Empleados sindicalizados de Google protestan por despidos

Miembros del Sindicato de Trabajadores de Alphabet se manifestaron frente a la oficina de Google en Nueva York con motivo de los recientes despidos, así como para pedir mejores condiciones para quienes se desempeñan como evaluadores de anuncios.

El mes pasado, Alphabet -la matriz de Google- anunció la eliminación de alrededor de 12 mil puestos de trabajo en todo el mundo.

Los evaluadores de Google son los encargados de calificar la calidad de los anuncios y la búsqueda de Google, para ello entrenan, prueban y evalúan algoritmos de búsqueda.

Los estándares laborales mínimos de Alphabet, que incluyen un salario de 15 dólares por hora, cubren a la mayor parte de los trabajadores.

El sindicato denunció, sin embargo, que los evaluadores han quedado fuera de esos beneficios; en ese sentido entregaron una petición al vicepresidente Prabhakar Raghavan.

“Le estamos pidiendo a Google que venga a la mesa y negocie con el Sindicato de Trabajadores de Alphabet para pagarles a los trabajadores los salarios justos y los beneficios que se les deben”, señalaron.

El 81 por ciento de los ingresos totales de la empresa provienen de los anuncios de búsqueda, generados en gran parte a partir de este trabajo “invisible”, apuntaron.

El jueves Alphabet informó ingresos trimestrales inferiores a los esperados.

El beneficio neto de Alphabet cayó a 13 mil 620 millones de dólares en el cuarto trimestre, o 1.05 dólares por acción, desde 20 mil 640 millones de dólares, o 1.53 dólares por acción, en el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos por publicidad de Google, que incluye Search y YouTube, cayeron a 59 mil 40 millones de dólares desde 61 mil 240 millones de dólares, ya que los anunciantes, los mayores contribuyentes a las ventas de Alphabet, redujeron el gasto para hacer frente a la inflación persistente, las altas tasas de interés y los temores de recesión.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Prevén este año negociaciones salariales tensas y limitadas

Las revisiones salariales y contractuales que las organizaciones sindicales negocian, en su mayoría, en el primer trimestre del año, se esperan “limitadas y tensas”, debido a factores como el aumento de 20 por ciento al salario mínimo y la reforma en materia de vacaciones, señalaron especialistas laborales.

Alberto Romero, coordinador de vinculación de la Universidad Obrera de México, señaló que los sindicatos entran este año a negociaciones de sus contratos colectivos con “las limitantes” antes mencionadas. Y las empresas, añadió, ya contemplaron estos aspectos en su plan anual de operaciones.

Los empleadores “ya previeron en sus análisis qué negociación van a tener con las organizaciones sindicales y de trabajadores”, dijo al mencionar que fueron los gremios quienes “no anticiparon” qué es lo que van a negociar y apuntó que son los sindicatos quienes tienen el reto de “generar estrategias” en otras áreas de negociación adicionales a la económica.

En este ciclo de revisiones contractuales hay elementos que complican las negociaciones o por lo menos las hacen “más tensas”, indicó Carlos Reynoso Castillo, profesor de derecho del trabajo en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Opinó que un elemento de “presión adicional” son los procesos de legitimación de CCT que están obligados a realizar las organizaciones gremiales, cuyo plazo vence el 1º de mayo próximo.

De acuerdo con el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, en las últimas semanas han registrado demandas “inusitadas” de revisiones salariales y contractuales, debido a que los representantes gremiales buscan mejorar las condiciones laborales pactadas en el CCT, previo a someterlo al proceso de legitimación para que los trabajadores decidan si avalan o no el documento.

Datos de la Secretaría del Trabajo señalan que en diciembre de 2022 el promedio nominal pactado en las negociaciones de la jurisdicción federal se ubicó en 8.4 por ciento. De tal forma, al descontar el índice de la inflación, los salarios contractuales registraron un aumento de 0.52 por ciento.

El promedio de incremento de los salarios contractuales en 2022 fue de 6 por ciento nominal, lo que implicó una pérdida de poder adquisitivo de 1.84 por ciento respecto de 2021, ya descontado el efecto de la inflación.

Reynoso consideró que en un contexto complicado de negociación, las partes deben priorizar, por un lado lograr un acuerdo que les permita mantener el poder adquisitivo de los salarios y prestaciones, y por otro tratar de no afectar el centro de trabajo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

#31E. Segunda jornada de movilizaciones en Francia contra la reforma de las pensiones

Más de dos millones de manifestantes en toda Francia, 400.000 en París, más de 100.000 en Marsella, 50.000 en Nantes y Toulouse, alto seguimiento a la huelga tanto en el sector público como en el privado: la jornada de movilización del 19 de enero impresionó por su masividad. Después de ese gran éxito, la intersindical convocó esa misma noche a «toda la población a movilizarse aún más masivamente el 31 de enero para decir no a esta injusta reforma».

El 31 de enero el camino a seguir es claro: hay que continuar y ampliar la movilización, buscando expresar en las huelgas y en las calles el enfado contra la reforma previsional. Varias encuestas muestran que esta reforma es impopular. También ha arrancado la movilización en muchas universidades, donde esta semana se organizaron asambleas generales y comités de movilización contra la reforma de Macron.

En vista de las manifestaciones del 31 de enero, el Gobierno francés anunció el despliegue de 11.000 policías y gendarmes, incluidos 4.000 en París. Un dispositivo de seguridad de gran envergadura, mientras que la jornada del 19 estuvo marcada por una fuerte violencia policial, con un manifestante al que hubo que amputarle un testículo.

Es importante que la jornada de este martes sea muy masiva. Además, este martes también debe ser la oportunidad de plantear la cuestión de cómo seguir esta lucha y cuál es el plan de batalla para ganar. Eso es lo que plantearon cerca de 200 representantes sindicales -de una gran cantidad de sectores, desde la petroquímica hasta la salud, pasando por el transporte, la aeronáutica, la industria automovilística, la educación y la limpieza- junto a intelectuales y activistas de diferentes sectores en una tribuna abierta publicada el medio de comunicación Le Journal du dimanche el pasado domingo. En particular, plantean que hay que tomar como ejemplo el plan de lucha de las refinerías, que han anunciado una serie de huelgas escalonadas. De este modo, se podría “preparar un 31 de enero aún más fuerte que el 19, que marque el inicio de una dinámica de huelga renovable generalizada para tirar abajo la reforma e imponer una gran derrota a Macron”. Una orientación que no es la que tienen las direcciones sindicales, que sólo han llamado a fechas aisladas de movilizaciones, sin querer ir más allá de una presión controlada.

La intersindical apuesta a una estrategia de presión, hay que discutir un plan de batalla
La intersindical sigue apostando por una estrategia de presión, incluso según algunas filtraciones, la burocracia sindical tiene planteado convocar a la próxima fecha de movilización… un día sábado. Una propuesta que, de concretarse, expresaría esta lógica de la intersindical, de movilizarse sin “molestar” mucho a nadie.

Desde las burocracias sindicales consideran que las jornadas de movilización en fechas aisladas permitirán movilizar ampliamente y mantener el apoyo al movimiento. Y suponen que, ante el rechazo masivo hacia la ley, el gobierno acabará por “entrar en razón”. En este contexto, buscan evitar ir hacia medidas más duras. Esta idea parece predominar, incluso del lado de la dirección de la CGT y de Philippe Martinez. Hasta ahora, la CGT no se ha puesto en marcha ninguna iniciativa para coordinar a los distintos sectores en lucha hacia una huelga renovable. Y el único sector que se ha sumado a la huelga de las refinerías es la CGT Energía.

Sin embargo, el gobierno que la reforma “no es negociable” y Macron sigue decidido a aprobarla, ya que aquí se juega gran parte de su credibilidad política. Por eso quiere aprobar esta reforma lo antes posible.

Para evitar que Macron apruebe la reforma, este 31 de enero debe ser un punto de apoyo para discutir democráticamente el plan de batalla de las próximas semanas. El hecho de que sindicatos de sectores estratégicos como la petroquímica, la energía, los ferroviarios o la educación hayan planteado la cuestión de la huelga renovable es un punto central, en el que todos los trabajadores deben apoyarse.

En este sentido, trabajar por una huelga generalizada y renovable solo puede ir de la mano con el desarrollo de Asambleas Generales en los lugares de trabajo y estudio. Este 31 de enero es una buena ocasión para organizar Asambleas Generales donde sea posible, para anclar el movimiento en la base y fortalecer la actividad propia de los huelguistas, sindicalizados y no sindicalizados.

El desarrollo de la autoorganización sería una herramienta clave para vincular a todos los huelguistas y movilizarlos al servicio de construir y ampliar la huelga desde las bases, impulsando fondos de huelga para prolongar la movilización y llamando a los trabajadores de subcontratas o empresas cercanas a sumarse a la lucha.

Tales acciones deben ir de la mano de la construcción asambleas de coordinación, interprofesionales, que vinculen a las diferentes empresas desde la base. Estas asambleas generales podrían ser el lugar de elaboración de un pliego de demandas que vaya más allá del simple rechazo a la reforma, planteando, por ejemplo, la necesidad de vincular la lucha actual a la de los salarios.

Las refinerías convocan un paro de 72 horas a partir del 6 de febrero, y los ferroviarios de CGT y SUD Rail llaman a la huelga los días 7 y 8 de febrero. Este calendario de huelgas podría permitir avanzar con la autoorganización y la coordinación.

Todos estos elementos deben estar en el centro de los debates del 31 de enero, para que esta nueva etapa de la lucha no solo sea masiva, sino que permita construir las bases de una huelga general combativa y renovable.

CON INFORMACIÓN VÍA LA IZQUIERDA DIARIO

Sindicatos agilizan revisiones salariales previo a legitimación de contratos colectivos de trabajo

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral informó que en los últimos meses se ha presentado un «boom de las revisiones salariales”, las cuales atribuyen al interés de las organizaciones sindicales para, antes de someter el contrato colectivo de trabajo a legitimación, ofrecer mejores condiciones a los trabajadores que representan.

El director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), Alfredo Domínguez Marrufo, informó que en los últimos meses se ha presentado un «boom de las revisiones salariales”, las cuales atribuyen al interés de las organizaciones sindicales para, antes de someter el contrato colectivo de trabajo a legitimación, ofrecer mejores condiciones a los trabajadores que representan.

“Muchos sindicatos están en este momento revisando salarialmente y contractualmente los contratos colectivos, sobre todo salarialmente; lo que nos dicen los líderes es que pueden tener un gran universo de empresas y contratos, y dado que hay algunos muy pequeños necesitan antes mejorarlos, ‘si nos vamos a poner a decisión de los trabajadores no nos van a aprobar’”, explicó Domínguez Marrufo.

Para el director del Centro Federal Laboral, quien informó que quedan 100 días para cumplir con la legitimación del contrato vigente y que esperan haya una mayor demanda en abril, explicó que “ahorita lo que tenemos son demandas inusitadas de revisiones salariales, entendemos que quieren mejorar sus salarios y contratos y estamos optimistas que ello resultará en mejores condiciones de salarios y prestaciones”.

Datos del Centro Federal Laboral apuntan que entre el 18 de noviembre y 31 de diciembre de 2022, hubo un total de 108,953 trámites; de los cuales, 67,076 tuvieron un convenio, sobre todos salarial; pero en los casos en los que hubo de por medio un procedimiento conciliatorio fueron 24,763 y se ratificaron 42,313; “con lo que se tiene un 70.86% de eficiencia.

Considerando los datos estadísticos de la Secretaría de Trabajo; noviembre y diciembre tuvieron 111% más revisiones del salario contractual en la jurisdicción federal, comparado con el mismo periodo de 2021.

Respecto al número de trabajadores que se han beneficiado, la cifra es 140% mayor que la que se dio en el mismo periodo de 2021; pues 133,328 trabajadores han logrado un incremento salarial.

De acuerdo con la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, se ha comprobado que las organizaciones sindicales que ya realizaron el trámite de legitimación han logrado mejoras salariales de 5.7% mayor en comparación con los que no han realizado el proceso que es obligatorio.

El “boom de las revisiones salariales”, explicó Domínguez Marrufo es una herramienta para los sindicatos que buscan, en este nuevo modelo laboral, “acercarse con los trabajadores y ofrecerles mejores condiciones laborales, sobre todo si se comparan con otros contratos de la misma industria”.

De lo que se trata, dijo, es reducir ese 80% de los contratos que son considerados fantasma. “Había pocos contratos que contaban con el respaldo de los trabajadores. Esto ha puesto en evidencia una realidad del país que data de muchos años, y que ya no se vivirá en el futuro dadas las nuevas reglas: el voto de los trabajadores; la Constancia de Representatividad y el elemento más importante que es la consulta”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Industria de la radio y televisión inicia negociación salarial con sindicatos

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) informó que, junto con los sindicatos representantes de la radiodifusión, inició los trabajos para llevar a cabo la negociación del Contrato-Ley 2023.

En los siguientes días, con el aval del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, los líderes sindicales y miembros de la cámara negociarán las condiciones laborales y salariales para el personal sindicalizado de la industria, teniendo como plazo el día 31 de enero para dar una resolución.

El presidente de la CIRT, José Antonio García, aseguró que promover el desarrollo de la radiodifusión en México y la modernización de sus servicios, significa fortalecer la competitividad nacional y los numerosos sectores que utilizan estos servicios.

El director general del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, Alfredo Domínguez, encabezó la instalación de la convención revisora del contrato y señaló que la autoridad estará atenta a los trabajos que iniciaron entre la industria de la radio y televisión y sus sindicatos.

Todos coincidieron en que los trabajadores y los concesionarios de la radio y la televisión encontrarán en esta revisión del Contrato Ley, la mejor oportunidad para garantizar el bienestar de los colaboradores.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

REFORMA LABORAL_ Sindicatos y Centro Federal Laboral buscan agilizar legitimaciones de contratos

 Rodolfo González Guzmán, secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana, explicó que en el encuentro con el director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, Alfredo Domínguez Marrufo, “sirvió para analizar la principal problemática a la hora de presentar documentación y realizar los procesos de votación en los centros laborales”.

En una reunión entre organizaciones sindicales y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) se busca la manera de agilizar las legitimaciones de contratos colectivos de trabajo, a tan sólo cinco meses de que concluyan los cuatro años para dar cumplimiento a esta obligación, y en la que sólo se han logrado casi 10,000 procesos de legitimación.

Entrevistados por separado, dirigentes sindicales de la CROCCROMtelefonistas y mineros, comentaron que hay un lento avance; no obstante que la nueva estimación de la autoridades laborales sobre los contratos colectivos de es 100,000 y no de 550,000, como se pensaba al principio, pues muchos de estos que dejaron de estar vigentes.

Napoleón Gómez Urrutia, líder sindical de los mineros, dijo que “en algunas organizaciones vamos al 70% o más, en el sindicato Minero Metalúrgico tenemos el 70%, los telefonistas ya legitimaron, como también el STUNAM; pero faltan aún faltan muchos, y lo que puede suceder de aquí a mayo es que desaparezcan los contratos, así lo ha dicho la Secretaría de Trabajo”.

En ese sentido, dijo que se tienen que buscar una salida “tenemos que revisar eso con mucho cuidado, para ver si hay una forma o acelerar los procesos en los próximos meses, o si hay alguna otra alternativa que pueda existir, porque la medida como la desaparición sería muy drástica, es algo que tenemos que esudiar”.

Por ello, se expuso ante la autoridad laboral, que hay obstáculos para llevar a cabo las legitimaciones; por ejemplo, en un principio había tres protocolos, pues no había nacido el Centro Federal Laboral, ahora ya la Junta de Gobierno hizo un solo protocolo, con algunos ajustes, “pero aún así hemos dejado en claro que deben solicitar la documentación que dice el protocolo y no que haya criterios diferentes, esto ha traído muchos problemas”.

Rodolfo González Guzmán, secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), explicó que en el encuentro con el director del CFCRL, Alfredo Domínguez Marrufo, “sirvió para analizar la principal problemática a la hora de presentar documentación y realizar los procesos de votación en los centros laborales”.

En su caso, dijo, se han realizado 450 legitimaciones en las entidades federativas de Tabasco, San Luis Potosí, Jalisco, Puebla Tabasco, Querétaro, Estado de México, Ciudad de México, Oaxaca y Baja California, “el estar cerca del trabajador nos ha permitido que nos conozcan y ellos mismos defienden sus contratos colectivos de trabajo y no tener pérdidas en las legitimaciones”.

Isaías González Cuevas, secretario general de la CROC dijo que “no hemos terminado con las legitimaciones, vamos en un 92%, pero sí esperamos terminar el primero de mayo con todos los procesos, incluso, ya estamos trabajando para los siguientes procesos que tienen que ver con las votaciones, tanto para incrementos salariales, como para revisiones contractuales”.

Agregó que ha sido necesario dar apoyo a muchas organizaciones sindicales, “al principio fue muy complicada la legitimación, pero ahora ya podemos ir más rápido, sobre todo porque la autoridad está muy receptiva”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Se ganó con las vacaciones dignas, pero faltan batallas por librar: líderes sindicales

A pesar del cabildeo y las presiones empresariales por frenar la reforma de “vacaciones dignas”, después de 52 años sin cambios, los trabajadores podrán gozar de 12 días de vacaciones pagadas a partir del primer año de trabajo.

Hay avances, pero muchos son los retos del mundo sindical como la amenaza contra el Sindicato de Trabajadores del Nacional Monte de Piedad. La institución de asistencia social con 247 años de existencia y creada para ayudar a las clasesmás desprotegidas, el Patronato que dirigen empresarios la quieren transformar en una Financiera, denunció su líder Arturo Zayún González.

Otra es la cancelación de manera definitiva de 2 iniciativas que se encuentran en Cámara de Diputados sobre la llamada “Cobranza Delegada”, en la que se pretenden que los préstamos a los trabajadores se les descuenten por nómina. “Esto afectará mucho a los trabajadores”, denunció el líder de la CROCIsaías González Cuevas.

Y todos coincidieron que se ganó con la aprobación de las “vacaciones dignas”, pero faltan muchas batallas por librar, “como mantener la lucha porque el salario mínimo no puede estar por debajo de la inflación”, demandó Rodolfo González, dirigente de la CROM.

Así, en conferencia de prensa los dirigentes de las confederaciones y sindicatosnacionales que convergen en la Mesa de Diálogo Sindicalagradecieron el apoyo del presidente de la Comisión de Trabajo, en el Senado de la RepúblicaNapoleón Gómez Urrutia, por esta aprobación y exigieron seguir adelante.

“Desde las trincheras del sindicalismo debemos mantenernos firmes unidosapoyar y seguir la lucha contra las lamentables condiciones en la que se encuentran millones de trabajadores en todo el país. Hoy tenemos la oportunidad de transformar esa realidad y dignificar la vida laboral”.

Así lo expresaron los líderes de los sectores minero Napoleón Gómez Urrutia; de los telefonistasFrancisco Hernández Juárez; de la CROCIsaías González; de la CROMRodolfo González; de los trabajadores del Nacional Monte de PiedadArturo Zayún González; del STUNAMCarlos Hugo Morales y representantes de la ASPA y de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC).

Por una reconciliación nacional en sus aspectos político, económico y social se pronunció el maestro Fernando García Cuevas, de la Federación Democrática de Agrupaciones Sindicales Campesinas y representante de la CTC.

Convocó a salir de las paredes de las fuentes de trabajo ante la problemática que se presenta con la desaparición del Seguro Popular, de las Estancias Infantiles. “Los sindicatos no podemos permanecer callados. Y esto es parte de la reconciliación”, dijo al ratificar el compromiso de la CTC con todos los trabajadores de México.

Demandas de justicia social

nombre del dirigente de la Asociación Sindical de Pilotos AviadoresEnriqueOñate Vera, también se congratuló con la aprobación en el Congreso de la Uniónde las vacaciones dignas. “Se logró el objetivo de esta Mesa de Diálogo Sindicalde 12 días de vacaciones para los trabajadores a partir del primer año de trabajo y alcanzar 20 días como máximo y aumentar 2 días por cada 5 años con un tope total de 32 días”.

En su oportunidad, el líder del STUNAMCarlos Hugo Morales, consideró importante el aumento en los días de vacaciones pagadas, “pero tenemos que ir por más, sobre todo en materia de justicia social”.

Y en este sentido, refirió que en plena pandemia del Covid-19, habló con el director general del ISSSTE, porque ante la necesidad de tantas familias de trabajadores contagiados, los préstamos se seguían rifando.

“Pero todavía peor, van a deducir impuestos de aguinaldos y prestaciones. Esto debe derogarse”, demandó y pidió se fortalezca la unidad sindical.

Ante esta situación, el líder de la CROCIsaías González Cuevas, demandó la homologación de las leyes de los trabajadores en un solo apartado del Artículo123 Constitucional.

“Antes del nuevo modelo laboral, había una explicación que no justificación, para la división de los trabajadores del Apartado A y del Apartado B”, dijo.

Sostuvo que esta unificación se puede dadas las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y el cumplimiento de los Convenios de la OIT, suscritos por México y que por lo tanto son Ley Suprema de la Unión.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Líderes sindicales aplauden aprobación a más vacaciones, van por más temas en la agenda laboral

Líderes sindicales de todas las corrientes, CIT, CTM, CROM, CROC, CTC, COCEM, FENASIB, UNT, STUNAM, ASPA y STRM, aplaudieron la aprobación de la reforma en materia de vacaciones, para la cual presionaron a los legisladores para que fueran 12 días continuos, lo que demuestra que el movimiento obrero unido, ha tomado fuerza y “buscará posicionar más temas en la agenda laboral”.

Así lo manifestaron en conferencia de prensa en donde el líder de los mineros, Napoleón Gómez Urrutia, quien expresó que “la unidad sindical nos ayuda y nos seguirá ayudando con la próxima agenda laboral. Vamos a recuperar al movimiento obrero”, afirmó.

En ese sentido, Francisco Hernández Juarez, líder de los telefonistas, destacó que “viene mejores tiempos para el sindicalismo producto del esfuerzo y la unidad de los trabajadores”, y que en esta ocasión se logró reformar los artículos 76 y 78 para ampliar el periodo de vacaciones de 12 días en el primer año.

A su vez, Rodolfo Gonzalez de la CROM enlistó los temas en los que se tiene que trabajar en la agenda laboral, como es el caso de la modificación en los impuestos al pago de horas extras; la deducibilidad de las prestaciones laborales; la garantía de la seguridad social, así como la ratificación del Convenio 187 sobre la seguridad social y salud en el trabajo.

Asimismo, Isaías González Cuevas, líder de la CROC, presentó una agenda de 10 puntos en los que se debe legislar, como: el Seguro de Desempleo, homologación de los salarios por rama de industria; cancelar la llamada cobranza delgada; que las secretarías del Infonavit y del IMSS esté representada por el sector obrero; además para que las organizaciones sindicales puedan crear partidos políticos.

“El nuevo modelo laboral exige la democratización y la participación de todos en esas importantes instituciones. Si queremos unidad y apoyar nuestras conquistas hay que apoyar a los compañeros del Monte de Piedad”, dijo González Cuevas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Las conquistas sindicales son de justicia social

Por Israel Quiñones

El pasado jueves 1 de diciembre, en el marco de la conferencia de prensa del presidente López Obrador, se dio a conocer que el aumento al salario mínimo sería del 20 por ciento. Acompañado por la titular de la Secretaria del Trabajo, representantes empresariales y del sector obrero, el presidente escucho a los voceros de ambos sectores y después agradeció, al mismo tiempo que reclamaba a los representantes del sector empresarial por no contar con su absoluto apoyo en esta materia de urgencia para el país.

De cierta forma el presidente tenía razón en realizar un reclamo al sector empresarial, pues todavía tenemos presente el argumento de que, si el salario mínimo aumentaba la inflación se dispararía y todos nos veríamos afectados, por ello, el sacrificio de los trabajadores que menos ganan tendría que ser asumido con gallardía, pues de esta manera los patrones seguirían ganando cantidades insultantes y la inflación se mantendría en un promedio aceptable para el Banco de México.

Es una realidad que el salario mínimo tiene ya un aumento del 90 por ciento a partir del 1 de enero, esto desde el 1 de enero de 2019, cuando se dio ese aumento pronunciado para procurar la recuperación del poder adquisitivo de la clase trabajadora. Ciertamente el aumento al salario mínimo es un acto de justicia social y es cierto también que estos aumentos se han dado con la llegada de este gobierno; sin embargo, todavía tenemos un camino complejo por avanzar, ya que los salarios contractuales han quedado a merced de la capacidad de los sindicatos, esto no es malo, pero si el presidente advierte desde la máxima tribuna de Palacio Nacional que los aumentos no serán similares, pues ya hay un tope al aumento en una negociación salarial entre empresas y sindicatos.

La lucha de clases es un concepto vigente y queda demostrado cuando hablamos de conquistas sindicales. Ciertamente, las condiciones en que la clase trabajadora debe enfrentar esta lucha va más en medida de entender el entorno en que nos toca enfrentar al capital, es reeducarnos como trabajadores y sindicalistas, ya que el constante bombardeo de los medios de comunicación tradicionales sobre el desprestigio a los sindicatos ha sido eficiente, hasta el punto en que la afiliación sindical ha venido deteriorándose.

Una muestra de la vigencia de la lucha de clases en la actualidad puede observarse en la aprobación de la iniciativa de “vacaciones dignas”. La iniciativa para aumentar el número de días de vacaciones para los trabajadores se intentó congelar en el Senado de la República, pero en medio de una movilización de diversas organizaciones sindicales en unidad se resolvió aprobar la iniciativa, ahora está en la cámara de diputados y algo similar está ocurriendo, por lo que nuevamente distintos líderes sindicales acudirán este martes 6 de diciembre a la cámara para procurar su pronta aprobación y publicación.

Mientras más quieran desaparecer la lucha de clases de la geografía política, es que se encuentra más vigente. El sindicalismo es prueba irrefutable de esta condición de lucha en la que debemos ser claros y mantener una postura acorde a la defensa de nuestros derechos laborales y conquistas sindicales, para ello se necesita impulsar la unidad sindical y del movimiento obrero en su conjunto, de otra manera el sector empresarial continuará con una fuerte andanada contra las causas de los trabajadores y es que, estuvieron acostumbrados a tener ganancias a costa de “la sensibilidad de los trabajadores”, pues la precarización y la pobreza laboral fueron las armas que mejor supieron emplear en un claro contubernio con las autoridades de aquel momento histórico.

La fuerza de los trabajadores es contundente cuando la unidad es la prioridad de las organizaciones y a su vez, la clase trabajadora entiende su capacidad de organización y movilización como fuerza social. Ciertamente, la justicia social es la base de las causas más elementales del sindicalismo, los trabajadores debemos apoyar estas luchas que no solamente benefician a los sectores obreros organizados, sino a toda la base en su conjunto; es por ello por lo que, debemos impulsar una mayor sindicalización de forma democrática y con eso, encontrar conquistas para la clase trabajadora más contundentes y efectivas.

El neoliberalismo ha sido el mayor azote de las clases populares, no sólo en nuestro país, sino que en todas partes donde se ha implementado especialmente en Latinoamérica. Es indispensable que los trabajadores seamos congruentes en razón de buscar la unidad para lograr las metas que como organizaciones sociales nos hemos trazado, además de poder impulsar cambios de fondo que permanezcan y contribuyan a un verdadero proceso de igualdad social.

El salario mínimo no alcanza para una vida digna, dicen 90% de mexicanos en encuesta

Nueve de cada 10 trabajadores mexicanos considera que el salario mínimo del país es insuficiente para llevar una vida digna, de acuerdo con una encuesta de la Confederación Sindical Internacional (CSI).

La consulta también revela que 58 por ciento de empleados enfrentan dificultades para salir adelante, pues no les alcanza para gastos básicos como vivienda, alimentación y electricidad, mientras 36 por ciento respondió que puede ahorrar un poco.

La Encuesta Mundial 2022 de la CSI –conformada por más de 300 sindicatos en el mundo, con sede en Bélgica–, que se aplicó en 17 países de distintos continentes y representa a 2 mil 200 millones de mayores de 18 años, señala que a escala global tres cuartas partes de las personas señaló que el salario mínimo en su país no es suficiente para llevar una vida digna: Bulgaria (91 por ciento), Argentina (88 por ciento) y Brasil (84 por ciento). También apunta que el estrés financiero es alto, pues 77 por ciento dicen estar preocupados por el costo de la vida y a 66 por ciento les inquieta que la gente esté perdiendo su trabajo.

En los pasados dos años en México, por la pandemia de covid-19, algún miembro de más de la mitad de las familias se ha quedado sin empleo o se le han reducido sus horas de trabajo. En tanto, cuatro de cada 10 personas creen que hay pocas probabilidades de que la próxima generación encuentre un trabajo decente.

Además, siete de cada 10 trabajadores consideran que es importante que los sindicatos desempeñen un papel activo.

El documento de la CSI, elaborado durante la gestión de Sharan Burrow y cuyo sucesor es Luca Visentini, advierte que los derechos de los trabajadores están en peligro, la violencia y el acoso van en aumento y la población tiene miedo de denunciar la mala praxis empresarial.

Ante esta situación, los empleados reclaman un nuevo contrato social que se base en seis reivindicaciones: empleo, derechos, salarios, protección social, igualdad e inclusión. Además, 68 por ciento de las personas quieren que su gobierno trabaje para conseguir incrementos salariales.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA