La mexicana StarLink no se vende… ni a Elon Musk

El empresario mexicano José Aguirre Campos, quien comanda la firma StarGroup, aseguró que su marca de telecomunicaciones StarLink no se pondrá a la venta a empresas extranjeras, ni a Elon Musk, por lo que las disputas legales contra SpaceX se mantendrán hasta las últimas resoluciones judiciales.

“Interpusimos dos amparos, estamos tranquilos y confiados que esto nos proteja y restituya nuestros derechos. Vamos a morir en la raya”, mencionó Aguirre en entrevista con MILENIO.

De acuerdo con la información proporcionada, en un principio, los representantes legales de Elon Musk tuvieron contacto con Aguirre Campos para comprar la marca. Sin embargo, StarGroup en ese periodo mencionó que no existían las condiciones para la venta, pues representaba un acto ilegal de adquisición.

StarGroup es una empresa mexicana de telecomunicaciones y actualmente es dueña de las marcas StarGo, StarLine, StarTv, StarKa, StarGroup y StarLink. Su oferta está enfocada en servicios de internet satelital, terrestre y de telefonía móvil.

“Nosotros no tenemos la marca StarLink registrada para ver a quién se le antoja tenerla o para que después la podamos vender. No, ¿cómo la vamos a vender?, con ella nos conocen nuestros clientes”, enfatizó el empresario. 

Aguirre mencionó que las acusaciones para despojarlo del distintivo de la marca también se basan en un supuesto registro que hizo de StarLink a título personal, cuando argumentan que el dominio original es de SpaceX.  

“Primero vas y registras la marca, luego haces la empresa. Me acusan de que la marca la registre a mi nombre y la usa la empresa, esto no tiene sustento. Así estaría la mitad de las empresas mexicanas, expuestas a esto”, aseguró Aguirre.

En 2018, Elon Musk Space Exploration Technologies Corporation, mejor conocida como SpaceX, demandó al Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) la caducidad y nulidad de la marca mexicana.

La queja fue negada por el organismo regulador mexicano al señalar que StarGroup, en conjunto con con todos sus productos comerciales, mantienen todos los permisos para explotar la marca StarLink, además de obtener el registro de operación desde 2015 y su funcionalidad desde ese mismo año.

Tras el respaldo del IMPI, la firma del multimillonario Elon Musk, SpaceX, presentó una demanda ante la Sala Especializada en Propiedad Intelectual del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), organismo que aceptó la queja de la compañía extranjera.

“Se violaron nuestros derechos, fue una injusticia lo que hizo el Tribunal de Justicia Administrativa. La ley no se aplica por el tamaño de las empresas, por lo poderoso que pueden ser sus dueños ni la cantidad de dinero que tengan; la ley se aplica para darle la razón a quien la tiene, por eso la ley nos va a amparar”, resaltó Aguirre. 

Modelo a la baja

StarGroup actualmente ofrece servicios de televisión y audio restringidos (STAR), el cual de 2016 a 2019 se mantuvo como el segundo más relevante en cuanto a ingresos obtenidos de todo el sector, de acuerdo con un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

Respecto al número de usuarios, el estudio del Ifetel identificó una tendencia creciente entre 2013 y primer trimestre de 2017; sin embargo, los tres primeros meses de 2018 estos servicios observaron una tendencia a la baja, con una tasa de desconexión mayor a la de captación de nuevos usuarios.

Con lo anterior, el órgano regulador prevé que no se incremente el número de usuarios de este tipo de servicios o incluso estima una disminución, al pasar de 19 millones de accesos al cierre de 2020 a 18.4 millones de suscripciones para 2024.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

IFT expide la última concesión que le faltaba a Starlink para vender internet en México

Starlink, la compañía de telecomunicaciones del empresario Elon Musk, que tiene como objetivo ampliar la cobertura de internet por todo el mundo, consiguió el último documento que le faltaba para comercializar ese servicio en México e inclusive otros productos como televisión o radio, si éste fuera también el interés del magnate de la industria automotriz, tecnología y aeroespacial.

El documento obtenido por el empresario y su compañía se trata de una concesión única para servicios comerciales y es un título habilitante que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) entregó el 7 de julio a la empresa Starlink Satellite Systems México, S. de R.L. de C.V. de Elon Musk, pero que recién se hizo público.

Las concesiones únicas permiten a sus tenedores incursionar en otros mercados de telecomunicaciones o radiodifusión, bajo ciertos criterios legales, si tuviesen ese interés además de expandirse desde el negocio que significó su primer objetivo de negocio.

De esta manera, Starlink no tiene ya impedimento legal para comercializar servicios de internet satelital en México a nivel nacional, de acuerdo con la resolución P/IFT/070721/319 del IFT.

Elon Musk ya había el primer permiso oficial que le era necesario a su compañía para vender productos de internet inalámbrico satelital en México a través de la marca Starlink.

Starlink Satellite Systems solicitó esa primera autorización el 2 de abril de 2021 y luego de un análisis que el IFT hizo el 24 de mayo, se le entregó el permiso el día 28 de mayo y ordenó entonces a Starlink tener listo sus servicios en un plazo máximo de 180 días naturales, esto es el día jueves 28 de octubre próximo, pero antes Starlink también debía conseguir una concesión única, que por esas mismas fechas estaba en trámite.

La empresa Starlink Satellite Systems México despacha en Lago Alberto 442, en la colonia Anáhuac de la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México. Starlink ya ofrece planes de servicio en Estados Unidos, por un precio de 99 dólares y con velocidades de navegación a 1 Gbps.

Starlink ha prometido comercializar productos de internet fijo satelital en México y para ello, el Instituto Federal de Telecomunicaciones le entregó un permiso con una primera vigencia hasta el año 2031, prorrogables por plazos iguales, si Starlink acredita después los criterios que el IFT le establezca.

La empresa venderá internet satelital desde las bandas radioeléctricas Ka y Ku, entre las más idóneas para prestar el servicio de internet por satélite por su calidad de señal y a precios razonablemente accesibles para el consumidor.

En principio, Starlink cubrirá México a través de la red de satélites Steam-1, Steam 2 y Steam-2B.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

¿Porque Starlink escogió Chile ante otro país de América Latina?

La Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile ha anunciado un acuerdo con la compañía estadounidense SpaceX que prestará el servicio de internet satelital de banda ancha Starlink en regiones apartadas de este país andino.

“Chile será el primer país de la región con servicios de SpaceX, quienes realizarán pilotos de carácter social en comunidades rurales o aisladas”, subrayan las autoridades chilenas.

Según el acuerdo, Starlink otorga una velocidad de descarga entre 50 y 150 Mb/s con latencia de 20 a 40 milisegundos.

¿Pero porque SpaceX de Elon Musk se fijó precisamente en Chile, dándole prioridad ante otros países de América Latina? Ni SpaceX, ni Santiago oficial lo dicen abiertamente, pero los científicos chilenos nos dan una pista:”Chile se ha convertido en un país líder a nivel mundial en el campo de la astronomía.

Las características climatológicas y geográficas del desierto de Atacama, en el norte de Chile, que aseguran claridad de sus cielos, sumado a la gran altura de la cordillera de los Andes brindan condiciones únicas en la Tierra“.

Starlink es un sistema satelital global que se está creando con el objetivo de brindar acceso a internet de banda ancha a suscriptores en cualquier parte del mundo. Por el momento, la constelación de satélites incluye 1.659 satélites.

En total, está previsto aumentar el número de naves espaciales a 12.000 satélites.Más de 10.000 personas participan en las pruebas beta de la red global de Starlink, cuya base son los dispositivos de comunicación en órbita baja.

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK MUNDO

Probarán Starlink en Chile

El multimillonario sudafricano Elon Musk probará su red de internet satelital Starlink, dotando del servicio durante un año a dos remotos y desconectados pueblos de Chile gracias a un acuerdo anunciado por el gobierno chileno.

Starlink, un proyecto de la empresa espacial SpaceX de propiedad de Musk, acordó con el gobierno chileno proporcionar internet satelital a comunidades rurales y/o aisladas con problemas de conectividad digital, mediante un permiso especial para que la empresa realice sus operaciones sin un fin comercial, indicó un comunicado de la subsecretaría de Telecomunicaciones.

“Starlink fue diseñado para comunidades remotas como las de Caleta Sierra y Sotomó”, dijo Gwynne Shotwell, presidenta y directora de operaciones de SpaceX, en el comunicado.

Para realizar la conexión, Starlink entregó kits satelitales que permitirán servicios gratuitos de internet durante un año. Transcurrido este tiempo, se acordó que el costo será absorbido por los municipios.

“En ocasiones nuestra geografía hace que sea complejo el despliegue de las redes tradicionales de banda ancha. Por ello, nos llena de orgullo que la empresa Starlink haya elegido a Chile como país pionero de Latinoamérica para iniciar el despliegue de su proyecto de internet satelital”, indicó Gloria Hutt la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

Musk manifestó el miércoles pasado en Barcelona que invertirá hasta 30 mil millones de dólares en el proyecto Starlink, que ya desplegó más de mil 500 satélites y cuenta, en una docena de países, con más de 69 mil usuarios activos.

Starlink, un conjunto de satélites de órbita baja que ofrece conectividad de alta velocidad a personas que viven en zonas remotas, ya ofrece un servicio de prueba y dice que aspira a una cobertura casi total del mundo poblado este año.

En la actualidad, la red opera en una docena de países, a los que añade más cada mes, según Musk, que prevé que el número total de clientes alcance el medio millón en los próximos 12 meses.

Los escépticos se preguntan si el internet por satélite puede llegar a ser un modelo de negocio viable, porque el principal mercado al que se dirige es el de las personas que viven en zonas remotas, que son demasiado pocas para soportar los enormes costos de la inversión inicial.

“Hay una necesidad de conectividad en lugares que ahora no la tienen”, dijo Musk en una entrevista durante el Mobile World Congress, que se realizó la semana pasada.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Elon Musk ya tiene el permiso para vender Internet en México a través de Starlink

El empresario estadounidense Elon Musk consiguió el permiso oficial con el que puede vender productos de Internet inalámbrico satelital en México a través de la marca Starlink, que en este país es dirigida por la empresa Starlink Satellite Systems México, S. de R.L. de C.V.

Esta compañía, de reciente constitución ante las autoridades hacendarias, tramitó el permiso correspondiente ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y esa autoridad le entregó un título habilitante que se conoce como “autorización” para enviar y recibir señales satelitales hacia y desde satélites extranjeros con cobertura en México.

La empresa Starlink Satellite Systems México despacha en Lago Alberto 442, en la colonia Anáhuac de la alcaldía Miguel Hidalgo de la Ciudad de México.

Starlink Satellite Systems solicitó su autorización el 2 de abril de 2021 y luego de un análisis que el IFT hizo el 24 de mayo, entregó el permiso el día 28 de mayo pasado y ordenó a Starlink tener listo sus servicios en un plazo máximo de 180 días naturales, con lo que los consumidores mexicanos conocerían a más tardar el día jueves 28 de octubre próximo un servicio ofrecido por Starlink de Elon Musk.

Starlink ha prometido comercializar productos de Internet fijo satelital en México y para ello, el Instituto Federal de Telecomunicaciones le entregó esa autorización con cobertura nacional y una vigencia de diez años, al 2031, prorrogables por plazos iguales, si Starlink acredita los criterios que el IFT le ha establecido en su título.

La compañía ya ofrece planes de servicio en Estados Unidos, por un precio de 99 dólares y con velocidades de navegación a 1 Gbps.

La empresa venderá Internet satelital desde las bandas radioeléctricas Ka y Ku, entre las más idóneas para prestar el servicio de Internet por satélite por su calidad de señal y a precios razonablemente accesibles para el consumidor.

En principio, Starlink cubrirá México a través de la red de satélites Steam-1, Steam 2 y Steam-2B.

La empresa no ha descartado sumar más flota satelital para atender a toda la región y eventualmente comenzar a vender un producto de Internet ultrarrápido con tecnología 5G.

El empresario Elon Musk tiene la idea de utilizar una constelación de 12,000 satélites para llevar a Starlink por todo el mundo. A esa constelación, Musk la llama SpaceX y de mientras ha logrado reunir una flota de 1,800 satélites para ese fin.

A la par de Elon Musk, otras dos empresas mexicanas de reconocida presencia consiguieron en las últimas semanas una habilitación para vender directa e indirectamente productos de Internet en México.

Se trata de Elektra Satelital S.A. de C.V, que puede comercializar Internet a nivel México de manera directa.

También destaca Claro TV, que igualmente puede comercializar capacidad satelital desde la flota de satélites Star One D1, pero de manera indirecta, por lo que esta podría ser una posibilidad de insumo para Starlink.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA