AMLO aumenta el presupuesto TIC por primera vez en su administración

La industria TIC en México experimentará en 2021 un crecimiento real de 3.4% respecto a los niveles de 2019, lo que significa que el sector vivirá su recuperación económica un año después de iniciada la pandemia

El aumento de casi 60% del presupuesto destinado a la adquisición o arrendamiento de Tecnologías de la Información y Comunicaciones por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador contribuirá a que el sector TIC nacional vea una recuperación tras la caída que registró en 2020 por los efectos de la pandemia de Covid-19. Sobre todo si se considera que la administración pública tiene un peso de entre 6 y 15% en los ingresos del sector de la tecnología en México.

Select, consultoría mexicana especializada en la industria TIC, calculó que este sector tendrá en 2021 un crecimiento de 6.4% con respecto a la contracción en pesos corrientes de 3% que sufrió en 2020 debido a los efectos de la pandemia de coronavirus. La industria TIC en México experimentará en 2021 un crecimiento real de 3.4% respecto a los niveles de 2019, lo que significa que el sector vivirá su recuperación económica un año después de iniciada la pandemia.

“Es algo que no esperábamos. Es una recuperación porque este sector es privilegiado por el ímpetu de la digitalización. El sector financiero, el retail y los productores de bienes de consumo aceleraron su inversión en tecnología”, dijo en entrevista Ricardo Zermeño, director de Select.     

Para 2021, el gobierno de AMLO  ha programado un presupuesto de 27,930 millones de pesos para destinarlos a la adquisición o renta de tecnología, esta cifra supone un crecimiento de 59.8% respecto del 2020. Se trata del primer año de su gobierno en el que el presidente López Obrador ha aumentado la cifra que se destinará a servicios de telecomunicaciones, equipos de cómputo, servicios administrados de Tecnologías de la Información, entre otros insumos del gobierno federal.

Si sólo se considera a las administraciones públicas federal, estatal y municipal, dejando fuera a las instituciones de salud como el IMSS y el ISSSTE, a empresas productivas del estado como Pemex y la CFE y a instituciones educativas como la UNAM, el presupuesto gubernamental destinado a tecnología supone 6% de los ingresos anuales de la industria TIC nacional. Pero si se agrega a todas estas instituciones, el peso del gobierno mexicano en este sector alcanza hasta 15%, según Zermeño. 

Servicios, los que más crecen

Pero la industria también estará atenta a la ejecución de este presupuesto, según Zermeño, en un año que le supondrá adoptar una actitud optimista pero cauta.

“Es una buena noticia, pero la noticia se cristaliza cuando ejerces y el ejercicio requiere de cierta capacidad”, dijo.

Aunque por monto, los servicios de telecomunicaciones y el equipo de cómputo siguen siendo las dos áreas a las que el gobierno destina la mayor parte de su gasto en tecnología, los servicios de TI, entre los que se encuentran los servicios de consultoría administrada, de procesos, técnica y tecnologías de la información, las licencias informáticas e intelectuales, los servicios de digitalización y los servicios de desarrollo de aplicaciones fueron los que vieron un mayor crecimiento en el presupuesto del gobierno federal para 2021.

De acuerdo con Zermeño, esto se debe a que durante los recortes que hizo el gobierno del presidente López Obrador en abril de 2020 a causa de los efectos de la pandemia, los servicios administrados de tecnología fueron los más impactados, lo que generó problemas de mantenimiento de la infraestructura tecnológica del gobierno federal.

“Vemos que cuando afectas mantenimiento, lo pagas caro. Es un aprendizaje tradicional. Si cortas mantenimiento a lo mejor puedes salir adelante un año pero no mucho más. Tarde o temprano te cobra”, dijo.

Con información vía El Economista

Empresas de telecom prevén recuperar en un año nivel de ventas previo al Covid

Ocho de cada 10 empresas de telecomunicaciones del mundo estiman que recuperarán los niveles de ventas que tenían antes de la pandemia por Covid-19 máximo en un año, señala una encuesta global realizada por Atento.PUBLICIDAD

El segmento de tecnología o de servicios, 50% de los encuestados señalan que la recuperación llegará durante este año.

“La única excepción se produce en el sector de la banca y seguros, donde el porcentaje de empresas que considera que superará la caída de ventas durante este año desciende al 25%”, indica la encuesta en un comunicado.

La caída de ventas se derivó por el alentamiento en el consumo, aunque entre las principales causas, el 35% considera que se ha optado por no consumir su producto, el 29% considera que su servicio ya no es una necesidad para los consumidores y 8% piensa que ha habido una fuga de clientes a la competencia.

El 75% reconoce haber visto afectadas sus ventas y el 32% de los encuestados apunta que de manera drástica.

Por otra parte, 69% de las empresas están redefiniendo su estrategia de ventas, para lograrlo, el 27% apuesta por adaptar la oferta a la nueva demanda, el 24% por impulsar los canales digitales, un 16% apuesta por reducir costos y un 13% por modificar y rediseñar su portafolio de productos.

Además, seis de cada 10 encuestados revela su decidida apuesta por combinar los modelos presenciales con la venta en remoto.

En cuanto a los canales mejor considerados para la venta, el 25% todavía prefieren la atención presencial, frente a un 22% que prioriza el teléfono y un 18% las redes sociales, lo que pone de manifiesto la cada vez mayor necesidad de integrar los canales.

Con información vía El Universal

TELECOM: Los diez de 2021

Se acaba 2020 con claroscuros en materia de telecomunicaciones y medios de comunicación, pero sobre todo con muchas indefiniciones. En esta última columna del año, le propongo 10 temas a los que resultará interesante seguir la pista en el año que está por comenzar:

1. Telmex en problemas

Existe un emplazamiento a huelga para el 20 de enero de 2021, sus dificultades financieras no son retóricas. El 2 de diciembre, la empresa informó a sus trabajadores que dispuso de 5 mil 800 millones de pesos de su fondo de pensiones para cumplir con sus compromisos.

2. Estrategia digital

La Coordinación de Estrategia Digital de la Presidencia no ha dicho cómo conectará a todos, cómo transitaremos a lo digital en la salud, el gobierno, el trabajo, etc. Se han limitado a promocionar el proyecto de la red compartida de Altán, sí, de Peña Nieto. Si en 2021 no hay agenda digital, ya no habrá en este sexenio.

3. Medios públicos

Con la triste disminución del presupuesto a casi todos los medios públicos, veremos cómo se las arreglan y también qué cambios generará el Sistema Público de Radiodifusión que sí tuvo un incremento importante para construir infraestructura y aumentar su cobertura. También habrá seguramente un desenlace del “affaire” Notimex.

4. Economía digital

Los países avanzan hacia la incorporación, en sus marcos económicos y jurídicos, de los nuevos retos que presenta la economía digital.

5. Covid-19

Aunque el Covid-19 continuará en 2021, las telecomunicaciones y los medios seguirán siendo un bastión muy relevante en la vida de todos durante el año. Seguirán las clases virtuales y se continuará consolidando un nuevo modelo de negocios y sociedad. Las cosas ya no volverán al lugar que tenían antes de la pandemia.

6. Organismos autónomos

Se deberán designar dos nuevas comisionadas y también al presidente(a) del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Pero probablemente la toma hostil de los autónomos marcará 2021.

7. Nuevas licitaciones

 Se llevará a cabo una licitación para radio AM y FM y otra para servicios de radiocomunicación privada. En enero se lanzará licitación IFT-10 para servicios móviles (800 MHz, PCS, AWS y 2.5 GHz). También se pondrán a consulta las bases de licitación de las bandas 3.3. GHz, Banda L y 600 MHz, propicias para 5G.

8. Cambios legislativos

El nuevo Renaut —ya aprobado por la Cámara de Diputados— parece difícil de frenar en el Senado, pero no es la única modificación legislativa que espera su turno, recuerde usted la iniciativa de Monreal —violatoria del T-MEC— que pretende obligar a las plataformas de video en streaming, como Netflix, a que su catálogo cuente con 30% mínimo de contenidos de producción nacional.

9. Audiencias

Aún está por resolverse en la SCJN la acción de inconstitucionalidad contra la modificación legislativa que eliminó al IFT la facultad para dictar lineamientos de las audiencias. Y aunque ya un amparo se ganó para algunos efectos en favor de las audiencias, esta acción sería concluyente en el tema.

10. En materia tecnológica

 a nivel mundial, 1) continuará el conflicto jurídico de las llamadas GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), 2) la tecnología 5G será protagonista, y 3) veremos una recomposición de la relación entre China y Estados Unidos con la llegada de Joe Biden, lo que podría modificar el ecosistema tecnológico mundial.

El 2020 no fue un año fácil para el mundo. Le deseo una transición a 2021 llena de ilusión y paciencia. Gracias por acompañar a esta columnista durante el año que termina.

Opinión de Irene Levy vía El Universal

La Red Compartida de México, ¿rentable para el año 2021?

La red mayorista de servicios de telecomunicaciones llega a su quinto aniversario en 2021. Sus líderes, una amalgama de operadores españoles, mexicanos y financieros estadounidenses interesados en ese sector, deslizaron hace tiempo que la rentabilidad de este proyecto, único en su tipo, llegaría entre el segundo y tercer año de operación, y después de un lustro de montada la primera torre por el concesionario Altán Redes, quien administra el espectro de los 700 MHz y construye la infraestructura donde se soporta la llamada Red Compartida de México.

En el camino, el concesionario Altán ha tropezado con las tramitologías locales que retrasan los despliegues de red; con el encarecimiento de insumos a doble dígito; con el dilema de comprar más bandas para fortalecer su red y hasta ha chocado con Verizon por explotar su propio espectro en la frontera común de México con Estados Unidos y con las descargas judiciales de Rivada Networks por la licitación de la red, quien nunca consiguió la razón en tribunales; aparte, la GSMA le hizo el feo cuando quiso afiliarse a su organización.

Altán también ha potenciado alianzas con Axess Networks e Hispasat para crecer su mancha de cobertura por medio del satélite y se congracia con la sociedad mexicana, al sumarse con accesos a los contenidos de la estrategia de aprendizaje a distancia Aprende en Casa III de la Secretaría de Educación Pública.

Sobre todo, Altán Redes ha sido obligada a redefinir sus planes de expansión de cobertura para empatarlos con las directrices de conectividad social en los que piensa este gobierno, y ahora enfrenta, como todo el sector mexicano de telecomunicaciones, un ambiente económico con pinta de caer 9.97% en el año, pero presionado por seguir tirando red para consumidores con impagos.

La compañía confía en que pronto la Red Compartida será un negocio pleno, aún con la función social que tiene esa operación de llegar hasta los desconectados de México.

La Red Compartida cumple al menos con su función de ser mayorista. Al arranque de diciembre contaba ya con 60 clientes que le han contratado capacidad para revender 114 servicios entre telefonía e Internet y sobre una red que no existía hace cinco años a la que ahora se conectan 1.5 millones de suscriptores únicos que antes tenían más complicado acceder a un servicio móvil o fijo inalámbrico, porque la red de Altán también entra por el segmento fijo a los hogares con ofertas de Internet de alta velocidad, a través de terceros, incrementando más el uso de esta red.

Entre los clientes y socios de negocio de la Red Compartida aparecen gigantes del sector como Izzi Telecom, Bestphone, Operbes, Cablemás y otras filiales de Grupo Televisa; también destacan Telmex, Telesites y Telcel, relacionados de alguna manera con América Móvil. Y una veintena de operadores móviles virtuales, que como la red de Altán, también quieren despegar en el mercado. Telcel, Izzi y AT&T están entre los que se han apurado a colocar paquetes similares a los promovidos por Altán.

Y en dinero, no es que Altán Redes apueste la Red Compartida a los operadores móviles virtuales, la empresa presume que el nicho ha incrementado en 54.6% el parque de líneas y en 26.7% los ingresos. De ahí los ánimos que tiene la compañía sobre el segmento, según una comunicación con este medio.

En cobertura esto se traduce como un alcance para dar servicio a 48 regiones urbanas y 76 pueblos mágicos o 66 millones de mexicanos —59.7% de la población—. Esa es, a diciembre de 2020, el crecimiento de la Red Compartida, cuando otros competidores históricos, por ejemplo el operador Axtel es desmembrado por sus dueños por no poder más en el mercado masivo y por no hacer más sentido a su holding en participar en el mercado empresarial.

Estos datos alejan aquellos comentarios del 2016 respecto a que la Red Compartida sería el “Fobaproa de las telecomunicaciones”, aunque versiones de la industria apuntan a que Altán Redes y I Squared Capital coquetean para sumar inversiones en la Red Compartida, de cara a que debe llegar con su cobertura al 92.2% de la población en el 2024, en septiembre, cuando acabe el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

“La red mayorista de Altán es la que más usuarios ha sumado este año. Este crecimiento ha sido posible por las ofertas realmente disruptivas e innovadoras que Altán Redes ha lanzado al mercado, destacando la oferta de referencia de 200 pesos ilimitado en voz y datos (…) A pesar de la pandemia y crisis económica, el sector de los OMV es el que más ha crecido este año, quienes cubren una gran cantidad de nichos de mercado a través de nuevos canales y con los precios más accesibles”, dijo la compañía respecto a si la Red Compartida será rentable en 2021.

“A pesar de la pandemia y de la crisis económica, el compromiso de Altán está con México, de seguir desplegando la infraestructura que permita llevar Internet de alta velocidad a todo el país, con los mejores precios y con ello impulsar la competitividad y la inclusión digital (…) Altán Redes cumple con su compromiso de democratizar las telecomunicaciones y aumentar la competitividad en el sector, para el beneficio de nuevos jugadores y usuarios finales”.

Altán asegura que será aliado de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (CFE T&IT) —del gobierno federal—, ya que dejó disponible su red 4.5G para ir juntos a cubrir el 7.2% de la población mexicana que vive en pueblos con menos de 5,000 habitantes antes de enero del 2022. Relacionado, Altán además tiene derecho a explotar un par de hilos de fibra óptica de CFE, aunque se desconoce todavía el nivel óptimo de esa infraestructura y cómo ésta pudiera hacer sinergia con la infraestructura de Altán, pues fue construida hace una década y no está claro tampoco qué tramos le funcionarían mejor a la Red Compartida.

El otro reto de la Red Compartida está en cómo aumentar tráfico. La compañía explota 90 MHz de frecuencias en la banda de 700, el 13% de todas las bandas disponibles para telecomunicaciones masivas en México al 2020, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), por ello, primero Telefónica y luego Telcel, han cuestionado la entrega de una alta cantidad de señales a Altán y con un criterio distinto en cumplimiento fiscal.

Con las respectivas asimetrías respecto a otros competidores minoristas y al mayoreo, el tráfico de esa red es aún menor, porque en el supuesto de que todo el tráfico de los operadores móviles virtuales cursara sobre la Red Compartida —media docena de ellos corre sobre las redes de AT&T, Telcel y Movistar—, representa apenas el 0.6% del tráfico medido en minutos; el 1.7% de participación del mercado móvil y consumen 4,587 terabytes, según el IFT en su último informe estadístico de 2019.

Cisco Systems predijo en 2017 que el tráfico de datos en México amentaría siete veces en 2021 frente al dato de ese año, cuando esa tecnológica no previo un 2020 de pandemia y el tráfico móvil sería dos veces más frente al tráfico de Internet fijo. Aparte, la economía mexicana crecería 3.6% en 2021, según la OCDE, valores a observar por Altán Redes para prever si alcanzará la rentabilidad con la Red Compartida en 2021.

Con información vía El Economista

TENDENCIAS: Las telecom en el año de la pandemia

Durante 2020, las telecomunicaciones se posicionaron como el segundo sector, después del de la salud, en importancia para el aparato productivo nacional en este año de crisis de salud pública y económica global.

La disponibilidad de redes de conectividad a lo largo y ancho del territorio nacional, han permitido continuar con la operación productiva, educativa, cultural, informativa y hasta de entretenimiento durante el confinamiento y la parálisis social y económica.

No obstante, a pesar de su dinámica contracíclica en su trayectoria de largo plazo con respecto a la evolución del Producto Interno Bruto (PIB), este sector ha padecido de los estragos y la recesión económica provocada por la pandemia.

Ingresos de las telecom en 2020. En el transcurso de 2020, se identificaron dos tendencias encontradas en la evolución de los ingresos de la industria.

Durante el 1T-2020, mientras la economía cayó 1.3%, las telecomunicaciones crecieron a un ritmo de 8.0%, esto es una dinámica contracíclica. Sin embargo, ya en el 2T-2020, la crisis pandémica llevó a la economía a una reducción del PIB de 18.7%, lo que provocó un efecto de ‘succión’ sobre el sector de las telecomunicaciones y decreció 10.7 por ciento.

No obstante, en el 3T-2020 en tanto la actividad productiva se redujo 8.6%, la dinámica logró remontar y alcanzar un crecimiento anual de 1.7 por ciento. En todo 2020, a pesar de la recuperación registrada durante el tercer trimestre, se espera que el sector de las telecomunicaciones registre una contracción anual de 1.1% en un escenario promedio.

Ello al alcanzar un monto absoluto de 493,600 millones de pesos por la venta servicios de voz y conectividad aunado a la comercialización de equipamiento móvil. La parálisis generada por las restricciones de movilidad social durante la primera mitad del año derivó, en gran medida, en la caída de varios sectores de la economía nacional, entre ellos el de las telecomunicaciones.

Esta provocó una contención de demanda de servicios que, aunada a la menor disponibilidad de recursos de las familias y empresas por el incremento en el desempleo y la baja actividad económica, resultó en un menor consumo de servicios y adquisición de equipos, especialmente de aquellos móviles, segmento que contribuye con 6 de cada 10 pesos generados de manera sectorial.

No obstante, sorprende la resiliencia del sector de las telecomunicaciones que logró recuperarse en la segunda mitad de 2020 del impacto de la menor actividad económica y del confinamiento social durante el año.

Proyecciones para 2021. La senda del sector de las telecomunicaciones para 2021 se vislumbra positiva, ante la llegada de la vacuna contra el coronavirus y las optimistas proyecciones de crecimiento de la actividad económica mexicana. Así, se espera importante repunte significativo en el sector, que incluso supere el crecimiento registrado durante 2019 (4.2%).

El principal factor de impulso de crecimiento sería la redinamización de la actividad económica y consecuentemente, la mayor capacidad de compra por parte de los usuarios mexicanos. Asimismo, la aceleración en la digitalización social generada por la crisis pandémica detonará el consumo de servicios de conectividad.

El trabajo, educación, entretenimiento y socialización en casa vía plataformas digitales seguirán siendo el día a día de la sociedad mexicana después de la pandemia.

Con información vía El Economista/CIU

TELECOM: Axtel se desploma en Bolsa por plan de desinversión

Las acciones de Axtel, la empresa de telecomunicaciones propiedad del grupo industrial regiomontano Alfa, se desplomaron este martes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), luego de haber informado que venderá en partes los negocios que la integran y ya no optará por la venta total de la compañía, como lo había anunciado a mediados de octubre pasado.

Esta noticia no fue recibida ayer 22 de diciembre,con beneplácito por el mercado, lo que provocó que sus acciones sufrieran una profunda caída, registrando así una pérdida de 2,352 millones de pesos en su valor de capitalización bursátil en una jornada.

El precio de sus acciones descendió a 5.70 pesos por unidad este martes, lo que significó un retroceso de 12.71%, respecto al cierre previo. Sin embargo, llegó a caer más de 20% durante la jornada bursátil.

La emisora explicó, en el aviso al mercado, que el cambio de planes obedeció a que las propuestas que recibió para comprar a toda la empresa no reflejaron el valor intrínseco ni el potencial de sus dos unidades de negocio, Alestra y Axtel Networks.

Por ello, el Consejo de Administración, dijo, se enfocará en atraer a inversionistas interesados en comprar dichos negocios de manera independiente.

Con ello vuelve a poner sobre la mesa la venta de la división de infraestructura.

Volatilidad

Valentín Mendoza, subdirector Análisis Bursátil en Banorte, adelantó que la noticia causará “algo de volatilidad de corto plazo” en el precio de los títulos de Axtel.

Lo anterior, explicó el analista de Banorte, porque el mercado ya había incorporado parcialmente la pronta venta de la empresa del sector de telecomunicaciones.

“No modificamos nuestra tesis de inversión fundamental, ya que los negocios de infraestructura de telecomunicaciones tienen valuaciones de doble dígito, dados sus altos márgenes y flujos previsibles. Los activos de red de fibra óptica de la compañía son de gran valor para el próximo despliegue de la red 5G, por lo que su perspectiva es positiva”, opinó el especialista.

Axtel recordó que con todo y crisis de la pandemia del Covid-19, en este 2020 Axtel Networks, la unidad de negocio de infraestructura, ha aumentado sus ingresos de manera favorable, principalmente por los contratos establecidos para conectar torres con fibra y brindar capacidad o conectividad a operadores mayoristas.

Por otra parte, la división de Alestra, la unidad de negocio de servicios de Axtel, se ha enfocado en la transformación digital y servicios de valor agregado.

“Las perspectivas de generación de ingresos incrementales y las iniciativas de optimización resultantes de la separación funcional se mantienen sólidas, y se deberán reflejar en los resultados de la compañía esperados para 2020, a pesar del impacto macroeconómico causado por la pandemia de Covid-19”, señaló la emisora.

Mayor eficiencia

La decisión de separar la operación de Axtel en dos unidades de negocio, que anunciaron desde el año pasado, tiene como propósito aumentar la rentabilidad, acelerar el crecimiento y maximizar la utilización de su infraestructura.

Incluso, recordó que la venta de toda la compañía solo era una de las opciones por las que había optado para “maximización su valor”, después de haber recibido un número importante de ofertas interesadas por adquirir el negocio completo.

A principios de agosto pasado, Grupo Alfa anunció sus planes de vender el negocio de infraestructura de Axtel o toda la compañía, operación que esperaba concretar en este año o en el 2021, según las condiciones de mercado.

No obstante, una nota de la calificadora de riesgo S&P Global Ratings expone que desde el 2018, Axtel ha vendido algunos de sus negocios y activos para alinear su perfil con la estrategia de maximización de valor del grupo industrial regiomontano.

Destaca que la resiliencia a la pandemia y a la recesión económica de México le ayudará a registrar un desempeño positivo para 2020. Sobre todo porque los servicios de telecomunicaciones han sido esenciales para la mayoría de las empresas y entidades gubernamentales en este entorno.

Axtel tuvo ingresos totales por 3,095 millones de pesos en el tercer trimestre de este año, 2.3% menor a lo reportado en el mismo periodo de 2019.

La división de Alestra, generó 2,427 millones de pesos, destacando el aumento de 39% de ventas de servicios de Tecnologías de la Información en el segmento empresarial.

La unidad de infraestructura bajo la marca Axtel Networks, reportó ingresos de 1,280 millones de pesos, 3% más que en mismo periodo de 2019.

Fuerte participante

Según la calificadora Fitch Rating, en servicios de telecomunicaciones de empresas fijas, Axtel es el segundo participante en México, con aproximadamente 20% de participación de mercado, compitiendo con Teléfonos de México (Telmex), que tiene una participación de mercado superior al 60 por ciento.

Mientras que en servicios de TI, la participación de mercado es menor, pero la posición competitiva es más equilibrada por la fragmentación en este mercado.

Con información vía El Economista

OPINIÓN: Relaciones sin compromisos….la tendencia en las telecomunicaciones

Si hay algo que los seres humanos hemos aprendido a raíz del surgimiento de la era digital, es el valor que ponemos en la libertad. La libertad entendida como la posibilidad de viajar, conocer, explorar, probar, cambiar, decidir, cambiar de opinión, expresarnos, escoger y ultimadamente estar abiertos a nuevas posibilidades. Esta tendencia a no atar cabos, es en parte consecuencia de la enormidad de posibilidades que se nos abrieron para explorar con el advenimiento del Internet.

Paradójicamente, en el mundo de las telecomunicaciones, la misma regla aplica. Digo paradójicamente ya que hace algunos años, la norma al adquirir una suscripción a las compañías de cable, telefonía u otros servicios relacionados, era a través de contratos que obligaban a los usuarios a tiempos, tarifas y contrataciones poco atractivas.

Esta semana una nota de Gonzalo Rojón de CIU hablaba sobre la tendencia en el desbloqueo de teléfonos móviles y en la cual comenta que de acuerdo con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los usuarios tienen derecho a solicitar y obtener el desbloqueo del dispositivo móvil cuando concluya la vigencia del contrato, en el caso de dispositivos adquiridos a través de pagos diferidos en la modalidad pospago o al liquidar el costo del teléfono móvil en cualquier circunstancia. Según Rojón, la NOM-184 establece que los proveedores de servicios de telecomunicaciones, así como los proveedores de equipo terminal de telecomunicaciones deberán contar con un mecanismo que les permita proporcionar al consumidor la información requerida para realizar el desbloqueo de su equipo en un máximo de 24 horas.

Como vemos, a pesar de que se han logrado enormes avances en pro de la flexibilidad en este tema para los usuarios, la realidad es que desbloquear un teléfono móvil en México sigue siendo un trámite difícil.

Un dato interesante al respecto es que , en el Reino Unido, el OFCOM (organismo regulador de las telcos), anunció que, a partir de diciembre de 2021, no se podrán vender dispositivos bloqueados pues esto actúa como un desincentivo para cambiarse de operador. Uno de los argumentos más fuertes para que este decreto se aprobara fue el hecho que 35% de las personas que tenían la intención de cambiarse de proveedor de telefonía no lo hicieron, por el candado impuesto a través del bloqueo de celulares.

Una vez más, los acuerdos en estos temas entre autoridades y empresas es crucial para lograr un beneficio que sea justo tanto para usuarios como para proveedores de servicios.

Opinión de Antonio Ajá vía El Economista

“Level up” para operadores gracias al 5G y juegos en la nube

Las redes móviles 5G potenciarán el desarrollo y consumo de plataformas de videojuegos en la nube, por lo que le darán un “level up” a los operadores y sus ingresos.

El estudio The Global Telco 5G Cloud Gaming Opportunity, hecho por SAPIO Research, afirma que los operadores que proveen el servicio de Internet a través de 5G tendrán nuevos ingresos por alrededor de 150 mil millones de dólares al año a nivel global.

SAPIO Reserarch dijo que a nivel global existen alrededor de 2 mil 700 millones de videojugadores, por lo que son clientes potenciales que requieren que el ecosistema pueda ofrecerles una mejor experiencia de juego desde los desarrolladores, fabricantes de hardware, así como los operadores que proveen el servicio de Internet.

El estudio afirma que existe una relación directa entre la calidad en la experiencia de los videojuegos en la nube, con la latencia, velocidad y resiliencia de la conectividad a Internet.

Asimismo, reveló que el 58 por ciento de los videojugadores pagan por un servicio premium a su proveedor para tener una mejor experiencia, en tanto que el 60 por ciento de las personas consultadas están dispuestas a pagar hasta 50 por ciento más en sus conexiones en casa y móviles para tener mejor experiencia.

El estudio revela que el 79 por ciento de los videojugadores han dicho que estarían dispuestos a cambiar su conexión fija por una móvil 5G si esta última les dará una mejor experiencia.

Incluso, reveló que hay un nicho de mercado para los proveedores de banda ancha fija, pues 58 por ciento de los gamers están dispuestos a contratar algún paquete especial con alta calidad del servicio.

“Con base en la extrapolación de los datos de esta encuesta y los pronósticos del mercado de juegos disponibles públicamente de Newzoo, la oportunidad incremental de proporcionar conectividad de alto rendimiento, a través de la nube 5G para jugadores, podría valer más de 150 mil millones anuales para los operadores que implementan 5G”, afirma el estudio.

Actualmente, los gamers pagan un promedio de 84 dólares al mes por una conexión de banda ancha, sin embargo, el ticket promedio podría incrementarse a 126 dólares mensuales con las redes 5G.

Con información vía DPL News

Inversión extranjera en telecomunicaciones suma 620 mdd en primer semestre de 2020

La Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector de telecomunicaciones acumula 619.9 millones de dólares de enero a junio de 2020, informó elInstituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En un comunicado, el Instituto indicó que esta cifra representa 3.4% del total de la IED captada en México.

En tanto, la IED en el sector de radiodifusión fue cero, mismo nivel en que se mantiene desde 2016.

Por otra parte, el IFT destacó que de junio de 2013 a junio de 2020, el Índice de Precios de Comunicaciones (IPCOM) cayó 27.5%, mientras el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 30.8%.

“En el segundo trimestre de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) de los sectores de las Telecomunicaciones y Radiodifusión fue de 515 mil millones de pesos, lo que representó un 3.4% del PIB Nacional, mientras que en junio de 2019 este valor representaba el 2.5%”.

Asimismo, a junio de este año, el PIB de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión creció 13.2% anualmente, al tiempo que el PIB nacional decreció 18.7%.

Con información vía El Universal

Cobertura de Telecomunicaciones de México aumentará 1% en 2024

Telecomunicaciones de México (Telecomm) pasará de una cobertura de servicios de comunicación telegráfica, financieros básicos y de telecomunicaciones de 87.53% a 88.55% durante la administración de Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el Programa Institucional 2020-2024 de Telecomunicaciones de México, “la meta comprometida dependerá de factores externos como efectos sanitarios derivados del Covid-19, y la disponibilidad de recursos de inversión y contratación de trabajadores para cubrir los nuevos puntos de servicio en la red de sucursales”.

El Programa publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF) señala que, a la fecha, Telecomunicaciones de México, entidad de la Administración Pública Paraestatal y sectorizada a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene presencia en mil 217 municipios del país, lo que representa una cobertura de 87.24% de la población total del país, equivalente a casi 110.9 millones de habitantes.

Para tener mayor cobertura, la dependencia pasará de mil 752 a mil 825 sucursales, considerando factores externos como la Covid-19.

Con información vía DPL News