STPS depura registro de contratos; hay 139,000 y 90% podrían quedar sin efecto

El número de contratos colectivos de trabajo con registro en la Secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS) suman 139,000, y no 550,000 como se reportó al inicio de la administración; y de este universo la autoridad laboral espera que cumplan con el proceso de legitimación al menos 18,000 de ellos.

Así lo informó la secretaria de Trabajo, Luisa María de Alcalde Luján, al dar a conocer que faltan 100 días para concluir con el proceso de legitimación, y dado que no habrá prórrogas, aquellos contratos que no cumplan con este proceso serán dados de baja.

A su vez, el director general del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), Alfredo Dominguez Marrufo, informó que hasta la fecha se han legitimado 12,641 contratos en donde ha participado 2.4 millones de trabajadores.

Destacó que las industrias comercio, alimentos, turismo y automotriz son quienes más han legitimado, y las entidades federativas que encabezan este cumplimiento son el Estado de México, Jalisco y la Ciudad de México.

“Tenemos poco tiempo, pero ha personal suficiente les llevar a cabo los procesos de legitimación”, afirmó Dominguez Marrufo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

STRM_ 19.01.2023 Conferencia Matutina de Presidencia. Convenio STRM-Telmex

19.01.2023/ STPS Mtra. María Luisa Alcalde Luján. Convenio STRM-Telmex

Salarios contractuales acumulan dos meses consecutivos de avance

Por segundo mes consecutivo el poder adquisitivo de los trabajadores mejoró en diciembre, luego de que los salarios contractuales tuvieron un incremento promedio de 0.52 por ciento en términos reales –arriba de la inflación–, según estadísticas oficiales. En el último mes de 2022, el promedio nominal pactado en las negociaciones de la jurisdicción federal se ubicó en 8.4 por ciento, dato que al descontar el efecto de la inflación se tradujo en un aumento de 0.52 por ciento, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Pese al dato de diciembre, el promedio de incremento de los salarios contractuales en 2022 fue de 6 por ciento nominal, lo que implicó una pérdida de poder adquisitivo de 1.84 por ciento respecto de 2021, ya descontado el efecto de la inflación.

En días recientes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de diciembre fue de 7.82 por ciento a tasa anual, cifra que aún está fuera del objetivo del Banco de México (BdeM), de 3 por ciento con un intervalo de un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo.

Aunque repuntó la inflación en el último mes de 2022, no superó el promedio nominal pactado en las negociaciones salariales.

Esta es la primera ocasión, desde marzo de 2021, en que el poder adquisitivo suma dos periodos consecutivos de avances, pues hasta antes de noviembre del año pasado sólo en septiembre de 2021, marzo, mayo y julio el crecimiento real de los salarios se ubicó en terreno positivo.

Entre noviembre de 2018 y marzo de hace dos años el poder adquisitivo de los trabajadores involucrados en las negociaciones contractuales mejoró. En enero de 2017 a igual mes de 2018 mostró un deterioro por la inflación causada por la liberalización de los precios de los energéticos.

En diciembre se negociaron 211 revisiones salariales, que involucraron a 53 mil 444 trabajadores.

Del total de negociaciones, 209 corresponden al sector privado, las cuales implicaron a 52 mil 384 trabajadores, quienes en promedio obtuvieron un aumento salarial de 8.5 por ciento en términos nominales, pero al descontar la inflación se ubicó en un avance de 0.6 por ciento real.

El promedio real obtenido por empleados de empresas privadas durante 2022 fue de 0.03 por ciento, pues en términos nominales se ubicó en 7.9 por ciento.

En el sector público se revisaron dos contratos colectivos que involucraron a mil 60 empleados, los cuales recibieron un incremento nominal de 3.9 por ciento, que en términos reales representó una disminución de 3.62 por ciento.

Entre enero y diciembre pasados el promedio nominal del salario de los trabajadores del gobierno ascendió a 3.7 por ciento, dato que al descontar la inflación se contrajo 4.21, el dato más bajo desde 1996, cuando disminuyó 7.66 por ciento.

Empleados del sector agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza obtuvieron un aumento nominal de 16 por ciento en diciembre, que se tradujo en un avance de 7.63 por ciento real.

En contraste, trabajadores de información en medios masivos no obtuvieron aumento salarial, lo cual resultó en un retroceso de 7.25 por ciento real.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

STRM_ Firma de Convenio STRM-Telmex

«La empresa Teléfonos de México (Telmex) y el Sindicato de Telefonista de la República Mexicana (STRM), con la mediación activa de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), alcanzaron diversos acuerdos sobre las condiciones jubilatorias para el personal de nuevo ingreso y, simultáneamente, garantizan la mejora continua en los servicios que ofrecen a sus clientes.»

Sigue leyendo el resto del COMUNICADO Conjunto 002/2023 (STRM, STPS, TELMEX)

  • CONVENIO STRM-TELMEX
  • COMUNICADO STPS

Telefonistas avalan nuevo esquema de pensiones

Después de un largo proceso de negociación, que pasó incluso por el estallamiento de huelga en julio del 2022, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana aprobó por mayoría la propuesta que presentó la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) como parte del arbitraje, en el que se contempla un nuevo esquema en su régimen de jubilaciones y pensiones para los trabajadores de nuevo ingreso.

Por medio del voto libre, secreto y directo de aproximadamente 30,250 trabajadores activos y jubilados, se admitió elevar la edad de jubilación y una disminución del porcentaje con el que habrá de cubrirse la pensión.

El planteamiento que las autoridades laborales presentaron contempla en la Cláusula 149 Quater que los trabajadores ingresen a Teléfonos de México después del 31 de diciembre del 2022 se les aplicarán nuevas reglas en los años de servicio y en el cálculo que se les habrá de pagar.

La edad establecida de jubilación, en esta nueva propuesta, es 29 años de servicio con 30% de pensión; mientras que con 35 años de servicio será de 60%; según el contrato colectivo vigente, los trabajadores que ingresaron hasta el 25 de abril del 2009 podían jubilarse a los 25 años de servicio y con una pensión del 50 por ciento.

Además, establece que esta cláusula sólo considera a quienes ingresen a partir del 1 de enero de 2023 y solo tendrá efectos de jubilación. Asimismo, al momento de jubilarse dichos trabajadores gozarán como prestaciones adicionales un aguinaldo anual equivalente a 63 días de salario; por concepto de ayuda para gastos educacionales 10 días de salario y por concepto de fondo de ahorro la Empresa descontará el 11.53% de salario, sobresalario y salario de substitución, acreditando mensualmente la Empresa a cada trabajador la cantidad total descontada de su pensión durante el mes, más otra cantidad igual al 100% de la descontada.

Respecto a la cobertura de plazas se acordó cubrir las 100 plazas en las que los aspirantes ya habían cubierto los requisitos de ingreso, conforme a la Cláusula 149 Ter del Contrato Colectivo de Trabajo a más tardar el 31 de enero de 2023.

Empresa y Sindicato acordaron que, en los 30 días siguientes a la firma del acuerdo, iniciarán el proceso de contratación de 1,942 plazas conforme a la Cláusula 149 Quater del Contrato Colectivo de Trabajo.

La firma de este nuevo convenio se llevará a cabo este lunes en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con la participación de los titulares de la empresa y del sindicato.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

STRM ASAMBLEA NACIONAL_ Propuesta de la STPS

Circular informativa del 9 de enero de 2023 (LINK DE ACCESO AL PORTAL STRM)

CRONÓLOGICO (Presentado a la Asamblea Nacional de Representantes del STRM el 09.01.2023)

CIRCULAR RESULTADOS DE LA ASAMBLEA (LINK DE ACCESO AL PORTAL STRM)

PROPUESTA SECRETARÍA DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL (STPS)

Las conquistas sindicales son de justicia social

Por Israel Quiñones

El pasado jueves 1 de diciembre, en el marco de la conferencia de prensa del presidente López Obrador, se dio a conocer que el aumento al salario mínimo sería del 20 por ciento. Acompañado por la titular de la Secretaria del Trabajo, representantes empresariales y del sector obrero, el presidente escucho a los voceros de ambos sectores y después agradeció, al mismo tiempo que reclamaba a los representantes del sector empresarial por no contar con su absoluto apoyo en esta materia de urgencia para el país.

De cierta forma el presidente tenía razón en realizar un reclamo al sector empresarial, pues todavía tenemos presente el argumento de que, si el salario mínimo aumentaba la inflación se dispararía y todos nos veríamos afectados, por ello, el sacrificio de los trabajadores que menos ganan tendría que ser asumido con gallardía, pues de esta manera los patrones seguirían ganando cantidades insultantes y la inflación se mantendría en un promedio aceptable para el Banco de México.

Es una realidad que el salario mínimo tiene ya un aumento del 90 por ciento a partir del 1 de enero, esto desde el 1 de enero de 2019, cuando se dio ese aumento pronunciado para procurar la recuperación del poder adquisitivo de la clase trabajadora. Ciertamente el aumento al salario mínimo es un acto de justicia social y es cierto también que estos aumentos se han dado con la llegada de este gobierno; sin embargo, todavía tenemos un camino complejo por avanzar, ya que los salarios contractuales han quedado a merced de la capacidad de los sindicatos, esto no es malo, pero si el presidente advierte desde la máxima tribuna de Palacio Nacional que los aumentos no serán similares, pues ya hay un tope al aumento en una negociación salarial entre empresas y sindicatos.

La lucha de clases es un concepto vigente y queda demostrado cuando hablamos de conquistas sindicales. Ciertamente, las condiciones en que la clase trabajadora debe enfrentar esta lucha va más en medida de entender el entorno en que nos toca enfrentar al capital, es reeducarnos como trabajadores y sindicalistas, ya que el constante bombardeo de los medios de comunicación tradicionales sobre el desprestigio a los sindicatos ha sido eficiente, hasta el punto en que la afiliación sindical ha venido deteriorándose.

Una muestra de la vigencia de la lucha de clases en la actualidad puede observarse en la aprobación de la iniciativa de “vacaciones dignas”. La iniciativa para aumentar el número de días de vacaciones para los trabajadores se intentó congelar en el Senado de la República, pero en medio de una movilización de diversas organizaciones sindicales en unidad se resolvió aprobar la iniciativa, ahora está en la cámara de diputados y algo similar está ocurriendo, por lo que nuevamente distintos líderes sindicales acudirán este martes 6 de diciembre a la cámara para procurar su pronta aprobación y publicación.

Mientras más quieran desaparecer la lucha de clases de la geografía política, es que se encuentra más vigente. El sindicalismo es prueba irrefutable de esta condición de lucha en la que debemos ser claros y mantener una postura acorde a la defensa de nuestros derechos laborales y conquistas sindicales, para ello se necesita impulsar la unidad sindical y del movimiento obrero en su conjunto, de otra manera el sector empresarial continuará con una fuerte andanada contra las causas de los trabajadores y es que, estuvieron acostumbrados a tener ganancias a costa de “la sensibilidad de los trabajadores”, pues la precarización y la pobreza laboral fueron las armas que mejor supieron emplear en un claro contubernio con las autoridades de aquel momento histórico.

La fuerza de los trabajadores es contundente cuando la unidad es la prioridad de las organizaciones y a su vez, la clase trabajadora entiende su capacidad de organización y movilización como fuerza social. Ciertamente, la justicia social es la base de las causas más elementales del sindicalismo, los trabajadores debemos apoyar estas luchas que no solamente benefician a los sectores obreros organizados, sino a toda la base en su conjunto; es por ello por lo que, debemos impulsar una mayor sindicalización de forma democrática y con eso, encontrar conquistas para la clase trabajadora más contundentes y efectivas.

El neoliberalismo ha sido el mayor azote de las clases populares, no sólo en nuestro país, sino que en todas partes donde se ha implementado especialmente en Latinoamérica. Es indispensable que los trabajadores seamos congruentes en razón de buscar la unidad para lograr las metas que como organizaciones sociales nos hemos trazado, además de poder impulsar cambios de fondo que permanezcan y contribuyan a un verdadero proceso de igualdad social.

REFORMA LABORAL_ CTM y CROC mantienen liderazgo en contratos laborales legitimados

Los sindicatos afiliados a la que sigue siendo la mayor central obrera del país participan con 20% de los casi 8,800 contratos que se han legitimado hasta la fecha, si bien se estima que perderán un número importante de vínculos que no pasarán a votación.

La central obrera que tiene el primer lugar en legitimaciones de contratos colectivos de trabajo, con el 20.3%, es la Confederación de Trabajadores de México (CTM), quien hasta el mes de noviembre de 2022 había registrado 1,793 procesos con 297 sindicatos; seguida con la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), central que, con 55 sindicatos, ha realizado 992 legitimaciones.

Muy abajo aparecen centrales sindicales como la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) que apenas reporta –desde el 2021– la legitimación de 21 contratos colectivos de trabajo con 9 organizaciones sindicales; en tanto, la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) sólo se tiene el registro de 2 contratos.

La CTM tiene la legitimación de contratos colectivos en sectores como tiendas de autoservicio, industria automotriz, cementera o de bebidas; mientras que la CROC, tiene la mayor presencia con las tiendas Soriana, Liverpool y Comercial Mexicana, además de una fuerte contratación en el hotelería.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) informó que, hasta el 11 de noviembre de 2022, había un registro de 8,797 contratos colectivos de trabajo legitimados en todo el país; pese a que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) informó de la existencia de alrededor de 500,000, mismos que deben cumplir con el proceso de legitimación y cuyo plazo vence dentro de cinco meses.

Cabe señalar que en cada proceso de legitimación son los trabajadores quienes validan o no la existencia del contrato colectivo de trabajo, pues la autoridad laboral busca que desaparezcan los contratos de protección patronal.

De acuerdo con datos del Centro Federal Laboral (CFCRL) el Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana (CROC), ha realizado el proceso de legitimación de 477 contratos, todos en el sector de servicios en donde hay principalmente hoteles como el Hotel Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancun Resort & Spa o Hotel Nizuc Resort & Spa (Operadora Hotelera Punta Nizuc S.A De C.V).

En el caso de la CTM, la organización sindical que más procesos de legitimación ha realizado es el Sindicato Nacional de Empleados y Trabajadores de Supermercados, Centros Comerciales, Similares y Conexos de la República Mexicana, C.T.M. con 130 legitimaciones para razones sociales como: Nueva Walmart de México, Operadora Walmart y un proceso para Alen del Norte y uno para Hazak Seguridad Privada.

Le sigue el Sindicato de Trabajadores de la Industria Embotelladora de Aguas Gaseosas, Refrescos, Aguas Naturales, Cervezas y de las Bebidas Envasadas en General, Similares y Conexos de la República Mexicana con 129 procesos para empresas como: Cervecería Modelo, Embotelladora Aga, Distribuidora Arca Continental, Bebidas Mundiales y la gran mayoría para Bebidas Purificadas.

En el sector automotriz está, con mayoría de legitimaciones, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Servicios en General, Similares y Conexos de los Estados Unidos Mexicanos, C.T.M. quien realizó una veintena de legitimaciones para BMW SLP; Draexlmaier Components Automotive de México.

Mientras que el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Cemento, Cal, Asbesto, Yeso, Envases y sus Productos Similares y Conexos de la República Mexicana tiene registrados 48 procesos de legitimación de contratos con empresas como Holcim México Operaciones y con Cemex.

Control y pérdidas

La diputada Susana Prieto Terrazas, quien ha disputado contratos colectivos a la CTM, sobre todo en el sector automotriz, sostuvo que la legitimación de contratos en el país es muy baja: apenas representa 1.8% del total de contratos que deben pasar por este proceso.

Es lógico que la central que mayor número de contratos ha legitimado sea la CTM, porque es la que más tiene, porque logró un control absoluto del mercado laboral con el PRI y PAN y ha aprendido a cabildear con Morena; pero también es a la que más se le van a declarar terminados, porque también es la que tiene más contratos de protección”, dijo la también secretaria de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

Prieto Terrazas destacó que en las próximas semanas habrá muchas más legitimaciones, dado que concluye el plazo para presentarlas tal y como lo establece la reforma laboral de 2019 y el capítulo laboral del T-MEC; “el riesgo es que como están tan juntos, la CTM engaña a sus trabajadores para que voten a favor de la legitimación”.

En tanto, Esteban Martínez, titular de la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral, informó recientemente que, a casi cinco meses de cumplirse el plazo para la legitimación de los contratos colectivos de trabajo, se han realizado 18,962 consultas en el país, en las que han participado 2 millones 142,664 personas trabajadoras.

Sostuvo que “los sindicatos tienen hasta el 1 de mayo del 2023 para realizar este procedimiento y los que no se legitimen en el plazo desaparecerán”, lo que traería consigo, la existencia de nuevas relaciones individuales de trabajo con el reconocimiento de derechos adquiridos en el contrato colectivo.

Nueva queja, en juego

Sindicato pide reconocimiento a VU Manufacturing

A pesar de haber logrado la mayoría en las elecciones en el mes de septiembre de este año y de haber interpuesto una queja laboral en el marco del T-MEC, en el que se presentó un acuerdo de remediación, la Liga Sindical Obrera Mexicana (LSOM) no ha logrado establecer una mesa de negociación con la empresa VU Manufacturing para firmar el primer contrato colectivo de trabajo.

De acuerdo con el representante legal del sindicato, Pablo Franco, se ha entregado un escrito a la empresa en donde se hace un “extrañamiento» por no haber respetado el cronograma para la negociación colectiva y no haber manifestado de manera oficial ninguna observación a la propuesta inicial.

Franco explicó que “la empresa atenta contra nuestra calidad de organización más representativa, promoviendo actos de agresión y divisionismo en contra de esta Liga Sindical. Consideramos que la actitud de la empresa incumple las medidas de remediación acordadas con motivo del Mecanismo de Respuesta Rápida previsto en el Anexo 31 A del TMEC”.

En ese sentido, explicó que existen dos vías que pueden ser utilizadas por los trabajadores, ya sea el estallamiento de huelga, e incluso promover el incumplimiento del acuerdo de remediación que presentó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para atender lo que fue la quinta queja en materia laboral al gobierno de México por las violaciones a los derechos laborales.

Asimismo, hay una campaña importante en Troy Michigan, donde se ubica la matriz de la empresa VU Manufacturing, en donde integrantes de la organización sindical Socialistas Democráticos de América (DSA por su sigla en inglés) acudieron para llamar la atención sobre las negociaciones de contrato colectivo de trabajo que realiza de manera independiente la Liga y que no ha logrado respuesta de la empresa.

En los próximos días los trabajadores tomarán acciones, ya que VU Manufacturing es señalada por constantes violaciones laborales, las cuales van desde pago de salarios precarios, jornadas laborales extenuantes; a lo que se suma “su favoritismo a la CTM”.

“A pesar de haber perdido la votación de la consulta por la constancia de representatividad, la CTM ha recibido el apoyo de la empresa, para actuar al interior de la fábrica”, dijo Franco.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

REFORMA LABORAL_ STPS mete en cintura al sector hotelero con nuevos criterios para regular el outsourcing

La autoridad no reconocerá los servicios de limpieza, atención a huéspedes o tareas de cocina, entre otros, como actividades especializadas cuando realice inspecciones para verificar el cumplimiento de la reforma de subcontratación en los hoteles.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) prepara nuevos criterios con los cuales consideraría una docena de servicios en el sector hotelero como parte del objeto social y actividad económica preponderante de estos negocios, lo que en la práctica implicaría que éstos no se podrían subcontratar bajo las nuevas reglas del outsourcing.

Estos criterios, que se encuentran en análisis en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), serían aplicables para las inspecciones que realice la autoridad para verificar el cumplimiento de la reforma de subcontratación en el sector hotelero. Es decir, es la interpretación que haría la STPS durante una visita a un centro de trabajo en esta industria.

Recientemente la autoridad laboral oficializó criterios similares para el sector de la agroindustria de exportación, con los cuales la dependencia estableció que para efectos de una inspección en esta rama, los servicios de corte, cosecha y recolección serían considerados como parte del objeto social y actividad económica preponderante de las empresas las empresas dedicadas al cultivo, empaque, distribución y exportación; esto significa que dichos servicios no pueden ser subcontratados.

Para el caso de las inspecciones en la industria de hotelería, la STPS no consideraría como servicios especializados las siguientes actividades:

  • Limpieza de habitaciones
  • Registro de huéspedes
  • Atención al huésped
  • Cocineros
  • Cantineros
  • Capitán de meseros
  • Meseros
  • Encargados de lavandería
  • Encargados de ropería
  • Lava losas
  • Limpieza y cuidados de la cocina
  • Reservaciones
  • Cargos de habitación

“Las actividades enlistadas en el punto anterior no se consideran especializadas, por consecuencia, resulta inviable que las empresas o personas físicas dedicadas a prestar servicios de alojamiento temporal (industria hotelera) contraten dichos servicios con un carácter de especializado, ya que dichas actividades se encuentran intrínsecamente vinculadas a su objeto social y actividad económica preponderante”, expone la dependencia en los criterios.

Jaime Rodríguez Eguiarte, socio líder de la Práctica Laboral de la firma Ibarra, del Paso y Gallego, reconoce que en el sector hotelero hay diversas actividades que en otras industrias sí podrían catalogarse como servicios especializados.

“En un hotel, por ejemplo, la limpieza de una habitación es parte del valor agregado de tu actividad principal, por eso se entiende que la Secretaría del Trabajo los considere como parte de la actividad preponderante, porque sí está relacionado con el valor que se le da a la habitación que se le renta a los huéspedes”, explica el especialista.

Durante el aniversario de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), Alejandro Salafranca Vázquez, titular de la Unidad de Trabajo Digno de la STPS, apuntó que los sectores prioritarios para la vigilancia de las nuevas reglas de subcontratación son: agroindustria, turismo, seguridad y limpieza.

Para Diego García Saucedo, socio director de la firma García Vázquez Abogados, los criterios que prepara la autoridad son pertinentes para dar mayor claridad a las inspecciones y evitar que la vigilancia esté sujeta a la interpretación de cada inspector.

“En el sector hotelero las inspecciones eran fáciles de batear porque se justificaba tareas como la limpieza, por ejemplo. Lo que propone la autoridad es que el negocio de hotelería necesita permanentemente servicios de limpieza y de restaurantes, entonces un patrón no puede argumentar que eso lo contrata como servicios especializados. De emitirse, va a cortar una mano del sector hotelero que justificaba la tenencia de empresas de subcontratación bajo esa tesitura”, agrega.

Sin embargo, los especialistas en Derecho Laboral subrayan que si bien la autoridad está facultada para regular sobre la inspección de trabajo, estas disposiciones no eliminan la posibilidad de que un empleador que tiene una interpretación distinta pueda ampararse, por lo que no se puede descartar un escenario de defensa jurídica por parte de los hoteles.

De hecho, Jaime Rodríguez considera que en el corto plazo, a medida que avancen las inspecciones, es probable que los tribunales definan la interpretación de las nuevas reglas de subcontratación en cada industria.

Por su parte, Diego García coincide en que puede haber un escenario de choque de interpretaciones entre la autoridad y los empleadores, por lo que hay que seguir de cerca cómo evolucionan los amparos.

Claves para entender los servicios especializados 

La reforma de subcontratación le cerró la llave al outsourcing basado en suministro de personal y reguló la tercerización de servicios especializados. Es decir, permite la contratación de proveedores que ejecutan tareas con sus propios trabajadores, siempre que éstas no formen parte del objeto social y la actividad económica preponderante.

Para participar en esta industria, los proveedores deben inscribirse al Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse), un padrón público que opera la STPS y con más de 128,000 registros hasta ahora.

Desde abril del 2021, ninguna empresa puede subcontratar actividades que formen parte de su objeto social y actividad económica preponderante. Por ejemplo, una empresa que ofrece servicios de limpieza no puede subcontratar a los trabajadores con los que ejecuta esas actividades.

La reforma estableció sanciones que van de 192,440 a 4.8 millones de pesos, las multas laborales más elevadas, para las empresas que incumplan las nuevas reglas de subcontratación.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA