TENDENCIAS_ Telesalud, cómo repensar la atención en servicios post-pandemia

El uso de Telesalud y nuevas tecnologías durante la fase crítica de la pandemia permitió mantener vigentes procesos relacionados con la atención de pacientes, medicación, seguimiento de tratamientos, así como control epidemiológico, por lo que superada esta fase es pertinente repensar cómo brindar servicios de salud bajo un ambiente más flexible y resiliente, sin dejar de lado la importancia de resolver nuevos desafíos como la conectividad y la alfabetización digital.

“La telesalud contribuyó a proveer servicios esenciales que disminuyeron durante la pandemia y a responder también a la alta demanda asociado al COVID-19; en países como Argentina, Colombia y Uruguay se presentó un incremento de 10 veces respecto a su utilización pre-pandemia, un dato no menor”, enfatizó María Celeste Savignano, médica especialista en salud digital.

De acuerdo con la guía “Hospitales, tecnología y redes. La evolución de la infraestructura de salud post COVID-19”, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a junio del 2022, esta enfermedad había afectado a 69 millones de personas en América Latina y el Caribe, con 1.7 millones de fallecidos, equivalente a una incidencia 2.8 veces superior al promedio mundial y al doble de letalidad.

La incertidumbre que generó la pandemia en muchos países consolidó la modalidad de atención virtual, con la que se mantuvo el contacto entre los equipos de salud y los usuarios a través de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), lo que también generó una nueva demanda en la prestación de servicios de salud.

La telesalud, sostuvo Savignano, es un claro ejemplo que lleva a repensar los canales de atención de la salud y, por ende, la preparación organizacional de los hospitales, la redistribución de los recursos y la manera de brindar servicios de salud centrados en las necesidades de las personas.

El uso de los medios digitales tuvo cuatro efectos positivos: mejora de la atención médica, pues permitió llegar a los domicilios, con un fuerte impacto en pacientes con condiciones crónicas, tener un seguimiento de su tratamiento, prescripción de medicamentos y monitoreo remoto de signos vitales con dispositivos inteligentes.

Como segundo efecto positivo en las lecciones aprendidas, añadió, se habla de la mejora de los servicios para la comunidad, por ejemplo utilizando portales virtuales para pacientes o uso de chatbots, y un tercer efecto se refiere a la mejora de la coordinación y desempeño de los equipos de salud.

“La cultura digital no sólo incluyó nuevas tecnologías, sino que inició un cambio de paradigma en lo que hace a la cultura de los equipos de trabajo, con acento en la importancia de la interdisciplina aplicada a la telesalud como este cuarto efecto positivo”, subrayó la especialista.

Sin embargo, recalcó que la alfabetización digital se transformó en un desafío evidente tanto para trabajadores del sector salud como para los ciudadanos en general; así como la lección aprendida de la importancia de tener acceso a la conectividad, porque se trató de la variable clave para facilitar o limitar la extensión del uso de estos servicios.

“El conocimiento sobre el uso de medios digitales por parte de los usuarios fue central para la extensión, el crecimiento y la calidad de las prestaciones de telesalud. La incorporación de competencias digitales en el campo de la salud se hizo más evidente, tanto para el usuario interno como entre las organizaciones sanitarias”, refiere el documento.

Aunada a la conectividad, como soporte de las TIC, también fue relevante la robustez de la infraestructura tecnológica de las redes estructuradas, lo que determinó la posibilidad de interoperabilidad de los sistemas basados en estándares internacionales: los servidores, las herramientas y los procesos.

La disponibilidad de aplicaciones permitió la accesibilidad remota a las fichas de registros de pacientes, en procedimientos para prescripción de recetas electrónicas y dispensa de medicamentos, así como en la centralización de la información para proceso de vigilancia epidemiológica.

María Celeste Savignano recalcó que para que la telesalud tenga el resultado esperado se deben contemplar otras dimensiones que trascienden al uso puramente instrumental de las tecnologías.

“Es clave asegurar la accesibilidad del servicio considerando las brechas geográficas, sociales, culturales, lingüísticas y también las económico-financieras, así como diseñar servicios centrados en los usuarios, con un enfoque de modalidad híbrida, potenciados por la articulación que brinda la lógica de redes integradas de servicios de salud”.

En términos de cultura digital equitativa igualitaria e inclusiva se recomienda la implementación de unidades de inclusión que faciliten el acercamiento a la tecnología y a su uso, con especial acento en los grupos en situación de mayor vulnerabilidad.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

7 compañías tech en el top 25 de la Cadena de Suministro 2022 de Gartner

Como es habitual, la empresa consultora de tecnologías de la información Gartner lanzó su Top 25 de la Cadena de Suministro Global para 2022. En DPL News te mostramos el listado de este año.

Por tercer año consecutivo, el líder en alta tecnología Cisco Systems mantuvo su posición en el primer lugar. En segundo lugar se ubicó Schneider Electric, y el podio lo completó Colgate Palmolive, que se colocó en tercera posición. Johnson & Johnson y Pepsico completaron el top five.

En total, aparecen siete empresas tecnológicas en la lista: Cisco (1), Intel (7), Lenovo (9), Microsoft (10), HP Inc. (15), Dell Technologies (17) y Alibaba (25).

LugarEmpresa
1Cisco Systems
2Schneider Electric
3Colgate-Palmolive
4Johnson & Johnson
5PepsiCo
6Pfizer
7Intel
8Nestlé
9Lenovo
10Microsoft
11L’Oréal
12The Coca-Cola Company
13Nike
14Walmart
15HP Inc.
16Diageo
17Dell Technologies
18Inditex
19BMW
20AbbVie
21Siemens
22AstraZeneca
23General Mills
24British American Tobacco
25Alibaba

Lenovo escaló siete posiciones y se ubicó en el noveno lugar, con lo que alcanzó a entrar en el top ten, en lo que constituyó la mejor clasificación que ha logrado en su historia.

Cada año, Gartner investiga las cadenas de suministro de cientos de empresas y las clasifica a través de una combinación de datos cuantitativos (financieros, ESG) y cualitativos (opinión de la comunidad). 

Esta clasificación anual de las principales marcas de tecnología, comercios minoristas, fabricación, alimentos y bebidas, y productos farmacéuticos identifica y celebra a las empresas que lideran la gestión de la cadena de suministro y se considera el estándar de oro en la excelencia de la cadena de suministro.

Los de mejor desempeño ofrecen lecciones valiosas en la experiencia de la cadena de suministro, incluido el valor para desarrollar cadenas de suministro autoestabilizadas y crear ecosistemas de cadenas de suministro.

La cadena de suministro, una vez conocida como una función de “manos firmes en el volante, debajo de la cubierta y fuera de la vista”, ahora está al frente y al centro, lo que ayuda a dirigir el negocio en general frente a las expectativas de sostenibilidad, los crecientes requisitos de los clientes y un entorno perpetuamente perturbado.

Desde la décimo octava edición del Top 25 de la Cadena de Suministro de Gartner, las organizaciones han luchado contra “La Gran Renuncia” mediante el cumplimiento de sus objetivos de sostenibilidad, el continuo viaje de transformación digital y el trabajo a través de innumerables desafíos de la cadena de suministro.

El ranking de Gartner destaca a las empresas que están tomando estas acciones y mostrando otras capacidades diferenciadoras.

Desde 2015, Gartner comenzó a premiar “Masters” para reconocer la excelencia sostenida de la cadena de suministro. Para ser considerado un maestro, las empresas deben alcanzar puntajes compuestos de los cinco primeros durante al menos siete de los últimos 10 años.

Dos gigantes tecnológicas encabezan este rubro, ya que Amazon, Apple, McDonald’s, Procter & Gamble y Unilever continúan siendo ejemplos brillantes de adaptabilidad, resiliencia y agilidad para la comunidad de la cadena de suministro.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TENDENCIAS_ Por qué las ciudades serán el desafío futuro de los reguladores TIC

Cuando se habla de temas digitales, es común escuchar que el desafío más apremiante es cerrar brechas y garantizar que las comunidades rurales se conecten a Internet, pues son las principales zonas que carecen de este servicio o donde la calidad es insuficiente.

Y aunque este reto sigue siendo urgente, en el futuro también las ciudades captarán la atención de los reguladores TIC en América Latina. Sergio Martínez Medina, comisionado de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) de Colombia, explicó por qué durante el LATAM ICT Congress 2022.

Para Martínez Medina, algunos de los principales desafíos regulatorios de los próximos años estarán relacionados con las urbes, debido a que las ciudades y territorios buscarán convertirse en ciudades inteligentes.

En Colombia, por ejemplo, el nivel de urbanización ha aumentado cada vez más y se espera que el 80 por ciento del país sea urbano dentro de 25 años, por lo que las ciudades serán “el canal transformador de desarrollo”, afirmó el comisionado.

Con eso en mente, Sergio Martínez destacó que América Latina requiere una agenda regional que promueva una mirada regulatoria conjunta para impulsar el desarrollo de las redes de telecomunicaciones y la revolución digital.

Los desafíos de transformación digital, sobre todo en las alcaldías, regiones o municipios, no podrán resolverse a través de decretos u obligaciones, sino que requiere una colaboración con las comunidades y crear un círculo virtuoso para incentivar a las autoridades a hacer cambios.

El comisionado de la CRC comentó que la institución colombiana ha tratado de promover buenas prácticas en cuanto al despliegue de infraestructura, con el fin de lograr que más localidades eliminen las barreras para que cuenten con un entorno propicio para volverse ciudades o territorios inteligentes.

Asimismo, la Comisión está ejecutando herramientas para fomentar la implementación de infraestructura y mejorar la conectividad, a través de modelos de regulación flexibles e innovadores y armonización normativa.

Durante su intervención en el segundo día del evento, Carlos Lugo Silva, oficial Experto para las Américas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), explicó los alcances de la Coalición Digital Partner2Connect.

Se trata de un proyecto de la UIT que busca contribuir a alcanzar la conectividad universal de manera asequible, promoviendo que las organizaciones, instituciones y empresas se comprometan a coordinar sus acciones a favor de la transformación digital y el cierre de la brecha digital.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Sin servidores públicos digitales no habrá e-gobierno

Poca planificación efectiva de la fuerza laboral, perfiles de puestos desactualizados, falta de flexibilidad en las modalidades de vinculación, sistemas de remuneraciones disociados de los del mercado laboral general, e insuficiente asignación presupuestaria para los sistemas de capacitación, son algunos de los desafíos que la gestión de capital humano presenta de cara a la necesaria transformación de los gobiernos.

En América Latina y el Caribe (ALC), señala el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la mayoría de los gobiernos no han abordado de manera profunda la relación entre la gestión del capital humano y la transformación digital.

“Si bien muchos gobiernos reconocen, en términos generales, que se necesita fortalecer las capacidades en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) entre los servidores públicos, no existe un diagnóstico detallado al respecto”, señala el estudio “La transformación digital y empleo público”.

Es así que la poca planificación efectiva de la fuerza laboral dificulta que los gobiernos puedan anticiparse a las necesidades de personal en ciertos perfiles, así como identificar aquellos puestos que están empezando a quedarse obsoletos.

La existencia de perfiles de puestos desactualizados significa que la descripción de las competencias y tareas requeridas están obsoletas y que, por lo tanto, las personas que ocupan esos puestos no cuentan necesariamente con las calificaciones, competencias y habilidades necesarias.

Sobre la falta de flexibilidad en las modalidades de vinculación, el BID sostiene que los sistemas de carrera profesional que existen en varios países sólo permiten la entrada por la parte más baja del escalafón y aspiran a una vinculación permanente del funcionario, lo que contrasta con el dinamismo del mercado laboral digital.

El organismo expone que la rigidez de los sistemas de remuneración pública hacen que frecuentemente, el Estado pierda competitividad a la hora de atraer talento digital. En ocasiones, fundaciones o instituciones públicas con mayor flexibilidad y agilidad de contratación de personal se encargan de prestar servicios relacionados con la agenda digital al gobierno.

Otra brecha que identifica el BID es el insuficiente volumen y asignación presupuestaria para los sistemas de capacitación. Como consecuencia, se está desaprovechando la oportunidad de usar los planes de capacitación como un pilar fundamental para actualizar las habilidades de los funcionarios a gran escala.

El escenario que se observa en América Latina y el Caribe contrasta con los enfoques adoptados por los líderes mundiales en gobierno digital. Por ejemplo, en las estrategias digitales de Canadá, España, Estonia, Israel, Reino Unido y Singapur, hay un planteamiento más complejo que abarca la necesidad no solo de fortalecer las capacidades TIC, sino también de potenciar el liderazgo digital, profundizar el conocimiento de vanguardia o promover nuevas formas de trabajar que apoyen la transformación digital.

Los gobiernos de la región tampoco han contemplado la transformación digital como un insumo clave en los ejercicios de planificación estratégica del personal público, lo cual difiere de lo que sucede en otros países como Reino Unido, donde gran parte de la visión estratégica del servicio civil está dirigida a adaptar el cuerpo de empleados públicos al nuevo contexto digital.

La conexión entre la agenda digital y la gestión del capital humano en el sector público es indiscutible e ineludible; sin embargo, la alineación de ambas no es automática y requiere nuevas políticas y procesos, empezando por la necesidad de incorporar a la personas en el centro del debate sobre la transformación digital del gobierno.

Ello hace necesario analizar tanto el impulso de la transformación digital (la creación e implementación de los nuevos sistemas tecnológicos) como la adaptación a ella (el uso de nuevas herramientas digitales y la correspondiente reorganización del trabajo)

“Las agendas de transformación digital y de gestión del talento humano en los gobiernos están estrechamente relacionadas. No hay transformación digital posible sin especialistas digitales para llevarla adelante y sin que todos los servidores públicos puedan implementar adecuadamente las nuevas tecnologías”.

La transformación digital del gobierno, que provee beneficios como servicios más rápidos y accesibles desde cualquier lugar y momento, es una condición que las personas construyen; sin embargo, atender las demandas del ciudadano del siglo XXI, aprovechando las herramientas del siglo XXI, sigue siendo un desafío en América Latina y el Caribe.

En una región caracterizada por baja productividad, desigualdad socioeconómica y baja confianza en los gobiernos, la transformación digital ofrece una oportunidad para avanzar hacia la solución de muchos de los retos.

Pero al mismo tiempo se observa una larga historia de retos diversos en la gestión del servicio civil como grandes nóminas, alta rotación de profesionales, influencia política en procesos de selección y limitados incentivos para el desarrollo de carrera, entre otros.

“¿Qué conecta esta nueva oportunidad con el viejo desafío? Es simple: los servidores públicos son, necesariamente, el corazón de la transformación digital del gobierno. Son quienes diseñan, implementan y aprovechan las nuevas herramientas”.

El BID indica que para impulsar la transformación digital, los gobiernos necesitan especialistas digitales, profesionales con habilidades en alta demanda en el mercado laboral.

Las instituciones y los servidores públicos también deben adaptarse a todo el cambio que la transformación digital conlleva, tales como nuevas herramientas, tareas, funciones y formas de trabajar.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

PERSPECTIVA_ La e-democracia en México, realidad posible bajo ciertas condiciones

La idea de un México digitalizado hace pensar en bienes y servicios a través de aplicaciones móviles o incluso en el metaverso; sin embargo, es necesario pensar en otros conceptos que relacionan a la tecnología con la política y la interacción con los ciudadanos, como la e-democracia.

En el documento “La política digital en México. Derechos, ciudadanía y gobierno”, Perla Carolina Gris Legorreta y Fernando Rocha Rosario destacaron que la incorporación de la tecnología en la política ha motivado al menos desde la segunda mitad del Siglo XX, la creación de conceptos con los que se puede reconocer la innovación técnica en la actividad gubernamental y ciudadana.

El uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para eficientar la provisión de bienes y servicios públicos no es su única contribución, ya que “han sido objeto también de un uso más sofisticado para ampliar y mejorar la interacción entre autoridades y ciudadanos”.

Los expertos analizaron tres casos: República de Malta, como el país con mejor desempeño en términos de gobierno electrónico en Europa; Islandia, por su experiencia en el uso de crowdsourcing para elaborar una nueva constitución; y Brasil, con el voto electrónico, para un entendimiento más preciso de los alcances y limitaciones de esta modalidad en el ejercicio democrático.

En el capítulo “La transición hacia la e-Democracia: Lecciones para México” del documento del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, los autores destacan que se requieren ciertas condiciones para transitar hacia un uso efectivo y establecer relaciones de intercambio entre los distintos actores que participan en el espacio público.

Una condición necesaria es la existencia de infraestructura tecnológica que, por una parte, posibilita la automatización de procesos y servicios, y por otra, el establecimiento de canales de interacción entre distintos actores. Sin embargo, la existencia de infraestructura tecnológica per se no garantiza la adopción efectiva del gobierno electrónico ni de la e-democracia.

Si bien el gobierno electrónico es una una herramienta que busca simplificar y aumentar la eficiencia de sus tareas y, con base en esto, se establece una relación “top-down” entre gobierno y ciudadanía; la participación electrónica representa una interacción más compleja, al involucrar relaciones tanto “top-down” como “bottom-up” entre el gobierno y la ciudadanía.

“Esto amplía la capacidad de injerencia de los ciudadanos al trascender del ámbito de los servicios públicos a la capacidad de involucrarse en distintas etapas del proceso de políticas públicas… Más allá del uso de las TIC en distintos procesos gubernamentales, la e-democracia implica múltiples niveles de utilización que pueden derivar en un mayor nivel de interacción entre sector público, privado y social”.

Asimismo, recalcaron que la literatura también hace referencia a la libertad del Internet, siendo una condición necesaria de la e-democracia para garantizar la libre interacción entre ciudadanos y gobierno.

El gobierno electrónico, la participación electrónica y, en un nivel de mayor desarrollo, la e-democracia funciona con condiciones específicas, las cuales trascienden la mera disponibilidad de infraestructura tecnológica.

“Requieren, según sea el modelo, la digitalización estratégica, la reglamentación que otorgue certidumbre a los actores en sus interacciones digitales, un internet libre, la promoción de la utilización de las TIC y la posibilidad de canales electrónicos para que los ciudadanos, con un menor costo de participación y mayor eficiencia, incidan en los procesos decisionales de las autoridades”.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Logra gobierno federal ejercer 95% de su presupuesto TIC

En 2021 el gobierno federal ejerció el 95 por ciento del presupuesto TIC aprobado y para este año, estos recursos aumentaron 16 por ciento, lo que indica que finalmente “se está entendiendo la importancia de orientar recursos públicos hacia este sector que permite mejorar y modernizar la operación de la administración pública.

“Como se pudo observar, el gobierno gastó casi todo el presupuesto que tenía asignado para ese año (2021), el porcentaje faltante podría deberse en gran medida al desabasto en equipo (dispositivos personales, servidores, monitores, etcétera) ya que las empresas proveedoras de tecnología siguen siendo afectadas por esta situación”.

Tras precisar lo anterior, Arely Reyes Gaspar, analista de la consultora Select, destacó que el año pasado el gobierno federal gastó 26 mil 669 millones de pesos en tecnología, cifra que representó el 95 por ciento del presupuesto total que tenía aprobado para el pasado ejercicio fiscal.

“Los segmentos en los que el gobierno federal tuvo un mayor gasto e incluso sobrepasó el presupuesto aprobado a inicios de año fueron servicios TIC y Telecom con 17 y 2.0 por ciento más gasto, respectivamente”.

Los recursos orientados a la compra de equipo solo representó un gasto del 79 por ciento, derivado principalmente por problemas de desabasto, en tanto que en consumibles se gastó 83 por ciento, siendo el rubro de software el segmento a donde menos recursos públicos fueron orientados, 15 por ciento de todo el presupuesto.

Respecto de los servicios que mayor demanda observaron fueron: redes, equipo de telecomunicaciones, servicios administrados de centros de datos, adquisición de equipo, desarrollo de software y mantenimiento.

En su análisis Reyes Gaspar detalló que las dependencias que ejercieron una mayor cantidad del presupuesto asignado, destacan Comisión Federal de Electricidad, la Secretaría de Educación Pública, Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Gobernación.

“Creemos de igual manera que el gobierno ha entendido la importancia de invertir en tecnología y así lo confirma el presupuesto aprobado para 2022 que presenta un crecimiento de casi 16 por ciento sobre el aprobado en 2021”, destacó la especialista.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Flexibilizar licitaciones para cubrir desabasto tecnológico

El desabasto de componentes ha sido la principal afectación para la industria y negocios TIC en México desde el 2020, que de acuerdo con empresas líderes de semiconductores podría alargarse hasta 2023, con un impacto importante en la calidad de los servicios y estrategias del gobierno digital y del tema de la ciberseguridad en México.

Ricardo Zermeño, director General de la consultora Select, destacó que el equipo informático es indispensable para las actividades institucionales de la administración pública, por lo que las licitaciones deben considerar lo que pasa en el escenario mundial, evaluar el impacto de desabasto de manera continua y adecuar los contratos marco para flexibilizar tiempos de entrega.

“Que las licitaciones consideren los tiempos de entrega vigentes en la realidad, en un mundo que no se está volviendo más sencillo, en términos de la logística de las cadenas. Los eventos mundiales siguen rompiendo las cadenas de logística y por lo tanto la recomendación es flexibilizar los periodos para el ejercicio del presupuesto”.

Durante una presentación en línea, Zermeño González aseguró que la falta de renovación del parque instalado termina por afectar la calidad de los servicios, dado que la probabilidad de fallas es mayor.

“No tenemos un estimado específico, lo que sí reconocemos es que entorpece el avance de las estrategias de gobierno digital, que son clave para seguir ofreciéndole al ciudadano mejores servicios”.

El presupuesto TIC aprobado por el gobierno federal mexicano para el 2022, fue de 32 mil 334 millones de pesos, 16 por ciento de incremento respecto al año anterior; el plan es gastar 10 mil 406 millones de pesos en esa misma categoría; es decir, 32 por ciento, de acuerdo con el reporte Impacto del desabasto de equipo en la administración pública de Select.

De los 10 mil 406 millones de pesos, designará 4 mil 703 millones al arrendamiento de equipo, esto es alrededor del 45 por ciento; mil 784 millones a bienes informáticos, como servidores, monitores o procesadores; mil 744 millones en equipo de redes de telecomunicaciones; mil 629 para mantenimiento; 273 millones para arrendamiento de equipos de telecomunicaciones y 273 millones en refacciones.

El presupuesto en riesgo, expuso Arely Reyes Gaspar, analista de la consultora, son los 10 mil 406 millones de pesos, que representan el 25 por ciento de la venta anual de los proveedores de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC): Revendedor de Valor Agregado (VAR), integradores, distribuidores.

La no ejecución de recursos y retrasos en entregas, que de acuerdo al grado de especialización de componentes se va alargando, señaló, afectaría tanto a estas empresas como a dependencias de gobierno: CFE, IMSS, ISSSTE, SEP y la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Alejandro Vargas, gerente de Análisis de Select, sostuvo que se está viviendo una situación inédita, compleja en la que el gobierno federal puede verse muy afectado ante la rigidez de sus contratos y procesos de licitación.

Incluso, consideró que ante la posibilidad de que los tiempos de entrega no empaten con los procesos de licitación hay dos escenarios, que ya han ocurrido: multas onerosas para los proveedores que entreguen tarde, o que decidan no participar y la licitación se declare desierta.

“Ese sin duda es uno de los problemas, entre otros que afectan el despliegue de las redes”, acotó Ricardo Zermeño.

A corto plazo, otra de las consecuencias que se tendrían está en el tema de la ciberseguridad, especialmente ante amenazas como el ransomware y otras que se vuelven cada día más sofisticadas y persiguen objetivos con infraestructura crítica.

“Entre los equipos que están con rezago por falta de abasto hay muchos componentes de seguridad o appliances, como un firewall, y no contar con este tipo de dispositivos muy avanzados significan problemas en temas de seguridad; hemos escuchado muchos ataques que han padecido agencias públicas federales por no contar con sistemas actualizados”.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

México | Alestra seguirá buscando más inversionistas en 2022

Con el objetivo de lograr el proceso de venta, la empresa de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) Axtel continuará este año en los trabajos para atraer más inversionistas y de manera paralela, mantener iniciativas de negocios que le permitan a la compañía una mayor rentabilidad acorde a las tendencias del mercado.

“El proceso estratégico para atraer inversionistas para Axtel continuará en 2022, a la par de un enfoque diligente en la ejecución de nuestras iniciativas de negocio y en la implementación de proyectos que nos ayuden a evolucionar con las tendencias de la industria y necesidades de nuestros clientes”, señaló la compañía.

De acuerdo con el reporte financiero correspondiente al cuarto trimestre del año, la empresa originaria de Nuevo León, sostuvo que este año las expectativas para lograr sus metas son positivas para el segmento empresarial en Alestra, el cual estará impulsado por servicios de transformación digital y movilidad, apoyados por el rediseño comercial de alta especialización.

Desde el 2020, Grupo Alfa, empresa matriz de la compañía de telecomunicaciones, reveló sus intenciones de comercializar su línea negocios dedicado a las tecnologías de la información y comunicación.

En el periodo antes señalado, la compañía registró ingresos por 2 mil 812 millones de pesos. En el ejercicio acumulado de 2021 reportó 11 mil 389 millones de pesos, una caída del 8 por ciento en comparación al 2020.

Del total de ingresos de la compañía durante 2021, Alestra, la unidad de negocio de servicios TIC que atiende el mercado empresarial y gubernamental, generó 8 mil 828 millones de pesos.

La disminución del 10 por ciento en el total de ingresos del año, se debe en 33 por ciento a la terminación de contratos y caídas en adquisiciones del segmento gobierno, ligado también a la baja del 23 por ciento en los ingresos de voz del segmento empresarial.

Este último segmento registró un ciclo de maduración tecnológica y adopción de soluciones de colaboración; lo anterior, ligeramente mitigado por un alza de 11 por ciento en los servicios de transformación digital, incluidos nube y ciberseguridad, detalló la compañía.

Pese a estos resultados, la empresa mantiene su esfuerzo en la búsqueda de oportunidades de negocio con el gobierno federal y su diversificación en proyectos con gobiernos estatales y locales. El año pasado, la firma lanzó al mercado su servicio Alestra Móvil, la primera solución de movilidad empresarial; esto tras recibir diversas recomendaciones por parte de proveedores de tecnología y telecomunicaciones, explicó la empresa.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

América Latina rezagada en acceso, cobertura y costo de servicios TIC: CAF

América Latina presenta un rezago importante en el acceso, la cobertura y la asequibilidad de los servicios de las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC) en comparación con otras regiones más desarrolladas.

Para solventar esta brecha digital y tecnológica es necesario realizar más inversiones en infraestructura inteligente, establecer una regulación económica adecuada y desarrollar políticas públicas sociales, ambientales y de seguridad.

Así lo informó Walter Cont, ejecutivo principal de la Dirección de Conocimiento Sectorial, durante la presentación del reporte Infraestructura en el Desarrollo de América Latina (Ideal) 2021 del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), realizada este jueves 22 de julio.

Como prueba de ello, según el Índice del ecosistema digital de CAF, la digitalización de los hogares en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 74.3 por ciento, mientras que el de los países de América Latina y el Caribe es de 50.7 por ciento.

Cont explicó que el reporte Ideal 2021, titulado El impacto de la digitalización para reducir brechas y mejorar los servicios de infraestructura, evaluó tres dimensiones: el acceso, el costo y la calidad de los servicios, con énfasis en usuarios residenciales.

Cont detalló que esta séptima edición del reporte Ideal estuvo enfocada en dos sectores priorizados: el de la energía eléctrica y el del transporte urbano de personas, además, por supuesto, de las TIC, que permearon todo el estudio.

Además, señaló que se abordó tanto el desarrollo transversal de la digitalización en la infraestructura del transporte urbano y la energía eléctrica como el impacto de la pandemia de Covid-19 en dichos sectores. Y, en ocasiones se tomó en cuenta una cuarta dimensión, como la sostenibilidad.

Evolución de la digitalización

En el rubro de la transformación digital, Walter Cont destacó el avance de la economía digital y el papel innovador de las TIC en los sistemas económicos modernos, además de convergencia de servicios de telecomunicaciones y de las industrias electrónica e informática.

“Gracias al despliegue de redes 4G y 5G y a tecnologías como la computación en la nube, el Big Data y el Blockchain, lo que conocimos hace muchos años como la Internet tradicional evoluciona a un sistema desarrollado al que se le llama Internet de las cosas o de los objetos (IoT)”, declaró Cont.

No obstante, aclaró que, aunque ha habido avances significativos, aún existen Brechas 2.0, como se les denomina en el reporte a las desigualdades en el acceso a los componentes más novedosos de la digitalización: como el procesamiento de grandes cantidades de datos y los servicios de nube.

Y puntualizó que, aunque la brecha tecnológica relativa no se cierra en América Latina, ha habido progresos en algunos sectores, sobre todo los que tienen que ver con la digitalización del Estado, los trámites y servicios gubernamentales y las plataformas de gobierno electrónico.

Digitalización de los sectores priorizados

En cuanto a la transformación del sector de la energía eléctrica, Cont destacó el papel de las redes eléctricas inteligentes (REIs), e informó que América Latina presenta un rezago alarmante en el nivel de penetración de medidores inteligentes en los hogares en comparación con otras regiones. 

Mientras que en lo que respecta a la movilidad, el ejecutivo enumeró cuatro desarrollos de la digitalización del transporte urbano: la información de tránsito y localización, las aplicaciones para realizar viajes, la tecnología de las transacciones y la integración del transporte.

Además, dijo que la transformación del sistema de transporte ocurre simultáneamente con otros procesos, como la urbanización, el crecimiento de las ciudades y el desarrollo de la movilidad sustentable. 

“El sector transporte debería hacer inversiones directas en digitalización”, declaró por su parte Germán Llerás, director Regional de Steer para América Latina. Y especificó que estas inversiones deben realizarse principalmente en tres ámbitos: la información al usuario, los sistemas de pago, y la evaluación y la planificación.

Impacto de Covid-19

En cuanto al impacto de la Covid-19, Walter Cont señaló que la pandemia produjo cambios en tres rubros: la localización, las compras para consumo y la movilidad. Y agregó que la digitalización ha ayudado a mitigar varios de estos efectos, ya que tener estas tecnologías habilita muchas cosas que no hubieran sido posibles hace 15 años.

Aunque aclaró que el indicador débil en América Latina es el de acceso, sobre todo en el ámbito educativo, ya que no toda la población de la región pudo beneficiarse de las tecnologías para atenuar los efectos de la pandemia y seguir teniendo acceso a derechos fundamentales, como el trabajo y la educación.

PUEDES CONSULTAR AQUÍ EL INFORME DE LA CAF

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Los servicios de nube: la piedra angular para las empresas del futuro

Cuando hablamos de la tecnología que representan un parteaguas para los siguientes años, los servicios de nube no pueden faltar. Sin embargo, vale la pena definir a qué nos referimos cuando hablamos sobre la nube, específicamente la nube pública. En pocas palabras, la nube pública son todos los recursos virtuales y servicios informáticos que ofrecen proveedores externos a través de internet. Sí, esto significa que están disponibles para cualquiera que requiera utilizarlos o hasta comprarlos.
 
Entonces, cuando una organización decide migrar a la nube pública, significa trasladar todos los activos digitales, cargas de trabajo, datos y apps a un espacio en el que varias empresas comparten la infraestructura, la cual pertenece a un proveedor de servicio, el cual también la gestiona. Esto le permite al proveedor del servicio escalar recursos fácilmente para satisfacer la demanda y pagar por el uso, lo cual representa para las empresas la mejor oportunidad para maximizar el ahorro en los costos. Piénselo así, es permitir que sus servicios y procesos fluyan con las mejores soluciones y herramientas disponibles y sin recurrir a un gasto extra en almacenamiento.

 
¿Cuáles son algunas de las ventajas? Esta solución se implementa con gran rapidez, con una escalabilidad (su capacidad de adaptarse y crecer continuamente) casi ilimitada, implica una flexibilidad personalizable para cada empresa, un fácil acceso desde cualquier lugar con internet y reduce la latencia, es decir, el tiempo que tarda la transmisión de datos por la red. Implementada por el proveedor correcto, la nube pública no representa riesgo en temas de seguridad y los niveles de privacidad, transparencia y confianza puede ser incluso más alto que otras soluciones.
 

De acuerdo con la firma Gartner, se estima que este año la inversión mundial en la nube pública alcanzará los 332,000 millones de dólares este año, esto equivale a un crecimiento anual del 23 por ciento. Asimismo, la firma estima que para 2024, el gasto en nube representará más de 14 por ciento de todas las TI. Asimismo, de acuerdo con la práctica de Ingeniería en la Nube de Deloitte México, en 2020 se llevaron a cabo más del 50 por ciento del total de aplicaciones que migraron de centros de datos a la nube pública. La misma consultora prevé que los servicios de nube representarán más de 40 por ciento del presupuesto que destinen las empresas a las TIC.
 
En KIO Networks estamos convencidos de que el futuro está en la nube. Por eso ofrecemos servicios de consultoría especializados a empresas de todos los tamaños y sectores, desde la manufactura, automotriz y consumo, hasta las Fintech, para que además de tener una migración exitosa a la nube, se generen los escenarios de recuperación, almacenamiento distribuido y maneras más eficientes de operar. Esto con el objetivo de que más colaboradores se puedan dedicar a operar temas del negocio y generar mucho más valor.
 

Sabemos que otras empresas ya pueden apoyar en la migración de cargas de trabajo a la nube, sin embargo, en KIO proporcionamos un ambiente de conexiones directas a la nube, obteniendo los mejores beneficios en temas de latencia, eficiencia y rentabilidad.

 
La tendencia mundial es clara, tomemos la oportunidad que nos ofrece la nube para abrir nuevos caminos de crecimiento y eficiencia en las organizaciones y también de formar profesionales cada vez más especializados en tareas y retos en los que la mente humana es la única capaz de resolver.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL