Zoom logra beneficios de 884 mdd gracias a ‘boom’ de las videollamadas

Los beneficios netos de la plataforma de videoconferencias por internet Zoom se duplicaron entre febrero y octubre respecto al mismo período del año anterior hasta alcanzar los 884 millones de dólares, un crecimiento aún lejos del experimentado el año pasado.

Durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, que empieza en febrero, la empresa con sede en San José (California, Estados Unidos) facturó 2 mil 231 millones de dólares, casi dos veces más que los mil 214 millones del mismo período de 2020.

Por su parte, los accionistas de la compañía se embolsaron en los pasados nueve meses 2.99 dólares por título, mientras que el año pasado a estas alturas esos beneficios fueron de únicamente 1.46 dólares.

Zoom se convirtió en 2020 en uno de los símbolos más internacionales de la pandemia de covid-19, ya que en cuestión de semanas pasó de tener una presencia casi marginal en el mercado a ser una herramienta fundamental en el día a día de millones de personas.

Escuelas, empresas e instituciones públicas de todo el mundo pasaron a celebrar en Zoom las reuniones que antes hacían en persona, y la cifra de clientes se multiplicó.

En la actualidad, Zoom cuenta con 512 mil empresas con más de diez usuarios que usan sus servicios, 18 por ciento más que hace un año.

Aunque Zoom sigue creciendo a un ritmo envidiable para cualquier empresa como muestran las cifras publicadas hoy, con la reapertura de la economía en gran parte del mundo y el progresivo retorno a las oficinas y a las aulas, su uso ha dejar de ocupar el lugar preponderante que tuvo hasta hace unos meses.

Los buenos resultados de Zoom no terminaron de convencer a los inversores en Wall Street, y sus acciones se dejaban 1.17 por ciento hasta los 239 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados neoyorquinos.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Zoom pagará 85 millones de dólares en acuerdo extrajudicial ante demanda por violar privacidad de usuarios

Zoom Video Communications acordó pagar 85 millones de dólares y reforzar sus prácticas de seguridad para resolver una demanda que alega que violó derechos de privacidad de usuarios al compartir datos personales con Facebook, Google y LinkedIn, y permitir que piratas informáticos interfirieran en reuniones, en una práctica llamada «Zoombombing».

Un acuerdo preliminar informado tarde el sábado requiere la aprobación de la jueza de distrito estadounidense Lucy Koh en San José, California.

Los suscriptores en la demanda colectiva propuesta serían elegibles para reembolsos del 15% en sus suscripciones principales o 25 dólares -cualquiera sea el monto mayor-, mientras que otros usuarios podrían recibir hasta 15 dólares.

Zoom aceptó las medidas de seguridad que incluyen alertar a los usuarios cuando los anfitriones de las reuniones u otros participantes utilizan aplicaciones de terceros, y brindar capacitación especializada a los empleados sobre la privacidad y el manejo de datos.

La empresa con sede en San José negó haber actuado indebidamente al aceptar el acuerdo extrajudicial.

En un comunicado el domingo, Zoom dijo: «La privacidad y seguridad de nuestros usuarios son las principales prioridades de Zoom, y nos tomamos en serio la confianza que nuestros usuarios depositan en nosotros».

El acuerdo del sábado se produjo después de que Koh, el 11 de marzo, permitiera a los demandantes presentar algunas reclamaciones basadas en contratos.

Aunque Zoom recaudó alrededor de 1,300 millones de dólares en suscripciones a Zoom Meetings de entre los demandantes del recurso colectivo, los abogados calificaron el acuerdo por 85 millones de dólares como razonable en vista de los riesgos de litigio.

La práctica «Zoombombing» involucra usuarios externos que secuestran las reuniones de Zoom y muestran pornografía, usan lenguaje racista o publican otro contenido perturbador.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS: Zoom lanzaría su propio servicio de correo electrónico para competir con Gmail y Outlook

El crecimiento de Zoom se ha disparado este año como consecuencia de la pandemia de COVID-19. En un mundo en el que el teletrabajo crece y los encuentros presenciales disminuyen, la aplicación de videoconferencias ha ido más allá de sus propios límites. Las acciones de la compañía han aumentado más de 500% en los últimos meses. En ese sentido, está dispuesta a aprovechar el crecimiento para impulsar otros servicios como el del correo electrónico y los calendarios. ¿Lo logrará?

Según recoge The VergeZoom ya se encuentra trabajando en su propio servicio de correo electrónico web. El desarrollo del nuevo producto estaría avanzado, lo que permitiría que las pruebas inicien tan pronto como el año próximo. La aplicación de calendario, en cambio, aún se encontraría verde. Se desconoce si el desarrollo ya comenzó, aunque estaría en los planes de la compañía para largo plazo.

La estrategia de Zoom podría resultar acercada. Si bien la pandemia marcó un antes y un después en la formas de trabajo, realizar tareas en remoto —e incluso reunirse— permanecerán en muchos ámbitos. Sin embargo, es probable que con la llegada de la nueva normalidad las videoconferencias disminuyan. Ahora bien, salir a competir a un mercado dominado por dos gigantes informáticos como Google y Microsoft puede que no sea una tarea fácil.

Zoom tiene una tarea muy difícil por delante

Es preciso recordar que, tanto la tecnológica de Redmond como la Menlo Park, cuentan con un amplio abanico de servicios y aplicaciones empresariales que incluyen mail, calendario y videoconferencias. A Microsoft, por su parte, no le ha temblado el pulso a la hora de incluir Teams dentro del paquete de Office 365, una jugada que golpeó fuerte Slack. Google ha transformado G Suite; ahora es Workspace para alcanzar más clientes corporativos.

Antes de la pandemia del coronavirus, precisamente en diciembre de 2019, Zoom contaba con apenas 10 millones de usuarios. Tras la crisis sanitaria global, en abril de este año ese número se elevó hasta 300 millones. Lo cierto es que estos tiempos de prosperidad están lejos de prolongarse en el tiempo, ya hemos visto como otros gigantes, en otras épocas, se confiaron y cayeron. ¿Será contundente la estrategia de Zoom? Solo el tiempo lo dirá.

Con información vía DPL News