La crisis sanitaria, como anillo al dedo para combatir la corrupción: Sandoval Ballesteros

La crisis causada por la pandemia de Covid-19 vino como anillo al dedo al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a fin de combatir los actos de corrupción que durante décadas se cometieron aprovechándose de las emergencias que vivía el país, aseveró Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, titular de la Secretaría de la Función Pública.

En la inauguración de la Semana Nacional de Transparencia 2020, organizada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), y que en esta edición aborda el tema Salud pública y transparencia, importancia de la información pública para afrontar crisis sanitarias, Sandoval Ballesteros indicó que la dependencia a su cargo ha actuado para evitar que con el pretexto de la emergencia sanitaria mundial se desvíen recursos públicos, por lo que se ha sancionado a varios proveedores que vendieron insumos a sobreprecio o han especulado.

En el periodo neoliberal, las emergencias se volvieron terreno fértil para la corrupción estructural y para que las grandes corporaciones, los grandes intereses económicos y privados se apropiaran cada vez más de lo público, aseguró.

Durante estos meses de pandemia, señaló, se ha realizado el acompañamiento fiscalizador y de asesoría técnica y legal en más de 3 mil 300 procesos de contratación en el sector salud por un monto de 9 mil 500 millones de pesos. Estamos haciendo una revisión escrupulosa de esos contratos, con el fin de asegurar que la emergencia no sea pretexto para encubrir desfalcos al pueblo de México.

Aunque admitió que se han identificado prácticas ajenas a la nueva ética pública, sobre todo de algunos proveedores que no han entendido que el viejo régimen ya acabó.

Por su parte, Francisco Javier Acuña Llamas, comisionado presidente del Inai, exhortó al gobierno federal a decir la verdad en torno a la pandemia tan cruel o tan cruenta o tan grave que ésta sea.

Sostuvo: Para la gente en democracia, el único anillo al dedo debe ser la verdad.

Consideró entendible que en estos ocho meses de crisis haya titubeos, diferencias o confusiones en la atención de la emergencia, como en otros países.

En la mesa, en la que participó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, Acuña Llamas indicó que es convicción de la administración federal apegarse a la verdad como norma de acción y de comunicación.

Con información vía La Jornada