Necesita América Latina sistemas de salud digital inclusiva

Revertir fenómenos como la baja representatividad de las mujeres en el sector salud, su escasa participación en investigaciones, carreras STEM y posiciones de liderazgo en tecnología, son acciones necesarias para impulsar el desarrollo de América Latina y el Caribe como una región con sistemas de salud digital más inclusivos, una condición fundamental para enfrentar de mejor manera futuros escenarios de emergencia sanitaria.

“En promedio, las mujeres son diagnosticadas cuatro años más tarde que los hombres en cientos de enfermedades; tienen más probabilidad de morir de problemas comunes como ataques cardíacos; a veces reaccionan mal a medicamentos y ha sido documentado que los médicos pueden descartar el dolor y los síntomas de las mujeres más que el de los hombres”, destacó Jeniffer Nelson, especialista en salud digital de la división de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Es por ello que desde esta realidad, los retos van desde detectar una enfermedad, desarrollar tratamientos y soluciones adecuadas, ya que no se han priorizado los problemas reales que las mujeres tienen que resolver, dejando de crear valor real para este grupo de la población.

En el documento “La gran oportunidad de la Salud digital en América Latina y el Caribe”, el BID sostiene que la transformación digital del sector salud ya no es una opción sino una obligación. «La tendencia del gasto en salud en América Latina y el Caribe es creciente y, sin buenos sistemas de información, se darán ineficiencias cada vez más costosas… Al mismo tiempo, es imperativo resguardar que no traiga consigo incrementos en la gran desigualdad que caracteriza a la región”.

En este sentido, Jeniffer Nelson reconoció que hay un importante número de investigaciones e inversiones dedicadas a la inclusión en este campo, así como mujeres inspiradoras, reconocidas por el BID como “campeonas en salud digital”; sin embargo, cuando se analizan los datos, talleres técnicos y salas de juntas, se observa que las mujeres son superadas en número y a veces son invisibles.

Ante ello, el BID visibiliza a referentes femeninos en este sector y tiene entre los objetivos de la Visión 2025 aprovechar las tecnologías digitales para mejorar la salud de la población; la sostenibilidad financiera y fiscal del gasto en salud; y la calidad y productividad de los servicios sanitarios.

La pandemia de COVID-19 demostró que los países del mundo estaban muy poco preparados para un evento de tal magnitud; aún más en América Latina y el Caribe, que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) se ha traducido en la peor crisis económica, social y productiva que ha vivido la región en 120 años.

“Solo en 2020, la región registró el 28 por ciento de todas las muertes confirmadas por coronavirus y el 17 por ciento de los contágios acumulados, a pesar de solo conformar el 8.4 por ciento de la población mundial, indicando un bajo nivel de preparación de la región para un evento de este tipo”, indica el documento.

Incluso, algunos expertos consideran que estas cifras son subestimaciones derivadas de sistemas de salud desbordados y sin mecanismos para asentar esta realidad con precisión, es por ello que exhortan a empezar con una visión clara de a dónde se quiere llegar, centrada en la salud de las personas y no en la tecnología.

Aunque reconocen que ante la crisis económica, algunos países pudieran seguir con el enfoque tradicional, “las duras lecciones de COVID-19 apuntan con sentido de urgencia hacia un solo camino: el emprender transformaciones digitales para contar con sistemas sanitarios nacionales de calidad, eficientes y equitativos que promuevan el bienestar continuo de su población”.

Las «campeonas» Sonia Maribel Viana, Joseline Carias, Rosa González y Laura Anaya, reconocidas por su labor coincidieron en algunas de las barreras que han tenido al trabajar en labores de salud digital, como la carga de mayor responsabilidades en las tareas del hogar, cuidado de hijos y padres.

Asimismo, la exigencia del doble o triple esfuerzo en su desempeño profesional; la falta de oportunidades y mayor capacitación, así como los estereotipos de género que siguen creando barreras para las mujeres en toda la región.

No obstante, para atraer a más mujeres a la salud digital, las especialistas consideraron que se deben de garantizar más oportunidades de educación y mejorar la calidad de la misma; crear un entorno laboral y modelos a seguir, así como contar con una red de apoyo.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Hubo un retroceso en el bienestar de la población de América Latina desde antes de la pandemia: OCDE

Desde antes de la pandemia del Covid-19, que llevó a una crisis económica y sanitaria en el 2020, los países de América Latina registraron un retroceso en ciertos aspectos del bienestar, como desempleo, subempleo, suicidio, entre otros temas, indicó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“El fin del boom de los precios de las materias primas coincidió con un periodo de estancamiento o retroceso en muchos aspectos de las condiciones materiales, la calidad de vida y los recursos de sostenibilidad”, dijo en videoconferencia Katherine Scrivens, del Centro de Bienestar, Inclusión, Sostenibilidad e Igualdad de Oportunidades de la OCDE.

En este sentido, los aspectos que se vieron afectados fueron la pobreza, los homicidios, la cobertura sanitaria universal, así como la proporción de jóvenes empleados en el sector informal.  

“No sólo hay diferencias entre países, sino que también dentro de ellos existen grandes disparidades”, agregó antes de exponer que una de las desigualdades son de género ya que, aunque existen avances de los resultados del bienestar de las mujeres en las últimas dos décadas, las brechas continúan.

La situación podría empeorar con la invasión de Rusia a Ucrania, en un contexto en donde la pandemia del Covid-19 continúa siendo una de las principales incertidumbres para las economías a nivel global.

En este sentido, expuso que la crisis sanitaria y económica ha afectado, como en varias ocasiones se ha señalado, a las poblaciones más vulnerables, como a las mujeres, población en situación de calle, familias de menores ingresos, infantes y jóvenes, así como aquellos que viven en zonas rurales o con un bajo nivel educativo. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Cumbre de las Américas | Sociedad civil propone crear un observatorio de transformación digital

En las conclusiones del Foro de la Sociedad Civil, que se organiza en el marco de la Cumbre de las Américas, en materia TIC, se destacó la necesidad de crear un observatorio de transformación digital para las Américas con participación de actores sociales, que genere recomendaciones a los ministros y autoridades competentes.

A fin de lograr una mayor colaboración con respecto a las prioridades de la Cumbre, la Organización de los Estados Americanos (OEA) organizó el Foro de la Sociedad Civil para la interacción directa entre líderes y representantes de organizaciones de la sociedad civil independientes de todos los países de las Américas. Durante el encuentro, se trataron los ejes: “Transformación digital: derechos humanos e Internet”, “Mejora de la integración de los migrantes en las Américas”, “Igualdad de género y democracia en el siglo XXI”, entre otros. Y por cada tema elaboraron recomendaciones.

En cuanto a la transformación digital propusieron a los gobiernos proteger las telecomunicaciones como un derecho humano de libre expresión en cada país, basado en la declaración de los derechos humanos constitucionales; evitar el cierre o bloqueo de plataformas de Internet, de telecomunicaciones o las redes sociales; crear ciudadanía inteligente; ampliar las oportunidades para las empresas; fomentar el acceso universal equitativo a Internet, incluyendo una regulación del mercado justo; reconocer a Internet como espacio cívico; acondicionar la tecnología al servicio de las personas en situación de discapacidad; desarrollar el enfoque de género en materia de inclusión digital; impulsar la creación de herramientas de código abierto en asuntos electorales; desarrollar el gobierno abierto; entre otros.

En el marco de la Cumbre de las Américas, los jefes de Estado firmarán la “Agenda Regional para la Transformación Digital” que incluye compromisos para facilitar el acceso asequible y universal de banda ancha, reducir la brecha digital, fomento de pagos electrónicos, transformación del gobierno digital, entre otros puntos.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Ataques de Rusia a Ucrania paraliza la mitad de la producción mundial del neón para chips

Los dos principales proveedores ucranianos de neón, que producen cerca de la mitad del suministro mundial del ingrediente clave para la fabricación de chips, han interrumpido sus operaciones por los ataque de Rusia en su país, amenazando con subir los precios y agravar la escasez de semiconductores.

Entre el 45% y el 54% del neón de grado semiconductor del mundo, fundamental para los láseres que se usan para fabricar chips, procede de dos empresas ucranianas, Ingas y Cryoin, según cálculos de Reuters basados en cifras de las empresas y de la firma de investigación de mercado Techcet.

El consumo mundial de neón para la producción de chips alcanzó unas 540 toneladas métricas el año pasado, según estimaciones de Techcet.

Ambas empresas han cerrado sus operaciones, según representantes de la compañía contactados por Reuters, mientras las tropas rusas han intensificado sus ataques a ciudades de toda Ucrania, matando a civiles y destruyendo infraestructura.

La parada arroja una nube sobre la producción mundial de chips, que ya escasea después de que la pandemia de coronavirus disparó la demanda por teléfonos móviles, ordenadores portátiles y, posteriormente, de autos, obligando a algunas empresas a reducir la producción.

Si bien las estimaciones sobre la cantidad de existencias de neón que tienen los fabricantes de chips varía mucho, la producción podría verse afectada si el conflicto se prolonga, según Angelo Zino, analista de CFRA.

«Si las reservas se agotan en abril y los fabricantes de chips no tienen pedidos cerrados en otras regiones del mundo, es probable que se produzcan más restricciones en la cadena de suministro y que no se pueda fabricar el producto final para muchos clientes clave», dijo

Antes de la invasión, Ingas producía entre 15,000 y 20,000 metros cúbicos de neón al mes para clientes de Taiwán, Corea, China, Estados Unidos y Alemania, de los cuales alrededor del 75% se destinaba a la industria de los chips, dijo Nikolay Avdzhy, director comercial de la empresa, en un correo electrónico enviado a Reuters.

La empresa tiene su sede en la asediada Mariúpol. El miércoles, las fuerzas rusas destruyeron una maternidad allí, en lo que Kiev y los aliados occidentales calificaron de crimen de guerra. Moscú dijo que el hospital ya no funcionaba y que había sido ocupado por combatientes ucranianos.

Cryoin, que producía aproximadamente entre 10,000 y 15,000 metros cúbicos de neón al mes, y que se encuentra en Odesa, detuvo sus operaciones el 24 de febrero cuando comenzó la invasión para mantener la seguridad de sus empleados, según la directora de desarrollo empresarial Larissa Bondarenko.

Bondarenko dijo que la empresa no podría atender los pedidos de 13,000 metros cúbicos de neón en marzo a menos que cesara la violencia. Afirmó que la empresa podría aguantar al menos tres meses con la planta cerrada, pero advirtió que si el equipo resulta dañado, eso supondría un mayor lastre para las finanzas y dificultaría la reanudación de las operaciones con rapidez.

Además, dijo, no estaba segura de que la empresa pueda acceder a las materias primas para purificar el neón.

El Ministerio de Economía de Taiwán, sede del mayor fabricante de chips por contrato del mundo, TSMC, dijo que las empresas taiwanesas ya habían hecho preparativos avanzados y tenían «reservas de seguridad» de neón, por lo que no veía ningún problema en la cadena de suministro a corto plazo.

Sin embargo, los fabricantes de chips más pequeños pueden verse más afectados, según Lita Shon-Roy, presidenta de Techcet.

«Los mayores fabricantes de chips, como IntelSamsung y TSMC, tienen un mayor poder de compra y acceso a inventarios que pueden cubrirlos durante períodos más largos, 2 meses o más», dijo. «Sin embargo, muchos otros fabricantes de chips no disponen de este tipo de colchón», añadió.

Shon-Roy señaló además que han empezado a circular rumores de empresas que intentan acumular existencias. «Esto agravará el problema de la disponibilidad del suministro».

El neón ucraniano es un subproducto de la fabricación rusa de acero. El gas, que también se usa en la cirugía ocular con láser, se produce también en China, pero los precios chinos están aumentando constantemente.

Bondarenko afirma que los precios, ya presionados tras la pandemia, han subido hasta un 500% desde diciembre.

Según un informe de la prensa china, que citó al proveedor de información sobre el mercado de materias primas biiinfo, el precio del gas neón en China se ha cuadruplicado, pasando de 400 yuanes/metro cúbico en octubre del 2021 a más de 1,600 yuanes/metro cúbico a finales de febrero.

Los precios del neón aumentaron un 600% en el periodo previo a la anexión rusa de la península de Crimea a Ucrania en 2014, según la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Empresas de otros países podrían iniciar la producción de neón, pero tardarían entre nueve meses y dos años en aumentar su producción, según Richard Barnett, director de marketing de Supplyframe, que proporciona información de mercado a empresas de todo el sector electrónico mundial.

Pero Angelo Zino, de la CFRA, señaló que las empresas podrían no estar dispuestas a invertir en ese proceso si la escasez de suministro se considera temporal.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

En 20 años, firmas de España controlaron sectores estratégicos

Antes de la llegada al poder del panista Vicente Fox, la inversión española en México era casi testimonial. España estaba preocupada por superar la crisis económica de finales del siglo XX, la cual tenía al país europeo sumido en una profunda depresión laboral y financiera, Sus grandes empresas estaban enfocadas al mercado europeo y en América Latina primero les interesaba Brasil, que concentraba alrededor de 48 por ciento de la inversión ibérica en la región; Argentina, con 24 por ciento y Chile, con 11 por ciento.

México, a pesar de ser uno de los mercados más grandes y atractivos, no figuraba en su radar y sólo representaba 8 por ciento de la inversión española directa en América Latina.

Con la llegada a la presidencia de Fox, pero sobre todo de su sucesor, también panista, Felipe Calderón, se abrieron de par en par las puertas del mercado mexicano, el público y el privado, a las empresas españolas. Fue un periodo histórico que coincidió con la gran expansión de las multinacionales ibéricas.

Tejido neoliberal

Una vez desalojado el PRI del poder, en el año 2000, se intensificó la apertura comercial, pero sobre la misma base que tejieron los gobiernos neoliberales de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo.

La acumulación y firma de acuerdos de libre comercio con diversas regiones y países convirtieron a México en uno de los países más abiertos en asuntos comerciales, como fue el caso del Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea, que entró en vigor precisamente en el año en el que el PRI fue expulsado de la Presidencia. Ese pacto supuso también el inicio de la gran expansión de las empresas y las inversiones españolas en México, que hoy son las segundas en importancia, sólo detrás de Estados Unidos.

En 20 años, las grandes corporaciones españolas han pasado a controlar algunos de los sectores estratégicos de la economía mexicana: el bancario, con el primero y el tercer banco en volumen de activos del país: el Banco Bilbao Vizcaya Argentina (BBVA), que en su día absorbió a Bancomer, y Santander, que hoy es uno de los principales operados del mercado financiero y es el prestamista líder en el sector del automóvil. En el energético, con prácticamente todas las multinacionales españolas con inversiones y negocios en el país, entre ellas Iberdrola, Endesa, Repsol, Acciona y Naturgy. Y en la infraestructura, léase carreteras, puertos o grandes proyectos públicos, también se han posicionado algunas empresas españolas entre las más poderosas del país, como la constructora OHL (salpicada de numerosos acusaciones de corrupción), y Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), entre otras.

Además, está el sector turístico, donde se han convertido en líderes de algunos destinos de éxito, como la Rivera Maya, los Cabos y Huatulco. Algo parecido ha ocurrido en otros sectores menos relevantes y en menor grado de penetración, como el de la industria editorial, los medios de comunicación y los servicios.

En menos de dos décadas, el empresariado español, que viajaba a México con sus propios directivos y técnicos –como sigue ocurriendo hasta la fecha, al menos al más alto nivel– ha pasado a controlar sectores estratégicos y sensibles de la economía mexicana. Y todo eso ha sido gracias en buena parte a la connivencia del poder político, de los gobiernos de turno que les han abierto las puertas de par en par y les han concedido un trato de privilegio que ni siquiera recibían los empresarios mexicanos.

En 2002, a tan sólo dos años de haber entrado en vigor el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, Fox hizo una visita de Estado a España, en lo que fue visto, en retrospectiva, el inicio de la gran penetración del empresariado ibérico en México. En aquella gira, Fox anunció proyectos de inversión española en el país por 293 millones de dólares en los sectores de medio ambiente, agroindustria y fabricación de piezas para automóviles.

El entonces presidente mexicano recordó, además, que se había creado un fondo de financiación con capital-riesgo por 20 millones de dólares (21.6 millones de euros) para las pequeñas y medianas empresas del sector turístico.

Incremento en la balanza comercial

Esa pequeña incursión provocó un incremento en la balanza comercial bilateral superior al 40 por ciento, que se fue intensificando hasta que España pasó a concentrar en menos de una década algo más de 25 por ciento de la inversión española en América Latina y con una inversión acumulada de 35 mil millones de euros y que hoy supera los 75 mil millones.

Las primeras empresas españolas que arribaron a México fueron las editoriales, hace ya varias décadas, pero la avalancha se produjo en los primeros años del foxismo, con la llegada de los dos grandes bancos, Santander y BBVA, y el desembarco de las principales empresas eléctricas y turísticas. Es decir, que en todo este proceso de lo que algunos llaman la “neocolonización” de México, el sector financiero ha llevado la voz cantante, con las absorciones o compras de las entidades financieras mexicanas, como fue en su día la adquisición de Serfin en mil 500 millones de dólares por el banco Santander, y la realizada por BBVA, que en su día se comprometió a adquirir por 2 mil 500 millones de dólares la mitad de las acciones de Bancomer y que en pocos años compró de forma íntegra.

Durante el foxismo, cuando inició la apertura del sector energético, también llegaron las primeras incursiones de las empresas españolas, con una inversión inicial de más de 4 mil millones de dólares en plantas generadores de energía, sobre todo de Unión Fenosa e Iberdrola, que en menos de un lustro acapararon más de 5 mil megavatios de potencia en Méxco. Igual ocurrió con las telecomunicaciones, cuando se abrieron las puertas de par en par para la entrada de Telefónica (hoy Movistar) en el mercado mexicano, que en poco tiempo se situó en el segundo lugar del negocio de teléfonos celulares.

El bazar de ProMéxico

Vicente Fox, quien se había alineado abiertamente con la derecha española y con su entonces líder y presidente, José María Aznar, dejó las bases para que lo vendría después: el gran desembarco de las multinacionales españolas en México, que convirtieron nuestro país en uno de los principales objetivos de negocio de sus corporaciones. Y fue en gran medida gracias a un programa que impulsó el presidente Felipe Calderón (2006-2012), que llamó ProMéxico y que consistía en organizar encuentros que funcionaban como un gran bazar del Estado mexicano en el extranjero.

En Madrid, por ejemplo, lo primero que hacía la Secretaría de Economía –de la que dependía ProMéxico–, a través de la delegación diplomática, era elegir un hotel de lujo, todos de cinco de estrellas, como el Palace, Ritz o el Villa Magna, para alquilar tres, cuatro, cinco y hasta seis salones durante un par de días para organizar encuentros sectoriales con empresarios españoles. Esos encuentros consistían en la presentación, por parte de los responsables de ProMéxico, de los grandes proyectos de infraestructuras que tenía previsto realizar el Estado mexicano en los próximos años, tanto a nivel federal como estatal y hasta municipal. Esas reuniones resultaron a la postre vitales para que esas corporaciones españolas tuvieran la información de primera mano en su entrada al mercado mexicano y conseguir, siempre vía concurso público, pero con la información previa otorgada por el Estado mexicano, los grandes contratos que buscaban.

Un largo desembarco

Las presentaciones se hacían siempre de forma pormenorizada, sector por sector, estado por estado, municipio por municipio, y siempre había gráficos que mostraban la situación y hasta se entregaban dosieres con toda la información sensible.

Esa fue la práctica habitual durante el sexenio de Felipe Calderón, quien se convirtió en el principal impulsor de la presencia de las empresas españolas en México, sobre todo en el sector energético, y que estuvieron listas cuando se aprobó la ley energética que impulsó su sucesor, Enrique Peña Nieto, y que permitió la entrada sin restricciones de las multinacionales al sector.

Aunque con Calderón sí se puso fin a Luz y Fuerza del Centro (2009), lo que representó en realidad una fiesta de bienvenida a las grandes corporaciones energéticas españolas, que habían estado reclamando un gesto así para entrar en el mercado mexicano.

Uno de cada 5 dólares de IED en energía es de origen español

Alejandro Alegría

Detrás de Estados Unidos, las firmas de España son las que concentran más inversión en el sector energético en el territorio mexicano, una situación similar al sistema bancario, por lo que México es uno de los mercados principales para compañías como Acciona e Iberdrola, según datos oficiales.

Reportes de la Secretaría de Economía (SE) señalan que, hasta el tercer trimestre del año pasado, en el país operaban 471 sociedades de capital ibérico, las cuales representan 19.7 por ciento de la participación total de la inversión extranjera directa (IED) en el sector energético.

La IED proveniente de España en el sector asciende a 9 mil 739 millones de dólares, monto que lo ubica como la segunda nación inversora. En primer lugar se encuentra Estados Unidos y en tercero Canadá.

La inversión en el área energética representa 7.8 por ciento del total del capital extranjero que ingresa a México.

La SE indica que la principal compañía que invierte en el país es Iberdrola, aunque Repsol está catalogada –por su negocio de lubricantes y venta de combustibles– como la tercera empresa principal en el sector de comercio al menudeo, donde España ocupa la tercera posición con una inversión de 234 millones de dólares.

La dependencia federal señaló que hasta el tercer trimestre de 2021 se observó un flujo negativo de 15 millones 977 mil de dólares en concepto de nuevas inversiones en generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, pero no detalla sobre el sector energético.

En 2020 también mostró un comportamiento negativo de 397 millones 326 mil dólares, mientras un año antes el flujo ascendió a 144 millones 339 mil dólares.

La reinversión de utilidades de las empresas de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final fue de 543 millones 990 mil dólares entre enero-septiembre del año pasado.

El negocio de la generación

Iberdrola posee en el país 23 plantas generadoras de energía que se encuentran bajo esquemas de autoabasto, cogeneración y energías limpias, por lo que controla 20 por ciento del mercado.

Datos de la trasnacional indican que México es el tercer mercado más rentable, sin contar a España, pues sólo en 2020 obtuvo un beneficio neto de 262 millones 500 mil euros, monto 9.60 por ciento superior al de un año atrás.

Además las operaciones de Iberdrola en territorio mexicano son el mejor negocio dentro de la región de América Latina, pues en Brasil sólo obtuvo en el mismo año 120 millones 700 mil euros.

Acciona, compañía del sector energético, pero con negocios de infraestructura hidráulica e incluso en el Tren Maya, señala en su reporte del primer semestre de 2021 que obtuvo ingresos en el país por 80 millones de euros, un retroceso de 3.1 por ciento comparado con el mismo periodo de 2020. Pese a ello, el mercado mexicano significó el tercer mercado más importante sin contar a España, sólo por detrás de Estados Unidos y Chile.

La rentabilidad del gas

Naturgy, firma que mantiene diversos negocios relacionados con el gas señala en su informe de 2021 que obtuvo mil 768 millones de euros, un crecimiento anual de 50.85 por ciento. México es el segundo mercado después de Francia, descontando a España.

Aunque Repsol es una de las firmas más importantes en el sector comercio al menudeo, en sus informes financieros publicados no desagrega sus ganancias por país.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

América Móvil encenderá sus redes 5G este 2022 en América Latina

Este 2022 será el año en el que América Móvil (AMX) encenderá el switch de sus redes 5G en América Latina y reforzará sus inversiones para el despliegue de dicha tecnología en la mayoría de los países donde opera, incluido México, reveló Daniel Hajj, CEO de la compañía.

El ejecutivo de América Móvil comentó durante su conferencia trimestral con analistas, que invertirán alrededor de 8 mil millones de dólares en toda la región, además de los cerca de mil 100 millones que invirtieron durante 2021, principalmente en espectro para el mercado brasileño y también en México.

Afirmó que será este mismo año cuando comiencen las operaciones de sus redes 5G en los mercados latinoamericanos.

“Creo que en la mayoría (de los países de América Latina) tenemos espectro. Respecto al lanzamiento, puedo decir en el 90 por ciento de los lugares donde operamos en 2022”, comentó Hajj.

De acuerdo con el reporte correspondiente al cuarto trimestre de 2021, América Móvil tuvo ingresos consolidados por 211 mil 145 millones de pesos mexicanos (10.2 mil millones de dólares), lo que significó un aumento de 7 por ciento respecto al cuarto periodo de 2020.

Además, sus  ingresos anuales también crecieron 1.9 por ciento a 855.5 mil millones de pesos.

América Móvil reportó también un incremento en las suscripciones casi en todos los países, situación a la que también se refirió Daniel Hajj durante su llamada con analistas.

“Nuestra base de pospago subió 10.1 por ciento. Brasil fue el líder en términos de adiciones de pospago con 1.1 millones, seguido por Colombia con 357 mil y Austria con 202 mil. Por su parte, México contribuyó con casi la mitad de las adiciones de prepago, mientras que Colombia aportó 349 mil y Argentina 294 mil”, detalló Hajj.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

ACTUALIDAD_ Pobreza extrema en Latinoamérica crece en 2021 pese a recuperación económica

La pobreza extrema en Latinoamérica volvió a crecer en 2021 al alcanzar 86 millones de personas, 5 millones más que en 2020, a pesar a las ayudas sociales otorgadas para afrontar la pandemia de coronavirus, reveló la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) este jueves (27.02.2022).

El organismo dependiente de la ONU estimó que la tasa de pobreza extrema aumentó de 13,1 % a 13,8 % el año pasado, mientras que el índice de pobreza general disminuyó de 33 % a 32,1 % y afectó a 201 millones de latinoamericanos.

«Pese a la recuperación económica experimentada en 2021, los niveles de pobreza y pobreza extrema se han mantenido por encima de los registrados en 2019, lo que refleja la continuación de la crisis social», apuntó el informe titulado Panorama Social de América Latina, presentado por la Cepal, con sede en Santiago de Chile.

De acuerdo a la Cepal, la tasa de incremento de la pobreza extrema representa «un retroceso de 27 años» en el avance de los indicadores.

En detalla, el incremento de la pobreza en 2021 afectará sobre todo a Brasil y Costa Rica por los recortes de las ayudas estatales. Del otro lado, Chile y República Dominicana mantendrían sus niveles, apoyados en la continuidad de las transferencias fiscales.

«La recuperación económica de 2021 no ha sido suficiente para mitigar los profundos efectos sociales y laborales de la pandemia, estrechamente vinculados a la desigualdad de ingreso y género, a la pobreza, a la informalidad y a la vulnerabilidad en que vive la población», agregó Bárcena.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, llamó a mantener las transferencias monetarias de emergencia en 2022 o hasta que la crisis sanitaria esté controlada, ya que fueron claves en gran parte de los países para mantener a raya los niveles de pobreza.

CON INFORMACIÓN VÍA DEUTSCHE WELLE

TENDENCIAS_ Las colombianas UBITS y Tül levantan 206 millones de dólares para consolidarse en América Latina

Ambas compañías cuentan con una fuerte presencia en México: 40% de los trabajadores de UBITS son mexicanos y Tül cuenta con dos centros de distribución, uno de los cuales, ubicado en Tlalnepantla, Estado de México, es el mayor de América Latina, con 12,000 metros cuadrados.

Colombia comienza el 2022 con una inversión de 206 millones de dólares en el sector de startups. UBITS, empresa de capacitación corporativa online, levantó una ronda de financiamiento Serie B por 25 millones de dólares.

Se trata de la segunda inversión en la semana entre las startups del país sudamericano, después de que Tül, que se dedica a la digitalización de la cadena de suministro de la industria de la construcción, recibiera 181 millones de dólares.

La serie B de UBITS fue liderada por el fondo Riverwood Capital, el cual tiene en su portafolio a otras empresas del sector de tecnologías de la educación (edtech), como Degreed y Digital House.

Tül recibió también una serie B de parte de Avenir Growth Capital y 8VC; además de contar con inversionistas como Monashees, Lightrock, Coatue, Tiger Global, SoftBank, Foundamental, Vine, Marathon Labs y H20, que han llevado a han compañía a ser valorada en 800 millones de dólares.

El mercado colombiano de startups inicia el 2022 con estas inversiones después de que también hubiera establecido récords de levantamiento en 2021, con más de 1,300 millones de dólares recaudados hasta agosto, lo que lo coloca después de los mercados brasileño y mexicano en América Latina, según información de la Asociación para la Inversión de Capital Privado en América Latina (LAVCA). 

Tanto Tül como UBITS cuentan con una fuerte presencia en México: 40% de los trabajadores de UBITS son mexicanos y Tül cuenta con dos centros de distribución, uno de los cuales, ubicado en Tlalnepantla, Estado de México, es el mayor de América Latina, con 12,000 metros cuadrados. En 2022, Tül planea destinar 23 millones de dólares a ampliar su presencia en el país, que actualmente cubre el Valle de México y la zona metropolitana de Guadalajara para llegar a Puebla y Toluca; además de abrir un segundo centro logístico en Iztapalapa.

En el caso de UBITS, además de para ampliar su oferta de cursos online desde 750 a más de 2,000, la plataforma planea usar los recursos obtenidos de la inversión para abrir operaciones en España, con lo que ampliará el número de países en los que opera, que actualmente incluyen a México, Colombia, Perú, Chile, Ecuador, Guatemala y Panamá.       

Entre las compañías que han visto a estas startups colombianas como aliados dentro de sus cadenas productivas están Cemex, Mexalit, Arcelormittal Sicartsa, Urrea y Santul, en el caso de Tül, y de Adecco, Alsea, Grupo Bal, Grupo Uifin, Linio, Mercado Libre y Sodexo, en el caso de UBITS. Incluso, ambas compañías tienen también una relación de negocios. Los casi 10,000 ferreteros a los que Tül da servicio son capacitados vía online mediante la plataforma de UBITS. 

“Creo que todo lo que sea inversión para estas empresas en la región aporta al desarrollo de los mismos países”, dijo Martha Forero, directora operativa y cofundadora de UBITS.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Economía de México: Cepal ajusta su pronóstico a la baja

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) ajustó a la baja sus estimados de crecimiento económico para México a 2.9 por ciento en 2022, desde un 3.2 por ciento previsto en agosto pasado.

En tanto que el pronóstico de la CEPAL sobre el desempeño del PIB en 2021 se mantuvo en 5.8 por ciento, debido a la desaceleración de la economía de Estados Unidos y China con un impacto en el comercio global.

“Hay una profunda incertidumbre a nivel mundial y enormes asimetrías en la capacidad de respuesta en términos macroeconómicos, productivos, de salud entre los países”, dijo en la presentación del informe Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2021


La región enfrenta un 2022 muy complejo con la persistencia e incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, fuerte desaceleración del crecimiento, se mantienen la baja inversión, productividad y lenta recuperación del empleo, persistencia de los efectos sociales provocados por la crisis, menor espacio fiscal, aumentos en las presiones inflacionarias y desequilibrios financieros.

Se estima una desaceleración del comercio global, de un crecimiento de 10.8 por ciento en 2021 y este año se estima crezca en 4.7 por ciento en 2022.

“La desaceleración esperada en la región en 2022, junto a los problemas estructurales de baja inversión y productividad, pobreza y desigualdad, requieren que reforzar el crecimiento sea un elemento central de las políticas, al tiempo que se atienden las presiones inflacionarias y riesgos macrofinancieros”, señaló Alicia Bárcena.

La CEPAL identifica cinco elementos de riesgo para la región en 2022, la desaceleración del crecimiento, la persistencia de la baja inversión, las presiones inflacionarias y mayores tasas de interés, la depreciación de las monedas respecto al dólar y la baja calificación de la deuda soberana por parte de las calificadoras.

La institución estima que el crecimiento del PIB en América Latina crezca 2.1 por ciento desde un 6.2 por ciento de expansión estimada en 2021. El Caribe crecerá 6.1 por ciento, América Central crecerá 4.5 por ciento, mientras que América del Sur lo hará en 1.4 por ciento.

“Uno de los temas centrales de la región en este año es el crecimiento y para ello tendrán que acudir a políticas fiscales y monetarias que prioricen el crecimiento con estabilidad real más que nominal”, señaló la funcionaria en la conferencia de prensa virtual.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Aumentarán los dolores de cabeza regulatorios para las plataformas colaborativas

Vendrá un 2022 complejo para los negocios de la economía colaborativa. En los últimos años han proliferado los proyectos de ley y las normativas que buscan regular las plataformas digitales, especialmente de transporte y entrega de comida y productos, tratando de replicar las reglas de modelos de negocio tradicionales.

Hay diferentes aristas involucradas en el debate regulatorio sobre las plataformas colaborativas: las principales son la competencia, el tema laboral, la seguridad, un marco fiscal y el acceso a datos y la protección a la privacidad de los usuarios.

Alrededor del mundo, y América Latina no es la excepción, las autoridades regulatorias, sectoriales y legisladores aún no comprenden cómo la economía colaborativa plantea un cambio de paradigma: al incorporar la tecnología en el centro, los modelos de negocio son capaces de innovar, reducir los costos de las transacciones y acceder a información que les permite ofrecer servicios de manera más eficiente.

En 2021, se aprobaron leyes controversiales para regular las plataformas de este segmento de la economía digital. En España, en agosto entró en vigor la conocida Ley Rider, que obliga a las empresas tecnológicas como Uber Eats y Glovo a contratar como asalariados a los repartidores.

La normativa provocó la pérdida de una importante fuente de ingresos para los colaboradores de las plataformas, pues ahora compañías como Uber Eats optaron por subcontratar repartidores mediante empresas de logística, y Deliveroo anunció el fin de sus operaciones.

Algunos países de América Latina están siguiendo los ejemplos de Europa para crear sus propias regulaciones. Por ejemplo, en Perú se presentó un proyecto de ley que pretende reconocer una relación de dependencia laboral entre las plataformas y los repartidores, restringir el horario de trabajo y fijar condiciones de protección social. También hay otras iniciativas en curso que quieren regular las plataformas de transporte compartido.

Colombia desechó una propuesta de ley que solucionaría los conflictos entre los gremios taxistas y los conductores de plataformas. Sin embargo, el Congreso dio marcha atrás al trámite legislativo debido a la presión política y social de los taxistas. Luego, el regulador de transporte inició una persecución contra los conductores por considerar el servicio como ilegal.

Otro caso es el de México. El gobierno de la Ciudad de México elevó el cobro de impuestos para las entregas que se realizan a través de las plataformas digitales. Aunque las empresas de Internet ya retenían el IVA e ISR, ahora deberán cubrir un impuesto igual al 2 por ciento de cada entrega a domicilio. 

También en México, en el estado de Puebla se aprobó una ley de transporte que permite la vigilancia a conductores y pasajeros de las plataformas de movilidad. 

Con estos antecedentes, podemos esperar que en 2022 el entorno regulatorio se vuelva más retador para la economía colaborativa. Por un lado, el proceso de recuperación tras los estragos del confinamiento por Covid-19 pondrá presión extra a las economías y se buscará recaudar ingresos de las plataformas colaborativas, como ya sucedió en México, a pesar de las afectaciones a los usuarios y de que, irónicamente, afectarán la reactivación de comercios, pequeñas y medianas empresas, repartidores, conductores y familias.

Por otro lado, veremos proyectos e intentos por regular el trabajo realizado a través de las plataformas. Aunque las intenciones de brindar protección social y beneficios son legítimas, predominará una visión anacrónica del engranaje de la economía colaborativa, al querer ajustarla a los esquemas laborales actuales que arrastran desde hace años problemas como el desempleo, la subcontratación o la informalidad.

En cuestión de competencia, las autoridades de América Latina tendrán que hacer un balance de los reclamos de los gremios taxistas, que en países como Colombia y México se encuentran cooptados por grupos de poder, y las necesidades de movilidad de la población que prefiere usar las aplicaciones de transporte. Algunos mercados se inclinarán por pensar que las plataformas representan una competencia desleal al servicio tradicional de taxi, y las empresas de la economía colaborativa deberán enfrentarse a ello.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS