Con puesto formal y digno, uno de cada 5 trabajadores en México, destaca estudio

De las 20 millones de personas en edad y condición de trabajar que viven en la región sur-sureste del país, 11 millones laboran en condiciones precarias, sin ingresos suficientes y “marginadas de la seguridad social”, indica un estudio de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de la organización, detalló que del total sólo 1.6 millones de personas cuentan con un trabajo formal y digno, con seguridad social e ingresos suficientes para comprar dos canastas básicas (canasta familiar). Esto significa que menos de 10 por ciento de la población en esa zona “tiene condiciones básicas y trabajo para salir de la pobreza”.

En tanto que 7.1 millones “están totalmente excluidas” del mercado laboral. Se trata de personas que están buscando de manera activa y no encuentran trabajo, y otras que no pueden trabajar porque realizan labores sin remuneración en el hogar; en esta zona del país, 97 por ciento de quienes están en esa condición son mujeres.

En videoconferencia de prensa, Gómez Hermosillo dio a conocer los resultados del Semáforo de Trabajo Digno para la región sur-sureste, que comprende los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán; fue elaborado con base en el análisis de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

El estudio revela que, sin contar a estudiantes, pensionados y personas con impedimentos graves, México tiene una población de casi 75 millones de personas en edad y condiciones de trabajar, pero sólo están ocupados 50 millones. Del total, sólo 9 millones tienen un trabajo digno, “esto es menos de la quinta parte de las personas ocupadas en México”, subrayó.

Mientras que 35.3 millones trabajan sin alcanzar un salario suficiente y carecen de seguridad social. En tanto que 24.6 millones quedan fuera del mercado laboral por desempleo o porque realizan “quehaceres de cuidados o del hogar. A nivel nacional, de esta última cifra, 95 por ciento son mujeres. El documento refiere que cada año hay un déficit de cerca de 700 mil empleos.

De los estados antes mencionados, Campeche es de los que cuentan con un menor número de personas con trabajo formal, con 69 mil; seguido de Guerrero, con 105 mil; Tabasco, 134 mil, y Oaxaca, con 172 mil empleos dignos.

“El semáforo del trabajo digno es un llamado de atención, los datos confirman que el mercado laboral sigue siendo una fábrica de pobreza y que las condiciones en el sur del país son las más precarias, las que generan mayor carencia. La correlación entre la mayor pobreza de muchos de los estados del sur-sureste y la precariedad del trabajo es totalmente directa”, expuso Gómez Hermosillo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

PERSPECTIVAS_ Más empleos formales, menos ingreso reales

Mientras continúa la tendencia optimista en torno al crecimiento de la economía mexicana en 2021 luego de la caída profunda de 2020, en el mes de mayo se dieron dos datos que representan una metáfora de lo que pasa con el trabajo. Por un lado, en mayo se recuperaron 38 mil 961 empleos formales, lo que representa la cifra más importante para dicho mes en los últimos siete años, según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En el mismo mes, se dio un retroceso real de 1.45 por ciento en el salario de los trabajadores, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2020 se perdieron -debido a la pandemia- cerca de 2 millones de empleos, entre formales e informales. Esto profundizó la crisis de un segmento de la población acostumbrado a vivir en las penurias desde la pobreza, la misma que alcanza a más de la mitad de la población mexicana, en distintos grados que van desde la carencia moderada hasta la imposibilidad de alimentarse mínimamente bien. Cuando se inicia la recuperación económica, que tiene como principal viento a favor el impulso de Estados Unidos y su creciente demanda de productos, los números grandes se muestran muy alentadores en cuanto a producción de riqueza pero no dan muchas certezas en cuanto a la distribución.

Si pensamos el empleo en el contexto del repunte, los datos de la recuperación de puestos de trabajo que se dan al mismo tiempo que el retroceso real del salario nos pintan un problema conocido: la generación de puestos en cantidad permite que muchas personas vuelvan al trabajo pero la falta de calidad de los empleos hace que los ingresos sean insuficientes para atender las necesidades de las personas. Y aunque se trata de números del mes de mayo que sólo representan a los indicadores de dicho mes, en un sentido más amplio parecen una pintura de un mercado laboral que crece en ocupaciones pero no mejora en la misma medida en cuanto a los salarios, el poder adquisitivo y la posibilidad real de que los trabajadores mejoren sus condiciones de vida a partir de lo que perciben.

Mientras que entre noviembre de 2018 y marzo de 2021 hubo una mejora continua del poder adquisitivo de los trabajadores -porque los salarios se incrementaron más que los precios-, durante la pandemia no sólo se perdieron e inactivaron millones de empleos, sino que la precariedad se profundizó, lo que significa que las ocupaciones se volvieron más inestables, más inciertas, con ingresos menos previsibles y todavía lejos de las prestaciones. Y como prueba de esta lucha entre mejorías y retrocesos en el empleo, ahí está la pobreza que alcanza a millones de trabajadores que por más que se esfuercen siguen viviendo con limitaciones.

El reto de fondo en el mercado de trabajo es mejorar la calidad del empleo a un punto tal que los ingresos de los trabajadores les permitan bienestar, seguridad y certeza. Y esto se notará cuando disminuyan la pobreza y la desigualdad. Y cuando el trabajo y los buenos salarios dejen de estar divorciados.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

STPS_Día internacional de las personas trabajadores del hogar.

Hoy celebramos el Día Internacional de las Personas #TrabajadorasDelHogar. En la #STPS trabajamos por generar las condiciones que les permitan gozar de un #TrabajoDigno.