Preocupa en Europa que Rusia cese la venta de gas

Los países europeos entraron este lunes en un periodo de incertidumbre por las importaciones de gas ruso que se han reducido drásticamente en las semanas recientes debido al conflicto en Ucrania, cuando el gigante ruso Gazprom comenzó los trabajos de mantenimiento anual en el gasoducto Nord Stream uno, que transporta una gran parte del gas que aún suministra a Alemania y a otros países de Europa occidental.

Algunos países expresaron su temor a que el suministro a través del gasoducto se reduzca o se interrumpa completamente una vez que se hayan completado las obras. Gazprom utiliza actualmente cerca de 40 por ciento de la capacidad del gasoducto, la principal vía de suministro de gas ruso a Europa, y tiene previsto detener el Nord Stream del 11 al 21 de julio para su mantenimiento anual.

“Sus dos tuberías estarán desactivadas desde el 11 hasta el 21 de julio. Durante este periodo, se realizará un test de componentes mecánicos y sistemas de automatización para garantizar la explotación eficaz, segura y fiable del gasoducto”, explicó Gazprom.

No obstante, la portavoz adjunta del gabinete alemán, Christiane Hoffmann, manifestó que espera que tras el retorno de la turbina Siemens al gasoducto Nord Stream uno que se envió en junio para ser reparada en Canadá desaparezca la causa para disminuir los volúmenes de trasiego de gas por esa tubería.

La turbina quedó bloqueada debido a las sanciones contra la industria del petróleo y el gas de Rusia, anunciadas el mes pasado por el gobierno del primer ministro Justin Trudeau. El ministro canadiense de Recursos Naturales, Jonathan Wilkinson, comunicó el 10 de julio que su país aceptaba enviar la turbina reparada a Alemania.

“Como se esperaba, Nord Stream uno está a cero desde esta mañana”, señaló Klaus Müller, máximo dirigente del organismo Bundesnetzagentur. “Lo que ocurra al final del mantenimiento nadie es capaz de decirlo ahora. No lo sabremos hasta un día antes de su finalización”, añadió. En el mismo sentido, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España, Nadia Calviño, declaró que su país se está preparando “para cualquier eventualidad de cara al otoño”, en relación con un posible corte total del suministro energético por parte de Rusia.

El grupo italiano de hidrocarburos Eni señaló que al iniciar las tareas de mantenimiento, Gazprom anunció una nueva reducción de sus envíos de gas a Italia.

De acuerdo con el portavoz de la compañía energética austriaca OMV, Andreas Rinofner, la empresa recibió alrededor de 70 por ciento menos de gas a través del gasoducto Nord Stream, debido a una inspección programada, y desde mediados de junio, Gazprom suministró a Austria aproximadamente la mitad de la cantidad pedida.

El mismo lunes fuentes señalaron que grandes empresas energéticas occidentales reducirán su producción y perderán miles de millones de dólares si Rusia, como se teme, suspende un oleoducto que es casi la única vía de exportación de petróleo desde Kazajistán, país sin salida al mar.

El cierre del oleoducto CPC, que transporta el petróleo desde Kazajistán hasta la terminal de exportación rusa del Mar Negro en el puerto de Novorosíisk, bloquearía más de 1 por ciento del suministro mundial de petróleo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA