STPS mediará en caso de no haber acuerdo entre telefonistas y TELMEX

Sin consenso entre las partes, continuarán las negociaciones entre el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y la empresa Teléfonos de México (Telmex) con la intervención de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ante la posibilidad de que la autoridad laboral insista en alcanzar un acuerdo en este conflicto laboral.

“Si esto no sucede, la STPS presentaría un arbitraje o dictamen, que tal como lo establece el convenio serían propuestas de solución que deberán considerarse por Telmex y el STRM para llegar a un acuerdo”, manifestó el secretario general del CEN del organismo gremial, Francisco Hernández Juárez.

“Dejamos claro que si la empresa retira la propuesta de complementariedad, utilizando la Afore para la jubilación. Eso es un derecho que ya tenemos por ley y no nos lo puede ofrecer como solución», comentó en entrevista.

“Si la empresa retira esa complementariedad, nosotros estamos dispuestos a las condiciones de una nueva propuesta, esto es conocer cuál es el porcentaje que la empresa pone para la jubilación. Tiene que definir esto”.

“No hemos recibido respuesta, pero entiendo que si no la hay o la empresa se niega a hacer una consideración sobre ello, la Secretaría del Trabajo debe emitir un arbitraje”, precisó.

¿Qué sería?

-En la Mesa Técnica Tripartita se definió estadísticamente, numéricamente desde el punto de vista científico digamos, cómo se definen los costos de las pensiones. Nosotros acreditamos que es muy distinto definir ese valor a 30 años a decir cuánto cuesta ahora.

«La empresa dice que cuesta, bueno ha estado variando desde nueve mil millones de pesos y nosotros decimos que cuesta 300 millones de pesos».

«Bastaría con que la empresa ponga partes de aquí a esa fecha y en esa cantidad para que no tuviera ningún problema desde el punto de vista financiero».

«Creemos que lo que se acordó en la Mesa Técnica servirá mucho de base para que la autoridad tome una decisión», insistió.

¿Cuándo podría ser?

-El licenciado Salafranca me comentó que podría ser entre jueves y viernes. Estamos convocados el Directorio para definir cómo sería esa propuesta por parte de la STPS.

El secretario general del CEN recordó que cuando se levantó la huelga, el acuerdo que se hizo fue que se crearía una Mesa Técnica para evaluar las condiciones de las propuestas y en caso de no tener acuerdos, se tendría un Arbitraje que también estaría sujeto al acuerdo con las partes.

«Pero sí, sería un Arbitraje que tendríamos que tomarlo muy en cuenta».

¿Cuál sería el arbitraje de la STPS?

-La Secretaría del Trabajo tendría qué decir “…el peso de las vacantes tiene el riesgo de poner la viabilidad de la Empresa o no… y sí se tienen que aplicar los criterios que se pactaron o nuevas condiciones y sí se incluye o no la complementariedad…. Esto es muy importante.

Sigue negociación en Mesa Técnica

Por separado, el titular de Trabajo Digno, de la STPS, Alejandro Salafranca Vázquez, sobre este Arbitraje de la autoridad laboral, dijo:

“En efecto, estamos en la negociación. Presentó la empresa una propuesta. La contestación del Sindicato, llegó a la Secretaría apenas el viernes (30 de septiembre), por tanto, sigue la negociación. Seguimos en la Mesa Técnica Tripartita y seguimos con la conciliación de la secretaria Luisa María Alcalde”.

Sobre el Arbitraje, se estipuló en el acuerdo cuando la huelga, para el desistimiento de la huelga se estipuló una serie de días y de semanas para un acuerdo. Y sí no se llega a un acuerdo pudiera haber un Arbitraje de la Secretaría del Trabajo.

¿Lo del Arbitraje, no nos queda claro?

-Lo que se acordó en su día y por cierto, a propuesta del Sindicato, que sí no se llegaba a un acuerdo, la conciliación se sometería a un arbitraje de la STPS, esto es la Secretaría del Trabajo propondría una solución.

Pero eso es sí al final no hay un acuerdo, insistió el también Encargado de la Subsecretaría de Trabajo de STPS.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Telmex y su sindicato no llegan a un acuerdo: ¿arbitraje laboral a la vista?

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) estudia la posibilidad de recurrir a un arbitraje, a través de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), para que sea la dependencia quien proporcione propuestas sobre el pago de pensiones de los trabajadores de Telmex.

El arbitraje es un procedimiento de resolución de conflictos por el cual los diferendos se someten a un tercero neutral e independiente para que éste los resuelva en forma definitiva y obligatoria para las partes.

«Es evidente que no se ha podido dar hasta el momento un consenso entre las partes (Sindicato y Telmex)», informó el STRM en una circular que está difundiendo entre sus trabajadores.

Telmex y su sindicato se reunirán este jueves en presencia de la Secretaría del Trabajo. El STRM detalló que propondrá iniciar un arbitraje en caso de no lograr un acuerdo en estos días con la empresa subsidiaria de América Móvil.

«Existe la posibilidad de que la autoridad inisista en alcanzar un acuerdo. No obstante, si esto no sucede, la STPS estaría presentando un arbitraje”, dijo el sindicato.

CON INFORMACIÓN VÍA EXPANSIÓN

Decretan receso en Convención Nacional de telefonistas; su líder tiene cita en la STPS este jueves

Ante la cita mañana, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), del secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), Francisco Hernández Juárez, se decretó receso en los trabajos de la XLVII Convención Nacional Ordinaria Democrática de este gremio.

Y será este jueves que el líder Hernández Juárez, dé a conocer a los convencionistas el documento de Táctica y Estrategia y lo ponga a consideración de la asamblea.

Sin tomar determinaciones ante el rechazo de este martes a las propuestas de la empresa Teléfonos de México (Telmex), los convencionistas acordaron que mañana jueves se reanudan los trabajos de la sesión permanente y se extiendan hasta el viernes.

Este miércoles, sólo se hizo una compilación, un resumen de los pronunciamientos de las diferentes especialidades y zonas, que se hicieron este martes 27 de septiembre, respecto a las propuestas de la Empresa, pero sin llegar a definiciones y acciones a tomar. 

Se tuvieron invitados de otras organizaciones sindicales en la Convención Nacional, que hablaron de las respectivas problemáticas en sus gremios, en sus revisiones salariales, en sus negociaciones de contratos colectivos de trabajo.

Quedó de manifiesto que a nivel nacional hay problemáticas laborales, informó la Comisionada Nacional del STRMSelene Arellano.

Así inició el conflicto

Los problemas entre Telmex y el STRM, se remontan a las decisiones que directivos accionistas de Teléfonos de México tomaron en septiembre del 2000, justamente hace 22 años, cuando diseñaron una estrategia para desmantelar la empresa y fortalecer al Grupo América Móvil.

Y esto lo reconoció la empresa en el Informe Anual que presentó ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 31 de diciembre del año 2001.

En el citado informe se dice: “En septiembre de 2000 escindimos nuestro negocio de telefonía móvil y la mayoría de nuestras inversiones fuera de México se transfirieron a América Móvil”.

Y reconoce: “En la actualidad somos substancialmente una compañía menos diversificada de lo que éramos antes de la escisión. Las operaciones que vamos a continuar operando, consisten básicamente de servicios relacionados con la telefonía fija en México, incluyendo internet transmisión de datos”.

Advierten: “Y pudiera tener menor posibilidad de crecimiento a futuro, que las escindidas. Debido a que ya no participamos en la telefonía móvil, nuestras operaciones pueden verse afectadas por el desarrollo y éxito comercial de los proveedores de servicio inalámbrico y otras tecnologías, incluyendo América Móvil”.

Admiten: “La escisión nos dejó considerablemente con más deudas, menos efectivo y valores negociables que antes”.

Y las consecuencias se reflejan cuatro lustros después.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Rechazan telefonistas propuestas de Telmex

La XLVII Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, rechazó esta noche de manera contundente, la propuesta de la empresa Teléfonos de México, de complementar la Afore para que el trabajador se jubile con el salario de activo.

Y también la relativa a la cláusula 149 Quater, que presentó la directora de Recursos Humanos, de Telmex, la licenciada María del Pilar Marmolejo Ibarra, que tiene fecha de 21 de septiembre y que hasta hoy, 27 de septiembre la recibió el ingeniero Francisco Hernández Juárez, líder del STRM.

Se trata de una propuesta anexa de la cláusula 149 Quater, en el marco de las negociaciones que tienen en la Secretaría del Trabajo Previsión Social “para su análisis y discusión”.

Y se refiere a los trabajadores que ingresen a la empresa Teléfonos de Mexico después del 1º de octubre de 2022, a quienes se les aplicarán estas reglas:

Si tienen 65 años de edad con 35 años o más de servicios, tendrán derecho jubilación cuando lo soliciten. Y la empresa garantizará que la suma establecida en la cláusula 149 Quater del contrato colectivo de trabajo complementará la suma de la pensión otorgada por la Siefore conforme a la Ley del Seguro Social para representar el 100% del último salario tabular anual neto que percibían cuando era activos.

También precisa la propuesta que las jubilaciones partirán de la base inicial de cálculo que podrá variar una vez que se considere la renta vitalicia que corresponda a trabajador, según el saldo de su cuenta de Ahorro para el Retiro.

Detalla que la compensación por antigüedad al jubilarse el trabajador será exclusivamente la que establece el Artículo 162 de la Ley Federal del Trabajo, equivalente a 12 días por año.

“En la propuesta empresarial no se toca el tema de las 100 vacantes ya autorizadas y negociadas. Los aspirantes ya pasaron exámenes de conocimientos y médicos, sólo les falta firmar el contrato y volvieron a quedar en el limbo”, afirmó Israel Quiñones González, de la Comisión de Prensa del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM).

Refirió que fue contundente el rechazo a la propuesta empresarial. “Mañana se discutirá en el seno de la Convención Nacional cuál será el plan de acción a seguir”.

También provocó mucha molestia el retraso de la propuesta anexa de la cláusula 149 quater, que tiene fecha del 21 de septiembre y se recibió hoy martes 27 de septiembre.

“Sí se permite que esto ocurra para los trabajadores de nuevo ingreso, en cualquier momento lo hacen extensivo a los que ya estamos en funciones y con años de antigüedad. Y eso no lo podemos permitir“, refirió Quiñones González.

Se mantiene en sesión permanente la Convención Nacional de los Telefonistas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Sindicato de Telmex rechaza nueva oferta y sopesa siguientes pasos

Representantes sindicales de la mexicana Telmex rechazaron el martes la oferta más reciente de contrato colectivo de la empresa de telecomunicaciones controlada por la familia del magnate Carlos Slim, dijo un portavoz del gremio.

El Sindicato de Telefonistas de México (STRM) se reunirá el miércoles para decidir los próximos pasos, dijo el portavoz.

La oferta incluía bonificaciones para los trabajadores que se jubilen, en un intento por poner fin a una larga disputa sobre prestaciones. La oferta se produjo tras semanas de negociaciones entre la empresa y el sindicato después de una huelga de dos días en julio. Las conversaciones continuaron después de que Telmex hiciera una propuesta en agosto.

Un portavoz de Telmex no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La propuesta de Telmex estipulaba que los trabajadores que se incorporen a la empresa después del 1 de octubre recibirán, al retirarse, un bono anual en diciembre equivalente a 10 días de salario, así como un bono de 10 días en agosto.

El plan no especifica si el bono de agosto también será anual ni incluye más detalles sobre el pago de las gratificaciones.

Telmex, unidad de América Móvil, de Slim, reiteró que los nuevos contratados obtendrían una pensión al momento de la jubilación equivalente al 100% de su salario neto final, determinado por su categoría laboral, siendo elegibles después de 35 años de trabajo y una vez que cumplan 65 años.

Esa suma se compondría del pago de la pensión por el contrato con Telmex más los derechos de los trabajadores derivados de prestaciones estatales de seguridad social, señala.

Los trabajadores que se jubilen después de 30 años recibirán el 75% de su salario neto final, dijo.

El STRM, que representa a 60,000 trabajadores activos y jubilados, realizó la huelga en julio, la primera en cuatro décadas, después de que las conversaciones con Telmex se rompieran por temas relacionados a aumentos salariales, vacantes no cubiertas y prestaciones para nuevos empleados.

CON INFORMACIÓN VÍA REUTERS

No hay buenas condiciones para un acuerdo: Francisco Hernández, líder de telefonistas

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana está ante la disyuntiva de retirarse de las negociaciones con Telmex y emplazar a huelga o esperar “mejores tiempos”. Pero el dirigente de los trabajadores busca un pronto acuerdo para que las conversaciones no sean utilizadas para otros fines que no sean los laborales, en vísperas de las elecciones del próximo año.

La disyuntiva en el conflicto laboral entre el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y la empresa Teléfonos de México (Telmex) es: o retira la propuesta de complementar la Afore para que el trabajador se jubile con el salario de activo o de plano se emplaza a huelga o la parte de los trabajadores se retiran de la negociación y “esperamos tiempo mejores”, dijo Francisco Hernández Juárez, el líder de los telefonistas.

La Convención Nacional tendrá que decidir este martes si acepta esta propuesta.

“O de plano nos vamos al emplazamiento a huelga o mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo; pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros”, afirmó el líder del STRM.

Hernández Juárez sostuvo que Telmex magnifica el problema. “Quieren darnos un escarmiento al sindicato que se resiste a lo que ellos quieren. La empresa no está mal económicamente. Sí está apretada financieramente, pero no tanto como para no cumplir sus compromisos”.

Se pronunció: “Es mejor buscar, tratar de llegar a un arreglo para no calentar más los ánimos. Preferiría que se arreglaran las cosas y no llegar a la negociación en abril del próximo año, muy cerca de las elecciones en el Estado de México y Coahuila. Y con un ambiente así, con una huelga nuestra, calienta mucho el ambiente y puede ser utilizada para otras cuestiones que no sean las laborales. Preferiría que se arreglaran ya las cosas”, dijo en entrevista.

En la quietud de su oficina, en el salón que los telefonistas llaman “Los Quijotes”, donde decenas y decenas de figuras del hidalgo de la triste figura engalanan el recinto de trabajo, Hernández Juárez habló de la preocupación porque no hay avances en la Mesa Técnica tripartita que se instaló “para darle una salida, primero al levantamiento de huelga y una solución al conflicto que tenemos con la empresa”.

Y con el propósito de que numéricamente, matemáticamente, se pudiera determinar el peso del problema, el valor del problema. “La empresa argumenta que esas mil 942 vacantes le cuestan 19 mil millones de pesos en 30 años. Y nosotros decimos que cuestan 300 millones de pesos actualmente”.

O sea, en realidad, los cálculos actuariales para determinar el futuro de una prestación como ésta tienen que definirse a valor de precios actuales, no puede ser una proyección de esa naturaleza porque pueden pasar muchas cosas, puntualiza.

Refiere a El Sol de México: La Mesa Técnica definió claramente que el peso de las mil 942 vacantes no es significativo en relación al valor total del pasivo laboral. Es decir, el 97 por ciento del peso lo tienen los que ya se jubilaron y los que todavía faltan de jubilarse, los más antiguos de la cláusula 141.

Otro aproximadamente tres por ciento es de los que se jubilaron con la cláusula 149bis que se hicieron ajustes, antes ya habíamos hecho con la 149 bis y 149 ter. De manera que realmente no es significativo, no va a cambiar.

“Además ya tenemos una propuesta para aligerar ese peso: el cambiar el pasivo laboral por acciones, cambiar acciones por antigüedad, por salario, voluntariamente en el porcentaje que cada quien quisiera.

“Pensábamos que ayudábamos a la empresa, cuando de último momento nos salió con esto: de que el peso de la jubilación recayera sobre la Afore, en la cuenta individual de cada trabajador. Y ahí fue donde nos atoramos definitivamente. Porque la empresa decía que dependía de las mil 942 vacantes. Eso es falso. De un universo de 63 mil trabajadores, mil 942 no son significativos.

“Pero lo que vemos en la práctica es que la empresa quiere acreditar que este tipo de prestaciones no son válidas para los trabajadores. Es un beneficio que la empresa no puede soportar. Todo su futuro depende de esto, según dice”, comentó.

E insistió: “Si cayeron los ingresos de Telmex de 26 mil millones de pesos en 2004 a nueve mil millones en la actualidad, fue porque sacaron las empresas que más dinero le dejaban”.

Luego, fue por la afectación de la regulación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que obligó a la empresa Telmex a subsidiar a la competencia, subrayó.

HOY DISCUTEN LA PROPUESTA EMPRESARIAL

Refirió que la Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, que está en sesión permanente, ya había autorizado incluso negociar una jubilación menor, pero sin tomar en cuenta la Afore. “Si la empresa quita eso y tiene una propuesta que está dispuesta a aportar la jubilación y me dijeron ‘sí’. Y a la hora que nos presentan la propuesta, todo es igual: vuelven con la Afore como la parte fundamental”.

– ¿Qué hará?

-Presentarla a la Convención Nacional y tendrá que decidir si acepta la propuesta. Si la rechaza o de plano nos vamos al emplazamiento a huelga. O mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo. Pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Padres de Ayotzinapa pidieron solidaridad y acompañamiento a los telefonistas en su marcha

Una comisión de padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la EscuelaNormal Isidro Burgos, de Ayotzinapa, estuvieron este mediodía con el secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, Francisco Hernández Juárez, para pedirle la solidaridad de los integrantes de este gremio y se les acompañara en su marcha.

“Nosotros hemos dejado en claro que coincidimos totalmente con su lucha y que los vamos a respaldar y que de hecho los hemos acompañado durante todos estosocho años”, dijo el líder Hernández Juárez.

“Y lo único que pedimos es que sean los padres de los normalistas, quienes estén al frente de toda esta movilización para que no haya ningún otro pretexto de otros intereses, porque sabemos que a los padres nunca los van a doblegar hasta saber qué pasó con sus hijos”, dijo a El Sol de México.

Creo que no debemos permitir que en este país puedan desaparecer impunemente a la gente. “Es terrible”, enfatizó.

Los padres de los normalistas vinieron a pedir solidaridad y que los acompañáramos. Y se acordó que así fuera, dijo el líder nacional de los telefonistas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

«Que los soldados se presenten ante el juez”

Antes de empezar el mitin político por el ataque a los estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, las madres y padres de los 43 pidieron un minuto de silencio por Minerva Bello Guerrero, Saúl Bruno Rosario, Bernardo Campos Santos y Ezequiel Mora Chora. Madres y padres que fallecieron en estos ocho años de búsqueda.

En el Zócalo, frente al Palacio Nacional desde donde despacha el presidente, Mario González, padre de César Manuel González, pidió una explicación por el desistimiento de la Fiscalía General de la República (FGR) sobre las órdenes de detención de los militares presuntamente involucrados en el ataque:

“No sé por qué el presidente quiere jugar, primero dice que sí, que sí van las ochenta y tantas órdenes de aprehensión, él mismo lo dijo. Después dice que ya no. ¿Por qué desestimar las 16 órdenes de aprehensión en contra del Ejército mexicano, de los soldados? Tan fácil es que vayan con el juez y que el juez decida si son culpables o no. Que declaren, que se presenten ante el juez”.

Luego, habló de las filtraciones de información por parte de la Fiscalía General de la República:

“No es otra cosa que el modus operandi del gobierno, decirle que nos hizo mucho daño, pero aquí estamos, que no vamos a claudicar, y decirle también a la doctora Claudia que no defienda a ese de Omar García Harfuch, que tiene que declarar, que no tiene por qué estarlo defendiendo, y eso le va a pesar en su campaña: tener a un delincuente a lado de ella”. 

“Señor presidente, ¿caminamos hacia adelante o caminamos para atrás? Nosotros no vamos a claudicar hasta saber el paradero de los nuestros. Porque no tenemos prueba ciencia ni técnicamente lo que dicen esos pantallazos y vamos a estar aquí hasta tener la verdad que México necesita”, añadió en referencia a las conversaciones difundidas por una periodista a la que le filtraron la investigación sin testar que realizó la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa (COVAJ).

Doña Joaquina García Velázquez volvió a exigir que le regresen a su hijo Martín Getsemaní.

“Nosotros no estamos de luto porque no hay un estudio científico que pruebe que nuestros hijos estén muertos”, dijo en alusión a la declaración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre que este 26 de septiembre es día de luto nacional. 

Luego remató: “Nosotros pedimos que se ejecuten las órdenes de aprehensión, nosotros lo que queremos es que detenga a todos los que están involucrados en la desaparición de nuestros hijos. Vamos a seguir hasta el último rincón de las calles para dar con el paradero de nuestros hijos”.

“Gracias por enseñarnos a luchar”

Don Emiliano Navarrete, padre de uno de los 43 normalistas, agradeció a los jóvenes de Ayotzinapa por enseñarles a luchar.

“Gracias por enseñarnos a no quedarnos callados. Los queremos de corazón. Gracias por pelear por sus hermanos con ese coraje con intensidad. Por ustedes es que nosotros estamos aquí firmes hasta saber la verdad, por muy dura que sea, así como se lo hemos dicho a este presidente y al anterior: Queremos la verdad”.

A ocho años de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa por el Estado mexicano, las calles de la Ciudad de México se inundaron nuevamente de la protesta por la presentación con vida de los muchachos desaparecidos en Iguala, Guerrero el 26 de septiembre de 2014. 

Con el rostro de sus hijos y ramos de flores en mano, mamás y papás de los 43 normalistas de Ayotzinapa avanzaron entre el enjambre de fotógrafos y reporteros. Mientras que los demás asistentes llevaban carteles y lonas con la misma denuncia: “Fue el Ejército”.

 Acompañados de normalistas, universitarios, magisterio, sindicalistas y organizaciones sociales las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos caminaron del Ángel de la Independencia hasta el zócalo entre las consignas: “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos”. 

La mancha humana se extendió por lo menos dos kilómetros. A la descubierta de la protesta iban las madres y padres de los normalistas desaparecidos, seguidos por los alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, la Federación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México (FECSM). 

Más atrás caminaban los universitarios, maestros, sindicalistas y organizaciones sociales con la misma demanda de hace ocho años: “Presentación con vida y castigo a los culpables”. Atrás, un grupo de jóvenes con rodillos y brochas pintaban las paredes el mensaje de protesta “Ayotzi vive la lucha sigue” otro más garabateaban “+43”.

“No están solos, no están solos, no están solos” repetían los telefonistas del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana. “26 de septiembre no se olvida, es de lucha combativa”, coreaban estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

La justicia que no llega

En el ataque en contra de los normalistas, el estudiante Aldo Gutiérrez Solano quedó en estado vegetativo. Hasta ahora su recuperación no avanza y poco se ha sabido de él. 

Durante la persecución en la noche del 26 de septiembre de 2014, los muchachos se refugiaron en las casas de los vecinos de Iguala, pero no todos corrieron con suerte. Otros más fueron rescatados por los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de Educación en Guerrero (CETEG). 

En la agresión fue asesinado David Josué García Evangelista, Zurdito, por policías municipales de Iguala, junto al chofer del equipo de Los Avispones, Miguel Lugo, en un ataque donde también murió Blanca Montiel, la pasajera de un taxi, que recibió un balazo de los cientos detonados.

En la violencia encarnizada en contra de la población civil en la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014 el aparato de Estado mexicano se movilizó para desaparecer a los estudiantes. De esa agresión, no hay verdad ni justicia. Casi todos los detenidos han sido liberados por el juez federal Samuel Ventura Ramos; 120 en total. 

Derivado del informe que presentó el 17 de agosto de este año el subsecretario Alejandro Encinas, alrededor de 20 militares tenían orden de aprehensión; sin embargo, solo cuatro fueron detenidos, y no por desaparición forzada. En los otros 16 casos, la Fiscalía General de la República retiró las órdenes de detención. 

De ahí que la demanda de las madres y padres de los normalistas insistan: “Fue el Ejército” y “Fue el Estado”. Las pintas y los carteles van hacia la misma ruta: acción penal en contra de los militares y funcionarios del más alto nivel de Guerrero y de la FGR.

Aunque el río humano se pintó como arcoíris sobre el Paseo de Reforma, o el paseo de los antimonumentos que suma agravios en memoria de los niños de ABC; los mineros de Pasta de Conchos; los migrantes de San Fernando, el Gobierno de la Ciudad informó que solo exigieron justicia siete mil indignados. 

Con el puño en alto, en el Zócalo capitalino, todos entonaron el himno Venceremos y después pase de lista hasta que se retiraron del corazón de México.

CON INFORMACIÓN VÍA PIE DE PÁGINA

PERSPECTIVA_ El cambio de actitud de los trabajadores y la escasez laboral

Una de las mayores restricciones que enfrenta la recuperación económica, en algunas partes del país, es la escasez de mano de obra. Es un problema mundial que también contribuye al incremento de precios que ahora sufrimos y que los bancos centrales buscan resolver provocando una recesión global. En el caso de México es común ver en las ciudades que toda clase de empresas publican sus vacantes laborales sin obtener respuesta, lo que les ocasiona pérdida de pedidos o penalizaciones por no cumplirlos a tiempo. En esta entrega analizamos el impacto reciente que la escasez de mano de obra ha tenido en la producción nacional, lo que ha causado un crecimiento desmedido de las importaciones, y abordamos los cambios en las actitudes de los trabajadores, que los mantienen alejados del mercado laboral formal.

En un artículo de Greg Ip, publicado en el Wall Street Journal del 21 de septiembre, y titulado “Las actitudes cambiantes de los trabajadores endurecen el mercado laboral” se hace una recapitulación de cómo la pandemia causada por el virus chino Covid-19, alteró las condiciones de trabajo y el ingreso que muchos colaboradores están dispuestos a aceptar. Si bien dicho artículo está escrito para lo que sucede en los Estados Unidos, me parece que tiene mucha aplicabilidad a lo que también pasa en México, por lo que en seguida plasmaré algunos de los puntos más relevantes y agregaré opiniones personales respecto al caso mexicano.

El artículo comienza señalando que el término “mercado laboral” no hace justicia a la compleja relación entre los trabajadores y sus puestos de trabajo. A diferencia de los bienes y servicios ordinarios, como losas de acero o tazas de café, a los trabajadores si les importa cómo los tratan, además de que tienen otras opciones de cosas que hacer con su tiempo, además de trabajar.

Esto se ha vuelto evidente a partir de algunos acontecimientos laborales recientes. Hace unos días, en Puebla, el Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) aceptó la propuesta de incremento contractual presentado por la empresa Volkswagen de 11%; 9% directo al salario y 2% en prestaciones. De esta manera se conjuró la huelga que había estado amenazando. Por otra parte, la Mesa Técnica Tripartita que permitió levantar la huelga estallada por el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana en julio, no ha logrado establecer un acuerdo entre los telefonistas y Teléfonos de México, por lo que podría volver la posibilidad de huelga, pero en febrero o marzo de 2023. Hace un mes, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, más de mil mineros integrados al sindicato que a nivel nacional dirige Napoleón Gómez Urrutia comenzaron una huelga en la planta de Fertinal, propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), luego que no alcanzaron acuerdos sobre el reparto de utilidades y violaciones al contrato colectivo de trabajo.

Estos ejemplos, y muchos más, sugieren que las actitudes y el balance de poder de negociación por parte de los trabajadores han cambiado de manera importante en los últimos años. El efecto es hacer que la mano de obra sea más escasa y más cara de lo que muestran los indicadores económicos ordinarios.

Por supuesto, las actitudes hacia el trabajo han evolucionado de manera gradual desde el siglo pasado, lo que refleja actitudes sociales cambiantes, como los esfuerzos por erradicar el trabajo infantil, los derechos de las madres a quedarse en casa tras dar a luz y si los empleadores deben ofrecer pagar las horas extras, brindar prestaciones para la atención médica u otros beneficios.

La pandemia de Covid-19 podría haber catalizado, de manera similar, una reevaluación de lo que los trabajadores están dispuestos a hacer, por cuántas horas y con qué salario. Si bien esto consiste principalmente en evidencia anecdótica de lo que en Estados Unidos se ha denominado la “gran renuncia” o la “renuncia silenciosa”, algunas evidencias empíricas en México apuntan en la misma dirección.

De acuerdo con Greg Ip, varios factores pueden erosionar la voluntad de las personas a trabajar. En primer lugar, las alternativas de qué hacer con el tiempo pueden volverse más atractivas, como el estar con la familia o realizar actividades de ocio. La libertad que genera el trabajar desde casa puede haber resultado tan agradable que algunos trabajadores preferirían renunciar antes que volver a encerrarse en una fábrica u oficina. En el caso de México, los apoyos que da el gobierno federal a través de sus programas asistencialistas pueden haber facilitado esta decisión para algunos; otros, puede ser, que simplemente ahora valoran menos el dinero o se acostumbraron a vivir con menos.

En segundo lugar, el trabajo mismo puede haberse vuelto más desagradable. El virus chino Covid-19 ha hecho que para algunos el trabajo en persona sea más riesgoso, mientras que las vacantes y el ausentismo han aumentado la carga de quienes si se presentan a trabajar. Es decir, supongamos que hay una planta mediana con 500 trabajadores y en ella hay ausentismo del 5% en un determinado día, pues resulta que ahora entre 475 personas tienen que hacer el trabajo de 500 por la misma paga. Muchos no están dispuestos a aceptar esto.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO