Cambiar a la OEA por un ente no lacayo, plantea AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a los países de América Latina y el Caribe a mantener vivo el espíritu de Simón Bolívar y construir en el continente americano un proyecto económico semejante a lo que es la Unión Europea (UE), “pero apegado a nuestra historia e identidades”, y planteó no descartar la sustitución de la Organización de Estados Americanos (OEA) “por un organismo autónomo, no lacayo de nadie”.

Un organismo que sea “mediador” en conflictos en las naciones sobre asuntos de derechos humanos y de democracia, pero “a petición y aceptación de las partes”, recalcó en el Castillo de Chapultepec.

Durante una emotiva ceremonia por el 238 aniversario del natalicio de Simón Bolívar, frente a los cancilleres y ministros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), formuló un reconocimiento a Cuba, por hacer valer su soberanía e independencia durante más de medio siglo frente a Estados Unidos, e insistió en que es necesario dialogar con el poderoso vecino del norte.

Ello, en busca de una nueva relación que implique cooperación para el desarrollo y bienestar de todos los pueblos de la región, pero bajo los principios de no intervención, autodeterminación y solución pacífica de los conflictos. “Iniciemos en nuestro continente una relación bajo la premisa de George Washington, según la cual, ‘las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos’”.

El Ejecutivo federal se refirió a la relación de México con Estados Unidos; dijo que la cercanía con esa potencia obliga a buscar acuerdos, ya que sería un grave error “ponernos con Sansón a las patadas, pero al mismo tiempo tenemos poderosas razones para hacer valer nuestra soberanía y demostrar con argumentos, sin balandronadas, que no somos un protectorado, una colonia o su patio trasero”.

Expuso que el proceso de integración económica que se ha venido dando desde 1994, con la firma del primer tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, permitió que se instalaran plantas de autopartes automotrices y de otras ramas y “se han creado cadenas productivas que nos hacen indispensables mutuamente”.

López Obrador subrayó que, como le ha dicho al presidente Joe Biden, “nosotros preferimos una integración económica soberana con Estados Unidos , a fin de recuperar lo perdido con respecto a la producción y el comercio con China, que seguir debilitándonos como región y tener en el Pacífico un escenario plagado de tensiones bélicas”.

Sin embargo, dejó claro que “es ya inaceptable la política de los últimos dos siglos” seguida por Washington “caracterizada por invasiones para poner o quitar gobernantes al antojo de las superpotencias. Digamos adiós a las imposiciones, las injerencias, las sanciones y los bloqueos”.

Acompañado en el presidium por el canciller Marcelo Ebrard, su esposa Beatriz Gutiérrez, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, otros integrantes del gabinete y la escritora chilena Isabel Allende, el Presidente de México resaltó que desde que los países del continente se independizaron de España, Estados Unidos nunca ha dejado de realizar operaciones “abiertas y encubiertas” en contra de las naciones situadas abajo del río Bravo.

Sólo Cuba, reconoció, “durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia, enfrentando políticamente al vecino del norte”.

Se puede “estar de acuerdo o no con la Revolución Cubana y con su gobierno, pero haber resistido 62 años sin sometimiento es toda una hazaña”. En consecuencia, “creo que, por su lucha en defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba merece el premio de la dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva Numancia por su ejemplo de resistencia”.

Por esa misma razón, “debiera ser declarada patrimonio de la humanidad”, resaltó entre aplausos de los asistentes.

López Obrador hizo un amplio recorrido por la biografía de Simón Bolívar, en su lucha por lograr la unidad del continente. “No todo fue fácil. Perdió batallas, enfrentó traiciones y, como en todo movimiento trasformador o revolucionario, aparecieron las divisiones internas, que pueden llegar a ser hasta más dañinas que las contiendas contra los verdaderos adversarios”.

Por su parte, Ebrard expuso que durante año y medio los países de la región han vivido cotidianamente el riesgo de la pandemia de Covid-19, con muestras de solidaridad, apoyo y compromiso de todas las repúblicas. “La gran lección es que si no actuamos en conjunto, como una sola voz, nadie se va a ocupar de nosotros, nadie se preguntará: ¿América Latina ya tendrá las vacunas?”

Como parte de la ceremonia, la cantante Lila Downs entonó Latinoamérica, la pieza que habla de América Latina como “un pueblo sin piernas que camina” y cuyo estribillo: “tú no puedes comprar el viento, tú no puedes comprar el sol, tú no puedes comprar mi alegría”, fue seguido con palmas y concluyó con gran aplauso.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

El Gobierno cubano agradece y aplaude discurso de AMLO

“Gracias presidente Andrés Manuel López Obrador por su trascendental discurso. Gracias, México, por su liderazgo y solidaridad. Ratificamos el compromiso invariable de Cuba con la integración regional, y con la condición de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz”.

Así respondía el ministro de Exteriores cubano Bruno Rodríguez ante el principal eje discursivo del presidente AMLO durante la XXI Reunión de Cancilleres de la Comunidad de estados latinoamericanos y del Caribe (Celac) celebrado el sábado en el Castillo de Chapultepec.

Lo dicho por Bruno Rodríguez no era para menos. El presidente mexicano mencionó lo que el gobierno de Díaz-Canel quería escuchar: “Washington nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes situados al sur del río Bravo” y que “la influencia de la política exterior de Estados Unidos es predominante en América”.

Acto seguido apareció la dialéctica del amo y el esclavo de Hegel faltaba la rosa a Cuba. El presidente mexicano dijo: “Solo existe un caso especial, el de Cuba, el país que durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia, enfrentando políticamente a los Estados Unidos. Podemos estar de acuerdo o no con la revolución cubana, pero al haber resistido 62 años sin sometimiento, es toda una hazaña”, remató.

El presidente mexicano consideró que Cuba “merece ser declarada patrimonio de la humanidad” y nueva numancia por su ejemplo de resistencia” frente al embargo.

Era el día y el discurso ideales para enviar un mensaje a Estados Unidos desde el icónico Castillo de Chapultepec, escenario de una batalla ocurrida el 13 de septiembre de 1847 contra los estadounidenses donde un grupo de niños héroes se enarbolaron con la bandera de México antes de entregar su vida.

¿Adiós a la OEA?

Fue entonces cuando el presidente quiso recordar que la Organización de Estados Americanos (OEA) es un ente manejado por los estadounidenses; es necesario pensar en algo similar a la Unión Europea para fijar distancia con los vecinos del norte. En efecto una Unión de América Latina y el Caribe “apegado a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades”.

“En ese espíritu, no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador, a petición y aceptación de las partes en conflicto, en asuntos de derechos humanos y de democracia”, propuso el presidente reconociendo que puede ser una utopía.

Este planteamiento fue rechazado el día de ayer por el gobierno de Colombia al defender la permanencia de la OEA, liderada por el uruguayo Luis Almagro, criticado recurrentemente por México.

“Pese a que algunas voces pidieron sustituir la OEA, defendí esta organización y propuse su complementariedad y convergencia con Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Asimismo, planteé que la cooperación extraregional debe incluir relaciones más estrechas con Bandera de Estados Unidos y Bandera de Canadá, como se han venido desarrollando con China”, detalló la canciller de Colombia Martha Lucía Ramírez en su cuenta de Twitter.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA