Atrae mercado mexicano de centros de datos más de 300 mdd

El mercado mexicano de los centros de datos, que se encuentra en una fase de hipercrecimiento impulsado por la transformación digital y la apertura económico-comercial del país, podría acumular inversiones por más de 300 millones de dólares.

“Desde 2021 y durante la primera mitad de 2022 la inversión en el mercado de los centros de datos aumentó considerablemente en México, debido a los proyectos de empresas especializadas en la categoría de centros de datos hiperescala, los cuáles podrían sumar aproximadamente más de 300 millones de dólares”, señala la International Data Center Authority (IDCA).

La organización internacional puntualiza que aun cuando Querétaro continúa siendo el epicentro de la inversión internacional en Centros de Datos, la ciudad de México, Monterrey y Guadalajara ocupan un lugar importante en el crecimiento del sector.

Por otra parte, estados como Guanajuato y Aguascalientes comienzan a posicionarse como territorios clave para la implementación de centros de datos, lo que es impulsado por sus adecuadas condiciones climatológicas, calidad y accesibilidad en las telecomunicaciones.

A la par de este diagnóstico, IDCA sostiene que el mercado está experimentando una desaceleración en la implementación de centros de datos on premise y la tendencia entre las empresas es migrar a plataformas de nube privadas, públicas e híbridas.

Otra de las tendencias ubicada por la organización internacional, es el aumento en el interés por la capacitación y entrenamiento de personal, ya que durante el primer semestre de 2022 las solicitudes en este ámbito tuvieron un repunte del 20 por ciento, en comparación con el primer semestre del 2021.

En opinión de Josué Ramírez, director Regional de IDCA para Latinoamérica, la especialización del personal, en conjunto con las certificaciones de los Centros de Datos es clave para que el mercado continúe creciendo y siendo atractivo para las compañías líderes de la industria.

“Este punto garantiza el correcto funcionamiento de los Centros de Datos y solo implica el 1.0 por ciento de la inversión total del proyecto. Sin embargo, si estás no se llevan a cabo, pueden provocar pérdidas de entre 1 y hasta 10 millones de dólares por caída en las operaciones”.

El aumento exponencial de la industria de los centros de datos, debido a la alta demanda de almacenamiento y procesamiento de información por parte de empresas privadas, públicas, gobierno y de la sociedad en general ha llegado a tal punto, que los principales retos a los que se enfrenta el mercado en México, son: el abasto de energía para los proyectos y la sobredemanda de talento especializado en ingenierías afín a temas de centros de datos.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Emprender en el ámbito digital, camino cuesta arriba para las mujeres

En América Latina y el Caribe más de 72 por ciento de las personas entrevistadas para un reciente estudio del BID piensan que las mujeres emprendedoras tienen peor acceso a financiamiento porque el mundo de las finanzas está dominado por hombres y estos prefieren hacer negocios entre ellos; en tanto que para 56.3 por ciento existe la creencia de que los negocios propiedad de mujeres son por lo general menos rentables y tienen menor volumen de negocios.

“En un tercer escalón aparecen los siguientes argumentos: la consideración de que las mujeres tienen menor capacidad de negociación que los hombres (36.5 por ciento); que las mujeres tienen mayor aversión al riesgo (32.7 por ciento) y la idea de que la supervivencia de las empresas propiedad de mujeres es menor que las de los hombres”.

En el estudio “La dimensión de género en la transformación digital empresarial de América Latina y el Caribe”, el organismo internacional hace notar que cuatro de los cinco principales argumentos señalados en torno a las barreras que enfrentan las emprendedoras en el ámbito digital, tienen su base en estereotipos de género que ubican a la mujer por debajo del hombre en el plano de los negocios.

Para 73.6 por ciento las y los participantes de la encuesta regional realizada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el acceso a financiamiento es la principal barrera que enfrentan los emprendimientos liderados por mujeres.

A cierta distancia, se destacan otras tres dificultades: la falta de habilidades y competencias digitales (59.4 por ciento), la falta de conocimiento en gestión y creación de empresas (55.5 por ciento) y la falta de infraestructuras digitales en su país (45.2 por ciento); barreras que están directamente relacionadas con las brechas de capacitación y de acceso.

“Entre las causas que dificultan que las mujeres emprendan más en el ámbito digital destacan la elevada carga y las responsabilidades familiares que asumen las mujeres, los sesgos y estereotipos de género, la debilidad de las redes profesionales y de emprendimiento femeninas y la falta de vocación de las mujeres en disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés)”.

Gráfico: BID

El documento analiza también cómo el ámbito empresarial tecnológico y digital es un sector altamente masculinizado que responde claramente a la concepción social que existe de las ciencias como un ámbito exclusivo de los hombres.

“Debido a los sesgos mencionados, se presuponen habilidades inferiores en las mujeres que en los hombres en los ámbitos más técnicos. Esto obliga a las mujeres a tener que demostrar su valía más que los hombres, y el error se penaliza mucho más en su caso. La exigencia es mayor”.

Adicionalmente, se produce un fenómeno conocido con el nombre de sesgo de pensamiento grupal, un sesgo cognitivo en virtud del cual las personas favorecen a quienes integran su grupo por sobre quienes no pertenecen a él.

Este tipo de prejuicio inconsciente impide o dificulta el acceso de las mujeres a áreas muy masculinizadas como es el caso de muchas empresas dentro del sector digital. La fuerte masculinización implica, además, que algunas mujeres sienten que, para entrar y progresar en determinadas carreras digitales, tienen que masculinizar su aspecto y su comportamiento .

“Cuanto menos mujeres, menos acoso sufren y más probabilidades tienen de ser aceptadas. La consecuencia más grave de esta masculinización se visibiliza en la violencia contra la mujer y el acoso laboral”.

El BID señala que la región registra un mayor cierre de proyectos que afectan especialmente a las mujeres emprendedoras, pues ellas se enfrentan a una serie de barreras a la hora de establecer y mantener sus negocios, como los estereotipos de género, la falta de oportunidades, la poca capacitación (especialmente en el ámbito digital) y el acceso a financiamiento e inversiones.

Sin embargo, los estereotipos no solo afectan a la mujer a la hora de tomar decisiones respecto a su carrera profesional, sino que tienen un impacto muy importante en su decisión de emprender. “Dada la escasez de datos al respecto, la opinión de los y las agentes del ecosistema digital de América Latina y el Caribe resulta clave para entender cómo es el emprendimiento femenino en la región”.

“Una participación más intensa de la mujer en la transformación digital empresarial que está teniendo lugar en América Latina y el Caribe no es solo un objetivo de justicia social. También se trata de un elemento clave para mejorar la productividad y competitividad del conjunto del tejido productivo de la región”.

El aumento de la participación de la mujer como especialista digital es esencial para una transformación digital empresarial de éxito en la región. Una mayor presencia femenina en la cadena de valor empresarial repercute positivamente en los indicadores económicos.

Adicionalmente, una mayor diversidad de género en los estilos de liderazgo mejora la calidad de los procesos de toma de decisiones. El proceso de innovación, fundamental para impulsar el crecimiento de las compañías, también se ve positivamente influido por una mayor diversidad de género en el nivel de gestión.

CON IN FORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Cumbre de las Américas | Sociedad civil propone crear un observatorio de transformación digital

En las conclusiones del Foro de la Sociedad Civil, que se organiza en el marco de la Cumbre de las Américas, en materia TIC, se destacó la necesidad de crear un observatorio de transformación digital para las Américas con participación de actores sociales, que genere recomendaciones a los ministros y autoridades competentes.

A fin de lograr una mayor colaboración con respecto a las prioridades de la Cumbre, la Organización de los Estados Americanos (OEA) organizó el Foro de la Sociedad Civil para la interacción directa entre líderes y representantes de organizaciones de la sociedad civil independientes de todos los países de las Américas. Durante el encuentro, se trataron los ejes: “Transformación digital: derechos humanos e Internet”, “Mejora de la integración de los migrantes en las Américas”, “Igualdad de género y democracia en el siglo XXI”, entre otros. Y por cada tema elaboraron recomendaciones.

En cuanto a la transformación digital propusieron a los gobiernos proteger las telecomunicaciones como un derecho humano de libre expresión en cada país, basado en la declaración de los derechos humanos constitucionales; evitar el cierre o bloqueo de plataformas de Internet, de telecomunicaciones o las redes sociales; crear ciudadanía inteligente; ampliar las oportunidades para las empresas; fomentar el acceso universal equitativo a Internet, incluyendo una regulación del mercado justo; reconocer a Internet como espacio cívico; acondicionar la tecnología al servicio de las personas en situación de discapacidad; desarrollar el enfoque de género en materia de inclusión digital; impulsar la creación de herramientas de código abierto en asuntos electorales; desarrollar el gobierno abierto; entre otros.

En el marco de la Cumbre de las Américas, los jefes de Estado firmarán la “Agenda Regional para la Transformación Digital” que incluye compromisos para facilitar el acceso asequible y universal de banda ancha, reducir la brecha digital, fomento de pagos electrónicos, transformación del gobierno digital, entre otros puntos.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TENDENCIAS: Esto se invertirá en transformación digital a nivel mundial para 2023

La transformación digital será el único rumbo para que gobiernos y las empresas superen los desafíos económicos que dejó la pandemia de la Covid-19. Según las últimas predicciones de IDC, el 65 por ciento del PIB mundial que se digitalizará para 2022 y las inversiones directas en transformación digital superarán los 6,8 billones de dólares entre 2020 y 2023.  

La consultora proyecta que la inversión directa en transformación digital crecerá a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 15.5 por ciento a nivel mundial entre 2020 y 2023, mientras que la inversión en TIC no dedicada a la transformación digital se contraerá a una CAGR de -1.4 por ciento durante el mismo período

Dada esta expansión significativa en la economía digital, y con las empresas transformadas digitalmente que representan una participación mucho mayor del mercado, IDC insta a los proveedores de tecnología a restablecer y actualizar sus estrategias a medida que sus clientes se recuperan y comienzan los preparativos para la siguiente normalidad.

“La mayoría de los economistas predicen un retorno al crecimiento económico en 2021 a medida que la vacuna esté ampliamente disponible. A medida que comience esta recuperación, el enfoque de las organizaciones de usuarios finales volverá al crecimiento empresarial y las nuevas inversiones. Pero las inversiones en tecnología realizadas durante la pandemia garantizarán que la ‘próxima normalidad’ que surja será muy diferente de la economía anterior a Covid-19.

“De hecho, para el 2022, el 70 por ciento de todas las organizaciones a nivel mundial habrán acelerado su uso de tecnologías digitales, transformando los procesos comerciales existentes para impulsar el compromiso del cliente, la productividad de los empleados, y resiliencia empresarial”, explicó Jyoti Lalchandani, vicepresidente de grupo de IDC y director General para la región META.

Con información vía DPL News