Telefonistas piden mayor disposición a Telmex e IFT

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) dijo que falta determinación de Teléfonos de México (Telmex) y del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para resolver temas laborales y regulatorios.

La representación sindical acusó que la empresa no tiene disposición para avanzar en la resolución de temas laborales pendientes e insistió en avanzar en el pasivo laboral, respecto a la imposición de un régimen de trabajo distinto para quienes ingresen a futuro, en el que se excluye el derecho a jubilación.

Esto ha llevado “a prorrogar nuestro emplazamiento a huelga para el 24 de marzo y a instrumentar un plan de acción para defender los derechos laborales adquiridos”, explicó el sindicato por medio de un desplegado.

Al iniciar la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador comenzó a operar una mesa de discusión con las secretarías del Trabajo (STPS), de Gobernación (Segob) y de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como también del IFT, además de representantes de Telmex, del STRM y del Sindicato de Telefonistas de la Baja California y Sonora (Sindetel).

Aunque esa instancia que inició trabajos en 2019 ayudó al ajuste de algunos temas regulatorios agresivos contra Telmex, el sindicato mencionó que desde diciembre del año pasado hizo una propuesta para solucionar problemáticas con la regulación.

Entre los temas que preocupan al STRM se encuentran el régimen de tarifas, el acceso al múltiple play, la reversión de la separación funcional, así como la más reciente revisión contractual en materia laboral y en relación con el llamado pasivo laboral.

Por otra parte, el sindicato destacó que a partir de la reforma en telecomunicaciones que se dio en 2013, el país cuenta con un modelo de competencia y regulación que inhibe la inversión, que margina a la mayor parte de la población de los beneficios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), y que pone en peligro a Telmex.

Lo anterior, “particularmente por la determinación de proceder a su separación funcional”, subraya el STRM.

Al respecto, dijo que América Móvil inició un proceso de reingeniería operativa y financiera que se traduce en el desmantelamiento progresivo de Telmex.

Visión de largo plazo
 

Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas, comentó que ante la situación económica, social y sanitaria que se vive actualmente es necesario que los reguladores trabajen con una visión amplia, social, progresista y de futuro.

En las telecomunicaciones, “el Estado en su conjunto debe garantizar que estos servicios sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias”, destacó.

A través de su cuenta de Twitter, el líder sindical agregó que esto fortalecerá a las empresas, fomentará la convergencia digital, la mejora de los servicios y la recuperación de la rectoría por parte del Estado.

Con información vía El Universal

La Red Compartida de México, ¿rentable para el año 2021?

La red mayorista de servicios de telecomunicaciones llega a su quinto aniversario en 2021. Sus líderes, una amalgama de operadores españoles, mexicanos y financieros estadounidenses interesados en ese sector, deslizaron hace tiempo que la rentabilidad de este proyecto, único en su tipo, llegaría entre el segundo y tercer año de operación, y después de un lustro de montada la primera torre por el concesionario Altán Redes, quien administra el espectro de los 700 MHz y construye la infraestructura donde se soporta la llamada Red Compartida de México.

En el camino, el concesionario Altán ha tropezado con las tramitologías locales que retrasan los despliegues de red; con el encarecimiento de insumos a doble dígito; con el dilema de comprar más bandas para fortalecer su red y hasta ha chocado con Verizon por explotar su propio espectro en la frontera común de México con Estados Unidos y con las descargas judiciales de Rivada Networks por la licitación de la red, quien nunca consiguió la razón en tribunales; aparte, la GSMA le hizo el feo cuando quiso afiliarse a su organización.

Altán también ha potenciado alianzas con Axess Networks e Hispasat para crecer su mancha de cobertura por medio del satélite y se congracia con la sociedad mexicana, al sumarse con accesos a los contenidos de la estrategia de aprendizaje a distancia Aprende en Casa III de la Secretaría de Educación Pública.

Sobre todo, Altán Redes ha sido obligada a redefinir sus planes de expansión de cobertura para empatarlos con las directrices de conectividad social en los que piensa este gobierno, y ahora enfrenta, como todo el sector mexicano de telecomunicaciones, un ambiente económico con pinta de caer 9.97% en el año, pero presionado por seguir tirando red para consumidores con impagos.

La compañía confía en que pronto la Red Compartida será un negocio pleno, aún con la función social que tiene esa operación de llegar hasta los desconectados de México.

La Red Compartida cumple al menos con su función de ser mayorista. Al arranque de diciembre contaba ya con 60 clientes que le han contratado capacidad para revender 114 servicios entre telefonía e Internet y sobre una red que no existía hace cinco años a la que ahora se conectan 1.5 millones de suscriptores únicos que antes tenían más complicado acceder a un servicio móvil o fijo inalámbrico, porque la red de Altán también entra por el segmento fijo a los hogares con ofertas de Internet de alta velocidad, a través de terceros, incrementando más el uso de esta red.

Entre los clientes y socios de negocio de la Red Compartida aparecen gigantes del sector como Izzi Telecom, Bestphone, Operbes, Cablemás y otras filiales de Grupo Televisa; también destacan Telmex, Telesites y Telcel, relacionados de alguna manera con América Móvil. Y una veintena de operadores móviles virtuales, que como la red de Altán, también quieren despegar en el mercado. Telcel, Izzi y AT&T están entre los que se han apurado a colocar paquetes similares a los promovidos por Altán.

Y en dinero, no es que Altán Redes apueste la Red Compartida a los operadores móviles virtuales, la empresa presume que el nicho ha incrementado en 54.6% el parque de líneas y en 26.7% los ingresos. De ahí los ánimos que tiene la compañía sobre el segmento, según una comunicación con este medio.

En cobertura esto se traduce como un alcance para dar servicio a 48 regiones urbanas y 76 pueblos mágicos o 66 millones de mexicanos —59.7% de la población—. Esa es, a diciembre de 2020, el crecimiento de la Red Compartida, cuando otros competidores históricos, por ejemplo el operador Axtel es desmembrado por sus dueños por no poder más en el mercado masivo y por no hacer más sentido a su holding en participar en el mercado empresarial.

Estos datos alejan aquellos comentarios del 2016 respecto a que la Red Compartida sería el “Fobaproa de las telecomunicaciones”, aunque versiones de la industria apuntan a que Altán Redes y I Squared Capital coquetean para sumar inversiones en la Red Compartida, de cara a que debe llegar con su cobertura al 92.2% de la población en el 2024, en septiembre, cuando acabe el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

“La red mayorista de Altán es la que más usuarios ha sumado este año. Este crecimiento ha sido posible por las ofertas realmente disruptivas e innovadoras que Altán Redes ha lanzado al mercado, destacando la oferta de referencia de 200 pesos ilimitado en voz y datos (…) A pesar de la pandemia y crisis económica, el sector de los OMV es el que más ha crecido este año, quienes cubren una gran cantidad de nichos de mercado a través de nuevos canales y con los precios más accesibles”, dijo la compañía respecto a si la Red Compartida será rentable en 2021.

“A pesar de la pandemia y de la crisis económica, el compromiso de Altán está con México, de seguir desplegando la infraestructura que permita llevar Internet de alta velocidad a todo el país, con los mejores precios y con ello impulsar la competitividad y la inclusión digital (…) Altán Redes cumple con su compromiso de democratizar las telecomunicaciones y aumentar la competitividad en el sector, para el beneficio de nuevos jugadores y usuarios finales”.

Altán asegura que será aliado de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE T&IT) —del gobierno federal—, ya que dejó disponible su red 4.5G para ir juntos a cubrir el 7.2% de la población mexicana que vive en pueblos con menos de 5,000 habitantes antes de enero del 2022. Relacionado, Altán además tiene derecho a explotar un par de hilos de fibra óptica de CFE, aunque se desconoce todavía el nivel óptimo de esa infraestructura y cómo ésta pudiera hacer sinergia con la infraestructura de Altán, pues fue construida hace una década y no está claro tampoco qué tramos le funcionarían mejor a la Red Compartida.

El otro reto de la Red Compartida está en cómo aumentar tráfico. La compañía explota 90 MHz de frecuencias en la banda de 700, el 13% de todas las bandas disponibles para telecomunicaciones masivas en México al 2020, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por ello, primero Telefónica y luego Telcel, han cuestionado la entrega de una alta cantidad de señales a Altán y con un criterio distinto en cumplimiento fiscal.

Con las respectivas asimetrías respecto a otros competidores minoristas y al mayoreo, el tráfico de esa red es aún menor, porque en el supuesto de que todo el tráfico de los operadores móviles virtuales cursara sobre la Red Compartida —media docena de ellos corre sobre las redes de AT&T, Telcel y Movistar—, representa apenas el 0.6% del tráfico medido en minutos; el 1.7% de participación del mercado móvil y consumen 4,587 terabytes, según el IFT en su último informe estadístico de 2019.

Cisco Systems predijo en 2017 que el tráfico de datos en México amentaría siete veces en 2021 frente al dato de ese año, cuando esa tecnológica no previo un 2020 de pandemia y el tráfico móvil sería dos veces más frente al tráfico de Internet fijo. Aparte, la economía mexicana crecería 3.6% en 2021, según la OCDE, valores a observar por Altán Redes para prever si alcanzará la rentabilidad con la Red Compartida en 2021.

Con información vía El Economista

AMLO busca cambiar la SCT a Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes

El presidente Andrés Manuel López Obrador busca cambiar la denominación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por la de Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes para alinearlo a su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Las siglas de SCT datan de 1959. A partir del primer día de ese año desapareció la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas para dar lugar a dos nuevas secretarías: la de Comunicaciones y Transportes y la de Obras Públicas.

En el eje III de su plan de gobierno (que entre sus principios rectores figuran: “Honradez y honestidad” y “No al gobierno rico con pueblo pobre”), dentro del rubro denominado Impulsar la reactivación económica, el mercado interno y el empleo, se hace referencia a que el sector público, fomentará la creación de empleos, mediante programas sectoriales, proyectos regionales y obras de infraestructura.

En dicho contexto, el cambio de nombre de la dependencia bajo la titularidad de Jorge Arganis, se explica en un proyecto de decreto, también forma parte de los ajustes realizados para dar cumplimiento a las medidas de austeridad en la administración pública para hacer frente a la pandemia del Covid-19 y a la crisis mundial del modelo neoliberal.

Como parte de esas acciones, en la SCT se canceló una de las tres subsecretarías que existían: la de Comunicación, cuyas tareas se adscriben ahora a la de Transportes, a cargo de Carlos Morán. La segunda subsecretaría que se mantiene en funciones es la de Infraestructura, a cargo de Cedric Escalante.

En el documento propuesto se refiere que, es adecuado ajustar la denominación actual de la dependencia a la de Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes y así, desde su propio nombre se identifiquen los tres rubros principales de competencia:

  1. Infraestructura
  2. Comunicaciones
  3. Transportes

Un cambio propuesto a diputados

El proyecto de decreto, publicado este lunes en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER), está dirigido a la presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados (cargo que ocupa Dulce María Sauri) y refiere:

Con fundamento en lo dispuesto por los artículos 71, fracción I de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (donde se menciona que el Presidente de la República tiene el derecho de iniciar leyes o decretos), 12, 26 y 36 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, me permito someter por su digno conducto, ante ese Honorable Congreso de la Unión la presente Iniciativa de Decreto por el que se reforman diversos artículos de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

En el artículo 26 de esa ley es donde se plantea el nuevo nombre: Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

El segundo punto transitorio precisa que todas las referencias a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contenidas en leyes u otras disposiciones administrativas se entenderán aludidas a la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

En consecuencia a la propuesta, el artículo 71 señala: “La Ley del Congreso determinará el trámite que deba darse a las iniciativas”.

Con información vía El Economista

Valoran 4T y sindicato si se relanza Mexicana

A 10 años de que Mexicana de Aviación hiciera su último viaje y tras 89 años de operaciones, una nueva luz surge en el horizonte para la marca y los 8 mil 500 exempleados que se quedaron en vilo tras la quiebra.

Personas y autoridades que estuvieron presentes en una reunión realizada ayer entre el gobierno federal y representantes sindicales de trabajadores de la extinta aerolínea confirmaron a MILENIO que está en análisis un plan para crear una nueva empresa que opere con ese nombre.

De acuerdo con las fuentes consultadas, en el encuentro se planteó el interés de un grupo de inversionistas por comprar los derechos del nombre de la empresa, Compañía Mexicana de Aviación, y entre las distintas posibilidades analizadas se abordó la de contratar a los extrabajadores bajo un esquema que les permita retomar sus funciones en la nueva aerolínea.

Tras el encuentro, encabezado por los secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Comunicaciones, Jorge Arganis Díaz-Leal, el gobierno federal emitió un comunicado explicando que la reunión se realizó a petición de los trabajadores para conocer “la situación actual del proceso de quiebra de las diversas empresas que integran a este grupo comercial, así como de las actividades en operación y activos, los involucrados y los efectos en la sentencia judicial que enfrenta”. 

Miguel Ángel Yúdico Colín, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares, aseguró a MILENIO que también se planteó la posibilidad de encontrar nuevos inversionistas para crear una “nueva Mexicana de Aviación” o bien crear una cooperativa con los ex empleados.

De acuerdo con Yúdico Colín -quien no estuvo en la reunión pero envió en su representación al secretario de actas del Sindicato de Sobrecargos de Mexicana, Marco A. Calva-, las autoridades fueron muy enfáticas y dejaron en claro que el gobierno federal no realizará ninguna inyección de capital a la nueva empresa; sin embargo, explicó, se van a necesitar facilidades y el visto bueno de la autoridad para que la aerolínea pueda operar en el país.

PROMESA GUBERNAMENTAL

Fue el 28 de agosto de 2010 cuando la aerolínea dejó de operar por sus altos pasivos con el gobierno federal y los trabajadores, aunque previamente hubo  intentos para que diversos inversionistas entraran a la compañía. 

Desde su llegada a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido en distintos momentos a resolver el problema de la falta de liquidaciones y jubilaciones a los ex trabajadores e incluso puso sobre la mesa la creación de una cooperativa para manejar la aerolínea.

En su conferencia matutina del pasado 28 de febrero el mandatario dijo que “estamos también dispuestos a ayudarlos para que puedan tener los trabajadores opciones como la de contar con una línea aérea. Se ha hecho esa propuesta, le he pedido al (entonces) secretario de Comunicaciones, al ingeniero Jiménez Espriú, que hable con los representantes de los trabajadores”.

No descartó la creación de una cooperativa y que el gobierno diera los permisos o concesiones a los “trabajadores víctimas de despidos injustificados”. 

ACTIVOS OPERANDO

Los únicos activos que sobreviven de Mexicana son el centro de mantenimiento de aviones (MRO) y el centro de adiestramiento (CAT), donde se capacitan pilotos y sobrecargos de otras aerolíneas.

El MRO, que se encuentra dentro de los terrenos del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM), cuenta con certificaciones de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, de la Agencia de la Unión Europea para la Seguridad Aérea y está en proceso de aprobación el permiso de la autoridad canadiense.

El CAT, que tenía en la aerolínea a su principal cliente, hoy sigue operando a contracorriente en busca de estabilizar sus finanzas, venderse a buen precio y con ello pagar las liquidaciones que todavía se deben a los trabajadores de la aerolínea. 

En la reunión de ayer celebrada en la Secretaría de Gobernación también estuvieron presentes otros funcionarios del gobierno federal y representantes de los sindicatos de los empleados de tierra, de los empleados de confianza, sobrecargos y pilotos aviadores de Mexicana de Aviación.

CRONOLOGÍA

4/4/2014

La juez Edith Alarcón declara la quiebra de Mexicana y sus filiales, dando por terminados casi 4 años de concurso mercantil.

28/8/2010

Último vuelo de la aerolínea por su grave deterioro financiero.

20/12/2005

Grupo Posadas firma contrato de compraventa por Mexicana, por la que pagó 165.5 mdd en efectivo.

Con información vía Milenio

AMLO presume acceso a internet… con red de EPN

El presidente Andrés Manuel López Obrador usa la cifra de comunidades conectadas a internet por el consorcio Altán Redes a través de la Red Compartida creada e impulsada por la administración de Enrique Peña Nieto.

En su informe de este martes, al cumplirse dos años de su gobierno, el mandatario afirmó que 46 mil 783 comunidades ya tienen conexión a internet, mientras que el año próximo se llegará a 122 mil y en 2022 la red cubrirá todo el territorio nacional.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó a EL UNIVERSAL que el Presidente hizo referencia a la Red Compartida, que es desplegada por la empresa Altán Redes.

Ese proyecto reporta resultados como que ha permitido conectar a 64 millones de personas abarcando una cobertura de 46 mil 783 localidades, entre las que se cuentan 40 mil 881 con menos de 250 habitantes.

“Definitivamente (el Presidente) se está colgando de la Red (Compartida), que ya tiene esta infraestructura y cobertura, pero tiene que cumplir con la empresa pública, que es CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos”, opinó Jorge Bravo, analista de Digital Policy and Law.

Sin embargo, dijo, CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos cuenta con un presupuesto muy limitado, que sólo sirve para gastos operativos y planeación, y como no se ha podido desplegar infraestructura, entonces el gobierno se refiere a la cobertura de la Red Compartida.

Por otra parte, Bravo destacó que López Obrador informó de la cobertura de la red, pero no ha dado a conocer cuántos mexicanos reciben los beneficios de la conectividad o de qué manera.

“Estas redes tienen una vocación social, no pueden llegar a donde ya hay mercado, donde hay hiperconectividad y no es tan necesario ese servicio. Tiene que llegar y hacer el máximo esfuerzo”, destacó.

La alianza entre el gobierno y la Red Compartida es positiva porque se pueden economizar recursos y esfuerzos, pero se debe llegar a zonas donde no hay servicio, y eso no ha pasado.

EL UNIVERSAL dio a conocer la semana pasada que actualmente la Red Compartida ofrece mayor cobertura en el Estado de México y Ciudad de México, pero donde tiene menor alcance es en Guerrero y Oaxaca.

Otros datos
 

Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit (CIU), comentó que desde su inicio esta administración ha manejado estadísticas que no empatan con las que tiene la consultora a su cargo, ni con las tomadas en cuenta por la industria.

Agregó que deben dedicarse a ser gobierno, pues han probado ser un muy mal operador en el sector de telecomunicaciones.

“Veo mejor que se apoye de una red como Altán, que tiene un equipo profesional con la experiencia, las concesiones, el espectro y que avanza bien, a que sea la CFE, con un grupo de burócratas sin experiencia, quienes lleven la conectividad a todo el país”, destacó Piedras.

Se conoce que 45% de los hogares no tienen internet, pero tienen cobertura, por lo que Piedras propone que se encuentren los esquemas de subsidio, apoyo e incentivos para que adopten la conectividad fija, pero mientras tanto la conectividad móvil es un recurso muy importante.

Alcance del proyecto
 

La Red Compartida forma parte de la reforma constitucional en telecomunicaciones aprobada durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. Su objetivo es ofrecer servicios mayoristas para que otras empresas sean las que usen esta infraestructura y den servicios a usuarios finales.

Altán Redes es el consorcio que ganó la licitación para desplegar y operar la Red Compartida bajo un esquema de asociación público-privada (APP) con el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel), mismo que depende de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Así, en este proyecto el gobierno federal aportó 90 MHz de la banda de 700 MHz que se utiliza para que por ahí transiten los servicios de telefonía e internet, así como dos hilos de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad, mientras que el consorcio invierte en desplegar la infraestructura, como son las torres y antenas, además de administrar y operar la red.

Con información de Carla Martínez vía DPL News

Diputado del PAN propone que te devuelvan tu dinero si tu servicio de internet falla

Jorge Arturo Espadas Galván, diputado federal del PAN, propuso el miércoles una iniciativa para que los usuarios de internet reciban de regreso su dinero si el servicio falla y no reciben una respuesta adecuada al problema.

La iniciativa, que aún no ha sido abordada por los legisladores, propone reformar los artículos 92, 92 Bis y 92 Ter de la Ley Federal de Protección al Consumidor; y 191, 195, 196 y 205 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

“La iniciativa tiene por objeto regular los precios y tarifas que cobran las empresas proveedoras de servicios de internet y garantizar derechos de reclamo para los consumidores ante un mal servicio. Para ello propone establecer que el consumidor podrá reclamar la devolución de su dinero en caso de que el bien reparado no quede en estado adecuado para su uso o destino dentro del plazo de garantía o dentro de un plazo razonable”, señala el resumen de esta propuesta en el Sistema de Información Legislativa.

Espadas Galván además propone instaurar un mecanismo para que la compensación al usuario por las fallas en el servicio se haga de manera inmediata por parte del proveedor.

Y por último el diputado plantea “regular que en todo momento las autoridades garanticen un buen servicio por parte de los concesionarios o se realizará la bonificación según sea el caso”.

El legislador del PAN expone en la iniciativa los incrementos de las quejas por servicios de internet.

Por ejemplo, en el documento ‘Inconformidades más recurrentes en telecomunicaciones‘, realizado por la Profeco y la Subprocuraduría de Telecomunicaciones, que los servicios empaquetados (los que ofrecen cable, teléfono e internet) con más quejas en el primer cuatrimestre de 2020 fueron Izzi, Megacable y Totalplay.

Izzi tuvo 189 quejas en el primer cuatrimestre de este año, mientras que en el mismo lapso de 2019 tuvo apenas 59. Esto significa un aumento de 226 por ciento.

Por su parte, Megacable sumó 172 quejas en los primeros cuatro meses de 2020, a diferencia de las 61 quejas del mismo periodo del año pasado. Esto es un incremento de 182 por ciento.

Totalplay acumuló 126 quejas en el primer cuatrimestre del año, comparado con apenas 28 del mismo lapso de 2019. Aquí el aumento fue de 350 por ciento.

Espadas Galván detalla que la iniciativa busca que los consumidores tengan acceso a mecanismos funcionales de conciliación. En la iniciativa, citó un caso en que criticó a la Profeco, pues, según expone el legislador, no ayudó a un usuario que quiso quejarse por teléfono del internet de Telmex ya que esta compañía no admite este tipo de quejas por dicho medio.

En un correo electrónico, “le manifiestan a un consumidor que a través de Conciliaexprés (servicio de conciliación por internet de Profeco) no es posible realizar las gestiones con el proveedor, ya que este no participa para conciliar vía telefónica y paradójicamente en el caso que nos ocupa, el proveedor es Telmex”, indica el diputado federal del PAN.

Con información del El Financiero

La SCT gastó 5 mil mdp en carreteras pero desconoce si la obra se realizó

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no supervisó la ejecución de 739 contratos firmados para obras de conservación de caminos rurales y carreteras alimentadoras, lo cual implicó que desconociera el destino final de 5 mil 38 millones de pesos, de los 5 mil 613 millones que ejerció en el presupuesto de 2019 para esas obras, informó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En su informe de revisión de la cuenta pública 2019 reportó que la dependencia no contó con un programa anual de trabajo con objetivos, metas, estrategias y prioridades, así como criterios basados en estudios de factibilidad, asignación de recursos, responsabilidades y tiempos de ejecución.

Ello le impidió vigilar que los Centros SCT ejecutaran los contratos conforme a las características, normas, especificaciones, proyectos, costos y programas aprobados, con el fin de que se cumplan los objetivos y metas fijados, a fin de lograr obras que satisficieran las necesidades de transporte en las comunidades rurales del país.

Como parte del informe, la ASF resaltó que la secretaría respondió que en su reglamento interno sí tiene atribución de supervisión, a través de la Dirección General de Carreteras; sin embargo, de acuerdo con la estructura actual no tiene manera de realizar la revisión de las obras por falta de personal que pueda ser comisionado para esas actividades.

Ese hecho, expuso la auditoría, implicó que la SCT no conociera el destino del dinero, ni que su ejercicio se sujetó a las normas, leyes, reglamentos, políticas y procedimientos aplicables, con la finalidad de elaborar los reportes de la gestión y mejorar la rendición de cuentas para regular el ejercicio del gasto y el cumplimiento de las metas aprobadas en el presupuesto.

Además de no vigilar el gasto de esos 5 mil 38 millones de pesos, se detectó que la SCT no acreditó el análisis de las necesidades presentadas por los gobiernos estatales y municipales, en materia de caminos rurales y carreteras alimentadoras.

Lo anterior podría implicar que los 739 contratos definidos y comprometidos en el Proyecto de Programa de Conservación de Infraestructura de Caminos Rurales y Carreteras 2019… se ejercieron de manera inercial y no para la atención de las necesidades de estados y municipios.

Ante ello, la Auditoría Superior recomendó a la secretaría que en los siguientes ejercicios fiscales verifique que la totalidad de los proyectos de infraestructura ejecutados mediante ese programa se concluyan conforme a las condiciones establecidas en el contrato, cuente con la documentación para comprobar que las obras se concluyeron y sólo entonces proceda a su recepción física.

Con información vía La Jornada

Aerolíneas low cost impulsan recuperación de la industria aérea

Las operaciones domésticas lideradas por el modelo de ultra bajo costo de Volaris y VivaAerobus impulsan la recuperación de la industria aérea, que registró una afectación sin precedente por la pandemia del Covid-19.

Durante septiembre, quinto mes de repunte de actividades, las aerolíneas nacionales e internacionales que operan en México transportaron a tres millones 283,162 pasajeros en vuelos regulares, lo que representó una baja de 54.5%, respecto a igual mes de 2019, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En comparaciones anuales, durante agosto la caída fue de 65.1%, en julio de 74.5% y en junio de 86.2 por ciento.

Dentro del país, las nueve empresas vigentes movilizaron a dos millones 317,729 personas, 44.6% menos que en septiembre del año pasado, de ellas, las cinco que también tuvieron operaciones internacionales sumaron 297,244 clientes, cifra 75.7% inferior en su comparación anual (Interjet sumó seis meses sin atender destinos internacionales), mientras que las extranjeras sumaron 668,189 usuarios, lo que tradujo en una disminución de 63.4 por ciento.

En el acumulado enero-septiembre, la industria transportó en total a 34 millones 181,257 personas, 54.7% menos que igual periodo del 2019, misma variación que en los atendidos entre enero y agosto.

Durante los nueve meses, los vuelos locales recuperaron el 48.5% de los pasajeros del año pasado (sumaron 19 millones 181,257), mientras que en los internacionales, las empresas nacionales que vuelan fuera del país el 36.6% (alcanzaron los cuatro millones 497,016) y las extranjeras el 56.8% (con 10 millones 220,796), según refieren las cifras de la SCT.

Vuela el bajo costo

Debido a que las operaciones de Volaris y VivaAerobus son primordialmente domésticas (caso contrario con Aeroméxico, que tiene vuelos intercontinentales y el cierre de fronteras en diversos países causó mayores estragos), se ha convertido en el motor en el regreso de actividades.

El director de Volaris, Enrique Beltranena, ha dicho que en septiembre alcanzaron una capacidad operativa del 84% en comparación con el año anterior con un factor de ocupación reservado del 74%, que lo ubica en la recuperación más rápida del mercado mexicano.

“Ahora que estamos fuera del impacto más profundo de la pandemia, la principal prioridad de la empresa es devolver el valor a su acción. Continuaremos con una cuidadosa preservación de efectivo y de costos y aumento de los ingresos totales por asiento reservado, además de priorizar la seguridad de nuestros pasajeros y nuestros embajadores”, comentó.

Por su parte, el director de VivaAerobus, Juan Carlos Zuazua, asegura estar preparado para la progresiva recuperación, que al cierre de septiembre operaron por encima del 80% de su capacidad, una oferta de 95 rutas y que para octubre ha sumado dos y 20 más ya se anunciaron.

Con información de El Economista