Violencia contra las mujeres, al alza en 2020

Previo a la pandemia de coronavirus, la violencia contra las mujeres en nuestro país ya mantenía cifras alarmantes y a pesar de las acciones y políticas públicas implementadas por autoridades para prevenir y atender esta problemática, existe un alza notable en asesinatos de mujeres y llamadas de auxilio relacionados con violencia.

En lo que respecta a violencia letal contra las mujeres, datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) precisan que entre enero y noviembre pasado en el país han sido asesinadas 3,455 mujeres; 2,567 casos han sido clasificados como homicidio doloso y 888 como feminicidios.

Lo anterior significó, en promedio, 10.3 mujeres asesinadas por día entre enero y noviembre pasado.

En el caso específico de los feminicidios, el aumento de víctimas ha sido importante ya que entre enero y noviembre del 2015 se registraron 386; para el mismo periodo de este 2020 se han registrado 888, lo que significa un aumento de 130 por ciento.

Si se comparan los 888 casos de feminicidio registrados de manera oficial en los primeros 11 meses del 2020, con los 873 en el mismo periodo del 2019, hay un incremento de 1.7 por ciento.

Por otro lado, entre enero y noviembre pasado se han registrado 240,798 llamadas a los sistemas de emergencias relacionadas con violencia a la mujer.

Para el mismo periodo del año pasado se contabilizaron 176,065 llamadas de emergencias por el mismo motivo, de acuerdo con el SESNSP. Es decir, que para este año hay un incremento de 36.7 por ciento.

Datos de la RNR

El incremento en la violencia hacia la mujer ha sido advertido por organizaciones que se dedican a prevenir y atender violencia contra el género como la Red Nacional de Refugios (RNR), que documentó la atención de 38,081 personas durante los nueve meses de confinamiento, es decir, de marzo a noviembre.

La ONG indicó que durante el mes de noviembre cada hora una mujer se comunicó a la RNR para pedir apoyo ante una situación de violencia.

Las cifras de la Red precisaron que entre octubre y noviembre se realizaron 39 rescates de mujeres con sus hijas e hijos; la CDMX, Edomex y Puebla fueron las entidades en donde se realizaron el mayor número de ellos. Aunado a ello la organización reportó que nueve de cada 10 niñas y niños que ingresaron a uno de los refugios que administra fueron víctimas de violencia física y psicológica.

Los datos de la ONG reflejan que dos de cada 10 mujeres que se comunicaron a la RNR ya habían solicitado apoyo a una instancia gubernamental, pero no recibieron el acompañamiento esperado. Mientras que dos de cada 100 reconocieron haber sido víctimas de violencia institucional.

Se identifico que 87.59% de los agresores fueron sus esposos, novios o exparejas y el 12% de ellos tenían vínculos militares o políticos, el 28% usaban armas de fuego y el 27% contaban con antecedentes penales, “reflejo de las fallas en el sistema de justicia, de las violencias sistémicas y estructurales que junto con la impunidad perpetúan las violencias machistas y de género”, expresó la RNR en su último informe.

Estudios realizados por la ONU y autoridades mexicanas, muestran que el alza de la violencia en contra de las mujeres en México viene desde antes de entrar al confinamiento provocado por la pandemia de coronavirus, ya que al analizar los datos de distintas fuentes oficiales de información, se indicó que en el periodo comprendido de 1985 al 2019 ocurrieron 63,324 Defunciones Femeninas con Presunción de Homicidio (DFPH). Si bien se han dado oscilaciones en la serie histórica que se estudió, en el 2007 se disparó la violencia contra el género; y es  que desde entonces y hasta 2019, la cifra acumulada fue de 33,501 DFPH registradas en los certificados de defunción. Los datos de la ONU indicaron que en 2019 se registró una tasa de 5.7 DFPH por cada 100,000 mujeres, la más alta desde 1985.

“La falta de mi hija es algo doloroso”

“La falta de mi hija es algo doloroso, algo que nunca me abandona y de ese dolor y esa ausencia, que me duelen demasiado, nace el coraje”, expresa con fuerza la señora Lidia Florencio, madre de Diana Velázquez Florencio, una joven de 24 años víctima de feminicidio.

“Las madres sentimos demasiado coraje con todo lo que le hicieron a nuestras hijas, primero los asesinos y después las autoridades que no hicieron bien su trabajo y que muchas veces llegan a revictimizar a nuestras hijas, a tratarlas como simples objetos que levantaron, sin ni siquiera tener tantito respeto a esos cuerpos lastimados, violados y asesinados con tanto odio”, añade la madre de Diana, al tiempo que relata la espera de una próxima audiencia para imputar al posible responsable del asesinato de su hija, aunque, reconoce que el miedo y la incertidumbre sobre el actuar de las autoridades, no se van.

Y es que, tanto ella como el resto de su familia, no tienen la certeza de que el presunto feminicida de Diana, —desaparecida el 2 de julio de 2017 mientras realizaba una llamada a las afueras de su casa, en el municipio de Chimalhuacán, Edomex y  encontrada una semana después en servicio forense—  sea el responsable del crimen contra su hija, ello debido a que a pesar de llevar más de tres años buscando justicia, fue a raíz de haberse plantado afuera de Palacio Nacional cuando las autoridades finalmente y de manera “sorpresiva”, le presentaran al posible responsable.

“Yo no estoy cien por ciento segura de que sea él. Estoy tratando por todos los medios de que la Fiscalía me demuestre de que es el responsable (…) Hay muchas cosas que no están bien”, relata la señora Lidia mientras explica que la persona señalada por las autoridades fue detenida por robo mas no por el feminicidio de su hija.

“Qué casualidad de que todo está muy bien planeado para que sí sea el asesino, pero no va a coincidir el ADN que encontraron en el cuerpo de Dianita porque según él no fue quien abuso de ella”, comenta.

La señora Lidia tiene una profunda desconfianza en las autoridades, ya que desde el asesinato de Diana las autoridades no le han logrado dar certeza en las investigaciones porque tras encontrar los restos de su hija en un terreno cerca de su domicilio, estos fueron registrados como si fueran de un hombre en el forense, lo que ocasionó que no pudiera localizarla hasta una semana después de fallecida.

“Maldigo a los que asesinaron a mi hija Diana, porque no nada más a ella la mataron, de alguna manera a nosotros también nos desgraciaron la vida, porque ya vivimos con miedo (…) ya no hay emociones por nochebuena, o navidad (…) se acabó”.

Con información vía El Economista

En Senado van contra violencia de género

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado, Martha Lucía Micher (Morena), informó que se preparan reformas al mecanismo para emitir la alerta de violencia, de acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, con el objeto de garantizar la vida de mujeres y niñas.

Estas reformas se preparan en coordinación con la Secretaría de Gobernación y con el Instituto Nacional de las Mujeres, así como con organismos civiles, y se trabaja igualmente con expertas en el tema, dijo la senadora.

“Este tema es fundamental para combatir las agresiones por razones de género”, comentó la legisladora.

Por su parte, la senadora Nadia Navarro Acevedo (PAN) reprobó que la Secretaría de Gobernación haya retirado subsidios al mecanismo de Alerta de Violencia de Género, en el contexto de la pandemia por Covid-19.

“Resulta inadmisible e injustificable que ante las circunstancias que viven millones de niñas y mujeres en nuestro país, la Secretaría de Gobernación retire el subsidio federal asignado a la Alerta de Violencia de Género, más aún en estos meses en los que el índice delictivo en este tema ha aumentado considerablemente, como efecto del aislamiento domiciliario y la dificultad para enfrentar los problemas económicos familiares”, dijo Navarro Acevedo.

Refirió que, con base en información del gobierno federal, en enero pasado se habían emitido 20 alertas de género contra las mujeres y se encontraban en proceso de investigación otras cinco.

Al cierre de mayo, los primeros lugares en delitos de feminicidio los ocupaban Estado de México, Veracruz, Nuevo León, Puebla y Jalisco.

“El delito de violencia familiar aumentó en el país 4.5%, de enero a mayo de 2020”, señaló la legisladora.

Con información vía El Universal

TENDENCIAS: Violencia política de género, el mayor reto para el 2021

Uno de los principales retos que deberán afrontar las futuras candidatas en estas elecciones es la violencia política en razón de género, la cual de acuerdo con especialistas pudiera incrementarse ante el uso indiscriminado de medios electrónicos.

Actualmente en Nuevo León se cuenta con reglamentos que brindan protección a la mujer y atacan este tipo de conductas; sin embargo, para garantizar una completa eliminación de la violencia política falta camino por recorrer.

Y es que este tipo de violencia, que se ejerce a la mujer por el hecho de ser mujer, en estos tiempos ha tomado otros caminos que van más allá de insultos: el que los partidos las postulen en zonas perdedoras, minimizar su labor en la función pública, acoso, agresiones sexuales y físicas, amenazas y violencia digital.

Incluso se puede incluir la violencia psicológica, simbólica, patrimonial, económica o feminicida.

El pasado 11 de agosto, el Consejo General de la CEE aprobó adecuaciones a su Reglamento de Quejas y Denuncias, con la cual se adiciona un apartado denominado “De la Violencia Política en contra de las Mujeres en Razón de Género”.

Este apartado contempla un procedimiento especial sancionador para los casos de violencia política contra las mujeres en razón de género, las conductas que lo generan, así como el procedimiento para la dictaminación de medidas cautelares y órdenes de protección correspondientes.

Además de poder tratar este tipo de denuncias, la Comisión puede iniciar de oficio el procedimiento especial respectivo, si se detecta conductas infractoras y sea solicitado por parte de un consejero electoral, personal de la Secretaría Ejecutiva o de la Dirección Jurídica.

En este proceso, las medidas cautelares, que podrán ser ordenadas, van desde realizar un análisis de riesgos y un plan de seguridad y en su caso gestionar que se brinden las medidas de protección que correspondan.

A la par se ordena retirar la campaña violenta contra la víctima, y si esta conducta es repetitiva se suspenderá al agresor el uso de las prerrogativas asignadas o se ordenará la suspensión de su cargo partidista.

Incluso, este organismo puede emitir órdenes de protección, cuando la víctima lo solicite.

A nivel nacional, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha promovido la 3 de 3 contra la Violencia hacia las Mujeres, con lo que los aspirantes a candidaturas rumbo al 2021 tendrán que firmar un documento bajo protesta de decir la verdad, en el que manifiesten que no se encuentran en los siguientes supuestos: haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal, similares; haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme como deudor alimentario o moroso o que acredite estar al corriente del pago o que cancele en su totalidad la deuda; haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por violencia familiar o doméstica.

A nivel local, el colectivo Derecho a Gobernar exigió a la CEE adherirse a este anuncio; sin embargo, aún no se tiene una resolución al respecto.

A consecuencia de que más mujeres se están animando a participar en el proceso electoral del 2021, activistas prevén que la violencia política en razón de género se agudice y se convierta en el principal obstáculo de aquellas que busquen ser representantes populares.

Aunque la violencia hacia la mujer y el minimizar su participación en vida pública ha estado presente desde hace ya décadas, las activistas revelaron para MILENIO que en estos tiempos los medios digitales serán la principal herramienta de donde provengan los ataques.

Para Julieta Martínez, miembro del colectivo Derecho a Gobernar señaló que por los tiempos que se están viviendo los ataques cibernéticos se harán más presentes.

“La violencia política contra las mujeres no es un tema nuevo, siempre ha estado, siempre ha habido rechazo hacia las mujeres que han pretendido participar en la vida pública.

“El punto es que los líderes, militantes, candidatos y todos los hombres que participen en la política tienen herramientas nuevas para ejercer la violencia, uno de ellos son los medios digitales”, mencionó la activista.

En estos momentos, Martínez precisó que el avance que han tenido las mujeres en tema de paridad será el principal motivo por el cual los ataques a candidatas se incremente, por ello llamó a las autoridades electorales a estar pendientes y garantizar seguridad a las mujeres.

“Si hay avance, siempre habrá un rechazo hacia ello, ese rechazo se potencializa y se convierte en una violencia más grave, por eso estimamos que la violencia política en estos tiempos se agudice y sea más violenta que en otros procesos electorales”, lamentó.

Ante esta situación, Derecho a Gobernar exigirá a las autoridades dar una respuesta más concisa para transparentar las denuncias que vayan presentándose de violencia política y así conocer cómo está el panorama en Nuevo León.

Urge formar un “frente sororo” rumbo a comicios

Para Angélica Maldonado, politóloga y activista feminista, la clave para amortiguar y contener esta clase de violencia es lograr que todas las mujeres que tienen intenciones de participar en este proceso electoral se unan en sororidad.

“La violencia une a todos los movimientos, y bueno, que en esta ocasión no sea la excepción, que esto sea algo que nos una a todas, que realmente entendamos que si violentan a una violentan a todas.

“Debe ser un acto de sororidad de decir ‘¡Así no!’, así no es la forma en la que queremos estar compitiendo o hacer política, que nos atrevemos a realmente demostrar que esta causa es mayor y que seamos muy proactivas en el rechazo a la violencia y en el acompañamiento a otras”.

Angélica Maldonado precisó que además de solicitarle a las autoridades actuar, es prioritario que las mujeres tomen las riendas del problema y hacer así un frente común.

“Estamos en un momento en que el movimiento de mujeres puede ser motor clave para generar un pacto sororo, sobre todo para acompañarnos y rechazar las violencias”, comentó la activista.

MC está comprometido a combatir la violencia política

Aunque se pidió postura de todos los partidos políticos referente a este tema, solamente Movimiento Ciudadano señaló que ante la falta de compromiso del Congreso del Estado en esta materia, ellos impulsaron un Decálogo para proteger la participación de las mujeres.

Ahí se destaca el tomar las medidas implementadas a nivel federal para combatir la violencia política en razón de género, en donde hacen uso de su plataforma para promover, proteger y respetar los derechos políticos-electorales de las mujeres.

El camino

Este tipo de violencia, que se ejerce a la mujer por el hecho de ser mujer, en estos tiempos ha tomado otros caminos que van más allá de insultos: el que los partidos las postulen en zonas perdedoras, minimizar su labor en la función pública, acoso, agresiones sexuales y físicas, amenazas y violencia digital.

Incluso se puede incluir la violencia psicológica, simbólica, patrimonial, económica o feminicida.

Obstáculo

A consecuencia de que más mujeres se están animando a participar en el proceso electoral del 2021, activistas prevén que la violencia política en razón de género se agudice y se convierta en el principal obstáculo de aquellas que busquen ser representantes populares.

Con información vía Milenio

Crece la violencia de género: Sánchez Cordero

Ante la grave situación de violencia contra las mujeres, reflejada en un aumento de 137 por ciento en el registro de feminicidios en los últimos cinco años y en una tendencia creciente de agresiones domésticas, derivadas de las medidas de confinamiento por el Covid-19, es urgente una transformación cultural y terminar con costumbres y actitudes machistas y patriarcales, señaló la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Al participar en el evento Abordar la violencia doméstica en el contexto de C-19, organizado por la embajada del Reino Unido en México, con motivo de los 16 días de activismo contra la violencia de género, la funcionaria indicó que en 2020 las agresiones contra las mujeres se agravaron por la pandemia del Covid-19.

Añadió que en México, entre enero y agosto, se estima que en nueve por ciento de los hogares se vivió alguna situación de violencia familiar, de acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, elaborada por el Inegi.

En su agenda de ayer, la secretaria Sánchez Cordero también inauguró los Talleres de fomento a la lectura, que se realizarán por medio del Fondo de Cultura Económica (FCE) en los estados de Colima, Chiapas, Nayarit y Quintana Roo, los cuales, dijo, son una medida de prevención y reinserción social post penal para los adolescentes. Además, aprovechó para felicitar, a través de su cuenta de Twitter, al presidente Andrés Manuel López Obrador, por su segundo año de gobierno.

A dos años de la más grande transformación y cambio democrático de la trayectoria reciente del país, encabezados por usted, viven la esperanza y garantía de justicia para los mexicanos. Es un privilegio acompañarle a hacer historia, dice parte del mensaje escrito en la red social. En el primer evento, realizado de manera virtual y transmitido por diversas redes sociales,

Anabel López Sánchez, directora general para una vida libre de violencia de Inmujeres México, citó que seis de cada diez mujeres ha vivido una situación de violencia; ocho de cada diez sienten temor de ser agredidas física o verbalmente al transitar por las calles, y que cuatro de cada diez casos de agresiones se registran en la casa.

Con información vía La Jornada

La impunidad juega en contra en el combate a la violencia de género: ONU

Impunidad y desconfianza hacia las autoridades son algunos de los retos que se enfrentan para reducir los índices de feminicidios y la violencia contra las mujeres en entidades como el estado de México, con alerta de violencia de género desde hace más de cinco años, señaló Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en el país.

En entrevista, expuso que a través de la iniciativa Spotlight, que se lleva a cabo en conjunto con la Unión Europea y seis agencias de Naciones Unidas en cinco municipios del estado de México, Guerrero y Chihuahua, se busca fortalecer las investigaciones en materia de feminicidios, capacitar a funcionarios en temas de perspectiva de género y reforzar la labor de organizaciones civiles, entre otras.

Mencionó que lo primero que se ha hecho ha sido desarrollar una metodología para definir un tipo penal de feminicidio homologado para todos los estados, lo que además es una recomendación de la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer para México. Con ello se busca garantizar que todas las entidades federativas investiguen judicialmente todas las muertes violentas con perspectiva de género y a partir de ahí pueda realmente avanzarse contra la impunidad en este tipo de delito, sostuvo.

Sanz Luque destacó que también lo que se ha hecho desde que inició este programa en abril del 2019, y cuya primera fase se tiene previsto concluya en 2021, es una propuesta metodológica para fortalecer las investigaciones específicas desde el sector judicial en materia de feminicidio, identificar las necesidades de presupuesto público para atender esta problemática y la formación de capacidades del funcionariado público.

De igual manera, afirmó, se han identificado prácticas que son innovadoras para la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo en el ámbito escolar y comunitario y también se ha realizado trabajo con nuevas masculinidades con hombres agresores.

La representante de ONU Mujeres en México resaltó que a raíz de la pandemia de Covid-19 se tienen nuevos retos por enfrentar ya que hay un incremento de la violencia en el ámbito familiar.

Con información vía La Jornada