TENDENCIAS_ Facebook ofrecerá a sus empleados la opción del trabajo remoto

Facebook ha decidido dar mayor flexibilidad a sus empleados y ofrecerá a la mayoría de ellos la opción de trabajar de forma remota desde sus casas una vez pase la pandemia, confirmaron este jueves a Efe fuentes de la compañía.

“Facebook reconoce que aumentar la flexibilidad es un paso importante, por lo que aprenderemos y nos adaptaremos según sea necesario para dar el mayor apoyo a la salud de la comunidad, los equipos y las personas que trabajan aquí”, apuntó la empresa en una carta enviada a sus empleados.

Así, a partir del próximo martes 15 de junio, la firma de Menlo Park (California, EE.UU.) ofrecerá la opción de solicitar trabajo remoto a todas las categorías laborales, siempre y cuando por sus características este sea posible (es decir, que no requiera presencia física al tratarse, por ejemplo, de tareas manuales).

La compañía que dirige Mark Zuckerberg también adelantó que sus planes pasan por tener abiertas “la mayoría” de sus oficinas en Estados Unidos en septiembre y al 50 % de capacidad, pasando a una reapertura a capacidad completa en octubre.

En el resto del mundo, las oficinas en Europa, Asia y África seguirán abriéndose al 50 % de capacidad durante los próximos meses, mientras que en Latinoamérica, donde las cifras de la pandemia siguen siendo muy preocupantes, la empresa se limitó a decir que “seguirá vigilando” la situación.

Otra de las medidas anunciadas por Facebook a sus empleados es que durante lo que queda de 2021, estos podrán trabajar durante 20 días desde una ubicación distinta a la que tienen permitida (es decir, desde un lugar que no sea su residencia habitual).

La empresa también flexibilizó su política de trabajo internacional, de manera que a partir del próximo martes pondrá más facilidades a aquellos empleados que quieran mudarse desde Estados Unidos a Canadá y desde cualquier lugar de Europa, Asia u Oriente Próximo a Reino Unido.

Ya en mayo del año pasado, Zuckerberg, predijo que la mitad de sus empleados estaría trabajando desde casa en diez años y que sus planes son convertir Facebook en “la empresa a la vanguardia del trabajo remoto”.

Muchas empresas tecnológicas han usado la pandemia de covid-19 para acelerar sus planes de transición al trabajo remoto, como el caso de Twitter, cuyos empleados ya jamás volverán a las oficinas, o el de Google, que anunció planes para transicionar a un modelo híbrido.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Facebook espera ver avances de México sobre la limitación de responsabilidad de intermediarios que exige el T-MEC

Facebook espera que México homologue su legislación para que la limitación de responsabilidad de intermediarios se aplique en territorio mexicano, conforme lo estipula el artículo 19.17 y el anexo 19.A del Capítulo 19 del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Con esta homologación, compañías como Facebook y Google no tendrán que hacerse responsables de lo que sus usuarios publiquen en sus plataformas digitales. 

En el Foro Internacional Día de Internet 2021: Regulación y Tecnología, que organizaron el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM en colaboración con la Asociación de Internet.mx a propósito de la conmemoración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información este 17 de mayo, Jessica Espinoza, gerente asociado de Políticas de Producto en Facebook dijo que la plataforma cree que esta regulación a la que obliga el T-MEC puede asegurar condiciones favorables y de certeza jurídica para los usuarios.   

“El compromiso del Estado mexicano fue homologar la legislación en un plazo de tres años después de la entrada en vigor y esperamos ver pronto avances en este tema”, dijo.

Según el capítulo 19.17 del T-MEC, relativo a servicios informáticos interactivos, como son las redes sociales, ni México, ni Estados Unidos ni Canadá mantendrán “medidas que traten a un proveedor o usuario de un servicio informático interactivo como proveedor de contenido de información para determinar la responsabilidad por daños relacionados con la información almacenada, procesada, transmitida, distribuida o puesta a disposición por el servicio, excepto en la medida en que el proveedor o usuario, en su totalidad o en parte, haya creado o desarrollado la información”.

Mientras que Estados Unidos y Canadá ya cuentan con esta regla en su legislación, México dispone de poco más de dos años para homologar todas sus leyes, normas y reglamentos a esta disposición del tratado.

Issa Luna Pla, coordinadora del Área en Derecho de la Información del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, dijo que la regulación mexicana en sobre la responsabilidad de las plataformas tiene que avanzar, debido a que hay un compromiso del Estado mexicano en el T-MEC esta materia. 

“México forzosamente tiene que emitir cierta regulación. ¿Qué tanta regulación tiene que emitir en particular sobre estas responsabilidades? Lo ideal es que se determine a través de debates”, dijo.   

La investigadora dijo que, a este respecto, hay dos modelos a los que es posible atender para dilucidar una respuesta a la pregunta. El estadounidense, que por la vía jurídica limita las responsabilidades que tienen las plataformas para moderar los contenidos que se publican en ellas, y el europeo, que intenta determinar qué responsabilidades sí son atribuibles a las plataformas y cuáles no. 

“Las regulaciones son híbridas; ya no existe esta idea de que el Estado no puede meterse a la regulación en internet. Afortunadamente, esto se superó en los debates y ahora la discusión es qué tanto debe regular el Estado estas responsabilidades, sobre qué responsabilidades se habla y qué faltaría en las autorregulaciones de las plataformas y cuál tendría que ser el rol del Estado”, dijo.

Luna Pla añadió que esto significa que no es que no se esté haciendo nada en México para homologar la regulación en materia de limitación de responsabilidad de las plataformas, sino que aún no existen los consensos para determinar cuál será la postura de México al respecto.

“Estamos dentro del plazo del T-MEC para regularlo y es una discusión actualmente en curso”, dijo.     

De acuerdo con Jessica Espinoza, actualmente no existe una legislación exhaustiva en torno a la regulación de contenidos en las plataformas digitales; aunque Facebook está trabajando sobre esta materia con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos desde hace un par de meses para encontrar algunos estándares que permitan dar inicio a una propuesta de regulación. 

“Sabemos que para hacer una regulación seria, que tenga en cuenta la diversidad de los contenidos y la dimensión del desafío, es necesario involucrar a diferentes partes interesadas: sociedad civil, academia, organizaciones internacionales y plataformas”, dijo. 

En el panel también estuvo presente Laura Márquez, que forma parte del Centro de Innovación para el Acceso a la Justicia A.C.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

ELECCIONES_ Facebook presenta acciones para combatir desinformación y violencia política en elecciones 2021

Para evitar malas prácticas tales como la desinformación y el acoso a la mujer durante el proceso electoral en México, la red social Facebook presentó medidas y acciones con la finalidad de ayudar a proteger la integridad de las elecciones en el país, ofreciéndoles a los usuarios mayor transparencia durante este importante periodo.

El próximo 6 de junio, en México se elegirán 500 diputados federales, 15 gubernaturas, 1063 diputaciones locales de 30 congresos y la jefatura de 1926 ayuntamientos en 30 estados, situación que convierte a esta elección como la más grande de la historia del país, por la cantidad de cargos que se renovarán.

Estas acciones se suman a las modificaciones que la empresa ha hecho a sus políticas, a partir de las elecciones de 2016 en Estados Unidos, derivado del escándalo conocido como Cambridge Analytica, en el que cuestionó el resultado de las mismas por el aparente uso indebido de datos privados que se obtuvieron a través de los perfiles de millones de usuarios de Facebook.

“El discurso político y la libertad de expresión son partes cruciales para la democracia, por lo que desde Facebook asumimos nuestra responsabilidad para ayudar a garantizar el flujo libre de ideas al mismo tiempo que prevenimos abusos. Nuestro compromiso es que las personas encuentren en nuestras plataformas un espacio seguro y transparente en el cual puedan dialogar, estar en contacto con quienes buscan representarlos y hacer escuchar sus voces”, dijo Esteban Israel, vicepresidente de Comunicación para América Latina en Facebook, en una mesa virtual ante representantes de medios de comunicación mexicanos.

¿Cuáles son las acciones y medidas que anunció Facebook?

Centro de Operaciones de Elecciones: La compañía dirigida por Mark Zuckerberg anunció la incorporación de un equipo multidisciplinario conformado por científicos de datos, ingenieros, investigadores y especialistas en contenido llamado ‘Centro de Operaciones de Elecciones’, que estará activo durante el proceso electoral de México con el objetivo de atender y prevenir en tiempo real abusos como la desinformación, discurso de odio y cualquier otra acción encaminada a suprimir el voto. La plataforma cuenta con experiencia en más de 200 procesos electorales, incluyendo 23 en América Latina.

Ampliación del programa de verificadores de datos independientes: El combate a la desinformación será prioridad para la plataforma durante las elecciones más grandes del país, es por esta razón que Facebook anunció que la agencia de noticias Reuters se integra al grupo de verificadores de datos independientes que revisan contenido publicado en Facebook e Instagram en el país. No es la primera vez que la plataforma colabora con verificadores independientes. Desde 2018 a la fecha, ha trabajado con más de 80 organizaciones alrededor del mundo con la finalidad de combatir la desinformación en sus plataformas.

Herramientas de seguridad para mujeres: Como parte de las acciones para garantizar la seguridad de las mujeres dentro de sus plataformas, Facebook anunció una colaboración con ONU Mujeres y el Instituto Nacional Electoral (INE), que incluye dos guías (que estarán disponibles en español y algunas lenguas indígenas) con consejos para que las mujeres que participan en la política tengan más herramientas que las ayuden a prevenir actos de violencia política en razón de género en redes sociales.

  • #SheLeads es la guía que incluye herramientas de seguridad y consejos para mejorar las prácticas para generar comunidades en Facebook, así como una serie de pasos a seguir para reportar casos de acoso.
  • Guía de seguridad de Instagram para mujeres en política es la segunda guía presentada por la compañía, misma que incluye herramientas para prevenir y reportar violencia de género en Instagram y garantizar la seguridad de las mujeres que busquen ocupar algún cargo público

Ciudadanía digital y cooperación con autoridades: Facebook informó sobre la capacitación a las autoridades electorales nacionales y estatales, sobre mejores prácticas en la plataforma. El día de la elección, la red social mostrará una notificación en la parte superior de la Sección de Noticias de los usuarios en México como recordatorio para que acudan a votar, además de ayudarlas a ubicar su casilla electoral.

Transparencia: Los anunciantes que quieran implementar publicidad  sobre temas sociales, políticos y electorales, deberán cumplir con un proceso de autorización para identificar al responsable de la publicación y mostrar un descargo de responsabilidad con la etiqueta: “Pagado por”.

Con estas acciones y herramientas, la compañía con sede en California tiene como objetivo, ayudar a proteger la integridad de las elecciones próximas a celebrarse en México, en las que las redes sociales jugarán un papel protagónico por ser un canal de comunicación directo y de fácil acceso, en el que la contienda electoral se vivirá las veinticuatro horas del día entre candidatos, propuestas, debates, comentarios, imágenes e incluso memes.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Facebook mantiene el veto a Donald Trump en la red social

El panel de supervisión independiente de Facebook decidió este miércoles mantener el veto impuesto por la plataforma al expresidente estadounidense Donald Trump, pero pidió una revisión de esa medida en los próximos seis meses.

La junta, cuyas decisiones son vinculantes para la red social, dijo que Trump creó un ambiente que daba pie a “un serio riesgo de violencia” con sus comentarios sobre el violento ataque al Capitolio de Estados Unidos por parte de sus seguidores el pasado 6 de enero.

Pero el panel añadió que “no fue apropiado que Facebook impusiera una pena indeterminada y estandarizada de suspensión indefinida” y llamó a la plataforma a “revisar este asunto para determinar y justificar una respuesta proporcionada” en los próximos seis meses.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

PERSPECTIVAS_ El abogado de 33 años que desafía a las tecnológicas: “El problema de Europa no es la ley, es que se cumpla”

A los 23 años, de vuelta en casa tras estudiar un semestre de Derecho en California, Max Schrems (Salzburgo, Austria, 1987) solicitó a Facebook que le mandase toda la información que tuviera sobre él. Examinó los 1.200 folios que le entregaron y detectó varias posibles violaciones de su privacidad. Presentó 22 denuncias ante las autoridades de protección de datos de Irlanda, país en el que la red social tiene su cuartel general para Europa. Decidió volcar en internet toda la información de su litigio judicial por si le interesaba a algún periodista. “Dos o tres semanas después me llamaron de Facebook: querían verse conmigo. El proceso había salido en todos los periódicos. No me lo esperaba, sinceramente, y a veces me pregunto si hubiera hecho lo mismo sabiendo hasta dónde iba a llegar el asunto”, cuenta por videollamada.

Sus denuncias no obtuvieron resultados judiciales, pero generaron un importante debate en la UE. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la directiva europea que entró en vigor en 2018 y que exige a todas las empresas pedir el consentimiento del usuario antes de usar sus datos, está motivado en parte por el caso de Schrems, según reconoció la excomisaria de Justicia Viviane Reading a The New York Times. En 2013 inició un nuevo proceso contra Facebook, esta vez por enviar sus datos personales a EE UU, donde hay normativas de privacidad más laxas. Los tribunales le dieron la razón en 2015: nada de transferir información personal a otros países.

A finales del año pasado demandó a Apple, y la semana pasada a Google, por rastrear sin permiso los teléfonos móviles que funcionan con sus sistemas operativos. No hay sentencia todavía, pero la nueva actualización de Apple, que saldrá en las próximas semanas, da la opción por primera vez de aceptar o rechazar tener ese identificador.

Schrems lleva gran parte de su vida adulta peleando contra gigantes. La notoriedad que le dieron sus primeras escaramuzas contra Facebook le permitió fundar una ONG, Noyb (acrónimo de None of Your Business, No es asunto tuyo), que vive de donaciones y cuenta con un equipo de 10 abogados, seis de ellos permanentes. El joven jurista austriaco es el único que no cobra de la organización: “el origen de mis ingresos es un asunto privado, pero lo resumiría diciendo que no gasto mucho, alquilo apartamentos y doy charlas”. El equipo de Schrems trabaja ahora en un proyecto relacionado con las cookies(archivos digitales que se quedan en nuestros dispositivos cada vez que accedemos a una página y que recogen información de la navegación)que presentarán en unas semanas y del que todavía no puede dar detalles.

Pregunta. ¿Cómo enfocan su batalla contra las cookies?

Respuesta. Es un proyecto extenso, que en realidad tiene dos fases. La primera es la que iniciamos la semana pasada. En nuestra demanda contra los identificadores únicos de los teléfonos Android estamos demostrando que no son más que cookies, que encajan en esa definición. Buscamos jurisdicciones en las que las agencias de protección de datos vayan a actuar. Así dimos con Austria y Francia, un país este último que ya había multado anteriormente a Google. En la segunda fase del proyecto estamos detectando patrones de funcionamiento y cómo cada web trata de hacer que sea muy complicado rechazar las cookies. Hay estadísticas muy reveladoras: solo el 3% de la gente lee la información sobre cookies que salta al entrar en una web, y más del 90% da directamente al botón de estoy de acuerdo, aunque no lo esté. Muchos creen que estos estúpidos banners son culpa del RGPD, pero en realidad son una artimaña de la industria diseñada para que no rechacemos que nos puedan rastrear.

P. Apple va a sacar una nueva versión de su sistema operativo iOS que brindará la opción de aceptar o rechazar que se active el identificador único comercial del dispositivo (una especie de matrícula digital que permite rastrear al usuario). ¿Lo ve como una victoria?

R. No creo que sea una victoria que nos podamos atribuir. Es evidente también que algunas compañías se toman la privacidad más en serio que otras. Eso a menudo tiene que ver con el modelo de negocio: si vendes tus teléfonos por más 1.000 euros, entonces estás haciendo dinero y no necesitas poner cookies en ningún lado.

P. Todos los europeos nos beneficiamos de su trabajo. Un trabajo que en realidad deberían hacer las autoridades.

R. En un mundo ideal no existiríamos, pero ahora mismo el gran problema que tenemos en Europa no son las leyes, sino hacer que se cumplan. Las autoridades no tienen el dinero, la capacidad o el personal para hacerlas cumplir, y sobre todo les falta la voluntad para que eso suceda. Una de las cuestiones que más me atraen de todo esto es que, aunque siempre hemos sabido que algo raro sucede en nuestros teléfonos, se daba por supuesto que el derecho a la privacidad no se defendía porque no era relevante. Decir que no necesitas privacidad porque no tienes nada que esconder es como sostener que no necesitas la libertad de expresión porque no tienes nada que decir.

P. Cuando empezaron las redes sociales, la gente compartía su información personal muy a la ligera; hoy tendemos a ser más cuidadosos. ¿Nos preocupa más ahora la privacidad?

R. Mucho de lo que pasa en las redes –el análisis de tus gustos, tus amistades, tus ideas– sucede sin que hagas nada. En mi caso, por ejemplo, nunca hablé de mi orientación sexual en Facebook, pero aún así, al ver que muchos de mis amigos eran homosexuales, dedujo que yo también lo soy. La industria fue muy buena en destacar la parte de responsabilidad atribuible al usuario –no subas fotos tuyas desnudo– y en esconder la de las compañías. Es el mismo argumento que usaron en su momento las tabaqueras: lo que te mata es el hecho de fumar, no los cigarrillos. Llevo diez años estudiando y litigando con Facebook y todavía no entiendo del todo cómo funciona. No podemos pretender que una chica de 18 años comprenda exactamente qué implica usar Facebook, es absurdo. Nadie se lee las condiciones de privacidad. La respuesta de la industria ha sido inteligente: dan a la gente una falsa apariencia de que tienen el control, pero en realidad te hacen enfrentarte a unos 200 botones que no te vas a preocupar en pulsar.

P. Han pasado 10 años desde que empezó su batalla legal contra Facebook. ¿Está contento con el resultado?

R. He ganado experiencia, voy viendo qué funciona y qué no. Una de las ventajas del RGPD es que puedes elegir el país en el que quieres registrar la demanda, la jurisdicción que mejor te puede ir para cada caso. Una vez tienes cierta estabilidad financiera, como tenemos en Noyb, puedes pensar estrategias a largo plazo y aguantar retrasos que de otro modo te harían desistir. Afortunadamente, vemos que nuestro trabajo está dando resultados en la dirección adecuada, lo que te da más energía para seguir. Sabemos que las sentencias tardan años en dictarse y que esto es una carrera de fondo.

P. Se está enfrentando a algunas de las mayores empresas del mundo. ¿Ha sufrido amenazas o presiones para dejarlo?

R. Se han difundido rumores, como que mi único empeño es salir en los medios o que estoy a sueldo de una operadora alemana de telefonía. Me parece bastante obvio que es falso. Sé también que algunos periodistas han recibido presiones de Facebook para que retiren sus publicaciones sobre nuestro trabajo. Desde un punto de vista más personal, me da mucha tranquilidad saber que lo que hacemos está bien atado: es técnicamente correcto, está fundamentado y documentado. No nos pueden pillar por ahí. Me ayuda también el hecho de ser una persona a la que no le importan una mierda muchas cosas. Recuerdo que una vez, en pleno proceso contra Facebook, alguien me dijo que me iban a mandar a un asesino ruso. Me lo tomé a broma. ¿Quién va a querer matarme?

P. ¿No le han intentado comprar u ofrecido trabajo?

R. No, cuando hacen eso saben perfectamente con quién puede funcionar. No creo que necesiten a alguien que les diga que lo que hacen está mal.

P. ¿Se le han acercado trabajadores de grandes tecnológicas para darles información de utilidad para sus casos?

R. Por el momento no, pero estamos trabajando para que empiece a suceder. Vamos a poner en marcha un sistema de buzón anónimo y seguro para que la gente pueda dejarnos pistas. Creemos que tiene potencial porque muchos de los ingenieros que trabajan en las big tech a menudo no están de acuerdo con lo que ven.

P. ¿Qué opina del reconocimiento facial y de su regulación?

R. La gente está mucho más concienciada sobre esta forma de invasión de privacidad porque puedes ver la cámara. Pero, ¡sorpresa!, los móviles lo revelan todo sobre nosotros desde hace años. Sobre la tecnología en sí: es aterrador que te puedan reconocer según vas por la calle, que pierdas el anonimato. No creo que tenga cabida en Europa. El RGPD cubre la mayoría de los problemas que pueda plantear el reconocimiento facial porque establece que solo se pueden procesar los datos que el usuario accede a facilitar. Es como una normativa en bruto: no habla de tipos de tecnologías, sino de qué pasa con los datos. Está prohibido matar a la gente, da igual si lo haces a pedradas o atropellando con un Tesla. Se tiende a sacar una ley para cada tecnología, cuando quizás sea más sencillo crear normas comunes.

P. Tiene un buen concepto del RGPD.

R. Creo que es algo de lo que podemos sentirnos orgullosos. La suelo llamar la ley de privacidad menos estúpida del mundo: puede que técnicamente no sea maravillosa, pero desde el punto de vista político me parece un gran logro. Probablemente habrá que reformarlo varias veces hasta que funcione bien, pero estamos ahí.

CON INFORMACIÓN VÍA EL PAÍS

PERSPECTIVAS_ Martín Becerra: “Facebook descubre los derechos humanos”

Recientemente Facebook anunció su “política corporativa de derechos humanos”, por la cual se compromete a garantizar los principios consagrados por Naciones Unidas sobre este tema. Además, la empresa anuncia la creación de un fondo para apoyar el trabajo de los defensores de los derechos humanos,

En efecto, “En virtud de esta nueva política, tomaremos medidas para respetar los derechos humanos según se definen en las leyes internacionales de derechos humanos y se describen en los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos (PRNU)”, aseguró Miranda Sissons, directora de Derechos Humanos de Facebook, a través de un comunicado de prensa.

El investigador argentino Martín Becerra explicó el alcance de estos anuncios en su nota de opinión “Facebook descubre los DDHH”. “Facebook acepta que su carácter privado no la exime de la obligación de garantizar el respeto por los derechos básicos consagrados por las Naciones Unidas… Quienes argumentan que no es importante que una plataforma como Facebook produzca este giro omiten, entre otras cuestiones, que para muchas personas y en varias regiones los servicios de Facebook son sinónimo de Internet”, señaló Becerra.

A continuación compartimos la nota completa de Martín Becerra, publicada en el portal LetraP.

Facebook descubre los derechos humanos

En un giro tardío pero imprescindible, la compañía de Zuckerberg lanzó su política de compromiso con los derechos humanos.

La noticia es relevante, ya que involucra a la compañía dueña de las plataformas de redes sociales digitales y de los servicios de mensajería más masivos y globales, con más de 2.400 millones de usuarios en el planeta. Facebook acaba de inaugurar su política de “compromiso con los derechos humanos”. Dado que Mark Zuckerberg creó la empresa en 2004 y protagonizó escándalos relacionados con la libertad de expresión, la no discriminación, la protección a personas y grupos vulnerables y el tratamiento de datos personales, sobre todo en la última década, el anuncio es tardío aunque imprescindible para subsanar un desempeño que hasta ahora –como mínimo- fue esquivo a la tutela de los derechos humanos.

A través de una carta pública difundida por Miranda Sissons, directora de Derechos Humanos de Facebook Inc., la nueva política corporativa promete que “nos esforzaremos por respetar” los estándares de derechos humanos según se definen en el derecho internacional, incluidos los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos. Además de una serie de acciones incluidas en el compromiso, Facebook lanza también un fondo “para apoyar a los defensores de derechos humanos”.

Según Peter Micek, consejero general de Access Now, Facebook se convierte así en la última de las bigtechen en articular públicamente sus compromisos para defender los derechos humanos. “Si el ceo de Facebook, Mark Zuckerberg, aprobó esta política, debe garantizar su implementación, respetando las llamadas de la sociedad civil y cumpliendo con la regulación que respeta los derechos, para trazar una dirección completamente nueva en Facebook», señaló Micek en un comunicado de la organización defensora de derechos digitales.

Con este anuncio, Facebook acepta que su carácter privado no la exime de la obligación de garantizar el respeto por los derechos básicos consagrados por las Naciones Unidas. Parece una ironía, pero es el propio conglomerado de Zuckerberg el que elige adscribir sus reglas, que condicionan la conversación e información pública de miles de millones de personas, a los principios de derechos humanos que organizan las constituciones y leyes de los países democráticos. Quienes argumentan que no es importante que una plataforma como Facebook produzca este giro omiten, entre otras cuestiones, que para muchas personas y en varias regiones los servicios de Facebook son sinónimo de Internet.

La nueva política corporativa comprende la elaboración de un informe anual, público, “sobre cómo estamos abordando los problemas de derechos humanos derivados de nuestros productos, políticas o prácticas comerciales”. En tanto, el fondo que ahora promueve Facebook dirigido a defensores de derechos humanos brindará asistencia sobre todo en casos de amenazas críticas. Sissons también subraya que “aprovecharemos nuestro trabajo existente para proteger las cuentas de los defensores, esfuerzos que incluyen combatir a los actores maliciosos que los atacan, protegerlos de la eliminación de contenido incorrecto, ofrecer opciones de seguridad avanzadas, tomar medidas para frustrar el acceso no autorizado a las cuentas de los defensores que son arrestados o detenidos y la asociación con organizaciones de derechos humanos en actividades de divulgación y capacitación”. Facebook reconoce los conflictos y descuidos en relación a sus reglas de “moderación de contenidos”, remoción de cuentas y desprotección de personas hostigadas violentamente en la gestión de sus plataformas.

Para la compañía, el anuncio se inscribe en una línea reciente de acciones que pasarán a agruparse dentro del compromiso con los derechos humanos. Entre ellas, destaca la conformación de la “Junta de Supervisión” interna, la disposición de estrategias para eliminar la información errónea verificada y los rumores no verificables que “pueden poner a las personas en riesgo de sufrir daños físicos inminentes”, la creación de herramientas para abordar contenido dañino en países críticos donde Facebook fue vehículo de ataques de odio, amenazas e incitación a la violencia, como Myanmar; el sostenimiento del cifrado de extremo a extremo en mensajería y la protección para periodistas.

El reciente apagón noticioso en Australia, la cancelación de un presidente en ejercicio sin previa orden judicial y la pasividad con la que consintió el acoso organizado contra minorías en situaciones dramáticas dan cuenta del poder inédito de Facebook. Su adaptación a los estándares de derechos humanos y el compromiso real se evaluará en acciones concretas más que en anuncios, pero la noticia supone un giro trascendente no sólo de la propia corporación, sino, también, del discurso radical que justifica atropellos en las plataformas digitales con el pretexto de que, al ser privadas, están por encima del respeto a los derechos humanos.

Con información vía OBSERVACOM

TENDENCIAS_Facebook y Google quieren unir EE.UU. y Asia-Pacífico con sus cables submarinos

Facebook y Google, más otros socios regionales y globales, planean la construcción de dos nuevos cables submarinos, Echo y Bifrost, que proporcionarán nuevas conexiones vitales entre la región de Asia–Pacífico y América del Norte. La red social tiene planeado invertir en ambos cables, mientras que Google sólo lo hará en Echo.

Serán los primeros cables transpacíficos que atravesarán el mar de Java. Además, aumentarán la capacidad general en un 70 por ciento al conectar Singapur, Indonesia y América del Norte. El objetivo es que Echo se complete a finales de 2023, mientras que Bifrost se completará a finales de 2024.

El motivo de la ruta se debe a que en la región Asia–Pacífico, la demanda de acceso 4G y 5G y la banda ancha está aumentando rápidamente, más aún debido a la pandemia de la Covid-19. Echo y Bifrost respaldarán un mayor crecimiento para cientos de millones de personas y millones de empresas, explicó Facebook en un comunicado.

Si bien estos proyectos aún están sujetos a aprobaciones regulatorias, cuando se completen, estos cables brindarán la capacidad, redundancia y confiabilidad de Internet que tanto se necesitan.

Echo y Bifrost complementan los cables submarinos que sirven a Indonesia en la actualidad, aumentando la calidad del servicio y respaldando las demandas de conectividad del país. El proyecto contempla la asociación con las empresas indonesias Telin y XL Axiata y Keppel.

“La región de Asia y el Pacífico es muy importante para nosotros. Como parte de nuestro trabajo para llevar a más personas en línea a una Internet más rápida, estos nuevos proyectos se suman a nuestras inversiones regionales fundamentales en infraestructura y asociaciones para mejorar la conectividad, para ayudar a cerrar la brecha digital y fortalecer las economías”, explicó Facebook.

Con información vía DPL News

PERSPECTIVAS_Mark Zuckerberg insta a reformar normas de responsabilidad de plataformas en línea

El director ejecutivo de FacebookMark Zuckerberg, instó el miércoles a los congresistas estadounidenses a reformar las normas de responsabilidad de las plataformas en línea para exigir sistemas de eliminación de contenidos ilícitos.

La propuesta, expuesta en un testimonio preparado para una audiencia en el Congreso, detalla la idea de Facebook de reformar la ley conocida como Sección 230, que protege a los servicios de internet de la responsabilidad por los contenidos publicados por otros.

Los comentarios se producen en medio de la creciente presión de todo el espectro político en Estados Unidos para que las plataformas se hagan responsables por la desinformación, la incitación a la violencia y los contenidos abusivos.

“Gente de todas las convicciones políticas quiere saber que las empresas están asumiendo la responsabilidad de combatir el contenido y la actividad ilegal en sus plataformas”, dijo Zuckerberg en sus declaraciones escritas, publicadas por un panel de la Cámara de Representantes.

Sostuvo que el Congreso “debería considerar condicionar la protección de la responsabilidad de intermediarios de las plataformas para cierto tipo de contenido ilícito a la capacidad de las empresas de cumplir con las mejores prácticas para combatir la difusión de estos contenidos”.

En lugar de conceder una inmunidad general, Zuckerberg dijo que “se debería exigir a las plataformas que demuestren que cuentan con sistemas para identificar los contenidos ilícitos y eliminarlos”.

Sostuvo que los servicios en línea no deberían ser responsables de “si un contenido en particular evade su detección”, diciendo que no es factible para las plataformas con miles de millones de publicaciones al día, pero “se les debe exigir que tengan sistemas adecuados”.

Zuckerberg dijo que los requisitos deben ser “proporcionales al tamaño de la plataforma y establecidos por un tercero” para que los servicios más grandes no tengan ventaja sobre las nuevas empresas.

Los comentarios se producen la víspera de lo que se esperaba que sea otra polémica audiencia parlamentaria con los directivos de FacebookGoogle y Twitter, que comparecerán a distancia para abordar los problemas de la desinformación en línea.

Las mayores plataformas en línea han sido objeto de un creciente rechazo por lo que muchos consideran un fracaso en la lucha contra los contenidos falsos y engañosos que pueden tener consecuencias en el mundo real.

Con información vía El Economista

TENDENCIAS. Facebook levanta bloqueo a usuarios de Australia para compartir noticias

Facebook levantará su bloqueo para que los usuarios puedan compartir de nuevo noticias de medios australianos, según anunció la compañía este martes, tras alcanzar un acuerdo con el Gobierno australiano sobre una ley que obligaría a las gigantes digitales a pagar por la información periodística.

El secretario australiano del Tesoro, Josh Frydenberg, y Facebook, confirmaron en sendos comunicados que habían alcanzado un acuerdo sobre enmiendas a una propuesta de ley que obligaría a la red social y a Google a pagar por las noticias de medios australianos que muestran en sus plataformas.

La colaboración de la red social es una importante victoria en los esfuerzos de Australia por conseguir que las dos plataformas paguen por el contenido periodístico que utilizan.

La firma bloqueó la opción de que los usuarios australianos accedieran a noticias o las compartieran después de que la Cámara australiana de Representantes aprobara un borrador de ley el miércoles de la semana pasada.

El corte inicial incluía, al menos de forma temporal, el acceso a las páginas de servicios oficiales de emergencias y salud pública, así como a información gubernamental de la pandemia, para indignación de los usuarios.

El Senado debatirá el texto enmendado este día.

Frydenberg describió las enmiendas como “aclaraciones” sobre las intenciones del gobierno, y comentó que sus negociaciones con el director general de Facebook, Mark Zuckerberg, habían sido “difíciles”.

“No hay duda de que Australia ha sido una lucha indirecta por el mundo”, destacó el secretario del Tesoro.

“Facebook y Google no han ocultado el hecho de que saben que el mundo está mirando a Australia y por eso han intentado conseguir un mecanismo aquí que sea funcional”, puntualizó en alusión al Código de Negociación de Medios Noticiosos del país.

El código socavaría la posición de dominio de Facebook y Google en sus negociaciones con los medios australianos al requerir una red de seguridad en forma de comité de arbitraje. Si no hay acuerdo, el comité tomaría una decisión vinculante, de modo que las firmas tecnológicas no pueden imponer términos no negociables.

Belinda Barnet, profesora de medios de comunicación en la Universidad de Swinburne, señaló que las enmiendas dan tiempo a Facebook para conseguir acuerdos antes de que el comité de arbitraje decida el precio de las noticias.

Peter Lewis, director del Centro de Tecnología Responsable del Instituto Australia, un grupo de estudios, indicó en un comunicado que las “enmiendas mantienen intacta la integridad del código de medios”.

Google había amenazado con retirar sus funciones de búsqueda del país, tachando la ley de inaplicable. Pero esa amenaza se ha desvanecido conforme la empresa firmaba acuerdos de licencias con los medios más grandes del país dentro de su nuevo modelo News Showcase.

La compañía dio a conocer que había cerrado acuerdos con más de 50 cabeceras australianas y con más de 500 medios de todo el mundo a través del nuevo sistema, presentado en octubre.

Facebook precisó que ahora negociará acuerdos con editores australianos dentro de su propio mecanismo, Facebook News.

“Estamos satisfechos de que el gobierno australiano haya aceptado una serie de cambios y garantías que abordan nuestras principales preocupaciones sobre permitir acuerdos comerciales que reconocen el valor que aporta nuestra plataforma a los editores, en relación con el valor que recibimos de ellos”, expuso en un comunicado el director regional de Facebook, William Easton.

“Como resultado de estos cambios, ahora podemos aumentar nuestra inversión en el periodismo de interés público y restaurar las noticias en Facebook para los australianos en los próximos días”, añadió Easton.

Con información vía El Financiero

TENDENCIAS. Congreso de EE.UU. cita de nuevo a Facebook, Google y Twitter

Mark Zuckerberg, Sundar Pichai y Jack Dorsey, los respectivos jefes de Facebook, Google y Twitter, están citados de nuevo ante el Congreso de Estados Unidos para hablar de la desinformación en sus plataformas, anunció este jueves (18.02.2021) la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes.

La comisión se refirió en particular a los falsos rumores sobre las vacunas contra COVID-19 o a las falsas afirmaciones que circularon sobre un supuesto fraude electoral en las elecciones estadounidenses de noviembre de 2020.

Ese tipo de desinformación “exacerbó crisis nacionales con graves consecuencias en la vida real en términos de salud y seguridad pública”, dijeron los legisladores en un comunicado.

Los tres líderes deberán responder a las preguntas el 25 de marzo.

Todos ellos están familiarizados con el ejercicio: esta será la cuarta comparecencia de Zuckerberg desde julio, y la tercera de Pichai y Dorsey. Las audiencias anteriores se han centrado en cuestiones como las posibles prácticas anticompetitivas y la protección legal de las plataformas frente a demandas relacionadas con contenidos de terceros.

Los gigantes tecnológicos son objeto de críticas desde hace algunos años por parte de todo el espectro político. 

Abordarán suspensión de cuentas de Donald Trump

Los demócratas critican a Facebook, Twitter, YouTube (Google) y otros por no hacer lo suficiente para combatir los contenidos problemáticos (incitación a la violencia, desinformación, discurso de odio).

Los republicanos, en cambio, se sienten censurados por las redes sociales, aunque las utilizan abundantemente para sus campañas electorales.

Sin duda, abordarán el tema de la suspensión de las cuentas del expresidente Donald Trump de las principales plataformas.

El exmandatario mantuvo el mito de un supuesto fraude electoral masivo que le habría costado las elecciones, y animó a sus partidarios a acudir al Congreso a protestar.

El 6 de enero, los alborotadores invadieron violentamente la sede del Congreso de Estados Unidos durante la ceremonia de certificación de la victoria de Joe Biden. Este ataque dejó cinco muertos y conmocionó al país.

“Durante demasiado tiempo, los gigantes tecnológicos se han negado a reconocer el papel que han desempeñado en la fabricación y difusión de información errónea a sus audiencias. La autorregulación de la industria ha fracasado”, aseguraron los legisladores en su comunicado.

Por otro lado, Google y Facebook enfrentan demandas de las autoridades de la competencia por abuso de posición dominante.

Con información vía DW Español