Oaxaca es primer estado de México en prohibir venta de «comida chatarra» a niños

Ciudad de México, 6 ago (Sputnik).- El estado de Oaxaca, en el sur de México, se convirtió el miércoles en la primera entidad del país en prohibir la venta de «bebidas y alimentos chatarra» a menores de edad, luego de que el Congreso aprobó la prohibición.

La ley fue aprobada por mayoría calificada de tres cuartas partes, con 31 a favor de 42 escaños totales en el Congreso de Oaxaca, que se convirtió en el primero de los 32 estados de la federación mexicana en hacerlo.

El proyecto aprobado fue propuesto por la diputada del Congreso local Magaly López, para añadir el llamado Artículo 20 Bis a la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de Oaxaca.

La iniciativa legislativa fue discutida durante un año, y su análisis se desarrolló en la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad del Poder Legislativo local.

Según la legisladora, la nueva ley «busca que sean los padres de familia quienes decidan si sus hijos deben consumir estos productos».

La diputada comparó la nueva medida con la prohibición de vender cigarros y alcohol a menores de edad.

Por su parte, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes rechazó la nueva legislación, con el argumento de que «golpeará la economía de los pequeños negocios».

GOBIERNO FEDERAL CELEBRA NUEVA LEY

En nombre del Gobierno federal, el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell, calificó la nueva ley como «un avance» en el cuidado de la salud.

«Celebro la aprobación de esta iniciativa que defiende el interés superior de la niñez; es un avance en el cuidado de la salud desde la prevención», escribió el funcionario federal en su cuenta de Twitter.

López-Gatell felicito más tarde a los legisladores de Oaxaca por la modificación de la Ley, en declaraciones ofrecidas en el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo federal.

La nueva legislación «prohíbe la comercialización, oferta, donativos o promoción de alimentos o productos industriales no saludables en las escuelas, fue aprobada por amplísima mayoría», explicó el alto funcionario del sector Salud.

El principal portavoz de la pandemia de covid-19 dijo en su conferencia de prensa diaria que la iniciativa «es pionera en un punto: muestra el camino de lo que se puede hacer cuando existe voluntad y conciencia del interés superior de la infancia, de la salud pública, del bienestar de las personas, sobre cualquier otro interés».

Oaxaca es un estado montañoso con costas al Pacífico, y uno de los más pobres de este país, habitado por unos 4 millones de habitantes, la mayoría pertenecientes a comunidades indígenas.

Cada año la obesidad se cobra casi 200.000 vidas en México, según estimación de expertos.

Desde mediados de la década de 1990, la cifra de personas con obesidad o sobrepeso en México casi se ha triplicado y ahora la Secretaría de Salud estima que 40 por ciento de mayores de 20 años sufren esa condición.

Según la Secretaría de Salud, de casi 50.000 fallecidos por covid-19 en este país, un 70 por ciento presentaba algún tipo de enfermedad pre-existente como obesidad, hipertensión o diabetes.(Sputnik)

OPS firma acuerdo sobre suministros de salud con seguro social de México

Ciudad de México, 6 ago (Sputnik).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) firmaron el miércoles un convenio que permite la participación del organismo nacional en el Fondo Estratégico de Medicamentos, para garantizar el acceso a medicamentos y vacunas «a precios bajos, en condiciones de equidad», entre otros beneficios.

El director general del IMSS, Zoé Robledo, y el representante de la OPS, Cristian Morales, firmaron el acuerdo de colaboración mediante el cual la institución mexicana podrá participar en el llamado Fondo Rotatorio Regional para Suministros Estratégicos de Salud Pública

La institución mexicana dijo en un comunicado que el convenio se suma a otro acuerdo bilateral vigente, el Fondo Rotatorio de Vacunas de OPS, que el IMSS firmó en 2017.

El instituto encargado desde 1943 de la seguridad social mexicana, atiende a más de 19,5 millones de trabajadores asegurados en todo el país, y con este acuerdo «tendrá acceso a alrededor de 350 medicamentos que incluye antirretrovirales, oncológicos y antihipertensivos, vacunas y otros insumos a precios más convenientes».

Estos fondos de la OPS garantizan «la calidad de los productos, su seguridad, efectividad, bioequivalencia y biodisponibilidad gracias al proceso de precalificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS)».

Los suministros están garantizados mediante la aplicación de las recomendaciones de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, en inglés), la Agencia Canadiense de Regulación, la Agencia Europea de Regulación y otras corporaciones reguladoras de alto nivel internacional.

COOPERACIÓN EN LA PANDEMIA

El titular del IMMS aseguró que la enfermedad covid-19, causada por un nuevo coronavirus, ha vuelto necesario trabajar de manera solidaria y regional.

«Hoy nos ayudamos al momento de generar una mayor demanda, que nos ponga en una mejor posición regional a la hora de una negociación» para tener todos los beneficios de ese fondo, dijo Robledo, quien superó la enfermedad, tras contagiarse en junio.

El mecanismo solidario permite mancomunar las compras de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Costa Rica, con otros menos desarrollados como Honduras, Panamá y El Salvador, entre otras naciones.

El alto funcionario dijo que este acuerdo «es un paso más ambicioso en la lógica de salir al mundo a procurar medicamentos» para toda la población.

Robledo consideró «legítima la exigencia y demanda de medicamentos oportunos, de mayor calidad y al mejor precio».

Por su parte, el representante de la OPS señaló que el IMSS podrá optimizar sus procesos de adquisición, con alternativas que cumplen con altos estándares internacionales de transparencia.

Los suministros médicos «están respaldados por más de 20 años de experiencia en el caso de los medicamentos y 43 años de experiencia en el caso de las vacunas».

Estos fondos regionales incluyen cinco rubros de cooperación: primero, identificación de la demanda de medicamentos y vacunas; segundo, planificación de la adquisición; tercero, fortalecimiento de las capacidades de los laboratorios nacionales de control de calidad; y cuarto, la farmacovigilancia.

También permite, en quinto lugar, la coordinación con otras iniciativas mundiales como el Servicio Financiero Mundial para Adquisición de Medicamentos, y otros comités que ofrecen servicios de medicamentos para luchar con el VIH-sida, la tuberculosis y la malaria, entre otros males.

La OPS garantiza «administrar estos fondos; y asesorar al IMSS en la elaboración e implementación de los planes de suministro» de medicamentos, vacunas e insumos.

El IMSS cuenta con un personal de 400.000 empleados, que incluye a más de 130.000 enfermeras que operan cientos de hospitales y clínicas en los 32 estados del país, con más de 1.400 ambulancias.

El presupuesto anual del instituto suma más de 30.000 millones de dólares, seis veces el presupuesto de todo el sector Salud nacional, que es de unos 5.000 millones de dólares para 2020.(Sputnik)