México se perfila a presentar plan de reparación por queja laboral en planta de GM

Ha terminado el plazo para que el gobierno de México responda al de Estados Unidos si existió o no la denegación de derechos contra trabajadores de la planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, cuando buscaban rechazar su contrato colectivo de trabajo (CCT) en abril. El pasado 26 de junio se cumplieron los 45 días que dicta el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR) y especialistas prevén que la resolución será que, efectivamente, la hubo.

Para las autoridades mexicanas, el gobierno de este país se adelantó incluso a la presentación de la queja y tomó cartas en el asunto. Ningún país quiere llegar a una sanción comercial, por ello dieron un paso adelante en el proceso, afirmó en entrevista Alejandro Encinas Nájera, titular de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

El gobierno de México aceptó la queja que el 12 de mayo envió la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés). Pero desde un día antes resolvió reponer el proceso de legitimación del CCT. En un comunicado indicó que ratificaba “su compromiso en reparar la afectación a los derechos de democracia sindical y negociación colectiva”.

El voto libre, secreto y directo es uno de los pilares de la reforma laboral y del Capítulo 23 del T-MEC. Por ello, las “serias irregularidades” no sólo detonaron la primera reclamación entre gobiernos, sino también la suspensión de la votación, donde el Sindicato Miguel Trujillo López, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), es el principal protagonista.

Una vez que México presente los resultados de su investigación, inicia una etapa de consultas de 10 días, en la que Estados Unidos señalará si está conforme con el reporte. “En caso de que identifiquemos que sí hubo una denegación de derechos, proponemos un plan de reparación”, dijo Alejandro Encinas. Éste tiene que ser “razonable, proporcional a la falta cometida. Una vez que acordemos, se implementa adecuadamente. En ese momento se acaba el mecanismo laboral y la empresa sigue contando con todos los beneficios comerciales”.

Sin embargo, hay que cuidar el uso de este mecanismo, sostuvo, “porque tienes que equilibrar un buen clima para las inversiones y para la generación de fuentes de empleo. Entonces tienes que administrarlo bien, para que no haya un uso abusivo. Pero, por otra parte, sí coincidimos en que puede ayudar a avanzar en materia de derechos laborales”.

Informó que la STPS realiza campañas preventivas para evitar la activación del mecanismo. “Todavía hay una buena oportunidad para las empresas y, concretamente, para el centro de trabajo; pues no es todo General Motors, es GM Silao el que puede ser objeto de sanción. Los mecanismos de sanción anteriores eran a la cadena de producción de todo un país: al chile, al tomate. Éste ni siquiera es a un producto, es lo que se produce en un determinado centro de trabajo que niega derechos” sindicales.

Hasta la disidencia lo ve llegar

Especialistas que dieron seguimiento al proceso legitimación del contrato colectivo CC-973-2005-XII-2019-7819 afirman que la resolución emitida por la STPS el 11 de mayo es contundente y deja en claro que el sindicato cetemista impidió a los trabajadores manifestar libremente su derecho.

Ben Davis, integrante de la AFL-CIO, la central obrera más importante de Estados Unidos, recordó que si en las consultas los gobiernos no llegan a un acuerdo, entonces se convoca a un Panel Laboral. Comentó que falta el proceso para conocer la sanción, pues el sindicato no entregó copia del CCT a todos los trabajadores. Además, se alteraron las actas de la votación.

La representación de la disidencia sindical confía que el fallo de la STPS señale la denegación de los derechos laborales. Pero, principalmente, espera que en el proceso de remediación se escuche a trabajadoras y a trabajadores, “que son los destinatarios y los principales involucrados”, dijo la abogada Patricia Juan Pineda.

Son tres sus demandas para la reparación del daño: revisión del protocolo de legitimación, con normas más claras, transparentes y eficientes. Luego, una “vigilancia real de la autoridad laboral para que los procesos se efectúen conforme a la ley”, que el monitoreo sea antes, durante y después de la elección.

Más que el día de votación, los días previos y posteriores son “los más peligrosos”. Como prueba, están 15 personas despedidas a raíz de este proceso, una de ellas, embarazada, afirmó. Por ello, la tercera petición son medidas de protección para quienes participan. Adelantó que presentarán “quejas antes las instancias correspondientes contra el Estado mexicano, la empresa y la CTM por no garantizar la integridad de los trabajadores”.

Lamentó que la STPS “desconozca a los trabajadores y al grupo que los representa legalmente”, pues durante este periodo de 45 días le solicitaron información sobre el desarrollo de la investigación, pero no les fue compartida. “Resulta ilógico que excluyan a los trabajadores cuando se resuelve un asunto en el que ellos son los principales involucrados”.

Para la abogada, al hablar sobre la legitimación del contrato colectivo en GM Silao, “debemos entender que es uno de protección patronal, y que sindicato y empresa trabajan a la par para mantenerlo”. En general, esta etapa de la reforma laboral “está mostrado que las legitimaciones no son reales. Los grupos de protección patronal se están fortaleciendo”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Critican trabajadores de GM-Silao a STPS por ampliar plazo a gremio

Trabajadores activos y despedidos de la planta automotriz General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, consideraron “inverosímil” la decisión de la autoridad laboral de otorgar un plazo más al sindicato cetemista Miguel Trujillo López para que reponga el proceso de legitimación del contrato colectivo, que se extendió al 20 de agosto “sin aplicar una sola sanción por sus reiterados incumplimientos y abusos”.

En entrevista, empleados de la armadora –que solicitaron no ser identificados por temor a represalias– lamentaron que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) “no haya aplicado algún tipo de sanción”, toda vez que desde que canceló las votaciones en abril pasado, el “sindicato tiene en marcha una campaña de intimidación y coacción del voto, que es precisamente lo que pidió no se hiciera en su comunicado del 11 de mayo, y ahora nuevamente” en su acuerdo de ejecución.

Por “irregularidades graves”, como la destrucción de material electoral, la dependencia canceló y posteriormente ordenó al sindicato reponer la consulta “en un plazo improrrogable de 30 días naturales”, que venció el pasado 11 de junio.

Según fuentes oficiales laborales, el sindicato que encabeza Tereso Medina solicitó la nueva prórroga ese mismo día, debido a que, argumentó, los paros técnicos en la empresa “complicarían contar con toda la base trabajadora” para realizar una nueva votación.

Ahora, la representación sindical deberá reponer a más tardar el 20 de agosto el proceso en condiciones de “seguridad y accesibilidad para que las y los trabajadores voten de forma personal, libre, directa y secreta, sin coacción ni intimidación de ningún tipo”. De lo contrario, advirtió la STPS, el contrato colectivo de trabajo se dará por terminado “conservando” los derechos de los empleados.

En este sentido, trabajadores solicitaron a la dependencia la presencia de supervisores “para que verifiquen que no haya hostigamiento laboral, porque en más de un mes han tratado de aleccionarnos de que si no votamos a favor del contrato colectivo la empresa se va del país, además de que rifó 15 automóviles y otorgó bonos de 5 mil pesos”.

Al respecto, Héctor de la Cueva, asesor de los trabajadores de la automotriz y coordinador del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical, consideró que la actitud de la autoridad laboral ante los obreros “fue omisa”, ya que venían solicitando desde hace tiempo información de la nueva consulta “y resulta que informó una semana después de que venció el plazo anterior que el sindicato solicitó uno nuevo, dejando muchas interrogantes en el aire”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Con amparo, sindicato de la CTM busca frenar votación en planta de GM

El Sindicato “Miguel Trujillo López” de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que mantiene el contrato colectivo de trabajo con la armadora General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, busca frenar la votación de los trabajadores para legitimar su contrato, al interponer -en los próximos días- un recurso de amparo en contra de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

De acuerdo con trabajadores, el Sindicato que encabeza el secretario general sustituto de la CTM, Tereso Medina, ha argumentado que la autoridad laboral no puede imponer una fecha para que se lleve a cabo la votación de los trabajadores.

Cabe recordar que la autoridad laboral calificó el proceso del pasado mes de abril como lleno de “irregularidades que fueron determinantes para el desarrollo de la consulta” y lo declaró nulo, llamando a la organización sindical a reponer el procedimiento en 30 días, hecho que no ocurrió.

Sin embargo, el sindicato no ha realizado ninguna notificación a los trabajadores respecto al nuevo proceso, lo cual no sólo preocupa a los más de 6,400 trabajadores, sino a los agregados laborales de Estados Unidos y Canadá, quienes han cuestionado el hecho de que no haya manera para que se cumpla con dicho procedimiento y la autoridad laboral tampoco se haya pronunciado.

Cabe recordar que Estados Unidos señaló estos hechos como una posible denegación de derechos laborales, por lo que se emitió una queja en contra de México para que se investigue el suceso bajo el mecanismo de respuesta rápida del T-MEC.

El gobierno mexicano y estadounidense tienen a partir del 12 de mayo, 55 días para evitar la conformación de un panel de solución de diferencias, tiempo durante el cual México puede proponer medidas reparatorias.

En caso de que esto no suceda, el panel tendrá hasta cuatro meses para resolver, siendo la sanción extrema para la planta de GM el bloqueo de sus exportaciones.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Contrato colectivo de sindicato de GM Silao, bajo escrutinio internacional

El contrato colectivo de trabajo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica, Sidero-Metalúrgica, Automotriz y Proveedoras de Autopartes en General, de la Energía, sus Derivados y Similares de la República Mexicana “Miguel Trujillo López”, será objeto de escrutinio internacional para garantizar su validez, al menos por tres organizaciones internacionales que fungirán como visores externos.

Trabajadores y extrabajadores de la armadora General Motors en Silao, que integran Generando Movimiento, señalaron el interés de organizaciones como Unifor the Union le syndicat con sede en Canadá, United Auto Workers (por sus iniciales UAW) con presencia en los EU y Canadá y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para ser observadores en este proceso.

Israel Cervantes Córdoba, Fernando Moreno, Sergio Contreras y Alejandro Nuno, destacaron el interés que ha causado el movimiento que como trabajadores sindicalizados vivieron los abusos de una organización que por más de once año solo se dedicó a llenarse los bolsillos del trabajo de hombre y mujeres que nunca recibieron beneficios, pero que sí fueron objeto de explotación gracias al contubernio entre el sindicato Miguel Trujillo López y la General Motors a lo largo de 24 años de operaciones.

Ahora las miradas del mundo están puestas en la Silao, para que se garantice el nuevo proceso de votación para la legitimación para el nuevo Contrato Colectivo de Trabajo que será objeto de escrutinio internacional para garantizar su validez.

Los también llamados trabajadores disidentes mencionaron las múltiples acciones de solidaridad que han recibido de países de América Latina y del Norte del continente, para continuar por la lucha por el establecimiento del reconocimiento de los derechos del trabajador, mediante el establecimiento de un sindicalismo libre y transparente.

“Esperamos que de una vez por todas se respete la voluntad de los trabajadores y dejar de lado el sindicalismo viciado y ambiguo que por un lado anuncia beneficios para sus representados y por otra llega a acuerdos con la empresa para solo tener ellos buenos dividendos”, recalcó Israel Cervantes.

Del regreso de la empresa a los EU, es solo una falsa información que se ha corrido por parte del Diputado cetemista Hugo Varela Flores y de otros más que saben que tienen todo en contra ante el hartazgo de los generamos movimiento para el país, pues la GM en Silao “es la gallina de los huevos de oro, en calidad y producción, los trabajadores deben de estar conscientes que no esto no va a pasar, pues es más fácil que se adopten un nuevo sindicalismo, que matar a quien los enriquece” finalizó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

CTM ve intereses externos en contrato de GM

Para la Confederación de Trabajadores de México (CTM) la legitimación del contrato colectivo de trabajo en la planta de General Motors en Silao, Guanajuato; “estaba sobrerrepresentada de funcionarios de la autoridad laboral y de personas externas”, y a pesar de todos los cambios que se ha hecho, “a cada rato a los protocolos de legitimación la autoridad, la “CTM cumplirá con la legislación, y cabe aclarar que este conflicto no es de la CTM es sólo un sindicato”.

En entrevista con El Economista Patricio Flores, vocero de la CTM, dijo que en los últimos meses se han realizado legitimaciones de contratos “sin ningún problema” como es el caso de Bimbo o del sector de Radio y Televisión, “pero en este en particular con la planta de General Motors parece que hay intereses de los sindicatos extranjeros”.

“Es una andanada provocada por aquellos que de alguna forma quisieran denostar y tal vez, desvirtuar una realidad para culpar a una organización obrera que en absoluto tiene que ver, salvo por el hecho que acoge en sus filas a un sindicato que ha significado buscar mejoras a las condiciones de sus trabajadores”, expuso Flores.

Sin dar a conocer el número de legitimaciones que ha realizado la central obrera, de la que señaló, “es la que tiene el mayor número de contratos”, dijo que es fundamental que se dé a conocer la investigación de cómo se realizó el proceso de votación de los más de 6,000 trabajadores, “y si si se tiene que reponer el proceso, pues hacerlo, pero se tiene que investigar a fondo”, afirmó Flores.

Añadió que las organizaciones sindicales estadounidenses dicen que se violan los derechos de los trabajadores porque no tenemos los mismos salarios que en Estados Unidos, “el día que ganemos lo mismo que allá, entonces para qué se vienen las armadoras en México; en su momento se van a China o Centro América; hay una competencia en el mercado laboral y los empresarios pretenden un margen de utilidad mayor, en México está bien los salarios sin renunciar a la posibilidad de crecer y que haya posibilidad de crecer”, expuso.

Buscan cambiar el mapa sindical

Las legitimaciones -explicó el vocero de la CTM– se pidieron porque en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje tenía contratos que no estaban actualizados, “porque no empezaron justo por esos contratos, pareciera que este es un mecanismo para que de alguna forma cambiar el estatus sindical que existe o existía en el país, y fuera atacado y luego generar condiciones para que otras centrales crecieran”.

En la medida de lo que representa cada sindicato, “estamos preparados para obviamente dar respuesta puntual a aquello que se nos pudiera en su momento exigir o demandar, pero si se cambió la ley y tenemos que hacer las cosas, independientemente de las motivaciones de esa ley, lo estamos haciendo”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA