¿Por qué Altán Redes solicitó entrar en concurso mercantil?

Con el objetivo de romper la brecha digital en México y acercar los servicios de telecomunicaciones en las zonas más apartadas del país, durante la administración pasada se puso en marcha la empresa público-privada Altán Redes, encargada del despliegue de la Red Compartida; la cual inició una solicitud para un proceso de concurso mercantil.

El 21 de marzo de 2018 Altán Redes inició operaciones con una cobertura del 32.2 por ciento. En mercado, dicha empresa ofrece servicios mayoristas de telecomunicaciones a través de una red inalámbrica 4.5G o superior que utiliza 90 MHz de la banda de 700 MHz, bajo el esquema de banda 28.

Tres años después, la compañía cuenta 3 millones de usuarios y 100 Operadores Móviles Virtuales (OMVs) distribuidos en todo el territorio nacional y una cobertura del 90 por ciento. Su meta al 2022 es alcanzar una penetración del 92.2 por ciento del territorio mexicano y cubrir en forma progresiva a los 132 Pueblos Mágicos para el 24 de enero 2022.

Sin embargo, desde la concepción del proyecto y posteriormente en la implementación del mismo, diversos especialistas del sector dudaron sobre la viabilidad, rentabilidad y soporte financiero que tendría la Red Compartida en México, acusó Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI).

“Secuestro” del espectro radioeléctrico

Tras darse a conocer el proceso de concurso mercantil, Bravo indicó que el principal riesgo en la crisis financiera de Altán Redes es la subutilización del espectro radioeléctrico que está en poder de la empresa.

“La quiebra es lo de menos. Esta quiebra está provocando que no se utilice el espectro radioeléctrico y eso si es preocupante”; mencionó en entrevista con MILENIO.

En julio del 2018, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) otorgó en aquel entonces a la empresa PROMTEL, en su carácter de concesionario, un título de concesión para usar, aprovechar y explotar la banda de frecuencias del espectro radioeléctrico para uso comercial de la banda de 700 MHz.

Crisis financiera genera incertidumbre

De acuerdo con el presidente de la AMEDI, el concurso mercantil es un eufemismo de una quiebra financiera, que compromete toda la operación, modelo de negocio y a sus socios; situación que advirtieron diversos especialistas desde antes de la creación de la compañía.

“El modelo no le ha dado el retorno de capital, porque las inversiones son a largo plazo; tampoco tiene los ingresos para ser sustentable mientras recupera sus recursos. Mete incertidumbre a los operadores móviles virtuales y a los prestadores que dan servicios modelos porque el modelo no está cumpliendo sus expectativas”, agregó Bravo.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

México | Altán Redes anuncia concurso mercantil para Red Compartida

Altán Redes anunció que solicitó un concurso mercantil para la Red Compartida, lo que le permitirá continuar con el proyecto.

El consorcio atribuyó dicha decisión a una reestructuración del diseño de sus compromisos financieros, pues ante los retos globales en la actualidad así lo requiere.

Señaló que las negociaciones con sus acreedores han sido positivas para poder hacer la solicitud del concurso mercantil.

“En este sentido, la empresa se encuentra en negociaciones positivas con la mayoría de los acreedores para preservar el valor de la compañía, salvaguardar los activos, su operación y los empleos de sus colaboradores, en beneficio de todos sus grupos de interés.

“De esta manera, solicitó iniciar un concurso mercantil, mecanismo con el cual continuará con el despliegue de su red y la operación del proyecto de telecomunicaciones de mayor relevancia en la historia del país, y que permitirá cerrar la brecha digital”, afirmó Altán Redes en un comunicado.

Salvador Álvarez, CEO de Altán Redes, aseguró que ante la solicitud del concurso mercantil tienen el respaldo de sus accionistas y del gobierno de México.

“Altán Redes, como parte de su plan de rediseño, inició el proceso para reorganizar con mayor agilidad sus compromisos financieros, lo que le permitirá garantizar la operación de su red y los servicios de telecomunicaciones a clientes y usuarios finales”, dijo el consorcio.

Recientemente, Altán Redes anunció que alcanzó la cifra de tres millones de usuarios finales en todo el país con sus más de 100 clientes.

La Red Compartida es una asociación público-privada que fue el principal proyecto sobre telecomunicaciones en el sexenio de Enrique Peña Nieto y que el actual gobierno federal decidió tener como socio para llevar Internet a las zonas donde actualmente no existe cobertura.

Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha reunido en diversas ocasiones con los ejecutivos de Altán Redes.

Al ganar la licitación de la banda de 700 MHz, Altán Redes adquirió el compromiso de alcanzar una cobertura de 92.2 por ciento en enero de 2024, con hitos antes de llegar a ese objetivo final.

Actualmente, la Red Compartida tiene una cobertura con su infraestructura de 64.69 por ciento, mientras que para enero de 2022 debe alcanzar el 70 por ciento y en enero de 2023 el 85 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TELECOM_ Vasanta, los mexicanos que venden gigas a peso para Internet móvil sin perder rentabilidad

Manuel Carlos Paz Ojeda es uno de los nuevos empresarios que resultaron de la reforma sectorial de telecomunicaciones. Es concesionario de radio AM/FM, instalador de infraestructura 4G-LTE y recién lanzó un operador móvil virtual bajo la marca “Vasanta Comunicaciones”. Tiene además el plan de hacer negocio con las aplicaciones de Blockchain y de llevar un Internet social a las áreas rurales por vía celular y el satélite; y presume también de contar con una plataforma de nube de categoría Tier III que es de entre de las más adelantadas de México y sólo superada por la que pertenece al BBVA, la más poderosa del país. 

Paz Ojeda, según el negocio y la cobertura, es un operador de red propia que ya roza la frontera con Guatemala y luego es un tercero que se monta sobre la Red Compartida de Altán Redes para vender telefonía e Internet móviles y de banda ancha fija inalámbrica. Después es una suerte de competidor de Telesites y de American Tower, porque también construye torres; de hecho, ganó un contrato para montar tres radiobases en los alrededores de la nueva Refinería de Dos Bocas, suficiente para radiar a toda esa infraestructura critica que es emblema de este gobierno en energéticos, por ejemplo, desde la banda de los 700 MHz. En tierra es el nuevo competidor de CenturyLink con las redes de fibra óptica y por el espacio es un aliado comercial de ViaSat.

Vasanta es la firma con la que quiere llegar al público masivo, con planes de servicio de 5 Gigas de navegación a 99 pesos y de 40 Gigas a 200 pesos, más una cobertura asegurada de Chiapas hasta Montreal. Podría decirse que aquella es una marca más de entre la veintena de operadores móviles virtuales que ya existen en México y muchos de ellos todavía desconocidos por el consumidor a nivel nacional. Vasanta es una compañía que camina sin el respaldo de un mega-corporativo, porque no es como FreedomPop, Izzi Móvil Megamóvil, que no son prioritarias para sus matrices, porque sólo son añadidos para que los paquetes de televisión de DishIzzi Telecom y de Megacable no pierdan valor; lo mismo que Bait lo es para Walmart.

El operador móvil virtual Vasanta Comunicaciones hoy está muy lejos de compararse con Telcel cuando de captación de clientes se trata, pues el preponderante agregó un estimado de 870 nuevos usuarios en cada día del primer trimestre del 2021. Lo interesante de Vasanta está en que ha agregado un promedio de 70 consumidores móviles diariamente en los alrededor de 500 días que lleva de operación efectiva y aparte, otras 15,000 líneas fijas de Internet. Esas cifras, en visión bruta y por volumen, son tres veces más consumidores que los atendidos hoy por Maxcom en su propio nicho de negocio y Manuel Carlos Paz Ojeda cree que Vasanta puede llegar a 100,000 usuarios móviles al terminar este año. Si lo logra, habrá superado a Weex, el otro operador netamente mexicano que nació hace cinco años y que ya ronda esa cuota.

Manuel Paz afirma haber invertido 100 millones de pesos en el año de la pandemia sólo en los despliegues de redes de telecomunicaciones y ahora está buscando la manera de financiar mini-laptops para comunidades desprotegidas. Es posible que muy pronto Vasanta Comunicaciones dé la sorpresa en un país de Sudamérica, adelanta el empresario en esta entrevista.

Paz Ojeda, antes de ser concesionario de telecomunicaciones y de radiodifusión —y de haber vencido también a Telmex en la puja por un millonario contrato de la UNAM—, fue administrador de empresas, escritor, político y funcionario público por muchos años en México y Tabasco, una data que a la grilla de esta industria hace pensar que es un empresario apadrinado por Andrés Manuel López Obrador.

—Más de uno en esta industria piensa que usted está relacionado de alguna manera con el presidente. ¿Es así o la palabra Tabasco es mera casualidad?

—Para nada. Él ha de pensar que soy un fifí, porque estudié en el ITAM y en Inglaterra. Si el presidente estuviera en esta empresa, hace mucho que Vasanta hubiera despegado a nivel nacional con los comerciales que él nos haría en sus Mañaneras (risas). Sí quiero y sí me gustaría que el presidente López Obrador esté todavía más comprometido de lo que ya está con la conectividad social, y con respecto al proyecto público-privado de la Red Compartida, que no lo desproteja. Necesitamos que esté con ella, porque esa red es hoy por hoy la única red que de verdad puede presionar para bajar las tarifas para los que pocos ingresos tienen. Necesitamos que el presidente esté con la Red Compartida. Eso quiero remarcarlo bien: esta red necesita el respaldo del presidente. Este es un año crítico para la Red Compartida.

—¿Por qué este año es especial para la Red Compartida? ¿Por aquello de que Altán Redes alcanzaría la rentabilidad financiera en 2021 con esta red?

—Eso no me toca decirlo a mí. Citabas lo que se dice sobre Vasanta… La grilla… No es casualidad que en estos últimos meses muchos se hayan unido para atacar a la Red Compartida. Antes era uno, quizá dos; ahora son casi todos y todos ellos del mismo mercado. Son los dueños del mercado y no quieren un cambio. Esta red y nosotros y los que han visto oportunidad de hacer negocio con ella, somos la punta de lanza de todo este cambio.

Yo reconozco que este gobierno retomó bien el proyecto de la Red Compartida y lo retomó para bien, aún con esas adecuaciones que hizo sobre su cobertura. Allí, el gobierno está cumpliendo con ese mandato de la Constitución de garantizar el derecho de los mexicanos a las telecomunicaciones.

—Perdone, a veces soy algo lento en entender. ¿Tiene esto que ver con que primero fue Telefónica y de repente AT&T y Telcel que se fueron todos juntos contra la Red Compartida?

—Cuando esta red nació, sobre la que Vasanta y otras tantas marcas están subidas, no era negocio. Nadie volteaba a verla. Con un 30% de cobertura que tenía que lograr, nadie la ve entre los competidores y el consumidor duda de contratarnos. Cuando llegas, como red, al 50% de cobertura, el consumidor ya lo piensa. Pero cuando la Red Compartida llega al 70% de cobertura nacional, que prácticamente ya es el mismo alcance que tienen otros operadores y además con una red totalmente nueva, los competidores ya te empiezan a ver como algo más serio, como alguien que le puede quitar clientes y por su lado la Red Compartida empieza a ver que la alcanzar la rentabilidad sí es posible.

Si esta red sigue avanzando, el otro operador que ahora la ataca pierde dinero. Por eso este es un año crítico. Es el año en que la Red Compartida hace lo que sea por crecer; que sume más operadores o que busque otras maneras de hacer negocios o nos quedamos con esos dos y pico de millones de usuarios que hoy tiene. Yo veo posible que esta red pueda tener a mediano plazo hasta 15 millones de usuarios; en ser el segundo o tercer operador del país; con que atienda a esos usuarios que los otros no quieren llevar telefonía o Internet, ya es negocio.

La Red Compartida viene creciendo con su cobertura y por eso crecen los ataques de todas partes. Por eso también es que el gobierno tiene que protegerla, para que pueda expandirse como proyecto público-privado y los consumidores, insisto mucho, tengan ofertas con tarifas más bajas y más capacidad. El gobierno debe voltear a ver esta red y protegerla. Protegerla es traer más inversionistas, más empresas, más ofertas y más competencia. Y el consumidor debe ver con las ofertas de aquí que ha tirado su dinero en otras partes.

—Hablando de competencia y de ser posible, de rentabilidad, ¿cómo le hace para vender planes con muchos megas y a precios que en con otros operadores sería prácticamente imposible verlo? ¿Se puede alcanzar rentabilidad así y seguir invirtiendo? ¿De veras no está exagerando Vasanta con esa estrategia?

—Ya tenemos 50,000 usuarios, 35,000 en móvil y 15,000 en fijo. Yo, primero, quiero ser rentable y para eso hay que hacer sacrificios: nos impusimos sueldos máximos de 15,000 pesos, como diez o veinte veces menos en comparación con lo que gana un directivo de los grandes de este sector. Mi hijo dejó de estudiar un año, porque el dinero para pagar su escuela lo agarramos para pagar la nómina varias veces y para montar torres en Tabasco. ¿Qué pasó? Pues que ya tenemos todos esos usuarios y 26 torres propias por todo Tabasco, es nuestra red propia y aparte, para subirnos a la Red Compartida.

Sí, quiero hacer dinero. Pero prefiero ser rentable a hacerme millonario primero. Este país no aguanta más planes caros con pocos megas.

Empezamos con un plan con el que por 200 pesos puedes tener 40 Gigas para navegación. ¿Cuánto es eso o cómo los usas? Pues imagina con 40 Gigas, si tienes seis horas diarias de clases, cinco veces a la semana, por cuatro semanas, te sirven para todo eso en tomar clases y sin desconectarte. Aquí, ve a las tiendas, hay planes que te venden 1 o 2 gigas por 200 pesos; es decir, a cien pesos por un sólo giga. Por poner un ejemplo, traemos nosotros un plan de 100 Gigas a 349 pesos, que sale a casi un peso el Gigabyte de datos. Esto debería ser la portada de algún periódico: “México tiene las tarifas más bajas por Gigas”, pero en cambio están atacando a la Red Compartida. Y esto, a pesar de que nosotros también llevamos Internet con Vasanta y la Red a las líneas 1 y 2 del Mexibús y más que eso, a Oaxaca.

Dicen que la telefonía ya no es negocio. Sí lo es, porque en este país la telefonía hizo a uno de los hombres más ricos del mundo y su empresa, la de este empresario, sigue ganando clientes. ¿Cómo no va a ser negocio entonces? Lo que nosotros estamos haciendo es ofrecer unos planes más accesibles, mientras todavía podamos conseguir un tantito de rentabilidad. Si la pregunta clara es que si ya conseguimos la rentabilidad, sí; ya la alcanzamos. Estamos haciendo un esfuerzo grande para estar frente a los operadores de siempre y las nuevas compañías.

—Usted tiene que reconocer que buena parte de esas tarifas pudieran obedecer a que el espectro de los 700 Megahertz fue entregado a la Red Compartida con ciertos, como lo califican algunos operadores, privilegios en cuanto el pago de derechos…

—Entregaron las señales, sí, con ciertas condiciones, porque así lo pensaron que sería mejor para apurar la conectividad los que pensaron en este proyecto público-privado. Sí, es una ayuda, porque así la Red Compartida camina, tiene el respaldo del gobierno y los otros operadores dicen “no se la den, porque yo pago más por espectro y la Red Compartida no”. Tienen cierto grado de razón, pero también es cierto que esta red va para las zonas sin actividad de ellos, en esos lugares donde ellos no pudieron o no quisieron ir. Entonces, que no nos digan que “les regalaron esos 90 MHz”. Mejor que se respondan esta pregunta: ¿Para qué querían ellos los 90 MHz? ¿Para que siguiera el monopolio o para que después se la regresaran al gobierno?

Hay que entender que gracias a esa red, hoy tenemos tarifas más bajas, como para que más de dos millones de personas puedan usar servicios baratos y con tecnología de calidad, porque hay que recordarles siempre que la Red Compartida tiene una red LTE Advanced y otros no.

Tenemos un país todavía con millones de desconectados. Esa es la misión, todo lo demás son intereses. La única oportunidad de este país para acabar con monopolios y bajar tarifas, es protegiendo a proyectos como este de la Red Compartida, para que otras empresas como Vasanta podamos ofrecer esos servicios con planes muy competitivos.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México | Plintron quiere agregar 5 millones de usuarios de corporaciones religiosas, deportivas y empresariales con la red de Altán

Plintron, una compañía que desarrolla operadores móviles virtuales (MVNO) y la prestación de servicios con valor agregado (MVNA), incursionó en el mercado mexicano de telecomunicaciones para competir a través de esas dos modalidades en el país y con la compra de capacidad de red para atender potencialmente hasta 5 millones de usuarios desde la Red Compartida de Altán Redes

El nuevo competidor del negocio móvil vio en México un mercado de 129 millones de personas, de las que 86.4 millones cuentan con una línea celular y de ellos, 8 millones son usuarios de servicios que prestan los operadores móviles virtuales.

Esta compañía, Plintron México S.A. de C.V., contaba desde septiembre del año 2017 con una concesión única entregada por el regulador IFT para comercializar servicios de telecomunicaciones y aquellos otros de valor agregado a nivel nacional, pero recién fue que decidió sumarse a la red de Altán.

PLINTRON HA FIRMADO UN CONTRATO MAYORISTA CON ALTÁN REDES PARA CREAR UN SERVICIO INSIGNIA MVNA Y PARA LANZAR TAMBIÉN UN MVNO (…) SE ESPERA QUE LA RED ESTÉ ACTIVA Y LISTA PARA LANZAR MVNO / OMV PARA EL SEGUNDO TRIMESTRE DE 2021”, DIJO LA COMPAÑÍA EN UN COMUNICADO. 

“Plintron apoyará todo tipo de MVNOs y a operadores de red; así como a grupos comunitarios, grupos de iglesias y clubes deportivos junto con todas sus empresas y marcas, para permitirles lanzar sus propios servicios de telecomunicaciones móviles, con el fin de ayudar a la retención de clientes y crear un nuevo flujo de ingresos”.

Esto significa que Plintron también ofrecerá aplicaciones de software para que terceros operadores móviles virtuales puedan maximizar eficiencias en sus propias operaciones y adicionar funcionalidades de servicio que les permitan atraer nuevos clientes. Es decir, que esta compañía sea un facilitador de las operaciones de los otros operadores, al enfocarse éstos más directamente en sus ventas, marketing y servicio de atención al cliente.

Plintron quiere ser una especie de intermediario entre Altán Redes y el resto de operadores móviles virtuales que están montados sobre esa infraestructura.

También cabe que intentará colocar sus productos y servicios en nichos muy puntuales de mercado, como grupos específicos de población o comunidades deportivas, religiosas o empresariales.

La empresa cree que sus operaciones en México, entre los potenciales usuarios que alcance a añadir de manera propia y aquellos que atienda de terceros operadores a través de la prestación de soluciones de sistemas, soportarán hasta 5 millones de clientes, de ahí el tamaño de capacidad de red que contrató a Altán para cumplir con sus planes de negocio.

PLINTRON OFRECERÁ UNA SOLUCIÓN ESCALABLE, FLEXIBLE Y ALOJADA EN LA NUBE QUE SERÁ ASEQUIBLE Y PERMITIRÁ A LOS MVNO LA POSIBILIDAD DE CONTAR CON UN MODELO DE PAGO POR USO. PLINTRON MÉXICO TENDRÁ UNA CAPACIDAD DE RED DE 5 MILLONES DE SUSCRIPTORES MÓVILES ACTIVOS”.

Plintron ya opera en 31 naciones, 18 de ellas en Europa; en mercados maduros como Reino Unido, Francia o España, y en otros países emergentes como Brasil y Túnez. Por todas sus operaciones, atiende 150 millones de personas en el mundo, sea a través de un MVNO o un MVNA.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Con un aumento de capital de 70 mdd, Altán Redes trabaja en rediseño de Red Compartida

Altán Redes, operador de la Red Compartida, trabaja de la mano de sus socios accionistas, clientes y el gobierno de México, en el proceso de rediseño del proyecto que busca llevar conectividad digital en zonas de alta marginación y exclusión social del país.

“Dicho proceso incluye, entre otras vertientes, tener condiciones financieras que fortalezcan las operaciones para cumplir con el objetivo central de la Red Compartida, que es cerrar la brecha digital en México”, dijo Altán Redes a MILENIO.

Con este fin, a finales del mes pasado Altán anunció que su Asamblea de Accionistas aprobó un aumento de capital de 70 millones de dólares en una primera etapa y hasta por 120 millones de dólares en varios tramos, “este aumento de capital nos permite fortalecer la operación de la Red Compartida y los servicios mayoristas”, detalló..

“La Red Compartida es un proyecto de infraestructura de gran magnitud, un modelo único en el mundo. Como todo proyecto de infraestructura,es común que se hagan adecuaciones“, explicó la empresa.m{1409859}

Entre los socios accionistas de Altán Redes se encuentra Morgan Stanley Infrastructure, la Corporación Financiera Internacional, el Fondo China México, CKD Infraestructura México, Caisse de dépôt et placement du Québec, el fideicomiso FFLATAM -15, Hansam S.A. de C.V., Isla Guadalupe Investements de Grupo Multitel, y las empresas Megacable y Axtel.

La Red Compartida funciona bajo el esquema de Asociación Público Privada (APP) entre ALTÁN Redes, el Organismo Público Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) y Telecomunicaciones de México (Telecomm).

Cierre de brecha digital

Con corte en mayo de 2021, la Red Compartida ha permitido conectar a 70 millones 918 mil 056 personas abarcando una cobertura social de 76 mil 447 localidades, de las cuales 67 mil 849 tienen menos de 250 habitantes.

Para 2022, Altán tiene el compromiso de llevar conectividad a 78.6 millones de mexicanos, que representan 70 por ciento de la población total del país, y para 2024 planea conectar a 103.5 millones, es decir, 92.2 por ciento de la población cubierta. “Vamos conforme al plan”, aseguró la empresa.m{1409858}

Asimismo, Altán informó que esta semana alcanzó la cifra de 2.6 millones de usuarios finales conectados a la Red Compartida, “esos millones de usuarios están en todo el país y ya reciben una oferta siete veces mejor, en términos de precio, calidad en el servicio y tecnología de punta, que cualquier otra en el mercado”, destacó.

“Reiteramos el firme compromiso de seguir desplegando la infraestructura que permita llevar conectividad a todo el país y disminuir la exclusión digital”, afirmó en un comunicado Salvador Álvarez, CEO de Altán Redes.

Actualmente ofrece servicios de telefonía móvil e internet a nivel nacional e internacional a través de 83 operadores móviles virtuales (OMVs) y más de 157 operaciones integradas, totalizando casi 2 millones y medio de usuarios finales.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Altán Redes reconoce que hará rediseño del proyecto de la Red Compartida

Altán Redes confirmó que lleva a cabo el rediseño del proyecto de la Red Compartida de la mano de sus accionistas, clientes y del gobierno federal.

“Recientemente acordó un aumento de capital y avanza en el rediseño del proyecto con la confianza de sus accionistas, clientes y del gobierno de México”, reconoció el consorcio.

EL UNIVERSAL adelantó que Altán Redes busca un rediseño del proyecto de la Red Compartida para cambiar el hito de cobertura del 92.2% a nivel nacional del 2024 al 2028.

Altán Redes informó de 1.7 millones de usuarios finales a 2.6 millones de suscriptores de telefonía móvil de enero a mayo de este año.

“Altán Redes alcanzó esta semana la cifra de 2.6 millones de usuarios finales conectados a la Red Compartida”, destacó el consorcio en un comunicado.

Este diario dio a conocer que, de acuerdo con el proyecto de rediseño de la Red Compartida, el consorcio llegó 1.7 millones de usuarios al cierre del 2020.

“De las más de 76 mil comunidades, 67 mil tienen menos de 250 habitantes por lo que la Red Compartida cumple un objetivo primordial para el desarrollo de México, el de llevar los servicios de telecomunicaciones a las zonas marginadas de diversas entidades del país, en especial Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Yucatán, Quintana Roo y Tabasco”, indica la empresa.

Agregó que el consorcio está dando cobertura a más de 4 mil 600 hospitales y más de 69 mil escuelas; así como más de 3 mil 600 centros integradores.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL

IFT autoriza a Altán la prestación del servicio mayorista de usuario visitante a Telcel

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó autorizar a Altán la prestación del servicio mayorista de usuario visitante a Telcel en los términos de la Oferta de Referencia de Usuario Visitante de Altán aprobada previamente.

Por ello, la oferta firmada el 15 de febrero de 2021 entre Altán y Telcel, surtirá efecto a partir de esta autorización del pleno.

Cabe señalar que Altán Redes gestiona una banda de 700 megahertz y brinda cobertura a 80 millones de personas en México mediante sus 8 mil estaciones radiobases.

Asimismo, el IFT determinó ampliar por 30 días hábiles la Consulta Pública sobre los criterios y umbrales de los parámetros para determinar la libertad tarifaria del Agente Económico Preponderante en el sector de telecomunicaciones (AEPT), América Móvil, de conformidad con lo establecido en la Medida Trigésima Novena del Anexo Tres de la Resolución que suprime, modifica y adiciona las medidas impuestas al AEPT.m{1366355}

El objetivo de la consulta es dar cumplimiento a las modificaciones realizadas en la Segunda Resolución Bienal, en la que se estableció que el IFT podrá determinar si existen zonas geográficas para las cuales las tarifas del servicio de acceso indirecto al bucle local podrán ser determinadas libremente por el AEPT, sin menoscabo de su obligación de prestar los servicios mayoristas regulados en términos no discriminatorios.

Los interesados podrán participar en la consulta, iniciada el 16 de marzo, hasta el 14 de junio de 2021.

Otras novedades

Por otro lado, el IFT acordó la designación de la Presidencia y Secretaría Técnica del Comité Consultivo en materias de Portabilidad, Numeración y Señalización, así como sus respectivos suplentes.

Y también autorizó el otorgamiento de un título de bandas y un título de concesión única para uso social comunitaria a Purépero de mis Amores A.C.; así como una de uso social para Carlos Alberto Rivas Zapata; y 9 concesiones para uso comercial.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Altán Redes acuerda aumento de capital de sus accionistas

Altán, la red compartida acordó en su asamblea de accionistas un aumento de capital, con lo cual garantiza la operación de la red y servicios mayoristas para clientes y usuarios finales.

El plan para el cierre de este año es que Altán Redes haya desplegado infraestructura para dotar de cobertura al 70% de la población mexicana, incluyendo a zonas de alta marginación y exclusión digital a nivel nacional para cubrir a 100,000 localidades de menos de 250 habitantes y a más de 14,000 localidades de 251 a 5,000 habitantes.

Altán Redes está llevando a cabo un proceso de capitalización, acompañado de estrategias para mejorar la eficiencia operativa y condiciones financieras que le permitan cumplir con las metas planteadas en un proyecto de telecomunicaciones de gran relevancia y capacidad de transformación cumpliendo así con el objetivo primordial de la red compartida, el cual es cerrar la brecha digital en México.

En el contexto de la pandemia, y con el respaldo de accionistas, clientes y gobierno, Altán Redes lleva sus servicios de movilidad, voz y datos e internet para el hogar y negocio de alta velocidad a todo México. Cuenta con más de 83 clientes y 157 contratos integrados, entre los que destacan los principales operadores de telecomunicaciones y distribuidores minoristas de México, que venden los servicios de la red al consumidor final.

Altán es el proyecto que nace de la Asociación Público-Privada por mandato del Gobierno, para transformar las telecomunicaciones en el país, fomentar la competitividad y cerrar la brecha digital, permitiendo la entrada a nuevos operadores y el acceso a servicios de telefonía móvil e internet de alta velocidad a mejor precio.

Altán Redes ofrece servicios de telecomunicaciones como Movilidad, Banda Ancha Móvil e Internet para el Hogar, a nivel nacional e internacional a través de 83 Operadores Móviles Virtuales (OMVs) y más de 157 operaciones integradas. Actualmente casi 2.5 millones de usuarios finales utilizan los servicios de telefonía móvil e internet 4.5G LTE de la red compartida.

De acuerdo con los índices de calidad independientes que se publican sobre el mercado móvil en México, las prestaciones de Altán-La Red Compartida, desarrollada en tecnología 4.5G LTE sobre el espectro de los 700 MHz, son las mejores actualmente.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

AMLO reúne a Slim Domit, Daniel Hajj, Camilo Aya y Mónica Aspe por conectividad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reunió a los CEO de las tres principales empresas móviles del país: AT&T, Telefónica y Telcel, para acordar una mayor cobertura en zonas alejadas.

El primer mandatario de México reveló una reunión con Mónica Aspe, Camilo Aya y Daniel Hajj, directores generales de AT&T, Telefónica y Telcel, respectivamente, en la que afirmó que llegaron a un acuerdo para ampliar la cobertura en zonas rurales, aunque no reveló mayores detalles.

“Una buena noticia: logramos un acuerdo entre el sector público y las principales empresas de telefonía móvil del país para que pronto haya señal y servicio hasta en las comunidades más apartadas de México. Este acuerdo fue posible por los buenos oficios de Bernardo Sepúlveda, presidente del consejo de Altán Redes, así como de Salvador Álvarez, director General de dicha empresa.

“Lo más importante es que se logró unir las voluntades de directivos como Mónica Aspe Bernal, de AT&T; Camilo Aya Caro, de Movistar; y Daniel Hajj Aboumrad y Carlos Slim Domit, de América Móvil”, reveló López Obrador en su cuenta de Twitter.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=dpl_news&dnt=true&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1361829075317260292&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fdigitalpolicylaw.com%2Famlo-reune-a-slim-domit-daniel-hajj-camilo-aya-y-monica-aspe-por-conectividad%2F&siteScreenName=dpl_news&theme=light&widgetsVersion=889aa01%3A1612811843556&width=550px

Altán Redes detalló que el acuerdo es sobre lo que llamaron “Roaming Social”, con el que la Red Compartida pone a disposición de todos los operadores móviles, incluyendo a Telcel, AT&T y Movistar, su infraestructura a través de servicios de usuario visitante o roaming –en localidades de menos de 5 mil habitantes– para ofrecer servicio 4.5G a sus usuarios, y con ello contribuir a cerrar la brecha digital.

De acuerdo con Altán, su red brinda actualmente cobertura 4.5G LTE al 61.66 por ciento de la población total de México.

Telefónica México comentó a DPL News que el esquema de “Roaming Social” con Altán Redes es una acción adecuada para compartir infraestructura de manera sostenible.

“Es un ejemplo de que los esquemas de compartición de infraestructura permiten conectar a los no conectados de forma sostenible e innovadora, haciéndoles accesibles distintas ofertas de servicio para mejorar su calidad de vida y contribuir al progreso de sus comunidades”, explicó la compañía.

Asimismo, comentó que gracias a este proyecto se conectarán diversas localidades de menos de 5 mil habitantes en México, ofreciendo servicios de datos y voz sobre LTE en aquellas terminales compatibles.

“A partir de hoy, los habitantes de Huayacocotla, Veracruz, podrán elegir utilizar los servicios de Movistar, democratizando así el acceso a Internet y las oportunidades que ofrece el mundo digital. Medidas como ésta facilitan que la industria continúe impulsando servicios y ofertas que otorguen múltiples beneficios a la sociedad mexicana”, aseguró Telefónica.

En ocasiones anteriores, el gobierno federal ha hecho público que sería la empresa CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos la que se encargaría de llevar conectividad a donde actualmente no existe, sin embargo, especialistas han señalado que solo ese esfuerzo sería insuficiente.

También el propio Andrés Manuel López Obrador ha señalado con anterioridad que utilizarían la Red Compartida para contribuir con el proyecto de conectividad.  

De acuerdo con las más recientes cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), en México existen alrededor de 60.4 millones de personas sin acceso a Internet.

Con información vía DPL NEWS

Telcel, AT&T y Movistar ahora se pueden conectar a la Red Compartida de Altán: así será el “Roaming Social” de 4.5G de México

La telecomunicaciones en México están a punto de dar un gran vuelco. Altán, el operador responsable de la Red Compartida, ha anunciado una alianza para que los tres grandes operadores nacionales puedan conectarse a su red para ofrecer “roaming social”.

Altan Redes ha firmado un convenio con Gobierno Nacional para que Telcel, AT&T y Movistar puedan conectarse a la Red Compartida y “sumarse a la iniciativa de cerrar la brecha digital en el país”. De esta manera, los usuarios de Telcel, AT&T y Movistar en México tendrán cobertura de la red 4.5G de Altán.

La disposición de Altán del uso de su infraestructura por parte de los tres grandes operadores permitirá llevar servicio de telefonía a zonas de difícil acceso con menos de 5 mil habitantes, según explica en su comunicado. Salvador Álvarez, Director General de Altán Redes, menciona:

Es un ganar – ganar para todos, pues los operadores pueden aprovechar la infraestructura ya instalada de Altán y llevar conectividad a sus clientes en zonas donde no tenían cobertura; además, la Red Compartida suma más usuarios en zonas con poco tráfico, lo cual le da sostenibilidad a la red.

Según cifras de la propia compañía, actualmente la Red Compartida brinda cobertura 4.5G LTE a 61.66% de la población total de México, y tiene como meta alcanzar el 92.2% de la población para 2024. Entonces, con este acuerdo de “Roaming Social” Altán apunta a cumplir su promesa de conectar a la mayoría de los mexicanos y cerrar la brecha digital.

Con información vía Xataca México