México | Televisa y TV Azteca viven dos realidades distintas en los ingresos por publicidad

Los ingresos que obtienen por publicidad tanto Grupo Televisa como de Televisión Azteca se han visto  afectados en los últimos años ante una mayor competencia, menos gasto gubernamental y nuevos medios de inversión para los anunciantes como internet y redes sociales. 

Sin embargo, tras las mermas que dejó el COVID-19, la estrategia de Televisa de unir fuerzas con Univision generó frutos particularmente en un aumento en los ingresos por anunciantes, un escenario muy ajeno para TV Azteca.

La diferencia entre TelevisaUnivisión y la televisora de Ricardo Salinas Pliego radica en que la primera, al tener un mayor alcance de audiencia, puede ajustar las tarifas de publicidad y generar un crecimiento sólido en la recuperación de ingresos, lo que la segunda no, dijo Benjamín Álvarez, analista de Bolsa de CI Banco.

TV Azteca se quedará igual con la publicidad en México, mientras que Televisa va a sumar a la audiencia que puede alcanzar la publicidad a nivel local, en Estados Unidos y próximamente en al menos otros 15 países de América Latina, lo que implica una mayor exposición.

Ganan, pero no igual

En 2021, Televisa reportó incremento de 17.2% en los ingresos por publicidad a 19,162 millones de pesos, ya que el repunte económico ha estado impulsando la actividad de marketing y el gasto en publicidad en todas las categorías principales, señaló la compañía en su reporte financiero del cuarto trimestre.

Además, explicó que los depósitos de clientes de publicidad proyectados para 2022 aumentaron 12.8%, lo que representa el mejor desempeño inicial en la historia de Televisa.

La mayoría de nuestros clientes buscan posicionar sus marcas, productos y servicios frente a sus consumidores y los sólidos ratings de Televisa durante el cuarto trimestre, particularmente en Prime Time, crearon una gran ventaja expuso la compañía. 

Por su parte, TV Azteca explicó en su reporte que los ingresos por publicidad aumentaron en el último trimestre solo 4% comparado con 2020, en tanto que a nivel consolidado alcanzó los 12,699 millones de pesos.

Al respecto, Rafael Rodríguez, director general de TV Azteca, expuso que el débil desempeño en indicadores de la actividad económica en el trimestre afectó al mercado de publicidad en televisión en México y se tradujo en moderación del crecimiento secuencial de ventas de la compañía.

Por esa razón, anticipó “la permanencia de condiciones difíciles para el mercado doméstico de publicidad en televisión abierta en 2022”.

Por ello, detalló que la televisora del Ajusco ha sido particularmente disciplinada en preservar recursos que le permitan normalizar costos y gastos relacionados con la operación del negocio y con la adquisición de contenidos.

“Esto es indispensables para la competitividad de nuestras plataformas en los próximos trimestres”, añadió Rodríguez. 

Lo que viene

Para Álvarez, si bien el internet es un fuerte competidor de publicidad, particularmente las redes sociales lo son más, pues tienen un enganche mucho más elevado y más segmentado.

En su opinión, hay muchas marcas y gobierno que prefieren mandar un spot muy dirigido en redes sociales que de forma masiva en radio y televisión, “por lo que es natural que sean el competidor más fuerte y directo de la publicidad de las televisoras”. 

Si bien augura que tras la fusión de Televisa y Univision se irán viendo más efectos positivos de la sinergia, para TV Azteca estima que podría darse una renovación de estrategia para poder tener un mayor alcance de anunciantes.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

IFT incumplió con plan de trabajo y supervisión de América Móvil y Televisa: ASF

En 2020, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) “no cumplió con sus programas de trabajo en la emisión de las disposiciones
regulatorias en materia de telecomunicaciones y radiodifusión (TyR), señala la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y agrega que tampoco concretó la supervisión de los Agentes Económicos Preponderantes que son América Móvil y Televisa.

En el reporte, la ASF menciona que durante el 2020, de los 16 proyectos que el regulador programó: concluyó cuatro (25%), 11 (68.8%) tuvieron avances del 25.1% al 94.1% y uno (6.2%) se canceló, debido a que el documento se encuentra en análisis para redefinir los objetivos, metas y beneficios de la disposición regulatoria.

Asimismo, se programaron 11 proyectos de disposiciones como la actualización de indicadores clave de desempeño y la revisión de parámetros técnicos y de operación, de los cuales: cinco se concluyeron, y seis presentaron avances entre el 2.2% y 81.2%.

“La principal causa por la cual el IFT no cumplió los programas de trabajo en materia regulatoria fue la contingencia sanitaria ocasionada por el virus SARS-COV-2”.

Sobre la regulación y promoción de la seguridad en el ecosistema digital, el IFT aprobó la Estrategia IFT 2021-2025 Hoja de Ruta, en la cual estableció el objetivo 3. “Promover el desarrollo del ecosistema digital y la adopción de nuevas tecnologías y casos de uso digitales”, con dos estrategias y 10 líneas de acción regulatoria.

En este tema hubo avances en la coordinación con las entidades involucradas; sin embargo, “no definió los plazos específicos para implementarlas y no elaboró los indicadores, ni los mecanismos de evaluación respectivos”, subraya la ASF.

Respecto al otorgamiento de concesiones y autorizaciones, en 2020, el IFT dio 669 concesiones y autorizaciones, 628 (93.9%) en materia de telecomunicaciones y 41 (6.1%) de radiodifusión, sin embargo, la ASF indica que el regulador no resolvió 843 trámites, 92 (10.9%) en telecomunicaciones y 751 (89.1%) en radiodifusión.

Sobre este tema, el instituto informó que se debió a lo siguiente que con la contingencia sanitaria se presentaron dificultades para contactar a los representantes legales, interesados y regulados, el trámite necesitaba opiniones internas del IFT y las solicitudes estaban incompletas y se dificultó notificar esta situación a los interesados por la pandemia.

Asimismo, informó que solicitó la inclusión del Sistema para el Control de Asuntos de Radiodifusión en el Programa Anual de Proyectos de TIC del ejercicio 2021; sin embargo, no acreditó los avances en la implementación de dicho sistema ni las acciones para agilizar el tiempo de atención en el sector de TyR, menciona la Auditoría.

Revisión de preponderantes, inconclusa

Respecto de la supervisión y verificación de los Agentes Económicos Preponderantes AEP, la Auditoría explica que en el año analizado el instituto supervisaría 186 medidas asimétricas y 367 obligaciones de preponderancia; “no obstante, no acreditó su supervisión”.

También, programó la verificación de 73 medidas asimétricas y 168 obligaciones de preponderancia, sin que acreditara su verificación, y sólo reportó cuatro visitas de verificación a los AEP, sin que fuera posible identificar la elaboración de los dictámenes de dos visita de verificación.

Aunque el IFT acreditó un avance en la elaboración de los informes trimestrales de cumplimiento de Agentes Económicos Preponderantes en materia de supervisión y verificación, correspondientes al ejercicio 2020, sin que se hubieran concluido.

Al respecto, nuevamente el IFT informó que los incumplimientos en la supervisión y verificación de los AEP se debió a la suspensión de plazos ocasionada por la contingencia sanitaria provocada por la pandemia.

CON INFORMACIÓN VÍA CARLAMTZG.COM (Carla Martínez)

IFT concede a Televisa dos años sin regulación en TV de paga

Aunque en noviembre de 2020, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió que Televisa domina el mercado de televisión de paga en 35 mercados del país, será hasta finales de 2022 cuando decida la regulación específica para la empresa con el objetivo de que exista sana competencia en este segmento.

Esto significa que la empresa tendrá dos años, desde que fue declarada como dominante en el segmento de televisión restringida, para seguir operando sin ser regulada por esta causa.

“Determinación de obligaciones específicas aplicables al agente económico con poder sustancial en la provisión del servicio de televisión y audio restringidos en 35 mercados relevantes: T4 2022”, indica el Plan Anual de Trabajo 2022 del regulador.

Lo que significa que será hasta el cuarto trimestre de 2022 cuando se conozca la regulación en TV de paga para Televisa.

“Se realizará la sustanciación del procedimiento para la imposición de obligaciones específicas al Agente Económico con Poder Sustancial de Mercado (AEPSM) en treinta y cinco mercados relevantes de la provisión del servicio de televisión y audio restringidos (STAR), de manera individual o empaquetada con otros servicios de telecomunicaciones fijos”, explica el instituto.

Según el IFT, durante 2021 se llevó a cabo el análisis de la información disponible sobre el tema, la solicitud de información a otras unidades administrativas del IFT; así como la elaboración de un esquema de posibles obligaciones.

“En 2022 se realizará la sustanciación del procedimiento y se elaborará la resolución correspondiente que será presentada a consideración del Pleno del Instituto para su aprobación”.

El objetivo de este proyecto es evitar afectaciones a la competencia y libre concurrencia en los 35 mercados en donde opera el AEPSM a través de la imposición de obligaciones específicas, para así lograr que exista una mayor oferta, en mejores condiciones de calidad y precio, en beneficio de los usuarios finales, menciona el regulador.

Cifras del IFT al cierre de 2020 indican que Televisa tiene 63.98% del mercado de televisión restringida en México.

Además, desde que se llevó a cabo la reforma en telecomunicaciones, la concentración en el mercado de televisión de paga se ha incrementado, pasando de 3 mil 396 puntos del Herfindahl–Hirschman (IHH) a 4 mil 531 puntos para finales de 2020.

El IHH indica que tan concentrado está un mercado, donde cero es competencia absoluta y 10 mil significa que hay un monopolio.

CON INFORMACIÓN VÍA CARLAMTZG.COM (Carla Martínez)

PERSPECTIVAS_ ¿Por qué Televisa calla con la solicitud de Claro TV en México?

En los recientes días hemos leído diversas opiniones y noticias sobre la solicitud de Claro TV para poder ofrecer el servicio de televisión restringida en México. 

La semana pasada el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tomó la decisión, con tres votos de cinco, de rehacer el proyecto que negaba la autorización a la empresa de América Móvil, por lo que la firma de Carlos Slim aún mantiene la esperanza.   

Competidores indirectos en ese mercado, como AT&T, han emitido posturas pidiendo que haya cancha pareja y que no se otorgue la autorización. El tema escaló incluso hasta la USTR (Representante de Comercio de los Estados Unidos) quien le externó a la Secretaría de Economía de México su supuesta preocupación por la falta de competencia. 

Y tiene razón, aunque creo que no apuntó bien la mirilla. Digo que tiene razón porque efectivamente en el mercado de televisión de paga hace falta competencia pues es un jugador, Grupo Televisa, quien acapara las pantallas, sube las tarifas cuando quiere, y hasta comete abusos en contra de sus suscriptores.      

De acuerdo con los datos más recientes del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del IFT, Grupo Televisa tiene una participación del mercado de TV de paga en México del 63.98 por ciento. Su más cercano competidor es Megacable muy por detrás con apenas el 16.62 por ciento, una diferencia de 47.36 puntos porcentuales. 

Mónica Aspe, CEO de AT&T, dio la cara y realizó un pronunciamiento sobre la petición de América Móvil, así lo hicieron también varios opinadores, que sin siquiera conocer a la industria, celebraron la supuesta negativa a Clarovideo o Telmex, que por cierto, deben saber que ninguna de las dos fue quien pidió la autorización sino Claro TV. 

Pero ¿y Grupo Televisa? Ni sus luces. 

Y hace bien, porque ¿qué argumentos va a dar cuando sabe que tiene acaparado el mercado de televisión de paga? De hecho, Grupo Televisa tiene mayor participación de mercado, de la que la propia Telmex tiene, por ejemplo, en el mercado de internet fijo, en donde de acuerdo con el BIT tiene el 45.6 por ciento, mientras que Grupo Televisa en ese mismo mercado tiene casi el 25 por ciento. 

Por cierto, en el mercado de servicio de internet fijo hay 22 jugadores en todo el territorio nacional, mientras que en el mercado de televisión de paga, que insisto acapara Grupo Televisa, hay apenas siete grupos económicos, en total de acuerdo con el propio BIT del IFT.

Antes referí sobre abusos que Grupo Televisa comete contra sus usuarios de televisión restringida. Les cuento: hace unos días un servidor (y varios conocidos que les pasó lo mismo) recibió una llamada de servicio al cliente de Izzi, no para preguntarme sobre la calidad de mi servicio, y menos para ofrecerme alguna promoción. Al contrario, la llamada era para avisarme que mi contrato había vencido y que tenía que renovarlo, algo a lo que no está obligado el usuario, a menos que tenga alguna promoción. 

Palabras más, palabras menos, el empleado de Izzi o de su call center me dijo lo siguiente: “su contrato venció y le sugerimos que lo vuelva a renovar por 12 meses más, esto para que le respetemos la tarifa actual ya que durante el año los precios van a incrementar”. 

Desde mi punto de vista de usuario, eso fue un abuso y una agresión innecesaria, pudieron haberme ofrecido alguna promoción y quizá hubiera pensado en permanecer doce meses más con ellos, pero no amenazarme sobre el incremento de sus tarifas.

Por cierto, no olvidemos que Televisa fue declarada en noviembre del 2020 agente económico con poder sustancial en 35 mercados relevantes de televisión restringida, sin embargo, hasta el momento el IFT no ha impuesto medidas.

Los usuarios de TV restringida seguimos pagando tarifas caras, por lo que el hecho de que las autoridades autoricen una opción más para decidir con quién contratar no estaría mal. 

Hemos visto que mientras más competencia exista, más beneficios para los usuarios ¿o no es así?

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TelevisaUnivision empuja acciones de Televisa

Este lunes, las acciones de Televisa aumentaron 5.18% a un precio de 42.04 pesos tras el anuncio de la fusión de contenidos con Univision.

Grupo Televisa y Univision anunciaron este lunes el cierre de la transacción entre los activos de contenidos y medios de Televisa y Univision. La nueva compañía, llamada TelevisaUnivision, Inc, crea la compañía más grande de medios y contenido en español.

Esta transacción reúne el contenido y la propiedad intelectual de cuatro canales de televisión abierta de Televisa, los 27 canales de TV de paga, el estudio de cine Videocine, el servicio de video bajo demanda por suscripción Blim TV y la marca Televisa, se combinan con los activos de Univision en Estados Unidos, que incluyen los canales Univision y UniMás, nueve canales de cable en español, 59 estaciones de televisión y 57 estaciones de radio en los principales mercados hispanos de Estados Unidos y su servicio de streaming bajo demanda con publicidad PrendeTV.

TelevisaUnivision comenzará de inmediato una estrategia combinada para capturar la oportunidad que presenta la población global de habla hispana de casi 600 millones, lo que representa un PIB total de aproximadamente 7 mil millones de dólares.

TelevisaUnivision sigue en camino para lanzar, en 2022, su plataforma unificada global de streaming que fue previamente anunciada, misma que incluirá una versión con suscripción gratuita y otra premium.

CON INFORMACIÓN VÍA CARLAMTZG.COM (CARLA MARTÍNEZ)

Televisa y Univision reciben todas las aprobaciones regulatorias para su fusión

La anunciada fusión de los conglomerados de medios Televisa y Univision ha recibido todas las aprobaciones regulatorias pendientes, informaron este lunes ambas compañías, que aspiran a crear la empresa líder mundial en el sector en lengua española.

Grupo Televisa, la mayor cadena de televisión de México, anunció en abril que combinaría la mayor parte de sus productos con la estadounidense Univision para crear una nueva empresa mediática en español.

Según se informó el año pasado, Televisa iba a contribuir con contenidos por aproximadamente 4,800 millones de dólares y Univision aportaría 3,000 millones de dólares en efectivo, 1,500 millones de dólares en acciones propias y 300 millones de dólares de otras fuentes.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

El IFT autoriza la fusión de Univision con la división de Contenidos de Televisa

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) informó que su Pleno aprobó la concentración de Univision Holdings II adquirirá indirectamente el capital social de Televisa en Contenidos. Además, la empresa estadounidense hará la fusión o adquisición de las demás subsidiarias de Grupo Televisa que participan en ese negocio.

El Instituto analizó las coincidencias entre Univision Holdings y Grupo Televisa en las siguientes actividades de los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión:

  • Producción, provisión y licenciamiento de programas a programadores de canales para el servicio de televisión de paga
  • También, para proveedores del servicio de televisión radiodifundida digital comercial
  • Canales de programación, paquetes de canales y programas a proveedores vía internet (Over The Top en inglés, OTT)
  • Provisión del servicio de distribución OTT de contenidos respaldados por publicidad
  • Provisión y venta de espacios para mensajes comerciales o publicidad a través de sistemas de provisión de servicios digitales OTT. Estos incluyen plataformas digitales, de distribución de contenidos y sitios de internet asociados a canales y programas transmitidos en televisión abierta y televisión restringida.

El IFT no prevé efectos adversos en competencia por la fusión de Univision con Contenidos de Televisa

Al respecto, el IFT no prevé “efectos contrarios a la competencia derivados de la operación en esas actividades de coincidencia de Univision Holdings y Grupo Televisa”, dijo en un comunicado.

Esto se debe, en gran medida, a la participación marginal de Univision Holdings en México.  Pero, la autorización que otorga el IFT influye en las autorizaciones que las partes deban obtener de otras instancias.

¿Qué es Univision?

Univision Holdings, a través de la sociedad Univision Communications, ofrece en Estados Unidos y Puerto Rico contenidos que se distribuyen en:

  • Televisión abierta
  • Sistema de televisión de paga
  • Radiodifusión sonora
  • Plataformas y sistemas OTT

Tras la operación, Grupo Televisa mantendrá la titularidad de las concesiones de telecomunicaciones y radiodifusión en México.

CON INFORMACIÓN{ON VÍA BUSINESS INSIDER MÉXICO

Utilidades de Televisa crecen 25.4% en segundo trimestre

Pasado el cierre económico del año pasado, las utilidades de Televisa aumentaron 25.4 por ciento anual en el segundo trimestre de 2021, respecto a igual periodo de 2020. La ganancia sumó 2 mil 181.7 millones de pesos, reportó la televisora a la Bolsa Mexicana de Valores.

Detalló que sus ventas avanzaron 10.5 por ciento en el mismo periodo, con un total de 24 mil 753.2 millones de pesos respecto de los 22 mil 407.2 millones de pesos del segundo trimestre de 2020, cuando fue mayor el cierre por la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Informó que su negocio de contenidos se recupera, tras levantarse las restricciones de movilidad. Sin embargo, dependemos en parte de la demanda de publicidad de las empresas centradas en los consumidores, y aunque muchos clientes han aumentado sus inversiones en publicidad en comparación al segundo trimestre de 2020, debido a la pandemia, los anunciantes podrían reducir de nuevo o posponer su gasto publicitario en nuestras plataformas, agregó. El reporte financiero muestra que Televisa no es una empresa que a la fecha se sostenga de la generación y distribución de contenidos –su origen como televisora–, al contrario, el segmento de cable –que incluye el negocio de Internet a través de Izzi– representó 45 por ciento de sus ventas.

Con 11 mil 981.6 millones de pesos en ventas por cable en el segundo trimestre de 2021, la televisora tiene su principal fuente de ingresos en Internet, segmento que aumentó 5.9 por ciento respecto de 2020. Su segundo sostén es contenidos, que reportó ventas por 7 mil 856.8 millones de pesos, 16.6 por ciento más que en el periodo comparable de 2020.

A ellos sigue Sky que tuvo ventas por 5 mil 570.1 millones de pesos, uno por ciento más que el año previo, y otros negocios, segmento que aumentó su comercialización 115.2 por ciento frente al segundo trimestre de 2020, pero representó mil 22.2 millones de pesos, una onceava parte de lo vendido en cable.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

PERSPECTIVAS_ Amarrar a Televisa o soltar a Telmex para nivelar la TV de paga, ¿qué será mejor para el IFT?

Transcurrieron ya seis meses desde que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió, a través de su Autoridad Investigadora (AI), que Grupo Televisa es un agente con poder sustancial de mercado en la televisión de paga de 35 municipios del país. Es decir, Televisa es una empresa que podría influir en ese segmento de negocio con prácticas comerciales a su favor y presionar las operaciones de todos los otros competidores que también participan en el mismo sector, afectando así la competencia y concurrencia de actores.

El regulador IFT ha confirmado que sería en el primer trimestre del año 2022 cuando presentará la regulación “especial” que aplicará a Televisa en ese particular negocio de esas 35 plazas, pero entonces el mercado de la televisión de paga no será el mismo que en 2019 o 2020, cuando la Autoridad Investigadora comenzó a sospechar el posible poder sustancial de la compañía tras una compraventa de activos de video y fibra de Axtel ocurrida a fines del 2018; ni el mismo seis meses después de aquel 18 de noviembre de 2020 en que se atrevió a señalar otra vez a la televisora con esa denominación.

Esto lo recuerda bien el IFT, porque fue por una argumentación parca en este sentido, entre otros elementos, que el equipo jurídico de Televisa consiguió tirar en marzo del 2018 una primera denominación de poder sustancial de mercado en televisión de paga, pero a escala nacional que el IFT había anunciado una noche de viernes de abril de 2015 y de manera muy discreta a ciertos medios de comunicación.

Grupo Televisa, en lo que toca a esta parte, reconoce que se le viene encima una política regulatoria que impactaría las operaciones de todas sus empresas de televisión restringida —Izzi Sky, principalmente— con cobertura particular en aquellas 35 localidades y por eso se ha adelantado ya con la interposición de recursos legales en contra de la resolución P/IFT/181120/436 del 18 de noviembre de 2020, porque sabe que en la revancha del regulador podría venir, en el peor de los escenarios, una política de revisión tarifaria de sus servicios, como en algunos casos ya padece también el agente económico preponderante del sector; inclusive, que podría obligársele a la separación contable.

Históricamente, Televisa había sido el primer cablero de México con su marca Cablevisión, pero luego de un ambiente cambiante hacia la convergencia que vivió la industria de telecomunicaciones por el que aparecieron nuevos actores como Dish o Totalplay, y la televisión abierta que entró en una etapa de ingreso con altibajos —de los que más se nutría entonces la compañía—, más la reforma sectorial de telecomunicaciones que siete años después de su construcción ha podido agregar más de 5 millones de nuevas suscripciones netas de TV de paga, fue que Televisa se arrojó a comprar varias cableras regionales y a crecer orgánicamente por todo el país a través de la marca consolidada Izzi Telecom, y al mismo tiempo intentó reforzar la operación de Sky con servicios agregados de voz e Internet, porque en los últimos años esa empresa no ha dejado de perder clientes en las mediciones netas.

A excepción de su participación en la cablera TVI, que no está claro en sus reportes financieros cuánto dinero le costó, Grupo Televisa gastó 23,450 millones de pesos en la compra de marcas como Cablemás, Cablecom o Telecable, para crecer en televisión restringida por ese camino; y sólo entre los años 2015 y 2020, invirtió 1,174.4 millones de dólares en la construcción de nuevas redes propias para ofrecer al consumidor desde allí nuevos paquetes de servicios de múltiple play (voz fija, voz móvil, banda ancha, video y streaming), que significaron un susto para Megacable, el otro rival histórico del negocio fijo.

En poco más de una década, Grupo Televisa lleva invertidos, al menos, 2,480 millones de dólares a su brazo de telecomunicaciones fijas, según los informes de la compañía a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Lo anterior y la configuración también de productos innovadores como Izzi TV y otros no tanto como el OTT Blim, dieron a Televisa el resultado de atender más de 13 millones 200,000 suscripciones de televisión restringida, el 64.46% del mercado nacional hasta el tercer trimestre del año 2020, independientemente de las tecnologías o marcas desde las cuales esa empresa se muestra al consumidor.

Y desde la compra nacional de 227,802 clientes residenciales de video, voz e Internet y también de 4,432 kilómetros de redes fijas sobre fibra óptica que fueron de Axtel, la empresa Televisa incrementó notablemente su participación de mercado en 35 localidades del país, colocándose allí con una participación de entre el 64.2 y casi el 80% del mercado de televisión de paga de 35 esas localidades, que son ahora las que acercan a Grupo Televisa hacia una regulación especial y que ponen al IFT ante el aprieto de regular y de qué modo a Televisa o de allanar el ingreso de nuevos actores, por ejemplo, de permitir que alguna empresa de América Móvil ingrese al mercado de la televisión de paga en esos 35 lugares, llamados por el regulador como “mercados relevantes”.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones valorará entonces en su definición de política regulatoria sobre el poder sustancial de Televisa, la conveniencia de imponer lo que significaría una barrera para esa compañía y que ésta se ampare además ante el Poder Judicial contra cualquier resolución del IFT o que, por el contrario, quite la veda y le permita al otro gigante de la industria entrar a competir, por lo menos, donde Televisa es sobradamente dueña del mercado de TV de paga.

El discurso del IFT, dentro y fuera de México, ha sido en lo que va de sus siete años de vida aquél de no imponer, sino de quitar barreras y que sea la misma industria, a través de sus inversiones y productos innovadores, quien habilite la competencia del mercado.

“Cuando existe concentración o demasiado poder de mercado de uno de los agentes, es importante definir si las causas son acciones propias del agente o derivadas de las condiciones naturales del mercado. Y este es el punto focal de las políticas de competencia. A veces, los reguladores intentan colocar restricciones al agente, aunque lo más adecuado es crear condiciones para que otros agentes puedan ingresar y competir en igualdad de condiciones. Esto último, sería lo más adecuado en este caso en particular. Facilitar o permitir la entrada de otros actores traerá beneficios a los consumidores, ya que podrán tener mayores opciones a elegir o mejores precios derivados de la misma competencia. Y este debe ser el objetivo final de cualquier decisión que tomen los reguladores”, platicó Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting y tiempo más atrás, regulador de telecomunicaciones de Venezuela.

Grupo Televisa no tiene anulada a su competencia, porque, incluso, en materia de inversiones a despliegues de red, Megacable invirtió más dinero en 2020 que esa compañía en fijo: un total de 8,080 millones de pesos, el doble que Izzi Telecom en el año; y también invirtió 500 millones de pesos más a redes que Izzi en el primer trimestre del 2021.

Pero factores como la salida de Axtel del negocio masivo, las dificultades financieras de Maxcom para crecer en el segmento residencial, la estrategia de Totalplay de ir primero hacia las plazas donde pueda conseguir más rápidamente el retorno de su inversión, un StarTV que recién comenzó a operar y un Telmex que tiene impedida la distribución de video, son una combinación de causas que han hecho de Televisa una marca con demasiada participación de mercado, quizá sin esperarlo.

Mientras la Autoridad Investigadora hacía su trabajo de investigar a Televisa, radicada en los expedientes AVC-002-2018 y AI/DC-002-2019, la empresa Claro TV S.A. de C.V. solicitaba al mismo tiempo al IFT la concesión para comenzar a desplegar productos de video por todo México.

Esta compañía —propiedad de América Móvil, sobre la que no pesa alguna política regulatoria conocida por ser AMX empresa preponderante y que hace unos meses se fusionó con Claro Sat y que de paso consiguió una autorización para vender capacidad satelital en el país— tiene prometida una primera inversión de 6,029 millones de pesos (302 millones de dólares) para construir y contratar redes ya instaladas por donde enviar al consumidor productos de video, si el regulador IFT le habilita una concesión para este fin.

En su promesa, Claro TV dijo que contrataría capacidad a la Red Compartida, un proyecto del Estado mexicano que es respaldado por el IFT, y que compraría también capacidad de fibra óptica a Telmex o al brazo mayorista de Telmex, la Red Nacional Última Milla, nueva empresa que igual es resultado de la política regulatoria del IFT para Teléfonos de México.

Telmex, en solitario, insiste cada año en que se le permita ofrecer productos de video al consumidor. Ante la prohibición expresa escrita en su título de concesión y hasta que el regulador defina que esta compañía acreditó la totalidad de obligaciones establecidas en la regulación de preponderancia, la telefónica no ha podido cumplir ese sueño. Sin vulnerar la regulación del IFT, Telmex formalizó en 2019 una alianza comercial con Netflix para meter a ese OTT en sus paquetes de Infinitum y recién hizo lo propio con Disney+.

Teléfonos de México afirmó en su último reporte financiero que cuenta con los recursos suficientes para vender televisión de paga y otros productos de video, además de una red de fibra óptica que supera los 300,000 kilómetros de extensión y resumidamente, la de mayor tamaño en el país. La inversión de esta empresa sumó 16,942 millones de pesos en todo 2020, el doble de lo invertido por Megacable y cuatro veces más que Izzi, pero sólo para poder vender servicios de voz y banda ancha, esto en el mercado masivo.

En el Instituto Federal de Telecomunicaciones se ha considerado recientemente esa posibilidad de permitir a Telmex entrar por fin al negocio de la televisión, por primera vez en 31 años desde que se privatizó esa telefónica. Pero esta determinación no derivaría directamente de una política regulatoria que responda al poder sustancial de Televisa, aunque sí una decisión ayude a la par a equilibrar la competencia en la televisión de paga y que de paso ayudaría a una compañía, Telmex, que lleva un lustro con pérdidas financieras, demostrables con sus reportes en la BMV, al permitírsele acceder a una nueva fuente de ingresos.

Además, en distintas sesiones del pleno del IFT y resoluciones de diferentes años, comisionados de este órgano autónomo explicaron a sus colegas porqué una entrada de Telmex a la televisión volvería más competitivo ese mercado. Incluso, en resoluciones derivadas de revisiones a la política regulatoria que aplica a las empresas de América Móvil se ha comentado cómo pudiera beneficiar al consumidor y al equilibrio del mercado el hecho de que Telmex distribuya contenidos de televisión de paga.

Alrededor de 14 millones de personas habitan en los 35 mercados relevantes donde Televisa fue hallada empresa con poder sustancial. Ellos son los directamente afectados en la calidad de la prestación del servicio y los precios. En caso que la televisión restringida haya perdido su equilibrio allí.

Para el resto de competidores queda valorar qué le convendría más: estirar su cartera de inversiones y mejorar sus ofertas para alcanzar algún día a Televisa o pensar los pros y contras de que Telmex distribuya televisión, aunque eso implique que entonces Telmex, quizá, pueda comprar Dish.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México | Medidas asimétricas de Televisa afectan competitividad en TV

Megacable aseguró que las medidas asimétricas impuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a Televisa como preponderante en radiodifusión no cumplen el objetivo de hacer un mercado más competitivo.

“Las medidas impuestas al Agente Económico Preponderante en Radiodifusión no cumplen su propósito de hacer un mercado más competitivo, al no ser medidas equitativas, no discriminatorias y convenientes”, informó Megacable en el comentario enviado a la consulta pública del regulador.

La empresa tapatía indicó que los concesionarios de televisión restringida que forman parte de Televisa adquieren contenidos exclusivos, “dejando en desventaja de competitividad en el mercado, misma que no es regulada por la autoridad”.

A septiembre del año pasado, Televisa contaba con 64.46% del mercado de televisión de paga en el país, mientras que Megacable tenía 16.41% del negocio, indican cifras del regulador.

El IFT llevó a cabo una consulta pública para conocer la opinión de los interesados sobre la efectividad en términos de competencia de las medidas impuestas a Televisa como preponderante en radiodifusión.

En contraste, Televisora de Navojoa, filial de Televisa, opinó que han compartido “diligentemente” los Contenidos Audiovisuales Relevantes con otras concesionarias interesadas.

“Sobre esto no ha habido quejas o reclamos, se evidencia que las medidas impuestas han sido efectivas y se comprueba que el Agente Económico Preponderante en Radiodifusión se ve impedido de adquirir de forma exclusiva contenidos audiovisuales de alta popularidad para audiencias, o que incurra en otra conducta con efectos similares”.

Por otra parte, propuso no imponer medidas asimétricas adicionales a Televisa en tiempos de publicidad o en términos y condiciones de comercialización de esta, porque, de acuerdo con la televisora, esto no asegura mayor competencia ni mayor bienestar a los usuarios finales.

La empresa subrayó que agregar cualquier medida debe evaluarse “cuidadosa y exhaustivamente”, considerando que hasta ahora no hay evidencia de que imponer medidas adicionales en el tiempo de emisión de publicidad a disposición del preponderante o a las modificaciones en los términos y condiciones en los espacios publicitarios que se pueden comercializar, se traduzca en mejora del mercado o de la prestación a servicios como tal.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS