Alemania entrena a su población ante un posible «apagón» energético y de telecomunicaciones

Alemania se prepara para un escenario de guerra sin ninguna guerra de por medio.

“Un corte de energía es un fracaso total. Entonces nada funciona, ya que muchos sufrieron las inundaciones de julio. Precisamente por eso debemos prepararnos lo mejor posible”, dijo el ministro del Interior, Herbert Reul. «Jugar en un escenario de desastre puede salvar vidas«, dijo el ministro, refiriéndose a las numerosas actividades preparadas para este día. Los visitantes pudieron aprender a comunicarse en caso de un corte de energía o las telecomunicaciones. «Sin electricidad a menudo significa: sin suministro de energía a los mástiles de transmisión y sin recepción de teléfonos móviles«, dice Reul.

El Día de la Protección contra Desastres se planeó originalmente para el año pasado. Sin embargo, debido al confinamiento por el coronavirus, tuvo que ser cancelado. “Me alegra que finalmente estemos celebrando el Día de la Protección contra Desastres este año. De esta manera generamos atención para un tema que nos concierne a todos”, dijo el ministro.

“En Alemania tampoco somos inmunes a accidentes graves. Por lo tanto, es importante que la población en su conjunto esté regularmente informada y sensibilizada”, dijo Reul.

Este ensayo concierne a un gran número de posibles escenarios y de control de desastres: desde evitar peligros para la salud o la vida en situaciones excepcionales, durante inundaciones, condiciones climáticas extremas como tormentas, lluvias intensas o períodos de sequía Pero también se habla de conflictos bélicos, guerra biológica y armamento nuclear.

También se ensayó la organización de la ayuda en accidentes graves con muchos heridos o apoyo a las autoridades ambientales cuando se liberan sustancias peligrosas especiales. Un uso históricamente notable del control de desastres fue el corte de energía en el severo invierno de 2005 en Münsterland, durante el cual el suministro de la población tuvo que asegurarse durante varios días en las condiciones más difíciles y donde el escenario energético alemán augura una posible repetición este invierno.

Alemania se prepara para un escenario de guerra sin ninguna guerra de por medio.

CON INFORMACIÓN VÍA ENTRE NOTICIAS (RUBÉN LUENGAS)

Huelga paraliza parcialmente la red de trenes en Alemania

Por cinco días, el operador ferroviario Deutsche Bahn (DB) garantizará solo 25% de las conexiones de larga distancia. También espera el funcionamiento de 40% de los trenes regionales y urbanos.

La tercera huelga nacional de conductores de tren en un mes en Alemania se desarrolló este jueves (02.09.2021), pese a una propuesta de última hora de la dirección del operador público ferroviario Deutsche Bahn (DB) al sindicato GDL.

La protesta, vinculada a una negociación salarial, comenzó el miércoles con el transporte de mercancías y a partir de este jueves se trasladó al resto de la red.

El origen de la movilización fue el fracaso de las negociaciones salariales sobre el próximo convenio colectivo entre la dirección y el sindicato, principalmente en lo que concierne al aumento de salarios.

Viajeros esperan en las estaciones hasta que puedan tomar algún tren

Oferta «inaceptable»

La compañía ferroviaria hizo a última hora del miércoles una nueva oferta a GDL que consistía en un aumento salarial de 3,2% y una bonificación por coronavirus de hasta 600 euros.

Pero GDL rechazó la oferta, a la que tachó de «inaceptable» y anunció que seguirá con la huelga al menos hasta el martes.

En este periodo solo se garantizarán 25% de las conexiones de larga distancia, según DB, que espera un funcionamiento de 40% de los trenes regionales y urbanos.

Los conductores de tren protagonizaron ya dos huelgas el mes pasado, apoyadas por una mayoría de los trabajadores, las cuales bloquearon a un gran número de viajeros en plenas vacaciones de verano.

CON INFORMACIÓNN DE DW MUNDO

COVID: Merkel ordena cierre hasta el 10 de enero por los contagios en Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió ante el Parlamento en Berlín un endurecimiento de las medidas, como cerrar negocios hasta el 10 de enero, para combatir el coronavirus antes de Navidad, debido al aumento de los contagios.

La mandataria lo hizo con un emotivo mensaje en el que casi suplicó que se intensifiquen los cuidados para evitar contagios en la semana previa a estar en contacto con los adultos mayores en esta época de fiestas decembrinas.

“Aunque sea duro y sé cuánto amor se ha invertido en montar los puestos de vino caliente y waffles, esto no es compatible con el acuerdo al que llegamos de solo comprar comida para comer en casa”, dijo Merkel ante el Parlamento (Bundestag).

Y siguió Merkel: “Lo siento. Lo siento desde lo más profundo de mi corazón, pero si el precio que tenemos que pagar son 590 muertes al día, en mi opinión es inaceptable”.

Remarcó la mandataria alemana ante sus compañeros parlamentarios que “los científicos están prácticamente suplicándonos reducir nuestros contactos durante una semana antes de ver a los abuelos y a las personas mayores en Navidad”.

“Lo único que quiero decir es que si tenemos demasiados contactos ahora, los días antes de navidad, y termina siendo las últimas navidades con nuestros abuelos, entonces habremos hecho algo mal”, insistió con vehemencia.

Advirtió Merkel que «el número de contactos es demasiado alto. La reducción de los contactos no es suficiente”.

Destacó que se debe evitar que el número de infecciones alcance nuevamente un crecimiento exponencial. Además, señaló que el objetivo no es contar por el número de días de las restricciones, sino por los resultados. “De lo contrario la pandemia se nos escapará de las manos una y otra vez”, dijo.

El objetivo del gobierno alemán es reducir los contagios a 50 casos por cada 100 mil habitantes en siete días.

Actualmente la incidencia de siete días en Alemania asciende a 149 y no baja hasta la meta de 50 casos en ninguno de los 16 estados federados, según el reporte diario del Instituto Robert Koch, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas.

Restaurantes, bares, centros deportivos y de ocio están cerrados, y los hoteles no admiten turistas, aunque las escuelas y los comercios no esenciales permanecen abiertos.

La canciller germana apoyó explícitamente las recomendaciones de la Academia Nacional de Ciencias Leopoldina de este martes, en las que se propuso aprovechar los días festivos de fin de año para un confinamiento estricto de la población en sus hogares hasta el diez de enero.

Merkel aseguró que los políticos harían bien en “tomar lo que la ciencia dice realmente en serio”.

Con información vía Milenio

Proponen impulsar la economía con impuesto al teletrabajo

Un informe propone un nuevo impuesto del 5 por ciento sobre el salario de los trabajadores que pueden realizar su actividad laboral desde casa durante la pandemia, un dinero que iría destinado a los empleados esenciales, que en muchos casos tienen también salarios menores.

La propuesta se encuentra dentro del último informe del servicio de investigación del Deutsche Bank que indaga en cómo reconstruir el mundo tras la pandemia del coronavirus y aborda del cambio climático al futuro de las ciudades, pasando por la reforma del sistema capitalista, las criptomonedas, la fiscalidad y el mundo laboral.

«Aquellos que pueden trabajar desde casa reciben beneficios financieros directos e indirectos y deberían pagar impuestos para suavizar el proceso de transición para aquellos que han sido ahora desplazados de golpe», argumenta el autor de la propuesta, Luke Templeman.

En su opinión, este nuevo impuesto «tiene sentido» para ayudar a los trabajadores esenciales «desde un punto de vista personal y económico».

«También tiene sentido reconocer a los trabajadores esenciales que asumen el riesgo del coronavirus por salarios bajos. Aquellos que son lo suficientemente afortunados de poder ‘desconectarse’ de la economía cara a cara se lo deben», asegura el autor.

El impuesto generaría por ejemplo unos ingresos extra para el Gobierno estadounidense de 48.000 millones de dólares (unos 40.600 millones de euros), estima el estudio.

Con esa cantidad, prosigue, se podría pagar una ayuda de 1.500 dólares (1.270 euros) a los 29 millones de empleados estadoundenses que deben trabajar de forma presencial y cobran menos de 30.000 dólares (unos 25.400 euros) al año (sin contar a quienes reciben propinas).

Menor contribución por pandemia

El teletrabajo era ya una opción al alza gracias a la extensión de internet, pero la irrupción de la covid-19 ha «turboalimentado» su crecimiento. En Estados Unidos y el Reino Unido en torno a la mitad de la población activa ha trabajado desde sus hogares durante los confinamientos, apunta Templeman.

Además, según una encuesta del servicio de investigación del Deutsche Bank, la mitad de los que han teletrabajado durante la pandemia desearían mantener esta opción de forma permanente para «dos o tres días a la semana».

A juicio del autor, «los trabajadores a distancia contribuyen menos a la infraestructura de la economía a la vez que reciben sus beneficios», lo que constituye un «gran problema».

Agrega que quienes trabajan desde su hogar se ahorran los gastos de «desplazamientos, comida, ropa y limpieza», aunque reconoce que también hay costes, como un mayor «estrés mental» o un sistema de trabajo «imperfecto».

Templeman, que no cita los costes extraordinarios en términos de electricidad, internet, teléfono y calefacción ni de material de oficina para quienes trabajan desde casa, considera que los costes de teletrabajar «palidecen en comparación con los beneficios».

La propuesta tampoco contempla una mayor carga fiscal para las empresas que tienen menos gastos por el trabajo remoto o que se benefician de la menor movilidad de las personas por los confinamientos.

Con información vía DW en Español

Parlamentarios alemanes piden a México mantener Mecanismo de Protección de Defensores de DD.HH. y Periodistas

En México, la Cámara de Diputados aprobó cambios en el financiamiento del Mecanismo de Protección de los Defensores de los Derechos Humanos y los Periodistas. Parlamentarios alemanes instan a mantener dicho fondo

Hasta ahora, el mecanismo de salvaguardia y otros instrumentos se habían financiado en México sin mayor burocracia a través de fondos (los llamados fideicomisos). Si se suprimieran como resultado de la política general de austeridad, podrían surgir nuevos obstáculos burocráticos y se podrían recortar los fondos, temen observadores.

La diputada del Bundestag, el Parlamento alemán, Heike Haensel, miembro de la fracción La Izquierda, hizo por ello un llamado al Senado mexicano a mantener vigente el Fondo fiduciario y a fortalecer el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y los periodistas. La teóloga, Heike Hänsel, es vicepresidenta de la fracción Die Linke y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento.

Con la misma preocupación, el pasado 5 de octubre, el también diputado alemán de Los Verdes, Uwe Kekeritz, había publicado una carta abierta en la que expresó a sus homólogos en México su recomendación de mantener el Fideicomiso del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

El Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas es un ente gubernamental mexicano y tiene la misión de proteger a personas defensoras de derechos humanos y periodistas que sufren agresiones relacionadas con su labor.

ONU-DH lamenta eliminación de fideicomisos sin garantizar alternativas

Por su parte, la Oficina en México de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos ve con preocupación la aprobación de la eliminación del Fideicomiso del Fondo para la Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas aprobada por la Cámara de Diputados.

En un comunicado junto a la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos (FMOPDH) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Oficina recordó que México es el segundo país del mundo con un mayor número de periodistas asesinados, sólo detrás de Iraq, con 18 asesinatos en 2019 y 2020 y que han documentado 27 asesinatos y dos desapariciones de defensores en ese periodo.

Las organizaciones aseguran que el actual fideicomiso «ha demostrado ser un instrumento útil” y «observan con preocupación” que el dictamen aprobado por la Cámara de Diputados lo elimine «sin proponer alternativas de garantía presupuestaria” para otorgar medidas de protección rápidas y eficaces «a quienes enfrentan graves riesgos para su vida e integridad por ejercer la libertad de expresión o el derecho a defender los derechos humanos”.

También el capítulo México de Amnistía Internacional lamentó «la eliminación de los fideicomisos, que también ofrece ayuda a las víctimas.

Con información de DW Español