Decretan receso en Convención Nacional de telefonistas; su líder tiene cita en la STPS este jueves

Ante la cita mañana, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), del secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), Francisco Hernández Juárez, se decretó receso en los trabajos de la XLVII Convención Nacional Ordinaria Democrática de este gremio.

Y será este jueves que el líder Hernández Juárez, dé a conocer a los convencionistas el documento de Táctica y Estrategia y lo ponga a consideración de la asamblea.

Sin tomar determinaciones ante el rechazo de este martes a las propuestas de la empresa Teléfonos de México (Telmex), los convencionistas acordaron que mañana jueves se reanudan los trabajos de la sesión permanente y se extiendan hasta el viernes.

Este miércoles, sólo se hizo una compilación, un resumen de los pronunciamientos de las diferentes especialidades y zonas, que se hicieron este martes 27 de septiembre, respecto a las propuestas de la Empresa, pero sin llegar a definiciones y acciones a tomar. 

Se tuvieron invitados de otras organizaciones sindicales en la Convención Nacional, que hablaron de las respectivas problemáticas en sus gremios, en sus revisiones salariales, en sus negociaciones de contratos colectivos de trabajo.

Quedó de manifiesto que a nivel nacional hay problemáticas laborales, informó la Comisionada Nacional del STRMSelene Arellano.

Así inició el conflicto

Los problemas entre Telmex y el STRM, se remontan a las decisiones que directivos accionistas de Teléfonos de México tomaron en septiembre del 2000, justamente hace 22 años, cuando diseñaron una estrategia para desmantelar la empresa y fortalecer al Grupo América Móvil.

Y esto lo reconoció la empresa en el Informe Anual que presentó ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el 31 de diciembre del año 2001.

En el citado informe se dice: “En septiembre de 2000 escindimos nuestro negocio de telefonía móvil y la mayoría de nuestras inversiones fuera de México se transfirieron a América Móvil”.

Y reconoce: “En la actualidad somos substancialmente una compañía menos diversificada de lo que éramos antes de la escisión. Las operaciones que vamos a continuar operando, consisten básicamente de servicios relacionados con la telefonía fija en México, incluyendo internet transmisión de datos”.

Advierten: “Y pudiera tener menor posibilidad de crecimiento a futuro, que las escindidas. Debido a que ya no participamos en la telefonía móvil, nuestras operaciones pueden verse afectadas por el desarrollo y éxito comercial de los proveedores de servicio inalámbrico y otras tecnologías, incluyendo América Móvil”.

Admiten: “La escisión nos dejó considerablemente con más deudas, menos efectivo y valores negociables que antes”.

Y las consecuencias se reflejan cuatro lustros después.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Rechazan telefonistas propuestas de Telmex

La XLVII Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, rechazó esta noche de manera contundente, la propuesta de la empresa Teléfonos de México, de complementar la Afore para que el trabajador se jubile con el salario de activo.

Y también la relativa a la cláusula 149 Quater, que presentó la directora de Recursos Humanos, de Telmex, la licenciada María del Pilar Marmolejo Ibarra, que tiene fecha de 21 de septiembre y que hasta hoy, 27 de septiembre la recibió el ingeniero Francisco Hernández Juárez, líder del STRM.

Se trata de una propuesta anexa de la cláusula 149 Quater, en el marco de las negociaciones que tienen en la Secretaría del Trabajo Previsión Social “para su análisis y discusión”.

Y se refiere a los trabajadores que ingresen a la empresa Teléfonos de Mexico después del 1º de octubre de 2022, a quienes se les aplicarán estas reglas:

Si tienen 65 años de edad con 35 años o más de servicios, tendrán derecho jubilación cuando lo soliciten. Y la empresa garantizará que la suma establecida en la cláusula 149 Quater del contrato colectivo de trabajo complementará la suma de la pensión otorgada por la Siefore conforme a la Ley del Seguro Social para representar el 100% del último salario tabular anual neto que percibían cuando era activos.

También precisa la propuesta que las jubilaciones partirán de la base inicial de cálculo que podrá variar una vez que se considere la renta vitalicia que corresponda a trabajador, según el saldo de su cuenta de Ahorro para el Retiro.

Detalla que la compensación por antigüedad al jubilarse el trabajador será exclusivamente la que establece el Artículo 162 de la Ley Federal del Trabajo, equivalente a 12 días por año.

“En la propuesta empresarial no se toca el tema de las 100 vacantes ya autorizadas y negociadas. Los aspirantes ya pasaron exámenes de conocimientos y médicos, sólo les falta firmar el contrato y volvieron a quedar en el limbo”, afirmó Israel Quiñones González, de la Comisión de Prensa del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM).

Refirió que fue contundente el rechazo a la propuesta empresarial. “Mañana se discutirá en el seno de la Convención Nacional cuál será el plan de acción a seguir”.

También provocó mucha molestia el retraso de la propuesta anexa de la cláusula 149 quater, que tiene fecha del 21 de septiembre y se recibió hoy martes 27 de septiembre.

“Sí se permite que esto ocurra para los trabajadores de nuevo ingreso, en cualquier momento lo hacen extensivo a los que ya estamos en funciones y con años de antigüedad. Y eso no lo podemos permitir“, refirió Quiñones González.

Se mantiene en sesión permanente la Convención Nacional de los Telefonistas.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Sindicato de Telmex rechaza nueva oferta y sopesa siguientes pasos

Representantes sindicales de la mexicana Telmex rechazaron el martes la oferta más reciente de contrato colectivo de la empresa de telecomunicaciones controlada por la familia del magnate Carlos Slim, dijo un portavoz del gremio.

El Sindicato de Telefonistas de México (STRM) se reunirá el miércoles para decidir los próximos pasos, dijo el portavoz.

La oferta incluía bonificaciones para los trabajadores que se jubilen, en un intento por poner fin a una larga disputa sobre prestaciones. La oferta se produjo tras semanas de negociaciones entre la empresa y el sindicato después de una huelga de dos días en julio. Las conversaciones continuaron después de que Telmex hiciera una propuesta en agosto.

Un portavoz de Telmex no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La propuesta de Telmex estipulaba que los trabajadores que se incorporen a la empresa después del 1 de octubre recibirán, al retirarse, un bono anual en diciembre equivalente a 10 días de salario, así como un bono de 10 días en agosto.

El plan no especifica si el bono de agosto también será anual ni incluye más detalles sobre el pago de las gratificaciones.

Telmex, unidad de América Móvil, de Slim, reiteró que los nuevos contratados obtendrían una pensión al momento de la jubilación equivalente al 100% de su salario neto final, determinado por su categoría laboral, siendo elegibles después de 35 años de trabajo y una vez que cumplan 65 años.

Esa suma se compondría del pago de la pensión por el contrato con Telmex más los derechos de los trabajadores derivados de prestaciones estatales de seguridad social, señala.

Los trabajadores que se jubilen después de 30 años recibirán el 75% de su salario neto final, dijo.

El STRM, que representa a 60,000 trabajadores activos y jubilados, realizó la huelga en julio, la primera en cuatro décadas, después de que las conversaciones con Telmex se rompieran por temas relacionados a aumentos salariales, vacantes no cubiertas y prestaciones para nuevos empleados.

CON INFORMACIÓN VÍA REUTERS

No hay buenas condiciones para un acuerdo: Francisco Hernández, líder de telefonistas

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana está ante la disyuntiva de retirarse de las negociaciones con Telmex y emplazar a huelga o esperar “mejores tiempos”. Pero el dirigente de los trabajadores busca un pronto acuerdo para que las conversaciones no sean utilizadas para otros fines que no sean los laborales, en vísperas de las elecciones del próximo año.

La disyuntiva en el conflicto laboral entre el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y la empresa Teléfonos de México (Telmex) es: o retira la propuesta de complementar la Afore para que el trabajador se jubile con el salario de activo o de plano se emplaza a huelga o la parte de los trabajadores se retiran de la negociación y “esperamos tiempo mejores”, dijo Francisco Hernández Juárez, el líder de los telefonistas.

La Convención Nacional tendrá que decidir este martes si acepta esta propuesta.

“O de plano nos vamos al emplazamiento a huelga o mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo; pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros”, afirmó el líder del STRM.

Hernández Juárez sostuvo que Telmex magnifica el problema. “Quieren darnos un escarmiento al sindicato que se resiste a lo que ellos quieren. La empresa no está mal económicamente. Sí está apretada financieramente, pero no tanto como para no cumplir sus compromisos”.

Se pronunció: “Es mejor buscar, tratar de llegar a un arreglo para no calentar más los ánimos. Preferiría que se arreglaran las cosas y no llegar a la negociación en abril del próximo año, muy cerca de las elecciones en el Estado de México y Coahuila. Y con un ambiente así, con una huelga nuestra, calienta mucho el ambiente y puede ser utilizada para otras cuestiones que no sean las laborales. Preferiría que se arreglaran ya las cosas”, dijo en entrevista.

En la quietud de su oficina, en el salón que los telefonistas llaman “Los Quijotes”, donde decenas y decenas de figuras del hidalgo de la triste figura engalanan el recinto de trabajo, Hernández Juárez habló de la preocupación porque no hay avances en la Mesa Técnica tripartita que se instaló “para darle una salida, primero al levantamiento de huelga y una solución al conflicto que tenemos con la empresa”.

Y con el propósito de que numéricamente, matemáticamente, se pudiera determinar el peso del problema, el valor del problema. “La empresa argumenta que esas mil 942 vacantes le cuestan 19 mil millones de pesos en 30 años. Y nosotros decimos que cuestan 300 millones de pesos actualmente”.

O sea, en realidad, los cálculos actuariales para determinar el futuro de una prestación como ésta tienen que definirse a valor de precios actuales, no puede ser una proyección de esa naturaleza porque pueden pasar muchas cosas, puntualiza.

Refiere a El Sol de México: La Mesa Técnica definió claramente que el peso de las mil 942 vacantes no es significativo en relación al valor total del pasivo laboral. Es decir, el 97 por ciento del peso lo tienen los que ya se jubilaron y los que todavía faltan de jubilarse, los más antiguos de la cláusula 141.

Otro aproximadamente tres por ciento es de los que se jubilaron con la cláusula 149bis que se hicieron ajustes, antes ya habíamos hecho con la 149 bis y 149 ter. De manera que realmente no es significativo, no va a cambiar.

“Además ya tenemos una propuesta para aligerar ese peso: el cambiar el pasivo laboral por acciones, cambiar acciones por antigüedad, por salario, voluntariamente en el porcentaje que cada quien quisiera.

“Pensábamos que ayudábamos a la empresa, cuando de último momento nos salió con esto: de que el peso de la jubilación recayera sobre la Afore, en la cuenta individual de cada trabajador. Y ahí fue donde nos atoramos definitivamente. Porque la empresa decía que dependía de las mil 942 vacantes. Eso es falso. De un universo de 63 mil trabajadores, mil 942 no son significativos.

“Pero lo que vemos en la práctica es que la empresa quiere acreditar que este tipo de prestaciones no son válidas para los trabajadores. Es un beneficio que la empresa no puede soportar. Todo su futuro depende de esto, según dice”, comentó.

E insistió: “Si cayeron los ingresos de Telmex de 26 mil millones de pesos en 2004 a nueve mil millones en la actualidad, fue porque sacaron las empresas que más dinero le dejaban”.

Luego, fue por la afectación de la regulación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que obligó a la empresa Telmex a subsidiar a la competencia, subrayó.

HOY DISCUTEN LA PROPUESTA EMPRESARIAL

Refirió que la Convención Nacional Ordinaria Democrática de los Telefonistas, que está en sesión permanente, ya había autorizado incluso negociar una jubilación menor, pero sin tomar en cuenta la Afore. “Si la empresa quita eso y tiene una propuesta que está dispuesta a aportar la jubilación y me dijeron ‘sí’. Y a la hora que nos presentan la propuesta, todo es igual: vuelven con la Afore como la parte fundamental”.

– ¿Qué hará?

-Presentarla a la Convención Nacional y tendrá que decidir si acepta la propuesta. Si la rechaza o de plano nos vamos al emplazamiento a huelga. O mejor nos retiramos de la negociación y esperamos tiempos mejores. Parece que ahorita las condiciones no son buenas para un acuerdo. Pero eso dependerá de lo que digan mis compañeros.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Siguen negociaciones entre Telmex y el Sindicato de Telefonistas

Continúan las negociaciones entre la empresa Teléfonos de México y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana. No se han cerrado. Mañana ante la Convención Nacional Democrática de los Telefonistas se presentarán los informes.

Y será hasta el lunes próximo, que en el marco de la Convención Nacional, se tomen decisiones.

“No presentamos contrapropuesta porque la empresa no presentó nada ante la Secretaría del Trabajo Previsión Social. Nosotros mantenemos la postura de que se respete la Cláusula 149 B”, dijo a El Sol de México, Israel Quiñones González, de la Comisión de Prensa del STRM.

Tras la huelga de 27 horas en Teléfonos de México que estalló el pasado 21 de julio, después de 3 años de conflictos entre empresa y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, amplió el plazo de la negociación hasta este martes 20 de septiembre, para abordar el tema de las pensiones.

Para la STPS, “continúan las negociaciones. No se han cerrado”. Este miércoles 21 de septiembre, el líder del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), Francisco Hernández Juárez, informó en reunión “que la empresa no entregó propuesta a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y que el próximo lunes se reinstalará la Comisión Nacional de manera presencial y dará el informe completo”.

Desde el pasado 31 de agosto, ya transcurrieron 22 días y siguen las negociaciones, tras la huelga, primera en 37 años y tres años de conflictos entre empresa y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana.

Para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), mediadora en este conflicto laboral “continúan las negociaciones entre la empresa Telmex y el Sindicato de Telefonistas. No se han cerrado”.

Justo esta mesa de negociación fue una propuesta de la dependencia federal, sugerencia que aceptaron tanto la empresa Teléfonos de México (Telmex), como el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM).

Y sigue en funciones esta Comisión Nacional con la que se hacen las negociaciones y se espera superar este problema.

Entre otros argumentos de la empresa, comentó en entrevista el líder de los Telefonistas Hernández Juárez, cuando se levantó la huelga, el pasado 21 de julio, que sus ingresos habían bajado.

Recordó que los ingresos de Telmex fueron de 26 mil millones de pesos en 2004 y actualmente son de 9 mil millones de pesos.

“Pero hay que preguntarse por qué cayeron los ingresos: Fueron decisiones de la empresa. Eso no ocurrió por obra del Espíritu Santo. Y luego se agravó con las decisiones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT)”, comentó en esa fecha.

En suma, fue deliberada la degradación económica de la empresa Teléfonos de México. Se redujo su desempeño con la extracción de servicios y empresas que minaron sus ingresos, manifestó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Tres cuartas partes de las vacantes por cubrir en Telmex son de planta externa, centrales y de última milla: STRM

Teléfonos de México enfrenta una difícil situación operativa por un debilitamiento de los servicios de voz fija, la veda para vender servicios de video y por sus pasivos laborales, y también por la dificultad para cubrir 1,942 vacantes.

Teléfonos de México (Telmex) y los trabajadores agremiados en el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) viven un impasse por diferencias todavía no resueltas en el contrato colectivo de trabajo en cuanto el plan de pensiones y la contratación de 1,942 personas para cubrir el mismo número de vacantes en distintas áreas de la empresa a nivel nacional.

La compañía, señalan los trabajadores, apuesta por un mecanismo de jubilación que trastoca diversas cláusulas del contrato colectivo de trabajo que tienen que ver con el retiro y se niega a cubrir las vacantes, porque para ella implicaría un significativo desembolso de recursos que terminaría por impactar todavía más la deuda y los pasivos laborales de Telmex.

Al cierre de junio de 2022, la deuda total de Telmex se ubicó en 31,678 millones de pesos y su inversión a infraestructura cayó en 25% frente al dato de hace un año, para ubicarse en 1,761 millones de pesos. Los ingresos de Telmex para el trimestre abril-junio fueron de 23,782 millones de pesos, representando un descenso de 2 por ciento. El STRM dice que este resultado también obedece a que la directiva de Telmex ha traspasado sus negocios más rentables a su matriz América Móvil y por la imposibilidad que la empresa tiene para distribuir servicios de video en el país.

Francisco Hernández Juárez, líder sindical de los telefonistas, sostiene que el STRM sigue manteniendo una disposición al diálogo con la cúpula de Telmex que permita la solución a todas las diferencias que alejan a la empresa de sus trabajadores y para evitar, sobretodo, una nueva situación de huelga como la ocurrida en julio. Pero mientras, indica, la ausencia de nuevos trabajadores que cubran las plazas que dejaron los telefonistas ya jubilados provoca que a Telmex le sea complicado brindar un servicio de calidad, sobre todo en áreas como la operación de centrales telefónicas, el tendido y mantenimiento de redes en postería y ductos, y la conexión directa al hogar, la llamada última milla. Estos son los puestos que al sindicato le urgiría cubrir pronto para atender mejor al consumidor. Telmex tenía en junio de 2022 a un total de 39,971 telefonistas jubilados.

La prensa cita que hay diálogo mínimo del STRM con la compañía y que los telefonistas se irían a huelga en febrero de 2023, si este martes no advierten avances en una reunión prevista con los directivos de Telmex…

—Avances los ha habido, aunque muy pocos, y diálogo hay entre las dos partes. Este martes nos vamos a estar viendo y les vamos a presentar nuestra propuesta; y ahí tenemos que recordarles que cuando se estableció el compromiso de levantar la huelga en la mesa técnica, fue que si la empresa no cumplía con los compromisos que se establecieron en esa ocasión, podíamos emplazar a huelga en cualquier momento, pues no necesitamos esperar hasta febrero del próximo año. No sé de dónde salió eso.

Según los reportes financieros de la empresa entregados a la Bolsa Mexicana de Valores, su situación financiera y la imposibilidad de ofrecer servicios adicionales hace complicada su operación y la contratación de nuevo personal, ¿qué perspectiva tendrían los telefonistas?

—Hace unas semanas, nosotros tuvimos que llegar a ejercitar nuestro derecho de huelga y esto fue frente a la intransigencia de la empresa, porque las vacantes que no nos quiere cumplir se pactaron en 2019, pero ya pactadas y firmado ya el contrato colectivo de trabajo, en la siguiente revisión de contrato, para el año 2020, todavía no las había cubierto y nos dijo entonces que no las iba a cubrir, porque ya su situación financiera no se lo permitía. Eso, obviamente, es falso porque es posible.

Sí está difícil su situación financiera. Pero la razón por lo que su situación está difícil hoy es porque el déficit del fondo de pensiones no lo ha cubierto y eso hace las condiciones más difíciles. Y porque también sacó los servicios más rentables de Telmex y los pasó directo a América Móvil.

Todas esas decisiones que tomó la empresa afectaron su nivel de ingresos, y ahora dice que le va costar cerca de 19,000 millones de pesos cubrir las 1,942 vacantes, pero lo que dice es falso, porque los estudios factoriales que significan cubrir esas 1,942 vacantes cuestan 350 millones de pesos. Es decir, nada que la empresa no pudiera resolver y poder cumplir con las vacantes aún con su nivel de ingresos y poder evitar así un conflicto. Nosotros no decimos que no se requiera de una revisión de la situación financiera y si podemos ayudar, lo hacemos con mucho gusto.

¿Mantienen los telefonistas todavía esa posición de ayudar a Telmex aceptando un paquete accionario de la empresa?

—La teníamos. Con el acuerdo que teníamos trabajando, que era cambiar acciones por antigüedad y por salario, con eso ayudábamos de una manera mucho más importante a la empresa, pero pues ella decidió dejarlo de lado y concentrarse en no dejar personal. Y cuando se hizo la mesa técnica tras la huelga dijimos que esa mesa nos va ayudar a dejar los números más en claro.

El problema está en los jubilados actuales y con los que se van a jubilar con las condiciones de las cláusulas 149, 149 Bis y 149 Ter.

La empresa tiene actualmente una jubilación que paga el 140% de su salario. La empresa lo redujo al 30% y una parte la está contando de las Afores. Es decir “ahora ya te quito la jubilación” y tu principal fuente de ingresos para cuando te jubiles va a ser tu Afore y yo pongo la diferencia para que tú salgas ganando ya como jubilado lo que estabas ganando como activo”, pero cargándoselo a tu cuenta de la Afore.

Con tanta incertidumbre nos parece a nosotros que no es una mejoría, que se quite la responsabilidad del 70% y se lo pase a la Afore.

Vamos a presentar una propuesta en donde pedimos que se respete el compromiso que se hizo y se entreguen esas vacantes que ya estaban comprometidas y que por ley nos corresponde de acuerdo a la 149 Ter, pero siento, al menos ahorita, que no se va avanzando en la dirección que se tenía previsto con la mesa técnica. Se percibe entonces que puede estacarse la negociación en estos días si la empresa no cambia de actitud.

Durante la huelga, Telmex dijo en prensa que la maquinaria instalada mantendría activa la prestación del servicio, aunque los telefonistas mantuvieran esa actitud de no regresar a labores, ¿qué tanto puede una máquina estar operando sin intervención humana?

—Todo ese equipo es muy sensible. Esas máquinas no se arreglan solas y aunque son automáticas, tienen que estar permanentemente supervisadas por el personal adecuado, porque empiezan a alarmar y si no se atienden, empiezan a encadenarse una serie de fallos y de efecto muy importante. En la audiencia previa a la huelga, la empresa dijo que quería que se quedaran 30,000 trabajadores a trabajar en esos equipos. A la media hora de que estallara la huelga, ya nos estaban pidiendo auxilio porque hubo varias fallas fuertes en distintas partes y querían que los trabajadores entraran a resolver el servicio, pero si hacemos eso, la huelga nos la declaran inexistente.

Faltan 1,942 trabajadores con urgencia en el área de comercial, de planta externa, en conmutación, transmisión, para redes sociales y administración. Está difícil trabajar así, porque no se han cubierto en más de tres años esas posiciones de trabajo que allí están y aparte se tiene que atender con nuestros trabajadores a la empresa mayorista, alrededor de 1,000 trabajadores están allí, pero que siguen siendo telefonistas porque ese fue el compromiso.

Nosotros queremos apoyar, pero planteamos que la empresa cumpla los compromisos que están establecidos y que ella mismo aceptó. No agregamos nada más. Si no quiere contratar más personal que no la contrate, pero no vamos a modificar más cláusulas ya.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Amplían plazo de negociaciones entre STRM y Telmex hasta el 20 de septiembre

La propuesta que hizo Teléfonos de México al Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), la presentó a la Asamblea el líder Francisco Hernández Juárez, misma que propuso que este organismo gremial elabore una contrapropuesta ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que actúa como mediadora.

La dependencia federal a su vez, amplió el plazo de la negociación hasta el 20 de septiembre, informó Israel Quiñones González, de la Comisión de Prensa del organismo gremial.

Telmex ofrece mejor plan de pensiones

En un documento de la empresa compartido con los trabajadores sindicalizados, el personal de nuevo ingreso obtendrían una pensión equivalente al 100% de su salario neto final, determinado por su categoría laboral, y tendrían derecho a pensionarse tras 35 años de trabajo y con 65 años de edad cumplidos.

«Ante estos escenarios, juntos: empresa y sindicato, deben tener como objetivo, la viabilidad y la oxigenación de las finanzas, no pensando en 5 o 10 años sino a largo plazo: 30 años o más”, señaló Telmex.

El paquete se compondría de la pensión pagada bajo el contrato con Telmex más los derechos que tienen los trabajadores adscritos al organismo de seguridad social de empleados privados, el IMSS, señala el documento.

Detalla que de acuerdo con los resultados de la Mesa Técnica, la empresa «se encuentra en una situación financiera difícil, donde se demostró la tendencia decreciente de los ingresos; la problemática del flujo de efectivo con un déficit de más de 19 mil millones de pesos para 2022»

Además, señala que las obligaciones de pensiones serán mayores a los 226 mil millones durante la siguiente década.

El STRM estaba discutiendo la propuesta en una asamblea general y se espera que la vote en su momento.

La propuesta de Telmex pretende endulzar las prestaciones, incluso mediante apoyos para que los nuevos contratados adquieran casas a través del Infonavit, el mayor organismo estatal de financiamiento a la vivienda.

La oferta de la empresa no parece abordar otros puntos conflictivos, como los casi 2 mil puestos de trabajo no cubiertos.

Telmex dijo que quería aumentar sus fondos en los próximos 10 años e invertirlos en tecnología y en la creación de nuevos negocios.

«Debemos optimizar nuestros recursos y disminuir nuestros gastos para poder hacer esto posible», señala la propuesta. «Debemos darle un aire a la empresa«, añadió.

El sindicato, que representa a 60 mil trabajadores en activo y jubilados, llevó a cabo una huelga de dos días a finales de julio, la primera en cuatro décadas, después de que las conversaciones con Telmex se rompieran por cuestiones relacionadas con aumentos salarialesvacantes no cubiertas y prestaciones para nuevas contrataciones.

La huelga terminó tras la mediación del Gobierno cuando Telmex, una unidad de América Móvil, y el sindicato acordaron participar en un comité que tenía 20 días para presentar soluciones al conflicto.

Con información de Reuters / El Sol de México

Sindicato analiza nuevo plan de pensiones ofrecido por Telmex

Telmex, la empresa mexicana de telecomunicaciones controlada por la familia del magnate Carlos Slim, envió el miércoles a los trabajadores sindicalizados una nueva propuesta que incluye mejoras en prestaciones de jubilación para nuevo personal.

En un documento de la empresa compartido con los trabajadores sindicalizados y visto por Reuters, los nuevos contratados obtendrían una pensión equivalente a cien por ciento de su salario neto final, determinado por su categoría laboral, y tendrían derecho a pensionarse tras 35 años de trabajo y con 65 años de edad cumplidos.

El paquete se compondría de la pensión pagada bajo el contrato con Telmex más los derechos que tienen los trabajadores adscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señala el documento.

Se espera que el Sindicato de Telefonistas de México (STRM) presente una contrapropuesta, según un portavoz del gremio y quien añadió que la oferta global de la empresa carecía de algunos puntos que los trabajadores pretendían abordar.

Telmex dijo más tarde en un comunicado que las partes involucradas, que incluyen a la Secretaría del Trabajo, acordaron continuar las negociaciones el 20 de septiembre.

El sindicato, que representa a 60 mil trabajadores en activo y jubilados, llevó a cabo una huelga de dos días a finales de julio, la primera en cuatro décadas, después de que las conversaciones con Telmex se rompieran por cuestiones relacionadas con aumentos salariales, vacantes no cubiertas y prestaciones para nuevas contrataciones.

La huelga terminó tras la mediación del gobierno cuando Telmex, una unidad de América Móvil, y el sindicato acordaron participar en un comité que tenía 20 días para presentar soluciones al conflicto.

La propuesta de Telmex pretende mejorar las prestaciones, incluso mediante apoyos para que los nuevos contratados adquieran casas a través del Infonavit, el mayor organismo estatal de financiamiento a la vivienda.

La oferta de la empresa no parece abordar otros puntos conflictivos, como los casi 2 mil puestos de trabajo no cubiertos.

Telmex dijo que quería aumentar sus fondos en los próximos 10 años e invertirlos en tecnología y en la creación de nuevos negocios.

“Debemos optimizar nuestros recursos y disminuir nuestros gastos para poder hacer esto posible”, señala la propuesta. “Debemos darle un aire a la empresa”, agregó.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Telmex y sindicato presentarán propuesta laboral este viernes

El viernes 26 de agosto Teléfonos de México y el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) deberán presentar una propuesta, luego del análisis técnico de la tercera etapa de negociación, sobre las condiciones en las que establecerán su contrato colectivo de trabajo.

Para ello, se presentará este lunes un avance sobre los trabajos que ha realizado la mesa técnica bipartita que se instaló, luego de la huelga que estalló el Sindicato de Telefonistas el pasado 21 de julio, y que se comprometió a encontrar una solución de fondo.

La mesa técnica analizó -durante 20 días- aspectos relacionados con el costo financiero y los cálculos actuariales del pasivo laboral; así como el esquema de jubilaciones de trabajadores de nuevo ingreso y la contratación de las vacantes que fueron suspendidas por la empresa.

Al respecto, Luisa María Alcalde Luján, secretaria de Trabajo y Previsión Social, dijo que “han avanzado muy bien, fue una mesa técnica que continúa, el próximo lunes vamos a tener un corte de caja, pero todavía la semana que entra, estamos dentro del plazo que se había establecido, es decir, una vez que se firmó el acuerdo, se dio una semana para los preparativos, elegir el grupo técnico de especialistas que iba a conformar este grupo de trabajo, iniciaron las tareas”.

Alcalde Luján destacó que la dependencia ha estado en contacto tanto con la empresa como con la organización sindical que lidera Francisco Hernández Juárez; por lo que “esperamos que la próxima semana tengamos buenos resultados y se pueda llegar ya a un acuerdo definitivo”. Datos que presentó la empresa hablan de un pasivo laboral de más de 270,000 millones de pesos, lo que la llevaría a un alto riesgo; situación que el Sindicato ha negado y ha presentado diversas propuestas.

Hernández Juárez ha declarado que en el fondo la empresa lo que busca es desaparecer el contrato colectivo e incluso al sindicato, por lo que dijo que van a pelear y a defenderlo porque se trata de un producto de la lucha de los trabajadores. En el sindicato de telefonistas hay alrededor de 60,000 trabajadores.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

El conflicto en Telmex no ha terminado; claves para entender la demanda sindical

“Creo que el ambiente y la relación entre la empresa y el sindicato se han deteriorado de manera importante por el incumplimiento de Teléfonos de México (Telmex) a sus obligaciones”, señaló Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) a El Economista.

El conflicto, que derivó en la primera huelga para el dueño de Telmex, el multimillonario Carlos Slim, “lo traemos arrastrando desde hace mucho tiempo y se juntó con la revisión al contrato colectivo de trabajo (CCT)”. En 2019 iniciaron las pláticas sobre el pasivo laboral que, de acuerdo con la empresa, suma más de 270,000 millones de pesos. Ahí empezó el estire y afloje.

Un día después de iniciado el paro en la compañía de telecomunicaciones más importante del país, el STRM y Telmex acordaron levantar el paro y crear una mesa técnica bipartita para analizar los costos de las jubilaciones y las 1,942 vacantes que no se han cubierto, lo que le representa mayores cargas de trabajo al personal activo.

En abril pasado tocó la negociación ordinaria del CCT para el periodo 2022-2024, en la que las trabajadoras y los trabajadores —alrededor de 66,000— demandaron 7.3% de aumento salarial para paliar la inflación, que asciende a más o menos a ese porcentaje.

Ante la negativa de la empresa de incrementar ese monto, el STRM tramitó tres emplazamientos a huelga:

  1. Por violaciones al CCT
  2. Por Incumplimiento de liberación de 1,942 vacantes
  3. Por la revisión contractual, el aumento de salarios

Tras varias prórrogas de la huelga por la intervención de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 22 de junio alcanzaron un acuerdo de 4.5% al salario de quienes ganan menos de 1,222 pesos al día y de 50.50 pesos diarios si reciben más. Pero los otros dos puntos no se resolvieron.

El origen del conflicto sindical

La escisión de América Móvil desde el año 2000 “cambió substancialmente” las operaciones en Telmex, señala el STRM en un documento entregado a la STPS. “Sus directivos y accionistas diseñaron una estrategia para desmantelar a la empresa y fortalecer” al otro grupo”, apuntan.

Para comprobarlo, citan el informe anual que presentó Telmex a a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en 2001: “En septiembre de 2000 escindimos nuestro negocio de telefonía móvil y la mayoría de nuestras inversiones fuera de México se transfirieron a América Móvil”, explica el documento.

“Debido a que ya no participamos en la telefonía móvil, nuestras operaciones pueden verse afectadas por el desarrollo y éxito comercial de los proveedores de servicio inalámbrico y otras tecnologías, incluyendo a América Móvil. La escisión nos dejó considerablemente con más deudas, menos efectivo y valores negociables que antes”, reconoce la empresa.

Otros motivos de la crisis, dice el sindicato son “el desplazamiento de AT&T hacia la producción de contenidos, retirando en gran medida su inversión en infraestructura; la fusión de Televisa Univisión para competir en video bajo demanda; la quiebra de Altán Redes; la reducción de recursos para la Agenda Digital Nacional; así como la necesidad de mayor alcance de las redes de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Pero desde la creación de Telcel y Prodigy, en 1996, “se limitó arbitrariamente la intervención del personal sindicalizado”, expresan. Desde entonces comenzaron las quejas de violación al CCT por quitarles materia de trabajo. En 2009 el consorcio creó la marca Infinitum para los servicios de banda ancha, con lo que Telmex perdió presencia, sostiene el sindicato.

El tema de las jubilaciones

En las negociaciones, el sindicato ha argumentado que el Convenio de Concertación, por el que se le vendió Telefónos de México a Slim, señala que “los proyectos de digitalización, modernización y nuevos servicios en la empresa no implican reducir el personal sindicalizado o sus derechos, tomando en cuenta la natural expansión de la propia empresa”.

Sin embargo, en 2009 modificaron las cláusulas relativas a jubilación, y aumentaron la edad mínima de 53 a 60 años para hombres y de 48 a 60 años para mujeres. Los años de servicio para iniciar el trámite se pasaron de un mínimo de 25 a 29, y como máximo de 31 a 35 años.  “Esto significó reducciones en los montos de pensión”.

Posteriormente, el sindicato llegó a un acuerdo para que el personal que cubría que tenía la edad y los años de servicio para jubilarse “se mantuviera en sus puestos de trabajo hasta cinco años más”. Esa medida representó “ahorros superiores a 15,000 millones de pesos al cierre de 2019. A la fecha se continúa con la vigencia del plan lo cual sigue generando ahorros importantes”. 

En 2015, aumentaron nuevamente la edad de jubilación de 60 a 65 años para quienes ingresaran a partir de ese año.

“La administración de Telmex ha incumplido obligaciones establecidas en diversos convenios y tomado decisiones en detrimento de su viabilidad económica, operativa y financiera, así como de la fortaleza de la marca, afectando también los derechos y las actividades desempeñadas por los trabajadores y el sindicato”, sostiene el gremio.

Este lunes inician las reuniones de análisis y negociación de la mesa técnica bipartita. Tienen hasta el 17 de agosto para llegar a un acuerdo, el cual todavía tendrá que ser puesto a consideración de toda la base sindical.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA