El T-MEC apuntala IED para industria acerera

México captó 2,100 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) para la construcción de dos plantas de producción de acero que comenzarán operaciones en el segundo semestre del 2021 y el primer semestre del 2022.

Como parte de esas inversiones, México recibió 975 millones de dólares en la primera mitad del año actual en la fabricación de productos de hierro y acero, un récord para un periodo similar.

En un primer caso, ArcelorMittal concluirá a finales de 2021 una planta de producción de lámina caliente de acero en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con una capacidad de producción de 2.5 millones de toneladas por año.

En el otro, durante 2020, las inversiones de capital de Ternium en el segmento de acero en México ascendieron a 361.7 millones de dólares y se relacionaron principalmente con su proyecto de construcción de un nuevo tren de laminación en caliente en su unidad Pesquería, en Nuevo León. La nueva línea tendrá una capacidad de producción anual de 4.4 millones de toneladas con una inversión total de aproximadamente 1,000 millones de dólares.

Al respecto, el gobierno federal informó que dos inversiones en la industria siderúrgica por más de 2,100 millones de dólares se llevan a cabo en México para nuevas plantas de fabricación de lámina caliente de acero, y que con ello se atenderán requerimientos de consumidores de acero, entre los que destaca la industria automotriz, que debe cumplir con una regla de origen más estricta, de 70%, para gozar del arancel cero dentro del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Para ponderar el monto de las nuevas inversiones: México captó 9,952 millones de dólares de IED de 1993 al primer semestre de 2021 en la fabricación de productos de hierro y acero, según datos de la Secretaría de Economía.

El 28 de septiembre de 2017, ArcelorMittal anunció un importante programa de inversión de 1,000 millones de dólares en sus operaciones mexicanas, que se centra en desarrollar las capacidades downstream de ArcelorMittal México, mantener la competitividad de sus operaciones mineras y modernizar su base de activos existente.

El programa está diseñado para permitir que ArcelorMittal México cumpla con la capacidad para atender una mayor demanda de los clientes nacionales, alcance una capacidad de producción de 5.3 millones de toneladas y mejore significativamente la proporción de productos de mayor valor agregado en su mezcla de productos.

La principal inversión será la construcción de un nuevo tren de bandas en caliente. Una vez finalizado, el proyecto permitirá a ArcelorMittal México producir aproximadamente 2.5 millones de toneladas de acero laminado plano, 1.8 millones de toneladas de acero largo y el resto estaría compuesto por planchones semiacabados.

Las bobinas del nuevo laminador de bandas en caliente se suministrarán a clientes nacionales, no automotrices, de la industria general.

El proyecto del tren de bandas en caliente comenzó a fines del cuarto trimestre de 2017 y se espera que se complete a fines del año en curso.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

T-MEC_ Crean línea férrea que cruza los tres países del T-MEC

Canadian Pacific Railway se fusionará con la estadunidense Kansas City Southern (KCS) y crearán el primer ferrocarril que cruce de manera directa Canadá, Estados Unidos y México, países que forman el tratado comercial de América del Norte (T-MEC).

La firma canadiense llegó a un acuerdo de efectivo y acciones por 27 mil 200 millones de dólares para comprar Kansas City Southern, después de que Canadian National Railway admitiera que no podía salvar su propio acuerdo de 29 mil 600 millones por la empresa de ferrocarriles de Estados Unidos.

La fusión creará un ferrocarril directo que unirá Canadá, Estados Unidos y México, con una red que abarca 32 mil kilómetros y aproximadamente 8 mil 700 millones en ingresos anuales.

El acuerdo de efectivo y acciones de 300 dólares por papel que consiguió Canadian Pacific es más alto que el trato en efectivo y acciones de 275 dólares por título que había propuesto en marzo para comprar Kansas City Southern.

Ese acuerdo se canceló cuando Canadian National negoció con Kansas City Southern en mayo con una oferta de efectivo y acciones de 325 dólares por acción.

Canadian National sufrió un golpe cuando el regulador estadunidense del transporte de superficie (Surface Transportation Board, STB) rechazó el mes pasado una estructura temporal de “fideicomiso con derecho a voto”, que habría permitido a los accionistas de Kansas City Southern recibir la consideración del acuerdo sin tener que esperar la aprobación regulatoria completa.

Canadian Pacific ha obtenido la aprobación de su fideicomiso de voto propuesto por el STB, por lo que los accionistas de Kansas City Southern recibirán los 300 dólares por acción en efectivo y acciones, incluso si el regulador rechaza el acuerdo.

La certeza regulatoria que esto proporcionó convenció al directorio de Kansas City Southern de cambiar a un acuerdo con Canadian Pacific, a pesar de que su oferta era más baja que la de Canadian National.

Canadian National también se había enfrentado a la presión de algunos de sus inversores, incluido el fondo de cobertura TCI Management, para que abandonara su intento por comprar Kansas City Southern.

Las acciones de Canadian National subieron 3.7 por ciento el miércoles –el día que se dio a conocer el acuerdo– y quedaron en 150.97 dólares canadienses en la bolsa de valores de Toronto, ya que sus inversores expresaron alivio por el abandono del intento del acuerdo. Este jueves los títulos retrocedieron 0.64 por ciento a 146.85 dólares canadienses, mientras en la bolsa de Nueva York quedaron con una baja de 1.31 por ciento a 115.76 dólares por acción, pero en operaciones posteriores al cierre del mercado, retomaban la tendencia alcista, con un incremento de 0.03 por ciento a 115.80 dólares por acción.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Canadian Pacific gana la carrera para quedarse con KCS

La empresa ferroviaria Kansas City Southern canceló un acuerdo de fusión que tenía con Canadian National Railway (CN) por más de 33,700 millones de dólares y tomará, en cambio, una oferta de más de 27,000 millones de dólares que hizo su competidora, Canadian Pacific (CP), luego de que la primera transacción enfrentara la negativa de la Junta de Transporte Terrestre de Estados Unidos el pasado 1 de septiembre.

“Nos complace alcanzar este importante hito y nuevamente perseguir esta asociación única en la vida”, comentó Keith Creel, director ejecutivo de Canadian Pacific, en un comunicado emitido ayer, domingo.

La propuesta de fusión valúa la acción de KCS a 300 dólares, lo que implica una prima de 34% respecto del precio de cierre de CP el 9 de agosto del 2021 y el precio de cierre de KCS el 19 de marzo del 2021, cuando CP planteó su primera oferta por KCS.

No obstante, la oferta es inferior a la de 325 dólares por acción que ofreció en su momento CN, que no pudo concretarse luego de que el regulador de transporte terrestre de Estados Unidos, negara la aprobación debido a que la operación podría generar “daños al interés público”.

El pasado 21 de marzo, CP ya había acordado la compra de KCS por 25,000 millones de dólares, pero su oferta fue mejorada por CN el 21 de mayo, con un monto de 33,700 millones. Posteriormente, el 10 de agosto CP anunció que elevaba su oferta de 275 a 300 dólares por acción.

Tan pronto como se anunció que la Junta de Transporte Terrestre de Estados Unidos rechazaba aprobar el acuerdo de KCS con CN, la primera desveló que recibió una propuesta no solicitada de CP reafirmando su interés por adquirirla.

La fusión entre KCS y CP se pagará en una combinación de acciones y efectivo y creará una red ferroviaria de 20,000 millas (unos 32,000 kilómetros), pasando por Estados Unidos, México y Canadá, con lo que sería la primera de carácter trinacional.

“Después del cierre en un fideicomiso con derecho a voto, común, los accionistas de KCS recibirán 2,884 acciones ordinarias de CP y 90 dólares en efectivo por cada acción ordinaria de KCS que posean. La transacción propuesta incluye la asunción de 3,800 millones de dólares de deuda pendiente de KCS”, informó CP ayer 12 de septiembre.

La empresa defendió su propuesta y afirmó que una transacción CP-KCS disminuiría la presión para la consolidación aguas abajo al preservar la estructura básica de seis ferrocarriles de la red ferroviaria de América del Norte: dos en el oeste, dos en el este y dos en Canadá, cada uno con acceso a la costa del Golfo de Estados Unidos. “Por el contrario, una transacción CN-KCS alteraría fundamentalmente este equilibrio”, afirmó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

EEUU y los sindicatos independientes de México: ¿de qué se habló en Hotel Sheraton de CDMX?

Al día siguiente del anuncio público del nacimiento de un nuevo sindicato independiente a la representación de la Confederación de trabajadores de México (CTM) en una maquila automotriz de Guanajuato, una delegación norteamericana de seguimiento del T-MEC viajó a México a reunirse con ellos.

La reunión realizada el 1 de septiembre en el Hotel Sheraton de la Ciudad de México, fue encabezada por Thea Lee, subsecretaria adjunta de Asuntos internacionales del Departamento de Trabajo de Estados Unidos. También participaron funcionarios encargados de temas laborales de la Embajada de Estados Unidos en México, aunque no hubo presencia de sus pares del Gobierno mexicano.

Lee ofreció a los representantes sindicales independientes de la industria automotriz y aeronáutica el apoyo de diversos programas del Departamento de Estado de su país por medio de los cuales, el Gobierno norteamericano financia el avance de la Reforma laboral en México, particularmente a los Centros de consolidación y registro federal, que siguen retrasados.

Además de integrantes de la Federación de sindicatos independientes de las industrias automotriz, autopartes, aeroespacial y del neumático (Fessiiaaan) fundada por siete sindicatos independientes a fines de 2018, participó de la reunión el más reciente de esta camada, nacido en la empresa que un día antes, el martes 31 de agosto, había anunciado su creación en la planta de General Motors, en Silao, Guanajuato.

Aunque el Sindicato independiente nacional de trabajadoras y trabajadores de la industria automotriz (SINTTIA) consiguió su registro ante las autoridades mexicanas el 14 de julio de 2021, no fue sino hasta un mes y medio más tarde que sus integrantes decidieron hacer público el triunfo.

El SINTTIA es la formalización de la agrupación Generando Movimiento, que durante los últimos dos años ganó la fuerza suficiente para disputar la representación sindical que hasta el momento ostenta el Sindicato Miguel Trujillo López, que integra la CNT.

Israel Cervantes fue uno de los primeros trabajadores despedidos de la empresa General Motors en 2019, en los albores del movimiento, junto a otros seis compañeros fundadores. Aunque su pleito ante la justicia laboral avanza a un paso inusualmente lento, ni Cervantes ni ninguno de los cesados ocupan cargos en el nuevo SINTTIA.”La reunión fue convocada por los funcionarios norteamericanos de la línea directa del T-MEC que está encargada de su seguimiento.

Fue una invitación para conocer qué estaba pasando con nosotros y ver de qué forma pueden colaborar para ayudar al trabajador y las agrupaciones sindicales democráticas, para que la Secretaría de Trabajo mexicana cumpla su trabajo“, relató Cervantes en diálogo con Sputnik.

El ex trabajador ya había tenido contacto con esta representación tras su despido arbitrario de la planta, el cual continúa con un pleito abierto en la Justicia laboral mexicana.”Yo tenía comunicación con la línea directa del T-MEC porque había denunciado la situación ocurrida desde mi despido y ellos incluso ya habían metido una demanda al Gobierno mexicano por no cumplir con lo acordado en el Tratado”, agregó.

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK MUNDO

TENDENCIAS_ Analista: el caso de GM crea ola para emanciparse de sindicatos cetemistas

Las votaciones en la planta General Motors, en Silao, Guanajuato, –en las que se rechazó el contrato colectivo que estaba vigente–, han provocado que los trabajadores de otras organizaciones sindicales cetemistas, sobre todo en la frontera norte del país, participen de manera activa en los procesos de legitimación de los convenios para sacudirse el control de esa central, señalaron activistas laborales.

Se trata de obreros de las maquiladoras Parker Brownsville Servicios y Tricon de México, en Matamoros, Tamaulipas, quienes en dos procesos de legitimación distintos –realizados en la última semana de agosto– votaron en contra de los contratos colectivos (CCT) que estaban en manos de un par de organizaciones sindicales afiliadas a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Susana Prieto Terrazas, asesora laboral de los trabajadores y ahora diputada federal de Morena, señaló que a partir del caso de la automotriz en Silao, que captó atención internacional, surgió una ola de votaciones respecto a la legitimación de CCT.

“Los trabajadores de General Motors Silao se convirtieron en un pilar para que el resto de los obreros en el país abran los ojos y corroboren que no pierden una sola prestación y conservan sus derechos incluso cambiando de sindicato”, como lo ha señalado la autoridad laboral, apuntó.

En entrevista, María del Rosario Moreno, secretaria general del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios Movimiento 20/32, coincidió en que el caso antes citado “abrió el camino” para que en otras empresas los trabajadores “se libren de esos representantes de obreros” que no han defendido sus derechos laborales.

“En Matamoros, el movimiento obrero está serio, pero no apagado. En el momento que tengan que responder, lo van a hacer”, como en 2019 cuando 45 maquiladoras de la Ciudad Industrial en la zona fronteriza entraron en paro luego de que los trabajadores iniciaran una lucha para pedir mejoras salariales.

En la empresa Parker, un total de 560 obreros votaron a favor de mantener el CCT, mientras que 828 rechazaron continuar con el convenio cuya titularidad pertenecía al Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales de la Industria Maquiladora (Sjoiim), encabezado por Juan Villafuerte.

En Tricon, 206 trabajadores votaron por el “sí”, y 655 decidió no avalar el convenio que representaba el Sindicato de Trabajadores de la Industria Maquiladora y Ensambladora (STIME), de Rubén Longoria Uribe. Ambas organizaciones afiliadas a la CTM.

La representación legal de los asalariados –equipo jurídico de la abogada Susana Prieto– y Rosario Moreno anunciaron que el sindicato que representa disputará la titularidad de ambos contratos, una vez que la autoridad laboral emita, tras los 20 días hábiles que tiene de plazo legal, la resolución.

Tras las votaciones, “los sindicatos se siguen comportando de lo peor, hostigando a los trabajadores, pidiéndoles que firmen un documento o de lo contrario los van a despedir”, con el propósito de que con sus rúbricas puedan sustentar supuestas anomalías y pedir la revocación de la consulta por medio de las cuales los obreros decidieron no continuar con estas organizaciones, indicó la dirigente.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Canadian Pacific da ultimátum a Kansas City Southern

El presidente ejecutivo de Canadian Pacific Railway dijo que los accionistas de Kansas City Southern (KCS), la empresa ferroviaria más extensa de Estados Unidos con operaciones también en Canadá y México, tienen hasta el 12 de septiembre para aceptar su oferta de adquisición después de que un fallo de un regulador puso en peligro el acuerdo de 30,000 millones de dólares del ferrocarril estadounidense con Canadian National Railway, y que su paciencia tiene límites.

Según Bloomberg, la oferta por 27,000 millones de dólares de Canadian Pacific debería considerarse superior, aunque es más baja, porque tiene “certeza de acuerdos”, dijo Keith Creel en una conferencia telefónica con analistas este miércoles.

Creel reafirmó su oferta después de que la Junta de Transporte de Superficie de Estados Unidos rechazara el martes la propuesta de fideicomiso de voto de Canadian National.

Grupo México Transportes, subsidiaria ferroviaria de Grupo México, que dijo que la fusión tendrá un enfoque para extender el alcance principalmente entre los mercados de México y Estados Unidos, prevé probable que algunas ferroviarias, principalmente del oeste de Estados Unidos, busquen un acercamiento para explorar oportunidades, que serían analizadas por la compañía mexicana.

Al cierre del mercado accionario en Nueva York, KCS, terminó con un alza de 3.84%, mientras que las compañías canadienses CNR y CPR subían 3.65 y 4.99% respectivamente.

Grupo México Transportes fue la única emisora que cerró a la baja 0.67% en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Contar con una red ferroviaria que conecta a toda América del Norte debería beneficiar el crecimiento del comercio entre los países del T-MEC, ya que podría reducir costos, hacer más rápida y eficiente la circulación de mercancías, y facilitar el control de la cadena logística”, dijo Heriberto Sandoval, asesor en inversiones.

Por su parte, Carlos Hermosillo, especialista bursátil independiente dijo que las implicaciones de la fusión de KCS con alguno de sus competidores en Estados Unidos, implica más competencia en ese país y quizá una mayor generación de volumen para México.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

El futuro del T-MEC está en Silao; y ya hubo ‘choque’ en votación sindical

En medio de acusaciones mutuas de corrupción entre el sindicato de la General Motors y su disidencia, de una guerra de información falsa, así como de denuncias de injerencia de la 4T y de uniones de trabajadores extranjeras, los 6 mil 400 empleados de la planta automotriz de Silao, Guanajuato, votarán este 17 y 18 de agosto si están de acuerdo o no, con el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

A los trabajadores del establecimiento los atemorizan diciéndoles que si votan por el no al CCT, GM se llevará su producción a otro país, o que perderían sus salarios y prestaciones laborales, aunque expertos advierten que esto es falso.

Es la segunda ocasión que votan para legitimar el CCT, ya que la primera votación de abril fue invalidada por la Secretaría del Trabajo, debido a denuncias de fuertes irregularidades durante la primera votación, por lo que se ordenó al sindicato “Miguel Trujillo López” reponer la votación.

La CTM asegura que ‘hay mano negra’ del gobierno de la 4T que quiere tener el control del sindicato. Asimismo, demanda poner un alto a la injerencia de uniones extranjeras en el país.

Ayer el sindicato demandó a las autoridades posponer la fecha de votación ante el nivel de contagios de Covid, que podría poner en riesgo la salud de los participantes.

Óscar de la Vega, abogado de la firma De la Vega & Martínez Riojas, explicó en entrevista que el T-MEC llegó a cambiar las reglas del sindicalismo en el país.

Indicó que a México le conviene cumplir con sus obligaciones respecto al capítulo laboral del tratado. Para los sindicatos, esto significa reinventarse. De no hacerlo, corren el riesgo de desaparecer.

El INE emitirá un informe objetivo e imparcial sobre la elección, como repetición de ejercicio tras las irregularidades detectadas en la realizada el mes de abril, y que da cumplimiento a las cláusulas de democracia sindical establecidas en el T-MEC, afirmó Lorenzo Córdova, consejero presidente, a través de un mensaje emitido en redes sociales.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

INE vigilará elección en General Motors para evitar sanción de EU

El Instituto Nacional Electoral (INE) será el aval para evitar que Estados Unidos imponga sanciones a México tras el intento de fraude en la votación de General Motors que determinaría si el sindicato de la CTM mantendrá la titularidad del contrato colectivo de trabajo frente a una disidencia vinculada al senador morenista Napoleón Gómez Urrutia.

El INE tendrá la responsabilidad de vigilar que el proceso se repita, pero esta vez sin prácticas ilegales. Para reforzar la vigilancia, también habrá presencia de observadores de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La planta de General Motors en Silao, Guanajuato, demostró que el charrismo sindical mexicano choca con las reglas del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, lo que ya provocó un enfrentamiento entre los gobiernos mexicano y estadunidense por una votación amañada, por lo que tendrá que repetirse con el INE como mediador y en calidad de observador, garantizando la certeza y legalidad del proceso.

De acuerdo con reportes internos de las negociaciones, a los que MILENIO tuvo acceso, en la votación del pasado 20 y 21 de abril se comprobó que el sindicato “Miguel Trujillo López”, perteneciente a la CTM, buscó reventar la elección al detectar que la mayoría de los trabajadores querían un nuevo contrato y, por lo tanto, otro líder sindical.

La administración de Joe Biden, a través de la Representación Comercial de Estados Unidos, documentó que la madrugada del 21 de abril hubo robo y destrucción de boletas, inutilización del material electoral en el local sindical de resguardo impidiendo el acceso de las autoridades; que el cómputo de votos inició a la mitad de la jornada abriendo paquetes de manera indebida para negarse a entregar los 3 mil 435 votos emitidos.

Se observaron actos de violencia e intimidación para impedir el voto y presencia de personas ajenas al sindicato; los trabajadores no recibieron un ejemplar impreso del contrato colectivo de trabajo que iban a legitimar, por lo que no sabían por qué estaban votando; impidieron la participación de la Secretaría del Trabajo, notarios y observadores.

Además, la votación no se desahogó en lugares, fechas y horarios prestablecidos en la convocatoria; no se resguardaron las actas de votación, las listas, las boletas ni el material en general; no se foliaron ni sellaron las boletas y se permitió que votaran personas no identificadas.

Anulación

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a cargo de Luisa María Alcalde, tuvo que suspender la votación y el 11 de mayo se determinó la nulidad del proceso para ordenar la reposición, ante reclamos en Estados Unidos de líderes sindicales y congresistas demócratas, que acusaban “una bofetada en la cara”; mientras General Motors se deslindó de las violaciones cometidas por el sindicato mexicano.

Tras semanas de negociación bilaterales, en las que el gobierno de Estados Unidos acusaba violaciones a los lineamientos del T-MEC que derivarían en sanciones y ponían en riesgo el acuerdo trilateral, la administración de Biden enlistó sus requisitos a los que México debía sujetarse y garantizar que se cumplan en la próxima votación, que se realizará el 17 y 18 de agosto.

MILENIO confirmó que la administración estadunidense buscaba que el INE se hiciera cargo en su totalidad de la elección. Sin embargo, no existían condiciones de certeza, como un padrón confiable, capacitación a quienes recibirían y contarían los votos o el resguardo de los paquetes, como se prevé en los estándares de una votación electoral. El INE aceptó solo participar como observador.

De esta manera, el gobierno de Biden estableció como uno de sus requisitos, que el INE enviara observadores a la votación, que documente cualquier tipo de irregularidad en el proceso y presente un informe para que se determine si este nuevo ejercicio tiene validez. Lo que el gobierno mexicano aceptó y firmaron de mutuo acuerdo.

El 20 de julio la Secretaría del Trabajo envió formalmente un escrito al consejero presidente Lorenzo Córdova solicitando su participación, lo que representa un ejercicio inédito para la autoridad electoral que, además, como parte de los compromisos, creó una guía de observación para elecciones sindicales.

A fondo

Con la advertencia de que de no cumplir con estas exigencias Estados Unidos “podría decidir imponer otros remedios”, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que investigar a fondo y sancionar a los responsables de las violaciones cometidas en la votación de abril, lo que ya puso en marcha la Secretaría del Trabajo.

Esta misma área del gobierno federal debe generar un correo electrónico y asignar personal para la creación de un número telefónico en el que los trabajadores puedan presentar quejas anónimas o denunciar intimidaciones; se apegará al protocolo de supervisión conjunto con las autoridades electorales asignando cinco veces más supervisores que en la ocasión anterior y realizará entrevistas aleatorias para garantizar que no existan irregularidades previas a la votación.

La votación sigue a cargo del sindicado “Miguel Trujillo López” de la CTM frente a una disidencia del senador Gómez Urrutia, por lo que la participación de los observadores internacionales y los mexicanos del INE será indispensable al estar frente a personal sindical, que pueden actuar como juez y parte, al ser los encargados de recibir los votos, contarlos y resguardarlos.

Funcionarios electorales confirmaron que el pasado 5 de agosto un grupo de observadores del INE acudió a supervisar las instalaciones de General Motors en Silao para identificar los cinco puntos de votación que se colocarán en la planta. 

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

México no permitirá que se demanden hechos laborales anteriores al T-MEC: SE

México “no necesita que le digan en el buen sentido, qué hacer”, está comprometido con la ley laboral, por lo que no permitirá que se incluyan hechos laborales anticipados a la firma del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) para demandar, dentro de los mecanismos de respuesta rápida de este acuerdo, advirtió la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier.

Tanto la funcionaria como la subsecretaria de Comercio exterior, Luz María de la Mora, sostuvieron que el caso de controversia laboral que interpuso el gobierno de Estados Unidos contra la empresa de autopartes Tridonex en México es un caso concluido porque no existen argumentos aplicables dentro del marco del T-MEC, por lo que “no hay un tipo de sanción”.

“Repito una vez más, México no necesita que le digan en el buen sentido, qué hacer. México está comprometido a cumplir con las leyes y con los acuerdos que tienen en materia laboral; la secretaria del Trabajo, Luisa  Alcalde ha hecho un extraordinario trabajo con todo su equipo en el seguimiento puntual para que se lleven las cosas de la manera adecuada”, acotó Tatiana Clouthier.

En conferencia de prensa, la funcionaria federal aclaró que existen temas que estuvieron puestos en la mesa antes de que entrara en vigor del T-MEC, así que “por ningún motivo se puede permitir que se abra la puerta a cualquier tema que haya sido antes de la entrada en vigor”, para denunciar al país por incumplimientos.

Por tanto, los “actos anticipados a la firma de T-MEC no tienen por qué ser considerados en ningún asunto de índole laboral, si no serían aplicados únicamente dentro de la legislación laboral mexicana y para eso está la Secretaría del Trabajo para llevarlos a cabo”, apuntó la titular de la SE.

Precisó que el acuerdo de la Representación Comercial de Estados Unidos con la empresa de autopartes Tridonex, que opera en Matamoros, Tamaulipas México, forma parte de las negociaciones que tiene ese gobierno con sus empresas, en este caso fue con la matriz Cardone Industries, en la que se asumió el compromiso de recontratar a más de 150 trabajadores despedidos, pagar salarios atrasados, tener observadores en elecciones sindicales, entre otras prestaciones.

La firma de abogados global Hogan Lovells fue quien asesoró al fabricante del mercado de repuestos automotrices Cardone Industries, Inc. y a su subsidiaria mexicana, Tridonex, sobre las dimensiones regulatorias y políticas de una petición presentada bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR) del T-MEC, lo que condujo a la negociación exitosa de un plan de acción voluntario con el Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR).

A través de un comunicado, la empresa de abogacía informó que su equipo internacional incluyó a los socios de Comercio Internacional e Inversión Kelly Ann Shaw, Jonathan Stoel y Jared Wessel (Washington D.C.), y a los socios de la Ciudad de México Juan Francisco Torres Landa y Hugo Hernández-Ojeda Alvírez.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Protege EU derechos de trabajadores de Tridonex en Tamaulipas

La oficina del representante comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) y Tridonex, una subsidiaria de Cardone Industries, anunciaron un acuerdo para abordar las denuncias presentadas en nombre de los empleados de esta empresa en Matamoros, Tamaulipas.

El Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios “Movimiento 20/32” (SNITIS), había presentado una demanda de titularidad de contrato colectivo contra Tridonex, porque se les negaba a los trabajadores los derechos de libre asociación y negociación colectiva.

Este acuerdo es la segunda vez que el USTR utilizó con éxito el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (RRM) del Acuerdo Comercial entre Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) para beneficiar a los trabajadores, y la primera en respuesta a una petición de RRM

“Los trabajadores nacionales y extranjeros merecen el derecho a negociar colectivamente un salario justo y condiciones de trabajo decentes sin temor a represalias”, dijo la Embajadora Katherine Tai.

“El acuerdo alcanzado con Tridonex para proporcionar indemnización, pago retroactivo y un compromiso con la neutralidad en futuras elecciones sindicales muestra nuestra determinación de aprovechar las innovadoras herramientas de aplicación del T-MEC para abordar problemas laborales y apoyar la implementación en México de sus recientes reformas laborales”, comentó.

Agregó que este resultado es otro ejemplo importante de la política comercial de USTR centrada en los trabajadores y felicitó a la empresa y al gobierno de México por trabajar de manera constructiva para lograr este importante resultado.

Estados Unidos ha demostrado repetidamente su compromiso de utilizar los sólidos mecanismos del T-MEC para garantizar la protección de los derechos de los trabajadores, y el USTR aprovechó el acuerdo para ayudar a proteger los derechos de negociación del contrato colectivo en México.

“El derecho de un trabajador a elegir un sindicato que represente sus valores e intereses es fundamental para la libertad de asociación”, dijo el secretario de Trabajo de los Estados Unidos, Marty Walsh.

“El acuerdo alcanzado hoy como resultado de una petición del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida de T-MEC, establecerá salvaguardas cruciales para asegurar un proceso justo para determinar el sindicato representativo en Tridonex”.

También indica a los trabajadores de aquí y del mundo que el gobierno de los Estados Unidos está comprometido a tomar medidas decisivas para defender los derechos de los trabajadores y garantizar que los beneficios del comercio sean disfrutados por ellos.

La acción de hoy sigue a la solicitud de revisión bajo el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida que Estados Unidos envió a México el 9 de junio de 2021 luego de la presentación de una petición por parte de la AFL-CIO (La Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales) y otros grupos el 10 de mayo de 2021.

Como parte de este acuerdo, entre otras cosas, Tridonex otorgará una indemnización y seis meses de pago atrasado, hasta un mínimo de nueve meses de pago por trabajador y en muchos casos mucho más, a por lo menos 154 trabajadores que fueron despedidos de la planta, por un monto total de pago atrasado de más de 600 mil dólares.

Además, apoyará el derecho de sus trabajadores a determinar su representación sindical sin coacción, incluso protegiéndolos de la intimidación y el acoso y dando la bienvenida a los observadores electorales en la planta antes y durante cualquier votación;

Brindará capacitación a todos los trabajadores de Tridonex sobre sus derechos a la negociación colectiva y la libertad sindical.

Permanecerá neutral en cualquier elección de representación sindical en sus instalaciones, mantendrá y fortalecerá los protocolos de seguridad para proteger a sus trabajadores del Covid-19 y apoyará financieramente a los empleados que no puedan presentarse a trabajar debido a la exposición o infección al virus.

Revisará sus procedimientos y capacitará a sus gerentes sobre procedimientos justos de reducción de personal; y mantendrá y dará a su personal un número de teléfono o línea directa para recibir y responder a las quejas de violaciones de los derechos de los trabajadores en la instalación.

Además de estos compromisos asumidos por Tridonex, el Gobierno de México ha acordado ayudar a facilitar la capacitación sobre los derechos de los trabajadores para los empleados de la empresa, monitorear cualquier elección de representación sindical en la instalación e investigar cualquier reclamo de violaciones de los derechos de los trabajadores reportadas por los empleados en la planta.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO