan a la pensión mínima garantizada, puedan en cualquier caso tener acceso a esos recursos en forma de una pensión mensual.

Por el grupo parlamentario del PRI, el diputado Pedro Pablo Treviño señaló que su bancada está a favor de mejorar las pensiones, pero pidió analizar seriamente el impacto económico que se podrá generar para miles de empleadores que en la actual crisis no podrían pagar la cuota patronal.

“Nos preocupa el impacto en las fuentes laborales y en los empleadores, sobre todo el impacto que causará a las pequeñas y medianas empresas. En estos momentos atraviesan escenarios muy complejos derivado de la pandemia y de la crisis económica que vivimos en el país.

“Sobre todo, y después de que el Inegi diera a conocer el día de ayer, que 4.9 millones de establecimientos, micros, pequeños y medianos, en los últimos 17 meses sobrevivieron 3.9 millones de estos establecimientos”, añadió.

La coordinadora de los diputados del PRD, Verónica Juárez, afirmó a su vez que la iniciativa presidencial solo busca rescatar a las Afores, por lo que demandó una reforma a fondo para beneficiar a los trabajadores.

Se pronunció por un debate más amplio, pues a su juicio el problema con las Afores no solo es el de las aportaciones de los trabajadores o las comisiones, sino que es un sistema “insostenible financieramente y con alto costo fiscal”.

Con información vía Milenio