Cofece avala esquema de taxis y autobuses para llegar al AIFA

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) consideró que el sistema planteado por el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) para la prestación del servicio público de autotransporte federal de pasajeros en la modalidad de taxis y autobuses es adecuado, conlleva beneficios al consumidor y genera un precedente.

Además, recomienda que se incluya la posibilidad de que “las aplicaciones digitales destinadas al transporte de pasajeros como UBER” puedan obtener un contrato para subir pasajeros, siempre y cuando cumplan con los requisitos.

“Esta autoridad considera que el esquema propuesto por el AIFA adopta una posición radicalmente distinta a la que generalmente se ha aplicado en el resto de los aeropuertos del país, es decir, un esquema más acorde con las mejores prácticas internacionales, en donde se antepone el interés público y el bienestar de los consumidores. Así, se considera que se generaría un precedente importante que permitirá mostrar las bondades de un sistema abierto, que podría generar los incentivos para que se repliquen esquemas similares en otros aeropuertos”, explicó.

Este domingo, la Cofece difundió la opinión (no vinculatoria) que le fue solicitada por el director del AIFA, Isidoro Pastor, desde el pasado ocho de febrero.

Aun con el visto bueno, que consideró casos de transporte terrestre en los aeropuertos de la Ciudad de México y Cancún, en los que ha estado involucrada la comisión, se hicieron tres recomendaciones para garantizar la buena ejecución y supervisión de los servicios.

Entre las sugerencias al AIFA se destaca: a fin de facilitar la disponibilidad de información en beneficio del consumidor, de tal forma que pueda tornar las decisiones que más convengan a sus intereses y necesidades, se recomienda diseñar e implementar un espacio digital que muestre las tarifas de todos los permisionarios.

Uber puede estar

En la opinión emitida se afirma que la implementación del sistema propuesto por el AIFA abriría la posibilidad de que cualquier interesado que cumpla con los requisitos, sea persona física o persona moral pueda entrar al mercado.

“Es decir, todo agente económico que cuente con el permiso correspondiente por parte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) podrá tener libre acceso a las instalaciones aeroportuarias, sin tener que pertenecer a una agrupación de taxistas, previo pago de la contraprestación pactada con el aeropuerto y la celebración de un contrato con dicha autoridad aeroportuaria”, se explicó.

En dicho contexto, la Cofece dijo que, de acuerdo con la información recibida por el AIFA, las aplicaciones digitales destinadas al transporte de pasajeros como UBER, no tendrán permitido el ascenso de pasajeros en el aeropuerto hasta que se regularicen ante la SICT.

La Cofece recomendó que se le retiren los permisos de prestación de servicio de transporte en el AIFA si las empresas cometen colusión o abuso de poder de mercado.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México se afianza como proveedor líder de equipo de transporte en EU

México lideró y ganó participación en cada uno de los últimos cuatro años en el mercado de importación estadounidense de equipo de transporte, según datos de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Este sector abarca vehículos automotores, buques, remolcadores, embarcaciones de recreo, aeronaves, naves espaciales, equipo de construcción y minería, locomotoras ferroviarias y material rodante, ciertas autopartes remolques, semirremolques, motocicletas y ciclomotores, entre otros.

Las exportaciones mexicanas de este grupo de productos crecieron en forma continua desde 105,073 millones de dólares en 2016 hasta 135,618 millones en 2019, para luego registrar un descenso a 111,426 millones en 2020.

Sin embargo, la participación de mercado de México no dejó de crecer en este periodo. Pasó de 25.1 en 2016 a 26.2% al año siguiente. Luego se incrementó a 27.6, 28.8 y 29.1% en los subsiguientes tres años.

Con ello, alcanzó un récord en su cuota de mercado y se mantuvo como líder en cada año del quinquenio.

Las importaciones estadounidenses de equipos de transporte disminuyeron de todos los proveedores principales en el año pasado.

México, Japón y Canadá, que fueron los tres mayores proveedores estadounidenses de equipos de transporte en 2020, representaron 222,200 millones de dólares (58.1%) de las importaciones estadounidenses.

Debido a una mayor disminución en las importaciones de Canadá, Japón se convirtió en el segundo mayor proveedor de equipos de transporte de los Estados Unidos en 2020, mientras que Canadá cayó al tercer lugar.

En particular, las importaciones estadounidenses de vehículos motorizados cayeron 20.2%, de 217,500 millones de dólares en 2019 a 173,500 millones de dólares en 2020.

Esta disminución representó casi la mitad (49.4%) de la disminución total de las importaciones de equipos de transporte.

Antes de 2020, las importaciones de vehículos motorizados habían aumentado constantemente de 200,700 millones de dólares en 2016 a 217,500 millones en 2019.

México fue la principal fuente de importaciones de vehículos motorizados de Estados Unidos en 2020, representando 56,800 millones de dólares (32.9%) del total, seguido por Japón (32,600 millones o 18.9%) y Canadá 31,400 millones o 18.2 por ciento).

Sobre esta industria, la empresa Stellantis expuso que enfrenta a la competencia de otros fabricantes y distribuidores internacionales de automóviles de pasajeros y vehículos comerciales ligeros y proveedores de componentes en Europa, América del Norte, América Latina, Oriente Medio, África y la región de Asia Pacífico.

Todos estos mercados son altamente competitivos en términos de calidad de producto, innovación, introducción de nuevas tecnologías, respuesta a nuevos requisitos regulatorios, precios, economía de combustible, confiabilidad, seguridad, servicio al consumidor y servicios financieros ofrecidos.

Al mismo tiempo, en otro sector, los aranceles impuestos en virtud de la sección 301 de la Ley de Comercio de 1974 sobre aviones nuevos de Francia, Alemania, España y el Reino Unido fueron probablemente un factor que contribuyó a la disminución total de las importaciones de aviones.

Las importaciones estadounidenses de aviones usados, que no estaban incluidos en los aranceles de la sección 301, casi se duplicaron de 3,500 millones de dólares en 2019 a 6,800 millones en 2020.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Crisis en logística pegaría a la inflación, alertan

La crisis por falta de contenedores e incremento en los costos de fletes logísticos a nivel mundial continuará, por lo menos hasta el 2023, problemática que se trasladará a los consumidores con el alza en los precios de productos, bienes y servicios, que amenaza con impacto inflacionario de hasta doble dígito, alertaron industriales y transportistas.

Los costos del transporte marítimo han aumentado más de 1,000% durante la pandemia de Covid-19, pues un transportista pagaba 1,500 dólares por un contenedor de 40 pies, pero ahora el precio oscila entre los 18,000 dólares en la zona Pacífico y hasta 25,000 dólares si cruza el Canal de Panamá, sostuvo Bernardo Mercado Deverdun, director comercial del Grupo Naviero Baja Ferries.

Al participar en el 21 Foro de la Asociación Nacional de Transportistas Privados (ANTP), explicó que 37 portacontenedores fueron anclados frente a los puertos adyacentes de Los Ángeles y Long Beach en los últimos días, cuyo número ha sido el más alto desde febrero, cuando 40 unidades esperaban ahí.

“El panorama es bastante incierto para todo el 2022, no hay inyección de barcos nuevos… el mayor reto seguirá siendo desfogar la carga de los puertos con suficientes transporte y capacidad de recepción en almacenes para lograr liberar el quipo lo suficientemente rápido para que los barcos sigan fluyendo”, afirmó.

Alex Theissen, presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), mencionó: “Ahora un pedazo de tu cadena logística cuesta el doble, y no hay nadie que pueda frenar porque todo mundo quiere mover sus mercancías y no hay suficiente oferta de contendores ni movimiento, y la consecuencia es directa, ese pedazo de la cadenas va costar más y se va traducir en aumento de precios porque lo repercutes al consumidor final”.

Sin embargo, los industriales se enfrentan a grandes problemáticas como la falta del estado de derecho, inseguridad, incertidumbre jurídica y bloqueos como los recientemente acontecidos en las vías del tren en Michoacán que tardaron casi tres meses, el más largo de los últimos años.

Al respecto, Iker de Luisa, director general de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), lamentó que la seguridad y los bloqueos de las vías de comunicación son temas muy costosos para los empresarios, aún no resueltos y con grandes obstáculos para ambos modos de transporte.

El representante de los ferrocarrileros acusó que el gobierno de Andrés Manuel López “no está haciendo nada” por atraer las inversiones de empresas instaladas en China hacia México, luego del alza en los costos logísticos y el fortalecimiento de la región de Norteamérica.

“Cómo vamos a atraer las inversiones que supuestamente en China ya en Estados Unidos, sus plantas americanas ya lo ven con un costo logístico muy complicado y alto, quieren traer esas inversiones a la zona T-MEC, pues resulta que en este acercamiento a las plantas industriales nadie está trabajando en ello, por lo menos del gobierno no vemos una actividad franca”, refirió el directivo de AMF.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT, refutó que las ventas de los tractocamiones y autobuses se encuentren en los mismos niveles de hace 10 años, como consecuencia de la falta de renovación de flotas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA