Población económicamente activa en México es un millón menos que marzo de 2020

Ciudad de México, 26 jul (Sputnik).- La Población Económicamente Activa (PEA) de México se ubicó en 57,4 millones de personas de 15 años y más en junio de 2021, cifra que es casi un millón menos que su nivel previo a la pandemia de covid-19, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“La tasa de participación fue 58,2 por ciento de la PEA en junio 2021, una recuperación versus el período de confinamiento (por la pandemia de covid-19), pero abajo del 60,3 por ciento del primer trimestre de 2020, lo que significó que casi un millón de personas no se han incorporado” a la actividad económica, comentó el presidente del Inegi, Julio Santaella.

No obstante, el informe con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición (Enoen), indica que la población activa en la economía mexicana “es superior en 6,5 millones respecto a la de junio de 2020, cuando la población en su mayoría permanecía confinada en sus hogares por la emergencia sanitaria del covid-19”.

En el mes de referencia, la población desocupada se estableció en 2,3 millones de personas, que representa “una tasa de 4 por ciento de la PEA”.

Respecto a junio del año pasado, “la población desocupada disminuyó en 484.000 personas y la tasa de desocupación descendió en 1,5 puntos porcentuales”, añade el reporte del Inegi.

En comparación con el mes inmediato anterior (mayo), en junio de 2021 la tasa de desocupación registró “una caída de 0,2 puntos porcentuales al ubicarse en 4 por ciento”.

Por otra parte, la disminución de la subocupación se ralentizó en junio 2021.

La tasa de subocupación retrocedió un marginal 0,1 puntos, al establecerse en 12,4 por ciento.

Ese porcentaje “equivale a 6,8 millones de personas, comparado con 7,4 por ciento en enero 2020, antes del inicio de la pandemia”, comparó el responsable del organismo estatal en otro mensaje de su cuenta de Twitter.

La personas que están en subocupación son las que “declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas”, además del tiempo dedicado a su actividad laboral, indica la ficha técnica del informe oficial.

Además, el complemento de las personas activas en la economía, la Población No Económicamente Activa fue de 40,7 millones de personas, cifra que “es inferior en 4,1 millones a la de junio del año previo”.

“De la PEA, 55,1 millones de personas (96 por ciento) estuvieron ocupadas en el sexto mes de 2021, cifra que aumentó en siete millones de personas en su comparación anual”.

Las personas subocupadas, es decir, que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, además del tiempo dedicado a su actividad laboral, “representó 6,8 millones, un 12,4 por ciento de la población ocupada”.

Ese resultado significa “una reducción de 2,8 millones de personas frente a junio del año pasado”, agrega el resultado de la encuesta nacional de ocupación.

La economía mexicana crecerá 5,8 por ciento en 2021 después del derrumbe de 8,3 por ciento sufrido el año pasado por la pandemia de covid-19, según la Comisión Económica para América Latina.

Pero en el próximo año 2022 la recuperación será menor, a una tasa de 3,2 por ciento, indica el organismo regional. (Sputnik)

Nos gusta México para invertir: BlackRock

Para el fondo de inversiones BlackRock, México es un buen destino para la inyección de capital, debido al crecimiento económico que se vislumbra para el país este año y la disciplina fiscal del gobierno, entre otros elementos.

José Luis Ortega, responsable de Inversión de Deuda y Multiactivos de la firma, reiteró el compromiso y confianza del mayor gestor de fondos de inversión en el mundo hacia el país, en donde ven oportunidades en proyectos y en las valuaciones del mercado de capitales.

“Nos gusta México. Nos gustan los activos locales, la renta variable de México, privilegiado en portafolios de inversión luego de varios años que no lo hemos favorecido”, comentó durante la presentación de las perspectivas económicas para el segundo semestre de 2021.

BlackRock mantiene una relación cercana con el país. El CEO global de la firma, Larry Fink, es considerado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como su amigo, además de que ha expresado su confianza en el país.

En la conferencia virtual, el directivo destacó que la recuperación de la economía mexicana se ha acelerado, y prevén un crecimiento de seis por ciento al cierre del año impulsado por los estímulos fiscales en Estado Unidos y la reapertura del comercio global.

Destacó que las exportaciones mexicanas, particularmente las manufactureras, han tenido un buen desempeño en el año, al punto de superar los niveles previos a la pandemia en algunos casos.

Añadió que la disciplina fiscal del gobierno da estabilidad al país ya que el gasto del presupuesto está mejor que lo estimado, además de que la captación de divisas por las remesas ha alcanzado niveles récord que dan confianza en el país.

Agregó que el programa de vacunación avanza de forma positiva, sobre todo en la Ciudad de México, donde a partir de esta semana se espera inmunizar a un millón de personas para duplicar el trabajo que se venía haciendo, lo que va a ayudar a que se recupere el consumo.

“El gobierno está tratando de acelerar el proceso de vacunación y eso ayudará definitivamente a que el consumo se recupere, incluso bajo el contexto de alza de tasas”, puntualizó.

El directivo del gestor de inversión anticipó que la inflación al cierre del año en un nivel de seis por ciento, lo que llevará al Banco de México (Banxico) a subir la tasa de interés de referencia en dos ocasiones más, según sus previsiones.

Ortega dijo que la inflación se seguirá viendo complicada en los próximos meses en el país como en el mundo, lo que llevará al Banco Central a “reaccionar”.

“Banxico ha dejado claro que va ser reactivo en su único mandato y que si el mercado consideraba que estaba detrás de la curva, con la subida de tasa y la expectativa de más alzas está demostrado que no está detrás de ella”, apuntó.

De acuerdo con el especialista, el Banxico sorprendió el pasado 26 de junio cuando anunció un alza de 25 puntos base en la tasa de interés de referencia lo cual, dijo, se esperaba que ocurriera en el segundo semestre del año.

Ortega subrayó que aunque el Banco Central aumente la tasa de referencia, esto afectará poco a la recuperación del consumo en el mercado interno debido a que la población todavía no está tan bancarizada y una tasa de 4.75 por ciento promovería la dinámica económica.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

PERSPECTIVAS_ Más empleos formales, menos ingreso reales

Mientras continúa la tendencia optimista en torno al crecimiento de la economía mexicana en 2021 luego de la caída profunda de 2020, en el mes de mayo se dieron dos datos que representan una metáfora de lo que pasa con el trabajo. Por un lado, en mayo se recuperaron 38 mil 961 empleos formales, lo que representa la cifra más importante para dicho mes en los últimos siete años, según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En el mismo mes, se dio un retroceso real de 1.45 por ciento en el salario de los trabajadores, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2020 se perdieron -debido a la pandemia- cerca de 2 millones de empleos, entre formales e informales. Esto profundizó la crisis de un segmento de la población acostumbrado a vivir en las penurias desde la pobreza, la misma que alcanza a más de la mitad de la población mexicana, en distintos grados que van desde la carencia moderada hasta la imposibilidad de alimentarse mínimamente bien. Cuando se inicia la recuperación económica, que tiene como principal viento a favor el impulso de Estados Unidos y su creciente demanda de productos, los números grandes se muestran muy alentadores en cuanto a producción de riqueza pero no dan muchas certezas en cuanto a la distribución.

Si pensamos el empleo en el contexto del repunte, los datos de la recuperación de puestos de trabajo que se dan al mismo tiempo que el retroceso real del salario nos pintan un problema conocido: la generación de puestos en cantidad permite que muchas personas vuelvan al trabajo pero la falta de calidad de los empleos hace que los ingresos sean insuficientes para atender las necesidades de las personas. Y aunque se trata de números del mes de mayo que sólo representan a los indicadores de dicho mes, en un sentido más amplio parecen una pintura de un mercado laboral que crece en ocupaciones pero no mejora en la misma medida en cuanto a los salarios, el poder adquisitivo y la posibilidad real de que los trabajadores mejoren sus condiciones de vida a partir de lo que perciben.

Mientras que entre noviembre de 2018 y marzo de 2021 hubo una mejora continua del poder adquisitivo de los trabajadores -porque los salarios se incrementaron más que los precios-, durante la pandemia no sólo se perdieron e inactivaron millones de empleos, sino que la precariedad se profundizó, lo que significa que las ocupaciones se volvieron más inestables, más inciertas, con ingresos menos previsibles y todavía lejos de las prestaciones. Y como prueba de esta lucha entre mejorías y retrocesos en el empleo, ahí está la pobreza que alcanza a millones de trabajadores que por más que se esfuercen siguen viviendo con limitaciones.

El reto de fondo en el mercado de trabajo es mejorar la calidad del empleo a un punto tal que los ingresos de los trabajadores les permitan bienestar, seguridad y certeza. Y esto se notará cuando disminuyan la pobreza y la desigualdad. Y cuando el trabajo y los buenos salarios dejen de estar divorciados.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Recuperación económica de AL podría tardar más: FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el lunes que el recrudecimiento de la pandemia en América Latina amenaza con “frustrar una recuperación que ya es desigual” y que la economía regional retornará a niveles previos a la crisis sanitaria hasta el 2023.

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y otros dos economistas advirtieron que “la plena recuperación está aún muy distante”, pese a una mejora en las estimaciones en relación a pronósticos anteriores.

“El producto de la región retornará a los niveles previos a la pandemia en el 2023, y el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita lo hará hasta el 2025, es decir, más tarde que otras regiones del mundo”, indicaron los expertos del FMI.

“En la medida que no vea una reducción en los contagios y sobre todo en las muertes y en el uso de capacidad hospitalaria en América Latina en el segundo trimestre de este año, pero sobre todo en la segunda mitad de este año, obviamente la recuperación que nosotros estamos anticipando estaría en riesgo”, advirtió Werner.

Debate sobre retiro de pensiones

Al mismo tiempo, Werner entró en el debate sobre el retiro de los fondos de pensiones en América Latina, implementados con el fin de estimular la demanda para combatir la crisis de Covid-19, y calificó esta medida de “contraproductiva”.

“Creo que seguir socavando los sistemas al permitir retiros significativos en realidad profundiza los problemas de los sistemas en el mediano plazo, porque entonces las tasas de reemplazo van a ser más bajas”, advirtió.

Para Werner, “un movimiento para permitir retiros indiscriminados es contraproductivo”, en un momento en que Perú y Chile permiten sacar parte de los fondos de capitalización privada ahorrada.

Sin embargo, admitió que en el caso de Chile este retiro ayuda a que crezca la demanda agregada y esto apoya la recuperación de ese país.

Fondo europeo, necesario

Del otro lado del mundo, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, dijo que la política monetaria no puede sostener la economía en solitario, sino que los gobiernos europeos también deben hacer su parte. “La política presupuestaria (tanto a nivel nacional como a nivel europeo) continúa siendo crucial para impulsar la recuperación de la zona euro”.

Asimismo, Lagarde pidió mantener las políticas de estímulo presupuestario con el fin de amortiguar el impacto de la pandemia. No obstante, las medidas deben ser “selectivas” y “temporales” y deben tener en cuenta “la sostenibilidad de las cuentas públicas a medio plazo”.

La presidenta, también consideró esencial que el dinero del fondo de reconstrucción de 750,000 millones de euros “se desembolse rápidamente y se use para apoyar reformas estructurales y proyectos de inversión favorables al crecimiento. Debe empezar a ser operativo sin demora”, comentó.

Igualmente, dijo que el fondo anti-Covid debería usarse como inspiración para crear un auténtico presupuesto de la eurozona que sirva para responder a las crisis y reducir las divergencias entre los estados miembros.

Con información vía El Economista

PERSPECTIVA. Las mujeres en el mercado laboral padecían obstáculos… y llegó la pandemia a empeorarlo todo

La participación femenina en el mercado laboral se mantuvo en crecimiento durante 15 años. Las remuneraciones de las mujeres y su acceso a prestaciones y puestos de liderazgo, también. Pero el tiempo fue insuficiente para igualar la situación respecto a los hombres. Y entonces vino la pandemia de coronavirus. Su persistencia ha implicado obstáculos importantes para esta positiva tendencia en términos de igualdad. 

Las problemáticas laborales como el desempleo, la subocupación, la informalidad y la precariedad del trabajo se han intensificado de forma importante para las mujeres. Adicionalmente, la desproporción con la que las mujeres realizan tareas domésticas no remuneradas respecto de sus pares hombres se intensificó con los confinamientos pandémicos. 

En términos laborales los meses más difíciles fueron abril y mayo: la tasa de participación laboral femenina se contrajo cerca de 10 puntos porcentuales pasando de 45 a 35%, de acuerdo con cifras desestacionalizadas del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

El proyecto ECOVID-ML levantado por el Inegi durante abril, mayo, junio y julio para medir el impacto de la pandemia reveló que sólo en abril cerca de 13.6 millones de mujeres fueron expulsadas del mercado laboral, pero declaraban disposición para trabajar si tuvieran una oferta.

Al corte de diciembre del 2020, el año terminó con una recuperación laboral importante, con una tasa de 41% de participación laboral femenina. La tasa de desempleo femenina cerró el año en 4.3%, después de haber tocado niveles de 5.7% en los peores meses. Esta situación muestra que, paulatinamente, las mujeres fueron reintegrándose al mercado laboral, pero en diferentes puestos, con distintas remuneraciones y bajo nuevas dinámicas. 

Más mujeres en la informalidad y con sobrecarga laboral 

La recuperación de los empleos se ha dado principalmente bajo dos líneas: el trabajo informal y el sector del comercio. Y, a diferencia de sus pares hombres, la situación laboral de las mujeres no sólo fue impactada por la crisis económica; el nuevo esquema de educación a distancia ha sido determinante en los cambios de sus dinámicas de trabajo. 

En medio del colapso de muchas empresas y negocio en el país, el empleo formal (los afiliados a instituciones de seguridad social como el IMSS y el ISSSTE) ha eliminado miles de plazas. La alternativa de los hogares para generar ingresos ha sido el comercio de mercancías y servicios al por menor, especialmente para las mujeres. 

Al cierre del 2020 cerca de la mitad de las mujeres que trabajan son informales, de acuerdo con datos desestacionalizados del Inegi. Esto implica que 5 de cada 10 trabaja bajo esquemas que limitan su acceso a derechos laborales como prestaciones sociales, remuneraciones establecidas, contrato de trabajo o incluso acceso a instituciones de salud. Por su parte, cerca del 25% de las mujeres que trabajan lo hacen en el comercio minorista.

Adicionalmente, la pandemia se llevó miles de negocios o empresas de mujeres que daban empleo a otras personas; al corte de diciembre eran 82,361 empleadoras las que salieron de ese grupo. Sólo medio millón de mujeres entre una población de 65 millones tienen la posibilidad de dar trabajo a terceros, para los hombres esta cifra es casi tres veces mayor. 

El primer año con Covid-19 cerró también con una cifra importante de precariedad laboral femenina: 31% de las mujeres ocupadas perciben como máximo un salario mínimo, alrededor de 3,700 pesos cada mes. Esta cifra se reduce a 18% para la población masculina.

La ECOVID-ML del Inegi también mostró que la pandemia golpeó con más fuerza los negocios de las mujeres, por dos razones principales: la mayoría de las trabajadoras por cuenta propia tiene un negocio que no cuenta ni siquiera con un local, y la mayoría tiene negocios que son exclusivamente para la subsistencia familiar. 

Los datos reflejan una exacerbación de las problemáticas laborales de género que ya existían antes de la pandemia y una complicación mayor para resolverlas: las mujeres ya eran un grupo laboralmente vulnerable; la crisis las alejó de los empleos formales, de las ocupaciones mejor pagadas y de los sectores con mayor nivel de profesionalización. 

Esta situación también puede entenderse en gran medida porque a la par de la crisis económica y laboral, todo el sistema educativo paró las actividades presenciales, y las mujeres se han tenido que convertir en las principales guías escolares de los niños y adolescentes. 

De acuerdo con las cifras de la ECOVID-ML casi el 60% de las mujeres encuestadas había mudado sus actividades laborales a su casa y de ellas el 34% declaró que su jornada de actividades de limpieza y cuidados había aumentado con la pandemia. Esta situación refleja que, aunque muchas mujeres se integraron a la informalidad o al sector del comercio por necesidad de ingresos, algunas otras pudieron haberlo hecho voluntariamente como respuesta a la necesidad de tener más tiempo disponible para los quehaceres domésticos, cuidado de menores o adultos mayores, monitoreo de familiares enfermos o incluso guía escolar ante la ausencia de clases presenciales. 

El 2020 cierra con una recuperación casi total de la participación laboral femenina que se registraba antes de la pandemia, pero aunque muchas mujeres han vuelto a trabajar, las condiciones en las que lo hacen se han modificado de manera importante: menos mujeres cotizan en el IMSS e ISSSTE, más mujeres tienen puestos informales en las calles con riesgos laborales y hasta sanitarios, más mujeres conservan sus empleos pero tienen una jornada extra en casa sin pago, más mujeres emprendedoras cerraron sus negocios y más mujeres perciben ingresos bajos. 

A la espera de la vacunación y posteriormente de una reactivación económica, el mercado laboral mexicano, todavía resiente el impacto de la pandemia.

Con información vía El Economista

México, el más beneficiado con nuevo orden del comercio: Cepal

México es el país de América Latina con la mejor perspectiva para beneficiarse de la reconfiguración del comercio mundial a partir de la pandemia de Covid-19, expuso la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

La pandemia provocó que las exportaciones de Latinoamérica cayeran 13 por ciento, respecto del ejercicio previo, de acuerdo con estimaciones del organismo.

Durante la presentación virtual del informe Perspectivas del comercio internacional de América Latina y el Caribe, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, dijo que los países más vinculados comercialmente con Estados Unidos podrían beneficiarse de procesos de nearshoring o relocalización, mediante el cual empresas multinacionales buscan mayor cercanía con el mercado de la mayor economía del mundo. En ese sentido, apuntó que México será el más beneficiado.

Estimaciones de la Cepal señalan que las exportaciones de México cayeron 13 por ciento, mientras las importaciones se contrajeron 18 por ciento en 2020.

“Las exportaciones de México podrían alcanzar (este año) una tasa de crecimiento entre 15 y 25 por ciento, considerando obviamente un mejor ambiente macroeconómico, con la cautela que deben tener estas cifras suponiendo la recuperación de Estados Unidos y que haya impulso a cadenas de valor norteamericanas y desde luego la vacuna”, dijo.

Barcena comentó que el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) dará mayor impulso a la relación comercial, pues la región de América del Norte tiene mejor perspectiva que otras.

Destacó que el Covid-19 provocó que el comercio exterior haya dejado de ser el motor económico de América Latina, pues profundizó la caída que se venía dando desde la crisis financiera de 2008-2009.

Comentó que a raíz de la pandemia han surgido una serie de cambios en la globalización, que se refleja en contracción del comercio, relocalización de las cadenas globales de valor, fortalecimiento de los servicios digitales y regionalización de la geografía económica.

Apuntó que la afectación del Covid-19 no sólo se ha traducido en una reducción del 13 por ciento de las exportaciones de la región y la merma de 20 por ciento en las importaciones, sino en el impacto por género, pues seis de cada 10 mujeres ocupadas en sectores de alto riesgo ha resultado dañadas por la crisis.

Destacó que después de la hiperglobalización observada en los años 90, el comercio mundial ha sufrido choques económicos y geopolíticos. A partir de 2011, dijo, el comercio dejó de ser el motor del crecimiento.

Agregó que la pandemia interrumpió la producción y el consumo en todo el mundo, deprimió la demanda global y llevó a una caída del comercio internacional.

“El Covid-19, en realidad, está magnificando la debilidad y la caída del comercio de bienes, con excepción de alimentos y medicamentos.”

Mencionó que por el confinamiento se ha reducido el comercio de servicios, excepto los digitales, más que en la crisis financiera.

De acuerdo con la Cepal, en el primer semestre de 2020 la exportación de comercio de bienes y servicios de la región se desplomó, siendo viajes el más afectado con una caída 53 por ciento.

En cuanto a importación, viajes encabezó la caída con 55 por ciento, mientras los combustibles se redujeron 36 por ciento.

Con cierto optimismo, la Cepal consideró que el valor de las exportaciones podrían crecer entre 10 y 15 por ciento al cierre de este año.

Sin embargo, la nueva ola de contagios, desde el cuarto trimestre de 2020 y el lento avance de programas de vacunación, deterioran las perspectivas.

Con información vía La Jornada

PERSPECTIVA: Economía y situación sanitaria se ponen peor, dice BBVA

La situación sanitaria y económica en México y el mundo a partir de la evolución de la pandemia no mejora, sino al contrario, “cada vez se pone peor”, afirmó BBVA México. Esto, debido al repunte de casos de Covid-19 y las nuevas medidas de cierre en algunas partes del país.

“La situación sanitaria se está poniendo peor, antes que mejorar, y eso significa que la economía se pone peor antes de mejorar”, dijo Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.

El banco dio a conocer que ante este entorno, redujo su expectativa para el crecimiento económico este año, y pasó de 3.7 a 3.2 por ciento.

Al presentar el informe Situación México, detalló que el alza en los contagios de Covid-19, el lento proceso de vacunación y los cierres que se tienen en el centro del país afectan el ritmo de la recuperación económica tras la crisis.

La Ciudad de México y el estado de México aportan 25 por ciento del PIB nacional y concentran poco más de 20 por ciento de la población total del país.

Lenta vacunación

Según Serrano, la recuperación económica depende, principalmente, del manejo de la pandemia y el proceso de vacunación.

Si bien, México es uno de los países que ya inició esta última etapa, es de los países que más lento la aplica.

Así, externó el economista, mayores retrasos en el programa de vacunación podrían lastrar el ritmo de crecimiento económico del país.

“La recuperación de la economía es muy incompleta, estaremos lejos de los niveles de crecimiento previos a la pandemia, será hasta 2023 o 2024 cuando el PIB se recupere. Incluso, la pandemia llegó en un momento de debilidad, porque en 2019 la actividad retrocedió”, recordó el economista de BBVA.

Enfatizó que el año pasado hubo un fuerte deterioro en el mercado laboral. Se anticipa que el empleo se recupere hasta 2023 y el PIB per cápita hasta 2026.

A raíz de los cierres y las restricciones que se volvieron a dar a la movilidad, Serrano refirió que es de esperar que la actividad económica, en el primer trimestre de este año, tenga una caída de 0.8 por ciento.

“Hay algunos sectores que poco a poco han comenzado a recuperarse, por ejemplo las manufacturas y la demanda externa.”

Mencionó que aún es posible que la administración pueda dar apoyos a las familias que se han quedado sin empleo, al sector salud y aplicar programas para evitar el cierre de empresas, esto, con el fin de acelerar el ritmo de la recuperación.

Con información vía La Jornada

El gobierno tiene claro que la eficiencia de la vacunación será determinante para el PIB: Arturo Herrera

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, tiene claro que la recuperación económica de México está atada a la eficiencia en la aplicación de las vacunas. Así lo expresó durante lo que fue la primera participación de un integrante del gabinete de Andrés Manuel López Obrador en el Seminario anual de perspectivas económicas del ITAM.

“Actualmente hay una carrera en el Hemisferio Norte, donde estamos transitando por el Invierno, para ver si se logra vacunar a la velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios. Eso es lo que va a determinar las condiciones de operación de la economía en 2020”, aseguró.

El funcionario advirtió que el estimado de crecimiento que tienen en Hacienda para 2021, es de 4.6 por ciento. “Pero claramente si se despliega la vacuna puede mejorar la situación y tendremos un avance mayor en la economía”.

En el evento, que por primera vez se realizó en línea, el titular de las finanzas públicas confió que un porcentaje muy alto de población mexicana estará vacunada hacia junio. Sin ofrecer una proyección precisa, dijo que dependerá de que tan eficientes somos en el parías para vacunar y en llevar las dosis por todo el territorio.

Estrategia de vacunación, también es económica

El responsable de las finanzas públicas explicó que como México es una economía de ingreso medio, con una población de 130 millones de personas, e ingresos tributarios de apenas 13% del PIB, había y prevalece muy poco espacio fiscal para aplicar una política agresiva de estímulo fiscal.

Además, refirió que como el 25% de la deuda externa está colocada en divisas de otros países, los movimientos del tipo de cambio suelen impactar en la proporción de la deuda. De hecho, estimó que por esta misma variación cambiaria en el año, la deuda pública cerró 2020 en 53.3% del PIB.

El funcionario explicó que son varios los impactos que tendrá en las finanzas públicas de las economías que desplegaron importantes estímulos fiscales en el mundo tras casi un año de pandemia. Eventos de los que ya se aprendió México y por ello no se dio una respuesta a la emergencia como lo aplicaron economías avanzadas y algunas emergentes.

Reconoció que los niveles de pobreza en México se van a incrementar por arriba del 42% de la población que había antes del Covid y que la pandemia claramente ha impactado en la economía. De ahí la urgencia para acelerar la vacunación.

Y finalizó explicando que la estrategia es cubrir la vacunación del personal médico y hospitalario, luego seguir con los adultos mayores que son los menos resistentes al contagio y que una vez que se logre, se reducirá la letalidad del Covid-19 y la alta tasa de transmisión.

Con información vía El Economista

Economía global crecerá 4% en 2021 si se expande vacunación anticovid, dice Banco Mundial

Washington, 5 ene (Sputnik).- La economía global tendrá un crecimiento de cuatro por ciento en 2021, y las vacunas contra el covid-19 serán fundamentales para sostener esa recuperación, informó este martes el Banco Mundial en sus perspectivas económicas anuales.

“Se espera que la economía global se expanda cuatro por ciento en 2021, suponiendo que la vacunación (contra el covid-19) se generalice durante este año”, consignó el organismo en su publicación “Perspectivas Económicas Globales Enero 2021”.

Según el Banco Mundial, si bien la economía global está creciendo nuevamente tras una caída de 4,3 por ciento en 2020, “la pandemia ha causado una importante cifra de muertes y enfermedades, sumergiendo a millones en la pobreza, por lo que podría deprimir la actividad económica y los ingresos por un periodo prolongado”.

Asimismo, el informe del organismo destaca que la economía rusa crecerá 2,6 por ciento este año, recuperando algo de las pérdidas registradas en 2020, aunque a un ritmo menor que sus vecinos regionales.

“El crecimiento en Rusia, la economía más grande de la región, se estima que será modesto en 2021, dado que el país está lidiando con una renovada aceleración de casos de covid-19”, dice el documento.

En un informe publicado el pasado mes de octubre, el organismo había estimado una caída de cinco por ciento para Rusia en 2020, y un crecimiento de 2,8 por ciento para este año y 2,4 por ciento para 2022.

Por su parte, el Banco Mundial estimó que EEUU y China crecerán 3,5 y 7,9 por ciento respectivamente durante este año.

Asimismo, Turquía tendrá un crecimiento de 4,5 por ciento en 2021, Europa Central crecerá 3,6 por ciento, y Japón, cuya economía cayó 5,3 por ciento el año pasado, tendrá una recuperación de 2,5 por ciento. (Sputnik)

Crecen operaciones en cajeros automáticos y de e-commerce: BdeM

El Banco de México (BdeM) informó que más personas realizan operaciones en los cajeros automáticos de la banca y, además, las transacciones de los sitios de comercio electrónico van en aumento, principalmente en segmentos como servicios de entretenimiento y de comida a domicilio.

Analistas del sector financiero esperan que por las medidas de confinamiento que ha dispuesto el gobierno en las últimas semanas del año, las transacciones realizadas en comercio electrónico superen las que se hacen en los cajeros.

Entre julio y septiembre se realizaron 388 millones 865 mil 653 operaciones en los cajeros automáticos del país, de acuerdo con el banco central, un incremento de 10 por ciento en comparación con el periodo de abril a junio, que fue cuando se dieron las primeras medidas de riguroso aislamiento social con el fin de mitigar la propagación de Covid-19.

Según las tendencias que se observan en los indicadores del BdeM, en el periodo de octubre a diciembre suele haber una reducción en las operaciones hechas en los cajeros de los bancos. En el último trimestre de 2017 cayeron 5 por ciento, en ese mismo lapso de 2018 disminuyeron 2.5 por ciento y el año pasado la reducción fue de 6 por ciento.

El monto operado en los cajeros automáticos del país, en el periodo de julio a septiembre fue de un billón 34 mil 512 millones de pesos, un incremento de 29 por ciento en comparación con 800 mil 709 millones operados en el trimestre inmediato anterior (abril-junio).

Compras con tarjeta en comercio electrónico, al alza

El tercer trimestre de este año registra un alza, luego de que las operaciones en los cajeros ligaran dos trimestres seguidos a la baja.

Por otra parte, las operaciones con tarjetas en comercio electrónico se mantuvieron al alza en el año, puesto que en el tercer trimestre se realizaron 145 millones 94 mil 798, cifra 11.7 por ciento mayor con respecto al trimestre anterior.

El monto operado por este medio entre julio y septiembre ascendió a 89 mil 779 millones de pesos, un aumento de 6.2 por ciento respecto del periodo de abril a junio de este mismo año.

Según los datos del banco central, siete de cada 10 de las operaciones se realizaron con cuentas de débito, por un monto de 45 mil 125 millones de pesos, mientras sólo tres de cada 10 fueron con crédito por 44 mil 654 millones.

Una encuesta realizada por PayPal revela que seis de cada 10 mexicanos planea realizar compras en línea para el fin de año, principalmente en categorías como electrónicos, moda, juguetes, artículos para el hogar, alimentos y bebidas.

Ignacio Martínez Cortés, director del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen), explicó en entrevista que la gran mayoría de los más de 20 millones de trabajadores inscritos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recibe sus aguinaldos o últimos pagos en cuentas de débito, pero si en años pasados las personas acudían a una sucursal a retirar sus recursos, ahora hay una baja en el consumo.

“A diferencia de otros años llevamos grandes temporadas en las que se redujo el consumo, que fueron 14 de febrero, Semana Santa, verano y el regreso a clases; el consumo va a la baja, no hay gasto, tendremos una reducción en el consumo y en las operaciones, porque también hay nuevas restricciones de movilidad”, precisó.

“Al haber menor cultura financiera, una reducción al gasto y una crisis, bajarán las operaciones en cajeros e incluso quizá en comercio electrónico”, agregó el especialista.

Con información vía La Jornada