Comercio de computadoras superó al de autos en el 2020

La alta demanda de equipos electrónicos a nivel mundial originada por la pandemia de Covid-19 propició, a su vez, un desabasto de chips semiconductores para la industria automotriz.

En general, el grave desabastecimiento de semiconductores está provocando retrasos en la producción de automóviles en todo el mundo.

Sobre todo, el desabastecimiento se atribuye al hecho de que, aunque la producción de automóviles se desplomó en el segundo trimestre de 2020, la demanda de semiconductores se intensificó en otras industrias.

Por ejemplo, las exportaciones mundiales de computadoras totalizaron 377,296 millones de dólares en 2020, un incremento de 6.1% interanual.

En contraste, las exportaciones de autos a nivel global fueron por 633,641 millones de dólares en el año pasado, una caída de 17.2% frente a 2019.

Los fabricantes de semiconductores se enfocaron en áreas que experimentaron aumentos repentinos en la demanda en 2020, como también ocurrió con la conectividad de red.

De ese modo, cuando la producción automotriz se recuperó en el año actual, la producción de semiconductores empezó a ser insuficiente, dada la escasa capacidad ociosa del sector.

En su último reporte trimestral, General Motors indicó que la industria automotriz está experimentando actualmente una escasez global de suministro de semiconductores, lo que ha afectado a múltiples proveedores, quienes los incorporan en las piezas suministradas a la industria terminal.

“Esperamos que la escasez de suministro de semiconductores tenga un impacto temporal en nuestro negocio”, dijo General Motors.

La perspectiva de esta compañía automotriz depende del impacto económico de la pandemia y la escasez global de semiconductores, los cuales continúan evolucionando.

Además, la empresa ha estado fabricando vehículos, sin los componentes afectados, lo que representa un valor en libros de inventario de aproximadamente 1,200 millones de dólares al 31 de marzo de 2021.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Desabasto de chips restringe crecimiento del mercado TIC en México

Pese a que la industria de tecnologías de la información y comunicaciones lleva varios trimestres superando la dinámica de la economía mexicana, el desabasto de circuitos integrados y semiconductores (chips) ha restringido el crecimiento del mercado TIC en el país, de acuerdo con el reporte de Tecnología y Negocios para el primer trimestre del 2021 de Select.

Mientras que la economía mexicana se estancó en el primer trimestre del 2021, con un retroceso de -2.9% en marzo, la industria tecnológica, que agrega a operadores de telecomunicaciones, fabricantes, canales de venta y prestadores de servicios de tecnología, vio un crecimiento de 2.6% en el primer cuarto del año.

Este crecimiento podría haber sido más acelerado si no fuera por la escasez de circuitos integrados y semiconductores que afecta a las cadenas productivas de todo el mundo y en particular, de México. 

Según Alejandro Vargas, director de Investigación de Mercados de Select, los principales afectados por este abasto en el país son los fabricantes de cómputo, que no han podido aprovechar la oportunidad que ha ofrecido el crecimiento de la demanda de laptops. Los operadores de telecomunicaciones también han visto una caída en la venta de dispositivos móviles (smartphones) vinculada en buena medida al desabasto de tarjetas SIM y a la escasez de los propios dispositivos.

En la parte de hardware sí pudo haber crecido más. La venta de computadoras personales al mayoreo vio un crecimiento a doble dígito en el primer trimestre del 2020 y si no hubieran ocurrido estas restricciones de abasto se habría desatado mucho más”, dijo Vargas. Los fabricantes de equipo vieron un modesto crecimiento de 3% durante los primeros tres meses del 2021.

De acuerdo con Fabiola Cruz, analista de Canales TIC, si bien no ha ocurrido un aumento en los precios de los equipos celulares, conforme las empresas iban agotando sus inventarios de smartphones de gama baja y media, los únicos dispositivos disponibles en muchos casos son los de gama alta, que en muchos casos son inaccesibles para el grueso de la población. 

Aunque se ha reducido el porcentaje de directores de tecnología y empresarios de la industria TIC que creen que el desabasto de hardware es el mayor problema que enfrenta la industria, este sigue estando alrededor de 60%, es decir que seis de cada 10 miembros de la industria TIC piensa que éste seguirá siendo el principal problema de estos negocios en México. Como adelantó Select en febrero, la industria TIC espera que el problema del desabasto se resuelva hasta el segundo semestre del 2020.

Optimismo 

Pese a estas previsiones alrededor del desabasto, la industria tiene un sentimiento optimista en torno al desarrollo de los negocios de tecnología durante el 2021. 

De acuerdo con la encuesta de expectativas de negocio de Select, todos los índices están muy por encima del umbral que divide al crecimiento de la contracción, una base de 50 puntos. Quienes tuvieron un crecimiento durante el mes anterior muestran un índice de 63.3 puntos, mientras que los que creen que verán un crecimiento en su negocio en el próximo mes alcanza un índice de 72.8 puntos y, aunque es menor, el optimismo por el desarrollo de la industria durante el trimestre alcanza 58.4 puntos.

La vertical TIC que más creció en el primer trimestre del 2021 fueron los canales de venta, con 5% respecto al mismo periodo del año anterior; le siguen los prestadores de servicio, con un crecimiento de 4%; los fabricantes, 3%, y los operadores de telecomunicaciones, con 3% también. En total, los negocios TIC mexicanos registraron una facturación de 283,858 millones de pesos en los primeros tres meses del 2021.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ Fabricantes de chips y big tech se unen para presionar a EE. UU. y acabar con crisis de producción

Las compañías estadounidenses líderes en la fabricación de chips y las empresas tecnológicas que los utilizan establecieron una coalición para pedir un financiamiento federal multimillonario destinado a la investigación y la producción local de semiconductores en Estados Unidos.

Este martes 11 de mayo, se anunció el nacimiento de la Coalición de Semiconductores en Estados Unidos (SIAC, por sus siglas en inglés), cuya acción inaugural fue la petición de 50 mil millones de dólares al Congreso para impulsar la investigación y fabricación nacional de chips en el país norteamericano.

Entre sus miembros más destacados se encuentran fabricantes de semiconductores como Intel, Nvidia y Qualcomm, y empresas tecnológicas y de telecomunicaciones que dependen de ellos, como Amazon Web Services, Apple, AT&T, Google, Microsoft y Verizon.

La SIAC explicó que su misión es promover políticas federales que favorezcan la fabricación e investigación de semiconductores en Estados Unidos, a fin de fortalecer la economía, la seguridad nacional y la infraestructura crítica.

La coalición surge en el contexto de la crisis global de chips, en la que la escasez en las cadenas de suministro de la industria paralizó, en primera instancia, diversas plantas automotrices alrededor del mundo, y después se extendió a toda la industria electrónica, por lo que ha puesto en vilo la producción global de celulares y computadoras hasta 2022.

El monto de 50 mil millones de dólares forma parte del presupuesto que el Presidente Joe Biden ha destinado a los semiconductores, como parte de su plan billonario de infraestructura para generar empleos y reactivar la economía estadounidense tras la pandemia de Covid-19.

Y añadió que su objetivo específico es asegurar fondos para la Ley Chips para Estados Unidos, promulgada a inicios de este año, la cual autorizó, pero no financió, los incentivos necesarios para la fabricación local de semiconductores y los proyectos de investigación al respecto.

Cabe recordar que la industria de los semiconductores ha sido una prioridad para Biden durante los primeros meses de su gobierno. En febrero comenzó a elaborar una orden ejecutiva para revisar la cadena de suministro, que firmó el 24 de ese mes.

Y en su primera solicitud de presupuesto, que remitió al Congreso a principios de abril, el mandatario pidió 150 millones de dólares para combatir la escasez mundial de chips.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Volkswagen, Ford y GM, las armadoras más afectadas por el desabasto de chips

Norteamérica es la región con el mayor impacto por el desabasto de semiconductores en el mundo, con el 31% de afectación (768,553 unidades) de un total de 2 millones 504,949 de vehículos que se han dejado de ensamblar entre los grandes fabricantes durante el primer cuatrimestre del 2021, reveló Alberto Bustamante García, director de Comercio Exterior y Normalización de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Y dentro de la zona de Norteamérica, Estados Unidos ha dejado de producir 478,197 unidades, que representa el 62% de impacto por escasez de chips, seguido por Canadá con 154,511 vehículos (20%); mientras México ha dejado de ensamblar 135,845 autos, un 18 por ciento.

Volkswagen encabeza la lista de las armadoras con mayor impacto en el mundo, donde ha dejado de ensamblar 497,621 vehículos; seguido por Ford con 452,710 unidades y General Motors 307,927 autos.

En conferencia de prensa virtual, el directivo de la INA explicó, de la producción mundial de semiconductores, apenas el 5% se dirige a la industria automotriz, el resto va a la industria de la tecnología y telecomunicaciones, además de que al ser producido en países asiáticos se atiende primero a esa región, luego se surte a Europa y posteriormente a Norteamérica.

No obstante, hacia finales de este año, la industria de autopartes estima la recuperación del 100% en el abasto de chips, lo que permitirá que las armadoras dejen de realizar paros técnicos y se retome el ritmo de crecimiento.

En tanto, Fausto Cuevas, director de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), informó que se realizará la primera reunión de la Comisión de Libre Comercio prevista en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) del sector automotriz, para emprender una aclaración sobre las lecturas de las Reglas de Origen y Reglamentaciones Uniformes.

“Se pretende que los tres países tengan la misma lectura sobre Reglas de Origen, que es la regulación que determina cuando un vehículo es considerado proveniente de la región para recibir los beneficios arancelarios previstos en el tratado”, dijo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA