Maduro celebra la participación de la oposición en las ‘megaelecciones’ en Venezuela y anuncia la nueva fecha del diálogo en México

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aplaudió este martes a los miembros de la oposición radical que confirmaron su participación en las ‘megaelecciones’ regionales previstas para noviembre de este año.

«Se ha abierto un nuevo ciclo de estabilidad política», aseveró el Jefe de Estado, quien adelantó que el próximo viernes 3 de septiembre se iniciará la segunda ronda de diálogo con el ala radical de la oposición en México, que incluye al sector representado por Juan Guaidó.

Para el mandatario venezolano, que pidió un aplauso para la oposición, el hecho de que ese sector acuda a las urnas en esta oportunidad es una «victoria total» para el chavismo. «Lo logramos, Henry. Felicitaciones», dijo Maduro en alusión al dirigente de Acción Democrática (AD), Henry Ramos Allup.

«Nunca más nadie podrá soñar con tomar el poder sin participar en las urnas electorales», sentenció Maduro, quien adelantó que con la incorporación de la oposición extremista al orden constitucional se inicia un nuevo ciclo de estabilidad política que seguramente se extenderá «por lo menos» hasta el 2030.

Maduro comentó que en las próximas ‘megaelecciones’ se sentará a ver cómo Juan Guaidó asiste a ejercer su derecho al voto. Para el mandatario, la participación del ala extremista en los comicios, luego de haber estado involucrada en distintos actos violentos con fines sediciosos, es un reconocimiento implícito a «la legitimidad del Consejo Nacional Electoral (CNE)».

Este martes, el ala radical de la oposición venezolana, agrupada en la denominada Plataforma Unitaria y vinculada a Juan Guaidó, informó que irá a las elecciones convocadas por CNE para el próximo 21 de noviembre.

Este sector, también conocido como «G4», está integrado por las facciones de los partidos Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Copei; y forman parte del proceso de diálogo político iniciado recientemente en México con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

CON INFORMACIÓN VÍA RT NOVOSTI

Almagro intenta “contaminar” diálogo entre venezolanos en México

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) intenta “contaminar los diálogos entre el gobierno de Maduro” comenta Javiero Oliva, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Ayer, Luis Almagro dijo que la OEA está lista para “cooperar”. Almagro quemó puentes durante la asamblea de la OEA en Cancún en 2017. No comentó nada al inicio de las conversaciones en México el mes pasado, sin embargo, ayer comentó: «La mayor disposición de la organización a cooperar y a que las cosas salgan bien. Ojalá salgan bien».

Oliva indica que “todo lo que ha tocado Almagro respecto a Venezuela lo ha destruido sin darse cuenta que encabeza un mecanismo regional como la OEA”.

El legislador Porfirio Muñoz Ledo lleva tiempo insistiendo en la necesidad de que la crisis política en Venezuela tenga un arreglo político y no bélico. En particular, el exembajador de México ante la Unión Europea indicó a El Economista la creación de un mecanismo “semejante a Contadora (propuesto por México en 1983 para promover la paz en Centroamérica).

Por lo pronto, los diálogos entre el gobierno de Nicolás Maduro con la oposición en México, es una importante señal de que el gobierno del presidente López Obrador “desea apostar por la solución pacífica de controversias y no a través de intentonas de golpe de Estado”, comentó la senadora Ifenia Martínez.

La senadora recuerda que el presidente Biden ha recibido duras críticas por lo ocurrido en Afganistán, “pasaron dos décadas de la presencia estadounidense y ahora el grupo talibán ha recuperado el control dejando desorden y con serias dificultades para revertir el problema”.

Leña al fuego

Muñoz Ledo ha manifestado su preocupación sobre el papel de la OEA en el tema: “El Secretario General (Luis Almagro) ha echado sistemáticamente leña al fuego y cuyo Consejo General ha cerrado filas hacia una derecha intransitable”.

Muñoz Ledo recuerda el papel de México como mediador: “Lo mismo que impulsamos a comienzos de los años ochentas en el caso de Nicaragua, cuando la tenacidad de los países del Tercer Mundo derrotó a la estrategia norteamericana y logró por distintas vías la pacificación de Centroamérica”.

Desde hace varios años, Muñoz Ledo habló de crear un mecanismo tipo Contadora para buscar soluciones a Venezuela: “Mucho nos ayudaría ahora imaginar un proceso semejante al de Contadora, donde se incluyera a países de la región.

Por lo pronto, la próxima semana iniciará la segunda reunión entre los venezolanos en México sin la participación de la OEA.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA